Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
A B C LUNES 29 DE MAPZO DE 1910. EDICIÓN PAG. 4. mentpctún entran las substanchs irc eii les; recordando que caja moscí. pone íiu, de ion huevos, y, por lo tanto, que, segú opina Packart, un solo individuo puede tet rr 125.o ro. ooo de descendientes; obseiían peí 1, que las moscas pueden alejarle r. ndia unlia del lugar donde se hallan, deteniéndose en todas partes buscando alimento j y pmliendo infectar las substancias alimenticias que utiliza el hombre, se comprenderá los verdaderos peligros de estos insectos. El doctor Nash ha hecho estudios concienzudos respecto á la mosca llamada do méstica: ha examinado sus patas y alas, recubiertas de pelitos, que retienen fácilmente ei polvo y las bacterias; ha hecho siem bras con moscas procedentes de las salas de tíficos, obteniendo cultivos de bacilos intestinales, y, sobre todo, en la leche, la cual, contaminada por las moscas, encerraba 00 millones de bacterias por centímetro cúbico, en tanto que la no contaminada sólo contenia medio millón. Atribuyese, por lo tanto, la frecuencia y gravedad de la diarrea infantil en Inglaterra al número de moscas. Excusado es recordar que uno de los medios man eficaces de transmisión del cólera s debido á dichos insectos. Es, pu s, de absoluta necesidad destruir todos los depósitos Je basuras, especialmente los estercoleros. En las casas deben estar las basuras en depósitos cerrados; los alimentos deben estar cubiertos con alambreras, y, sobre todo, es preciso que las madres enseñen á los niños el horror á la mosca, cuya captura constituye un deporte infantil odioso y cruel, pues se les mutila y martiriza con lamentable frecuencia. La? ropas de los niños enfermos deben ser inmediatamente sumergidas en disoluciones antisépticas, evitando asimismo que en las deyecciones puedan depositarse esos peligrosos agentes de transmisión de bolencias infecciosas. De todos modcs, se impone la lecesfáad de lun kif en el amplio jardín de la fábrica, lejos de ¡os almacenes y talleres, un pabeI ón donc c estuvieran recogidos durante el I A TUBERCULOSIS EN LOS NIÑOS elía los niños de las cigarreras En Valen- í, cia y en ITadrid se ha hecho algo en este Examinando Beitzke I.IOO cadáveres sentido, y es lógico que se realice en la her- de los hospitales de Berlín, 199 de recién mosa ciudad de Sevilla, predilecta de los nacidos, y hasta el séptimo año de la vida, Revés, la cual tiene todas las condiciones no existían lesiones tuberculosas. De sieciií latolóficas apetecibles para ser una ver- te á quince años halló un 34,6 por 100 de dadera residencia higiénica. individuos inmunes, y el resumen gloal de A mi juicio, lo primero que hay que ha- niños de cero días á quince años dio por cer es contar con las obreras, convencerlas resultado 13,6 por 100. Deduce de los datos de las ventajas de e ta fundación y, ayudán- de autopsia de los adultos que en las grandolas todo lo posible, convertirlas en direc- des ciudades, el 100 por 100 de los cadáveres está infectado, y puede afirmarse que casi toras y administradoras de la Cuna la mitad de los habitantes padecen En esa junta debieron figurar, como jui- nes tuberculosas, aun cuando éstas infecciono procio saiiievile indican los Sres. Vela y Ro- duzcan la muei te. mán, las señoias de los empleados de la fáEngel ha hecho también autopsias que brica, las caritativas damas de Sevilla, asesoradas por los dignos facultativos que le demostraron que los niños criados por tan generosamente prestan sus servicios en sus madres adquieren cierta resistencia La Gola de Leche y en- el Consultorio de par? la infección tuberculosa. Por fin, Ki. rchner considera la tubercuniños de pecho. Recientemente se ha celebraelo una fiesta popular á beneficio de tan losis en los escolares como un peligro naútil instilación, fundada por el benemérito c. cn- J que importa combatir por todos los doctor D Ciríaco Esteban, asistiendo Sus medios. En 1906 murieron en Alemania Majestades, que han probado siempre su más de diez mil jóvenes de diez á quince años. Cifra que arroja una proporción eie gran interés y amor á la