Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
A B C VIERNES n DE MARZO DE 1910! EDICIÓN a. PAG. 5. ¿liento de la ley y el respeto á la autoridad. Pocos sucesos. Ni la casualidad de un Como los niños díscolos se rebelan á la ac- atropello de automóvil. ción del maestro, nos rebelamos nosotros, Por la noche, beneficio de la Pérez de hombres hechos, á la acción del gobernante. Vargas en la Comedia y estreno de Juventud He citado al comienzo de estos artículos las depríncipe, que gustó; pero más aún la be palabras de Kant, que nos reprocha esta se- neficiada. ¡cular indisciplina nuestra; veía bien en nosY clausura del Real con El oto de! Rhm, otros, desde lejos, aquel glorioso viejecito pero no con el de la taquilla... que jamás en su larga vida salió de los muros de su ciudad. Un gobernante íntegro, PROCESO SENSACIONAL iecto, inflexible, necesita, entre nosotros, juna gran dosis de abnegación. Necesita constantemente pensar en su pueblo, y no perder la fe ni en sí mismo ni en su pueblo. LA CONDESA La obra que en España hay que realizar es TARNOWáKA formidable. ¿Habrá que volver atrás ochenPOR TELÉGRAFO ta ó cien años, y comenzar la reconstrucYENECIA, 1O, 7 T. ción nacional desde el punto en que un rey J a continuado hoy la vista del proceso absolutista abdicó en la frontera? No pensemos en fantasinagotías ni en por el asesinato del príncipe Kamaquimeras; amemos con todas nuestras fuer- rowski. Ha proseguido Prilukow su declaración, zas todo el espíritu moderno, todas las nueVas modalidades de la ética, todas las nue- confesándose otra víctima de la condesa r a s fórmulas del Derecho. Pero pensemos Tarnowska. Esta le dijo que había impulsado á Nau que nada de esto se puede realizar, -que no ES posible edificar ninguna obra seria y inow á matar a) príncipe con la promesa de durable si no ponemos antes una base fir- casarse con él; pero su plan era otro. Nauinow sería denunci- ado apenas cometae, inflexible, fuertemente sólida, de orden social, de autoridad, de respeto á la ley, tiese su crimen, y entonces ella, con quien de cumplimiento estricto é inexorable del se casaba era con él, con Prilukow. Este, seducido por tal promesa y obede ¡Derecho. Esta obra es la que ha com enzado á realizar el partido conservador, dirigido, ciendo ciegamente sus instrucciones, siguió inspirado, alentados por D. Antonio Maura. paso á paso á Naumow hasta el sitio y el Obrero entusiasta y fervoroso de esta obra momento de cometer el crimen para dela es el Sr. La Cierva. 13,1 lector ha visto ya lo tarle después. -No debo ocultar- -agrega -que varias que se ha realizado. Mucho de eso necesitaría para su eficacia, para su perdurabili- veces estuve decidido amatar por mi propia dad, una continuación de otros hombres, mano á Kamarow ki. Tan irresistible inf ¡u; de otro partido, animados por el mismo es- jo ejercía sobre mí la condesa. También hj. sido interrogado acerca de la píritu. Diez años, quince años de esa labor Itenaz, persistente y patriótica, ¿qué harían responsabilidad que puede atribuirse á la condesa, considerándola ó no como una dejjle España? generada, toda vez que los jueces austríaAZORIN cos y aun los italianos la consideran como una sádica. Prilukow dice qYie era una mujer que practicaba las fantasías más extrañas. Se Jpué ayer un jueves musical, en sol menor y complacía en estrujar entre sus dedos los- con gotas. Apenas le vimos el pelo á cigarrillos encendidos. á Naumow, les hacía A Prilukow, JFebo, y á última hora cayó un chaparrón una especie de como en los brazos, bortatuaje ara matar el polvo. la Tuvimos en Madrid á Paraíso, el popular dándoles con un alfiler sus iniciales en de aragonés de tan felices iniciativas. Va á piel y echando sobre las heridas agua Marruecos, pero seguramente con el firmí- Colonia. sé- -ha dicho el declarante- -si lo- -Yo no i situó propósito de ser un huésped más lige- hacía por desinfectar las picaduras ó por 10 que los que Mairueeos nos envía. Y eso me dijo que Paraíso en país de moros debe produ- aumentar el dolor. Algunas veces el verme que la producía placer inmenso cir el delirio general. ¡Ellos, que tienen de sufrir. ahorna la promesa de un Paraíso! Confirma Prilukow que cuando Naumow Visitó nuestra casa el ínclito Marina, y le y éste, moribunvitoreamos y le aplaudimos. Ya que no disparó contra el príncipe mata usted, Naui pudo ser en la calle cuando entró en Ma- do, le dijo: ¿Por qué me mow? -éste contestó como sugestionado: drid... Para que no se case usted con María. Regresaron de Sevilla los Príncipes japoEsta manifestación, que confirma neses que fueron á ver al Rey. Y hasts Je homicida, ha fortalecido la opinión la del gene encontraron. El Jurado absolvió al casado con dos mu- ral de que el joven Naumow procedió sufunesta condesa. jeres. Esas cosas del corazón llegan al de gestionado por la durante la declaración de Esta, que lloró todo bicho viviente. A la Casa de la Villa fueron los tablaje- Naumow, ha permanecido hoy impasible Prilukow. ros á contar sus cuitas al alcalde. Necesitan cuando declaraba despertando vivísimo inEl fque les quiten muchos impuestos y que les terés. juicio sigue óen la luna de propina para no cerrar sus establecimientos. También los peseaderos lueron á la Alcaldía con lamentaciones. 