Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
A B C. MIÉRCOLES 9 DE MARZO DE 1910. EDICIO N i. PAG. 5. gado á la definitiva solución por que suspilan sus partidarios. No han sido solamente los avanzados quienes tomaron la iniciativa de una reforma favorable al feminismo. Lauza y Minghetti, que no tenían nada de anarquistas, pretendieron y sostuvieron ik conveniencia de conceder á las mujeres Ift voto administrativo, iniciándolas de este modo en los secretos de la vida pública gubernamental. No se debe tampoco olvidar, en este respecto, ios nombres de Salvatore, Morelli y Ettore Socci. vLo peor es que la mayoría de los diputados abriga el temor de que la pretendida Reivindicación de derechos de la mujer, aunqrie muy. equitativa en teoría, puede ser origen de graves males si se lleva á la práctica en Italia. El cronista sospecha que ei proyecto del diputado Gallini, de no operarse un verdadero milagro, finalizará por desaparecer como otros tantos en el intrincado laberinto del procedimiento parlamentario. 1 A SUBVENCIÓN DS LOS La Cámara ha Comisión favorable al proyecto del almirante Bettolo, ministro de Marina, sobre los servicios marítimos subvencionados por el Estado. Se tiene por cierto que el Parlamento dispensaiá buena acogida al proyecto del ministro. El asunto reclama una rápida solución, á fin de que el comercio pueda pronto contar con una perfecta reglamentación de dichos servicios. Son bien ostensibles las ventajas que ello repórtala al Ministerio Sonnino. Ventajas ¡jue, corroboradas ¡sor las reformas de Luzatti, contribuirán á formar en torno al Gabinete usa atmósfera más cálida que la que le rodeaba en los comienzos de su gestión. Entre estos planes figura la constitución de una especie de Banco cooperativo del Estado, cuyo objeto será proporcionar á los grupos obreros ios capitales que precisen para acometer las grandes obras públicas, Tan atinado proyecto ha influido particularmente sobre el espíritu socialista, según demuestra el hecho de que varios diputados de ese partido hayan dado sus votos al Sobierno en la elección de un vicepresidente de la Cámara. No es difícil d e comprender el peligro que este género de alianzas encierra para el confiado Sonnino. Su amistad con los socialistas no es com patible con el pacto humillante celebrado con los amigos de Giolitti. A más de excluirse mutuamente, las oos convenciones bastan por sí solds para descubrir la insuficiencia de medios de Sonnino, alejándole de toda combinación parlamentaria posible en io futuro y constituyendo la prueba plena de su debilidad. Se anuncia HCLLW GG la venida á fcl R o m a del canciller alemán Beuhmaun Hollwagg durante las próximas Pascuas. pícese también que, inmediatamente, el ministro italiano Guicciardini irá á devolver la visita á Berlín, La importancia de este viaje político se ignora. El cronista se permite r udar aún de la esteza de los rumorea. p L JUBILEO DSL PRINCI- El jubileo del prínciPE DE MONTENEGRO pe Nicolás de Montenegro dará ocasión á manifestaciones de importancia. Los Soberanos de Italia irán á Cettigne á bordo de un acorazado, que será el primer barco de guerra que eche el ancla en el puerto de Antivari. Ala capital del principado acudirán tam. Jtúén el Rey de Servia y el Zar de Bulgaria. SERVICIOS MAKITJMOS designado una vidadas, como quiea dice, 30.000 peseta 3 que se destinaron hace tiempo á erigir un monumento á un tal Cervantes. La insignificancia del asunto y la del propio escritor á quien se trataba de reproducir en bronce ó mármol, ¡y eso que no escribió para el géK NUEVO LIBib DEL Muy en breve nero chico! disculpan el olvido. De política, poca cosa. En la boca de Weyse publicará la DERECHO CANÓNICO edición- ensa- ler no entran moscas. En Gobernación, desyo del Tratado De judicns, -con la cual se file de gobernadores civiles. -Salomé, dansca inicia la reforma del Derecho canónico en per me- -dice el ministro, -y poncios y cansu nueva codificación. didatos bailan el pas á quatre de los sete La primera parte del Tratado es toda cientos velos. En el Español, por la tarde, primer conteórica. Después de estudiar la evolución cierto de la Sociedad de instrumentos de histórica del poder judicial define los ele mentos constitutivos del juicio, determina viento. Muchos aplausos, poco público; la los delitos elesiásticos y fiia ln s sanciones afición á la música... ¡magras! correspondientes. Por la noche, comedia francesa nueva eci El juicio será único, y su forma, similar á la Comedia, Lebonheurde Jacquelin, que algunos espectadores tradujeron La buena la que hoy se denomina sumario Los delitos