Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
r A B C J U E V E S 10 D S M A R Z O D E 1910. E D I C I Ó N J. P A G 9. Se SUS padres ó de las personas que para el Efecto hagan sus veces será castigado con prisión correccional en sus grados mínimo y medio -Este matrimonio ilegal- -dijo el mencionado Sr. Vicéns- -lo realizó D, Eloy Casas; jai defendido le auxilió, cooperó á su celebración; luego realmente debe ser considerado como cómpl ce y penado con dos meses de arresto. El letrado de Valero hizo suya la misma teoría, coincidiendo también con aquél en que los culpables debían ser indultados, toda vez que el padre del Sr. Casas había aprobado el matrimonio contraído al poco tiempo de su celebración. La Sala retiróse á dictar sentencia, y tras detenido estudio de la cuestión impuso á los procesados Cachero y Valero dos años da prisión correccional, considerándolos autores déla celebración de un matrimonio ilegal. La lectura de la sentencia produjo excelente efecto en el auditorio. N CASO DE BIGAMIA La vista del proceso g i áo por bigamia contra Ernesto Martín Mont Mtí t la continuó en la tarde de ayer con los Informes del fiscal, Sr. Laliga, y del defensor, Sr. Muñoz Torroba. Ambos estuvieron muy elocuentes. Hoy habrá veredicto. UN PASANTE LAS FUERZAS DE INGLATERRA REORGANIZACIÓN DcL EJERCITO INGLES POR CABLE LONDRES, 9 2 TV A l someter á la aprobación de la Cámara el presupuesto de Guerra, el ministro, Mr. Haldane, ha hecho declaraciones interesantes respecto al servicio aeronáutico del Ejército inglés. Anuncia el ministro la creación de un Cuerpo de aeronautas semejante al que existe en Alemania, y que los nuevos edificios del servicio de construcción de globos sn Aldershot serán cuatro veces mayores ¡gue los existentes en la actualidad. Hab ando del nuevo ejército de defensa denominado ejercito territorial; el minisSxo ha manifestado su satisfacción por el gran número de voluntarios que ha entrado en sus filas. Esta milicia sumaba en el pasado mes un contingente de 276.000 hombres. El ejército regular cuenta igualmente con el número necesario de reclutas. En las maniobras de los territoriales tosnará parte este año un regimiento canadiense. Por lo que se refiere al ejército expedicionario, Inglaterra puede movilizar en el acto cinco divisiones de Infantería y una de Caballería para el servicio de Ultramar. 1 LA CORTE EN SEVILLA POR TELÉGRAFO MIÉRCOLES, 9 5 T. cojines de terciopelo para que los Reyes se arrodillaran. Se colocaron á la derecha los reclutas por orden de antigüedad de los respectivos Cuerpos, y el frente lo constituían las fuerzas de á pie; el flanco izquierdo, la Artillería y los Lanceros. Cerca de las nueve y media, las bandas de música anunciaron la llegada del Monarca, que iba precedido por los batidores de la Escolta Real. Vestía el Rey el uniforme de Húsares y ostentaba la banda de una Orden japonesa. Le acompañaban el barón de Casa Davalillos, el conde de Aybar, el caballerizo señor Dorado. el capitán general Delgado Zalueta, el conde del Serrallo y el Estado Mayor. Don Alfonso recorrió el cuadro revistando las fuerzas y se colocó después en el centro, esperando que llegasen la Reina, los Príncipes japoneses y los de Bittenberg. A las diez y cuarto, en tres carruajes, llegaron los personajes japoneses, vistiendo el uniforme de gala de la armada de su país. Acompañaban al príncipe Fushimi el conde del Serrallo y el duque de T Serclaes. También llegó el séquito de los Reyes de España, compuesto del mayordomo de semana conde de Saint Claude y el gentilhombre Sr. Armero. Al propio tiempo, en otro carruaje llegó la Reina, que vestía lujoso traje azul Prusia y abrigo negro, acompañada de la princesa japonesa, que vestía traje salmón obscuro. Seguía la escolta Real. Tomaron asiento S. M. y S. A. en la tribuna, empezando la misa, que dijo el teniente vicario castrense Sr. Salado. El momento de elevarse el Santísimo resultó solemnísimo, quedando en pie entre tanto los Príncipes japoneses. Terminado el Santo Sacrificio se adelantó la bandera del regimiento de Soria, tomando el juramento á los recluías el gobernador militar, D. Ricardo Contreras y Montes. Después se colocaron en líneas las. banderas y los estandartes de los respectivos regimientos, desfilando ante ella los reclutas, besando la cruz. Terminada la jura se trasladaron la Reina, los Príncipes y sus séquitos á otra tribuna levantada en la glorieta de San Diego, que estaba adornada con tapices y trofeos militares. Al lado del coche de la Reina marehaba el Rey, que se puso á la cabeza de las fuerzas. Al pasar ante la tribuna quedóse el Rey á la derecha de ésta presenciando el desfile. Este lo hicieron lis fuerzas de á pie en colujana de honor, vitoreando á los