1 Está de enhorabuena la Sociedad VegetaFIESTA DE PRENSA riana. En el Español, concierto Vela, y un ver- J S a aparecido en varios periódicos, A B C dadero éxito para el joven tnúsico leonés entre ellos, la noticia de que, como Sr. Villar. ¡Vaya con los leoneses triunfan- demostración de solidaridad profesional y tes! Anteanoche, Merino; ayer, Villar. ¡Y testimonio de la satisfacción que lps perioluego se dirá que no es tan fiero León como distas todos sienten al ver á distinguidos compañeros honrados con la confianza del sla gente lo pinta! Surgió la primera protesta contra el con- pueblo en el seno de las Corporaciones pocurso municipal del saínete, Otro saínete, pulares, y con la de la Corona y del Gobierno en los más altos cargos al servicio del óues. La política, buena, gracias. Weyler, con- Estado, organizase un banquete en honor siento, Canalejas, satisfecho, k i conlena, y de... (aquí vanos nombres ilustres y queridos todos) encasillado á todo Sentimos disentir de la idea por varias razones: la primera, porque odiando tomo odiamos la política profesional y amando como amamos el periodismo profesional, ese nuevo perjuicio tenemos que cargar en cuenta á la política: el que nos arrebate á estimados y estimables cofrades. Fuera de que en algunas listas publicadas hay omisioneslamentables y no justificadas, entendemos qne si alguien puede regocijarse con la conquista de tales valiosos elementos es la política, y quienes deben festejarlos, los políticos. Para ellos es la adquisición; para la Prensa, la pérdida; ellos deben alegrarse; nosotros, sentirlo. ¿Quién puede dudar, por ejemplo, que Francos Rodríguez merece la Alcaldía de Madrid, merece mucho más, y que cualquier cargo por él desempeñado será honrado sólo por ser Francos quien lo desempeñe? Y, sin embargo, por legítimo orgullo, por noble egoísmo, deploramos que la Prensa haya perdido personalidad tan insigne. Y quien dice Francos dice Gasset, y Mellado, y Burell, y Comenge, y cuantos se citan y cuantos no se citan, como Sánchez Guerra, y Cañáis, y Antequera, y Quejana, etc. Por eso disentimos, lamentándolo mucho, de la idea de esa fiesta. EL GENERAL MARINA EN A B C h yer tarde honró nuestra casa con su p ¿3 sencia el general Marina, acompañado de su esposa, la dama distinguida y virtuosa que en Melilla fue el ejemplo más vivo y constante de caridad y abnegación. El insigne soldado, hurtando tiempo á las múltiples atenciones que le embargan, no ha querido dejar transcurrir más días de su estancia en la corte sin visitar la Exposición que á beneficio de ios inválidos de la guerra hállase instalada en el salón de Durante largo rato examinó las obras donadas por los artistas para tan patriótico fin, y señaló una puja en el apunte de Mo- relli que simboliza la página gloriosa dei Taxiirt. E interesado en el éxito de la ini- ciativa, preguntó detalles y elogió con calurosa expresión el pensamiento, que ha de llevar un porvenir de paz y de tranquilidad al hogar de los que derramaron su sangre por la patria. El ilustre general tuvo también frases muy halagüeñas para la Prensa, que constituyen para nosotros una preciada ejecutoria. Los corresponsales en la campaña- -nos decía- -y los periódicos en Madrid, supieron apreciar los momentos dificilísimos de los primeros días, y supieron levantar el espíritu público y corroborar el del Ejército, de tal suerte, que en buena parte corresponde á los periodistas la victoria. Sin su concurso oportuno y atinadísimo, el decaimiento del ánimo nacional hubiera sido un factor desdichado. Han hecho ustedes, pues, una gran obra patriótica, porque han coadyuvado muy directamente al éxito de España y al engrandecimiento del Ejército. Yo, mejor que nadie, he podido apreciar ese efecto, y si mi reconocimiento vale algo, conste que lo guardo muy fervoroso para con la Pren- J sa, como español y como militar. Y á estas palabras agregó otras, recordan- do detalles de la campaña periodística, que recogimos con legítimo orgullo por la parte que nuestro modesto esfuerzo haya podido significar. Los señores de Marina recorrieron luego nuestros talleres, deteniéndose en to as las secciones. Por ventura, en aquellos mementos entraban en nuestras naves, para realizar una de las visitas de enseñanza con que 1 frecuentemente nos honraa. log Centros doBlanco y Negro y A B C. MADRID AL DÍA