infancia Manos, pues, á la obra; todo se presenta 3 por 100 respecto á niños y 6,6 por 100 propicio para realizarla. Ninguna otra tan á las niñas. necesaria y urgente Cuenten sus iniciado- P ESiNFECCION FAMILIAR res, no solo con nuestra cordial simpatía, sino con nuestro modesto y entusiasta En Francfort se ha organizado una So apoyo. ciedad compuesta ele enfermeras que, impiieilas en todo lo que se refiere á la desinfección, u n á las casas por indicación del médico, ncíirgándo e ele practicar lo quc la higiene aconseja en tales casos: prepaMONUMENTO AL lando lat. disolucio íes desinfectantes y fael aislamiento lo PROFESOR TARNIER voreciendo enfermo, en cuyomás completo posible di tratamiento La Sociedad tiene local El escultor Puech ejecutó un alto relieve no intervienenmaterial de desinfección: probluen honor del ilustre médico Tarnier, que pio y facilita ropas y como jefe de la Maternidad de París, tantc sas, jofainas, recipientes para las muy ú il substancia desinfectantes. Seiía contribuyó á la desaparición de la temiblf establee ei algo parecido en España. LOS NIÑOS DE LAS CIGARRERAS Los distinguidos doctores Román y Vela, de Seviíia, muy queridos amigos míos, han publicado en la Prensa de dicha capital unos interesantísimos artículos encaminados á demostrar la urgencia de estahlecer en ía Fábrica de Tabacos una creche ó sala de lactancia para los niños de las sinroátilas obrei as. En dicho trabajo tienen la bondad de aludirme, recordando lo que tuve el honor de exponer á la Junta provincial de Protección á la Iníancia el verano pasado. Con sumo gusto recojo la alusión y excito a mis lectores á que se interesen por la suerte de los pobrecitos niños de esss mu ijeres, tan dignas de protección. Con el fin de no abandonar á sus hijos, los llevan á los talleres á fin de darles de mamar y vigilarles; pero es cosa probada que el aire impregnado del polvillo de tabaco suele con frecuencia marear ó emborrachar á los pequeñuelos, que palidecen, sufren vómitos y diarreas, pud ¡endo lWnr hasta tener convulsiones. Además, el medio ambiente puede provocar aborto en las embarazadas, de todo lo cual se deduce que es causa de mortalidad avaniil la intoxicación por la nicotina. Grandes y espaciosos son los talleres, y la dirección de la fábrica encomendada al digro Sr. Ouesada, no puede ser más paternal y caritativa. Según me enteré entonces, piensa la Compañía no admitir en lo sucesivo á obreras casadas, á fin de evitar estos nviles; pero acaso esta determinación provocase otre- peores, haciendo á la mujer honrada de peor condición eme las demás. i A LECHE EN COREA El doctor Matignon ha puoncaelo un libro muy interesante acerca ele sus Viajes en el Extremo Oriente, y refiere que en Corea, lo mismo cjue en China, no se bebe casi leche por una preocupación que existe en dichos pueblos. Créese que si un niño sv cría por medio de una vaca ó cabra se convertiría en primo del animal. La única personalidad que bebe leche en Corea es el Rey; pero como no se puede tocar ni á la regia persona ni á sus alimentos, el ordeño de una vaca es una operación difícil, toda vez que no les es dado á los servidores ordeñar con las manos al animal. j Atan á este fuertemente por testuz y pa tas, y con unas- pinzas de madera comprimen las ubres, siendo muy difícil recoger un litro de líquido. fiebre puerperal con sus acertadas meelidas de desinfección y saneamiento. Representa el grabado una madre joven que besa á su hijo recién nacido, y al lado se ve una incubadora que conserva la vida de un pequeñrelo que vino al mundo antes de término. El doctor Tarnier fue uno de los médicos que más contribuyeron al progreso de la puericultura en Francia ¡INTERESA: A los señores fotógrafos de profesión y á los aficionados que envíen á la Redacción de A 3 S fotografías sobre algún asunto de interés y de palpitante actualidad s e l e s abonará OIEZ PESETAS por cada prueba qne publiquemos, Al píe de cada fotografía se indicará el nombre de su autor. iwi! n- rT ir mlMaffBTrrnirTi- i ii tr- r imrn- m mm- ír- TYl -n- Mitnii imítrn I M- l í l n n unTM nitiTirrtnn n- iirnr urmmnr- ri- -n ti n -re? r