Monarcas al pasar delante de ellos. Los regimientos desfilaron por el siguiente orden: Soria, Granada, ingenieros y los reclutas de Artillería, Caballería y Administración Militar; fuerzas montadas de Artillería, y los Lanceros, hiciéronlo á galope largo. El orden fue perfectp, quedando el Rey muy satisfecho del acto. Este ha resultado muy brillante, contribuyendo á su esplendor la presencia de todas las autoridades y un gentío enorme, que no ha cesado de vitorear al Rey. No ocurrió el menor incidente, e banquete de gala dado en el Alcázar en: l a honor de los Príncipes japoneses terminó después de las tres. La mesa había sido adornada con tanta riqueza como exquisito gusto. Vestía el Monarca uniforme de almirante, con banda, Sentáronse á la derecha de S. M. la princesa Fushimi, el príncipe Leopoldo de Battenberg, la condesa del Serrallo, el ministro del Japón y el presidente de la Audiencia. Y á la izquierda del Rey, la dama de la Princesa imperial, el capitán general de esta región, un ayudante del príncipe Fushimi, el comandante de Marina de este puerto y el presidente de la Diputación. Tomaron puesto á la derecha de la Reitta el Príncipe japonés, el almirante, la duquesa de San Carlos, el jefe de la Casa de los Príncipes, el gobernador militar y el alcalde; y á ia izquierda, el príncipe Alejandro, la con desa de Salamanca, el arzobispo, el gobernador, el teniente hermano mayor de la Maestranza, los marqueses de Villapanes y Viana y el general Echagüe. La banda de música del regimiento de Granada ejecutó durante el banquete el pasodoble La Giralda y trozos de las obras La Tempranica y La república del amor. Después D. Alfonso acompañó á sus augustos huéspedes á visitar la parte árabe del Alcázar y los jardines. Los Príncipes japoneses fueron despedía dos por el Rey en el patio de la Montería, MIÉRCOLES, 9 1 0 I os Príncipes japoneses han salido para Madrid en el expreso de esta noche, siendo despedidos en la estación por, las autoridades. A la Princesa ofreció el alcalde un precio so ramo de flores. el de Tablada se ha celebrado p n estacampo la tirada extraordinaria que tarde la Sociedad Tiro de pichón había ofrecido al Rey. Tomaron parte 37 escopetas pertenecien tes á las Sociedades de Huelva, Terez y Sevilla. El príncipe Leopoldo se inscribió sin opción á premio. La tirada consistía en doce pájaros, coa la condición de que tres ceros excluían, A la octava vuelta quedaron el Rey y los Sres. Camino y D. Manuel Arroyo, González Parejo, Miura, Tassava, Castillo y García En el onceno pájaro quedaron solos el Monarca y el Sr. Castillo. Como ambos errasen, se convino en que entraran nuevamente los que sólo tuvieron un cero. Don Alfonso erró luego y quedó excluido, continuando la lucha los Sres. Abaurre y Arroyo, que resultó, por fin, vencedor, recibiendo del Rey su felicitación. Durante la tirada conversó el Monarca con el Sr. Tejero, de Huelva, pidiéndole su opinión sobre ia conveniencia del proyecta do muelle de la Rábida. El Sr. Tejero dijo que debía construirse, pues así se daría importancia á muchos pueblos de la provincia, porque en el muelle de ííuelva no pueden darse facilidades á los embarques. El Rey puso mucha atención en el asunto, p l Rey ha recibido un despacho del Em perador del Japón agradeciéndole las atenciones tenidas con los Príncipes. Don Alfonso ha contestado muy expresl- vametvte. MIÉRCOLES, 9 12 1 j l a mañana está nublada y con una niebla espesa que envuelve el prado de San Sebastián. Cerca de las nueve empezaron á v llegar las fuerzas para jurar la bandera. Los regimientos eran: el de Soria, Granai da y tercero mi xto de Ingenieros, que formaban la brigada al mando del general don Eladio Salvat. Formaban otra brigada el 1. montado ae Artillería, los Lanceros de Villaviciosa y fuerzas de Administración Militar, al raan 1 do del general López Domínguez, las cuales dieren f. ents si altar, adornado con flores y tap. csd propiedad d ¿ia Real C aSa y jj os Príncipes japoneses regalaron, antes de marchar, una hermosa petaca de carey á cada uno de los. Sres. Echagüe y du que de T Serclaes. c u la orden de la plaza de hoy se consigna la satisfacción con que S. M. ha visto el buen estado de instrucción de las fuerzas que guarnecen la capital. K l Rey, hablando con el alcalde, le dijo que estaba convencido de la necesidad de abrir una vía que atraviese el barrio de Santa Cruz, pero sin que pierda su carácter típico. v Ofreció ceder para dicho objeto el terreno necesario de la regia huerta del Retiro. También hablaron del ensanche de la calle Cánovas, situada en el centro de la población y vía de extraordinario tránsito. El Sr. Halón ofreció presentar al Monarca, antes de su partida, los planos de ambos importantes proyectos.