Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
A B C VIERNES n DE MARZO DE 1910. EDICIÓN PAG. LOS ALUMNOS DEL COLEGIO DE SAN MiüUEL EN LA VISITA QUE AYER TARDE HICIERON A LOS TALLERES EN QUE SE EDITAN LOS PERIÓDICOS DE LA SOCIEDAD PRENSA ESPAÑOLA Fot. Rivero UNA VISITA A LOS TALLERES DE A B C sti país y ganado una corona Real sin efusión de sangre. La opinión d Turquía en los actuales acontecimientos puede resumirse por las declaraciones que uno de sus hombres de Estado ha hecho al periódico turco Jasvin La posibilidad de una guerra es tomada en consideración desde algún tiempo: en mi sentir, no hay un hecho nuevo que haga nacer esta idea. Los incidentes de frontera se producen desde hace mucho tiempo y no tienen más gravedad que antes; no pueden por consiguiente, ser considerados como preliminares de hostilidades. En cuanto á Grecia, tampoco, á pesar de su estado crítico, hay nada que aumente l -s probabilidades de una guerra. La situación general me parece satisfactoria; pero si ¡a guerra estalla, la nación y el Gobierno cumplirán su deber. Y comentando estas declaraciones, el citado periódico añade: Esta opinión es sensata y creemos en ella. Los búlgaros, imitando á Grecia, han alcanzado maestría en Bluffs, y quieren presentarse como seguros del resultado de las hostilidades. La visita del rey Fernando al Emperador deRusianotienela importancia que se le atribuye. La impresión general es la de que, en caso de guerra entre Turquía y Bulgaria, los búlgaros serían aplastados, y Sofía sería ocupada desde el primer choque. En fin, los peligros de guerra no son tan inminentes como se cree; hay en el horizon te más Bluff que realidad. JAUMET EFFENDJ LA OBRA DE UN MINISTRO VIII REVÉ EPILOGO Mi tarea ha terminado. Como habrá visto el lector, la obra del Sr. La Cierva es un conjunto armónico que abarca desde el edificio en que el ministro trabajaba hasta ¡as más lejanas y complicadas materias de su incumbencia. Su acción personal se ha extendido á todo. Ahora había que enlazar la política del ministro de la Gobernación con la política general del presidente del Consejo, D. Antonio Maura. No sería posible realizar una obra como la realizada por el Sr. La Cierva sin un presidente como el señor Maura; á su vez, seria imposible una presidencia como la del Sr. Maura sin una voluntad firme, sin una perseverancia y sin una alteza moral que se impusiese, como se ha impuesto el Sr. Maura, á una masa de hombres y formar de ellos un partido entusiasta, compacto, disciplinado y numeroso. Lo he dicho muchas veces: el problema de España no es un problema de libertad ó de reacción. Las ideas- -decía Goethe en sus conversaciones con Eckermann- -no son liberales en sí: son justas, claras y esactas, ó, por el contrario, no lo son. España es un país en elaboración; se puede decir, echando una ojeada por nuestra historia, que nuestra patria no ha estado jamás seriamente constituida. Hubo en los comienzos del siglo xvi una época de vitalidad y de esplendor. Dieron esta vitalidad á nuestro país los descubrimientos, las conquistas las guerras exteriores. La ráfaga pasó bien pronto; pasó dejando como rastro espléndido en nuestro suelo iglesias y palacios. Jo- Eikiar: fi ha dicho que este período de esplendor fue como un relámpago Se inició rápidamente la decadencia. ¿Podemos considerar este momento histórico como una constitución sólida y honda de un país? Constituyen el carácter español una mezcla de bravura, de generosidad y de indisciplina. El fondo más fuerte y esencial de nuestro ser es un feroz y selvático individualismo. No sentimos la solidaridad social y el respeto á lo estatuido. No consideramos la ley y lainstitución política como una obra en que todos hemos de colaborar con nuestro estudio y con nuestro respeto. No nos sentimos ligados al pasado. El espíritu de las cosas, que ha ido formándose lentamente, á través de los siglos, coa los esfuerzos de tantos antecesores nuestros, no encuentra en nuestro espíritu un eco de amor. Soc contados los que ante el paisaje, en una vieja catedral, en una calleja de pueblo, ante un lienzo de un gran pintor, sesienten conmovidos y piensan en la honda solidaridad, en la larga cadena de causas y concausas que une, desde el fondo de los remotos siglos, á aquellos hombres, nuestros padres, con nosotros, sus descendientes. Se impone en nuestro país una fuerte acción educadora. Es educación la obra lenta y callada del maestro de la escuela; es edu cación la obra del gobernante que con firmeza inquebrantable impone el cumpli- vellanos, en su Informe sobre la ley Agraria, TlIHliritliWBiHIllirninrW 1 BTr nnnrmnr- mr TmnimiríimurEí niimutirmirri ti ti rnrit- mrnnm