Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
A B C LUNES 14 DE MARZO DE 1910. EDICIÓN i. PAG. Otra vez entra inmejorablemente, y deja inedia superior. (Ovación. ¡Bien, Sr. Andrés! ejor mozo que los anteriores fue el quin to, que también tenía el pelo negro. Infante dio unos lances, sin lograr despegarse al toro nunca. Seco y duro fue el toro en las tres varas primeras, y luego se hizo tardo, para en conjunto tomar cuatro puyazos, por tres tumbos y dos cadáveres. García Carrillo tiró un palitroque con el decidido propósito de no tener rozamiento alguno con los pitones. Chiquito de Madrid halló al toro que por momentos se hacía de cuidado, y con valentía llegó, quizá más de lo debido, á dejar un par desigual. Ambos repitieron, mejor el Chiquito. Pocos pases, sin confianza, de Infante, y saliendo á susto por trapazo, para un pinchazo de lejos. Otro, con persecución, de compromiso. Otro pinchazo contrario, saliendo empuntado por la faja. Otro pinchazo delantero, media perpendicular, otia media con idea de asegurar, sin conseguirlo, y á la media vuelta, y más de media delantera con mucha habilidad, de la que cayó el portugués. C l que cerró plaza era negro, buen tipo, con morrillo gordo y corto cuello. Tipo de la raza de Muruvejmro. Este toro resultó bravo, el más bravo de todos, y en buena lid tomó siete puyazos por tres tumbos y dos defunciones. s Nada notable en palos. Noble llegó el toro á manos del Cortijaao, y el hombre pasó y repasó sin castigar gran cosa, pero escuchando oles, y acometió bien al volapié con una estocada hasta la mano un poco caída é ida. T Otra inedia tendida en lo alto, sin bajar la mano izquierda. Otra trasera y contraria, y se aeabó la fiesta con un descabello. disgusto. Este lo para con muclia valentía y coloca media estocada algo perpendicular; sigue confiado y repite con una entera un poco baja. Cuarto. Al abrirse los chiqueros sale ai redondel un toro, y seguidamente otro por el callejón, siendo verdaderamente milagroso que no ocurriesen desgracias. Los cabestros cumplieron su misión. Después sale un novillo colorao, con el núm. 13 marcado en los faldones. Charol pone dos buenas varas, que se aplauden. Toma el morito tres más, poniendo á los espadas en los quites en grave apuro. Vacuna y Bonifa parean bien, oyendo palmas. Sarmiento se dirige al bicho y torea con bastante ignorancia. Al herir sale volteado. Repite con media y sale otra vez por los aires. Luego es nuevamente cogido y pisoteado, y, por fin, dobla el morito. ¡Cuántas emociones! Quinto. Jabonero. Merino quiere lancearlo, y el toro se le cuela. Se declara buey el jabonero y es condenado al fuego infamante. Recibe los cohetes uno á uno, hasta cuatro. Sarmiento, al marcar el primer pase, lleva el primer susto. Entra luego á herir de cualquier modo y marca un pinchazo. Sigue una faena pesadísima, y cuando oye el segundo aviso entra de nuevo y sale cogido y pisoteado. Se retira al hule y Merino remata la res de media muy bien puesta, previ un pinchazo. Sexto. Negro y manso. Mermo lo quiebra de rodillas con gran limpieza, oyendo una ovación. No qaiere el torito pelea, y se repite la pirotecnia. Merino, con gran valentía, lo para tranquilo y señala un pinchazo, saliendo rebotado, sufriendo en la cara un pisotón del enemigo. Luego, con grandes arranques, coloca todo el acero en lo alto, saliendo la res patas arriba. (Ovación. Resumen: toros, de todo, abundando los mansos. Bregando y banderilleando, Bonifa, que ha ejercido de salvador toda la tarde. De los montados, Alcalaíno y Charol. De los maestros, Merino (Montes II) que ha consolidado la buena fama que en la última adquirió. Y hasta la próxima. p l espada Recajo sufre uaa fuerte contu sión en la región inguinal izquierda. LA CORTEEN SEVILLA POR TELÉGRAFO DDMl? i 0, l 3 2 T, p l Sr. Canalejas levantóse á las seis de la mañana y estuvo largo rato despachando en unión de su secretario y el áe Su Majestad. Después recibió al secretario del gremio de taponeros, quien le pidió que se oponga al impuesto que pretende crear Italia imponiendo 30 liras por cada cien kilos. Canalejas prometió estudiar el asunta, porque tiene verdadera gravedad, pues supondría la muerte de la industria taponera. C orolla estuvo toda la mañana con el Rey, -á quien está haciendo un retrato. Barrera obtuvo interesantes fotografías, una de ellas de S. M. con traje de coronel austriaco. La Reina estuvo en el domicilio de damas catequistas, donde fue obsequiada con ra mos de flores. Los obreros