Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
DE TODO EL DO, POR CORREO, CABLE TELÉGRAFO Y TELÉFONO DE TODO EL MUN DO, POR CORREO, CABLE, TELÉGRAFO CAMPAÑA CONTRA LAS ESCUELAS LAICAS MITIN CELEBRADO EN EL SEMINARIO DE SAN JOSÉ, EN BURGOS, EN EL MOMENTO DE HACER USO DE LA PALABRA EL CONDE DE LAR 1 Z Fot. Vadillo DE NUESTRO CORRESPONSAL A B C EN LONDRES EJL PRESUPUES- El cable habrá dado á VFTO conocer seguramente á TO YcLVEfO l o s e c t o r e s d e A B C sos planes del Gobierno expuestos por mísEer Asquith en la Cámara de! os comunes; por consiguiente, y en vista de esas declaraciones del jefe del Gobierno, habrá algo de calma. Pero esta calma no será más! que provisional, pues el día 29 del actual es la fecha fijada por el propio Mr. Asquith para dar comienzo al ataque á la Cámara de los lores. ¿Qué será del presupuesto revolucionario de Mr. I,lo yd George? Esta es la pregunta que se hace la Prensa inglesa, pues antes de hacer referencia al veto le interesa conocer la suerte de los proyectos financieros del Gabinete. TJn diputado irlandés, con el que hablaba yo ayer tarde acerca del porvenir del presupuesto, me decia: El presupuesto me recuerda la historia de dos hombres que cogieron un conejo y que discutían la manera mejor de matarlo y de guisarlo. Cuando ya se habían decidido, el conejo se les escapó, con gran estrañeza suya. Esta será una explicación muy irlandesa; pero no hay que olvidar que los irlandeses, lo mismo que los andaluces, son personas sobradas de buen humor. Mientras tanto, Inglaterra se encuentra en una situación financiera bastante embarullada. El año económico que termina á fines del mes actual debía producir 163 mi llones de libras esterlinas de ingresos; pero, según las últimas estadísticas, estos ingresos apenas serán de 120 millones, lo cual producirá un déficit de 43 millones. Esto hace creer que el Gobierno se verá obligado á hacer la necesaria nivelación á costa de las garantías del Tesoro. Si esto, como se espera, es exacto, las intenciones de los gobernantes son claras: no presentar el presupuesto al Parlamento, seguir tomando préstamos y dar lugar á que la Hacienda nacional caiga en un estado de confusión indescriptible y sin ejemplo en los anales financieros de la Gran Bretaña. ¡Tal es la política ideal del Gobierno liberal de Mr. Asquith: En cuanto al veto de los lores, proponese el Gobierno presentar en la Cámara de los comunes una serie de resoluciones recu- rriendo así á un procedimiento que no había sido empleado desde los tiempos del Gabinete Gladstone. Es necesario advertir que estas resoluciones no tienen la fuerza de una medida legislativa; sólo representan la opinión- de una mayoría de la Cámara, y después de haber sido presentadas por el primer ministro, discutidas y votadas, pasan á los lores, quienes pueden negarse á discutirlas y á adoptarlas. Si estas resoluciones fueran aprobadas (que no lo serán) entonces no ocurrirá nada; pero si no lo son, el primer ministro puede pedir al Rey las garantías de que tanto se ha hablado, y estas garantías consisten en obtener del Soberano que cree el número suficiente de lores para que les resoluciones sean aprobadas. También pudiera el primer ministro; á ejemplo de lo que se hace en Suiza, someterlas á un referendum. Paedoasegurar. sin embargo, que Mr. Asquith no recurrirá á ninguno de los dos procedimientos, porque entonces emprendería una lucha estéril con la Alta Cámara, y su política intransigente no consiste en introducir un elemento democrático en la Cámara de los lores, cosa á la que los consei