cantaron un himno. Un individuo imitó con la boca el sonido del fonógrafo. La Soberana rió mucho la ocurrencia. k 3 7 V. lAespués de celebrar durante el almuerzo una detenida conferencia Sf M. el Rey, el Sr. Canalejas y el general Aldave, decidió el presidente del Consejo regresar esta noche ó. Madiid en el tren expreso. a llegado el almirante Sr. Viuiegra para ofrecer sus respetos al Monarca. Con igual motivo se espera al general Marti tegui. Se ignora de u n modo oficial la íecha en que terminará la jornada regia. an cumplimentado al Sr. Canalejas to das las autoridades, entre ellas el arzobispo, que salió en unión del presidente para visitar las obras que se están efectuando en una de las puertas de la catedral. c a el Ayu, Lamiento, y bajo la presidencia del alcalde, se han reunido los principales elementos de la capital para ocuparse de la Exposición hispanoamericana. Se acordó ofrecer al Gobierno tres millo nes de pesetas, y más si hiciese íalta. para la realización del proyecto. Una. comisión de estos valiosos e emen tos solicitará del Rey una audiencia para recabar su apoyo. Terminado el acto se trasladaron los allí reunidos al Gobierno civil, siendo recibido por el Sr. Canalejas. El alcalde expuso el acuerdo que en la reunión celebrada momentos aatessehabía tomado, y el Sr. Canalejas ofreció ocuparse de ello en Consejo de ministros. También el Sr. Borbolla rogó al presidente que se concediera á Sevilla la Exposición, basándose en la prioridad de la petición hecha, ea la historia y en el hermoso clima que aquí se disfruta, del que están encantados los Reyes. En tono humorístico contestó el Sr. Canalejas, diciendo que esa innegable bondad del clima había hecho que los sevillanos uvieran secuestrados á los Reyes. Los Sres. Montes Sierra y Cañal argumentaron en pro de la concesión. El Sr. Canalejas ofreció estudiar detenidamente el proyecto y dio grandes esperanzas en el sentido favorable que se desea por todos. La despedida fue entusiasta, dándose vivas al presidente del Consejo. Luego visitó eu unión del alcalde sitios en donde se proyectan hacer reloiiuas ¿á la capital. X- v- -V EN TETUAN Ceis novillos- toros de la marquesa viuda de Cullar para los espadas Sarmiento, Recajo y Merino (Montes II) Tarde fría y entrada más que regular. Primero; negro y corto de pitones. Sarmiento veroniquea sin lucimiento alguno. El torillo se huye á los piqueros y luego acepta varias sangrías, despotricando un penco. Bonifa y Vacuna colocan tres pares para Salir del paso. Sarmiento, sobre tablas, toma de muleta al enemigo. Entra al hilo de ellas y cobra nna buena estocada, saliendo por los aires. (Aplausos por la estocada, no por salir por los aires. Segundo. Negro también, pero con más presencia y más pitones, x Recajo se abre de capa, y sale por pies; luego es cogido al hacer un quite al Alcalaíno. Toma el novillo cuatro puyazos y diseca ana sardina. Llega avisado á banderillas el tnorito, y áespués de no pocos apuros, los rehilete 2O S logran adornarlo con dos pares y medio, ano muy bueno de Manuel García. Recajo toma al toro con la izquierda y larga un pinchazo malo. Sigue con pesadez y entra á matar otra vez, saliendo cogido, volteado y vuelto á recoger del suelo; el estoque quedó bajo. Es retirado á la enfermetía. Sarmiento termina con la res de media que. mata. Tercero, negro. Merino abre el petcal y ¿ale apurado al tercer lance. Después de tomar el moracho tres puyados, salta por frente a ¡1 y mete toda la cabeza eíi los tendidos. Mal bando 1I1 io por los niños, llejja á ruanos de Merino en condiciones de dar un DE MEL 1 LLA DE NUESTRO SERVICIO ESPECIAL EOMJNGO, 1 Z, ION, J a venido á la plaza el general Muñoz Cobos para conferenciar con sus com? pañeros Arizón y Sotomayor. El martes regresará el general Larrea con la Comisión topográfica, que ha terminado ya sus trabajos en Cabo de Agua. Pasarán por la Restinga, recorriendo detenidamente el mismo camino que siguió el general La- rrea, siendo coronel, en las operaciones de Septiembre. 1 En el campamento de Nador, dos indígenas trataron de sorprender al centinela Lorenzo Pérez, del regimiento de Wad- Ras que prestaba servicio de avanzada. El cen titíela dióles el alto; entonces los moros dis pararon los fusiles, hiriendo al soldado y huyeron. Inmediatamente salieron fuerzas en se persecución, pero no pudieron darles alean ce por la obscuridad de la noche. El herido fue traído esta tarde al hospital La Policía indígena practica gestiones Dará capiuiarálos agresores.