eclesiásticos se dividen en pu- hora de Joaquín. En el Real, última función del turno seros y mixtos. El juicio sobre los últimos es gundo, el favorito, el de moda... ¡qué pena ex jure concordatario. El nuevo Código fija las normas del pri- para los que iban é pasar el rato ¿Dónde vilegio del forum eclesiástico, abrogando char arán ahora? este privilegio en las causas civiles y restringiéndole en las criminales. EL BISTURÍ Y LA ESPADA Respecto á las pe as, el Código se informa en las exigencias del tiempo. Habla de la censura, de la conminatio y de la momtio; en seguida se ocupa de las suspensiones y de las otras penas. En la segunda parte sienta las bases del POR TELÉGRAFO procedimiento canónico, adaptando las disPARÍS, 8, 9 Mj posiciones del Concilio de Trento, las deA noche se recibieron noticias de Niza cocretales de Gregorio IX, y revistiendo de municando que el eminente cirujano garantías á los juicios, conforme á los prin- doctor Doyen tenía concertado un desafío, cipios del moderno Derecho procesal. que debe haberse celebrado á estas horas. El primer ejemplar de esta publicación ha El origen de la cuestión es el siguiente: sido sometido á la aprobación de Sn Santi- En la noche del sábado último, á la salida dad por el cardenal Gasparri, que es el ins- de una reunión, el doctor Doyen y su espopirador de esta obra colosal, que engrande- sa, acompañados de algunos amigos, se dicerá el pontificado de Pío X. rigían al restauran! del Casino, cuando en el camino una mujer embriagada les insultó groseramente. El incidente hubiese carecido de importancia si el capitán del Ejército belga ConsTi esucitó ayer el antaño aquel de los auto- tant Van Langhendont, que á la sazón por móviles descrismando al prójimo por allí pasaba, no se hubiese asociado álos inesas calles de Dios. Fueron dos los acciden- sultos de la escandalosa mujer. tes, uno mortal y otro grave, para no andar Indignado por este proceder, el doetoi con pequeneces. En la calle del Marqués de Doyen abofeteó al capitán; unos amigos que Cubas, una mujer muerta; en la de Peli- acompañaban al oficial se arrojaron sobre el gros, un hombre herido... Es posible que ilustre cirujano; defendióse éste con enerdigan los del taf fa que en Madrid no sabe- gía, y cuando, aplacados los ánimos, fueron mos caminar los peatones. En efecto, no sa- separados los contendientes, el doctor Dobemos caminar entre automóviles locos y yer pidió á su adversario la tarjeta. bajo el amparo de autoridades sordas y cieSeguidamente quedó concertado un due gas. También es probable que aleguen que lo á espada, en el que serán testigos del docla gente marcha casi siempre por el centro tor M. Sanoan, senador y alcalde de Niza, y de las vías y no por las aceras. Pero ¿es el doctor Edom. que en calles como las de Peligros y del El hijo mayor del doctor Doyen ha salido Marqués de Cubas, donde ayer ocurrieron apresuradamente para Niza, y es posible las catástrofes, hay aceras proporcionadas que si del primer encuentro sale bien el fa á su tránsito? ¿Es que las hay en las calles moso operador tenga que batirse con uno de Madrid, cou excepción de una docena de los amigos del irascible capitán belga mal contada de ellas? Claro es que las autoridades no pueden improvisar andenes donde no existen; pero imponer prudencia donde tampoco la hay, sí. Fuera de esas dos uotas sangrientas para acreditar la jettatwa W martes, la jornada tuvo poco relieve. VII Los Tribunales, entregados al arte, del RD 1 F 1 CIO Y PUBLl- Todo estaba sucios teatro. A la comedia Mi papá, de anteayer, siguió ayer un vodevil: un hombre que se c A p i n N m polvoriento, abancasó con tres mujeres. Eso sí, no se casó C A C I O N E S donado, en el miniscon seis porque no le dejaron; vocación no terio de la Gobernación. Muebles y decorale faltaba. Dolíale al hombre, sin duda, que do eran de un gusto tosco, presuntuoso y el mundo se despueble, como los sabios, pesado. Si esto jpudo ser lujoso -nuncia metiéndose en camisa de once varas, dicen artístico- -en la época en que se instalo, que se despuebla. ahora, viejo, destartalado y polvoriento, En el Ayuntamiento no hubo más que ofrecía un aspecto lamentable de ruina. saínetes: concesión del premio al mejor de Hay en los despachos y salones oficiales los presentados, no al de los representados; algo que parece que oprime el espíritu del porque en aquella casa se representa uno, visitante un poco amigo del arte. Los cua- j por lo menos, cada semana: los viernes, día dros, pintados desmañadamente; las gruede moda. Y en esta época, de vigilia. sas tallas, los pesados cortinajes, los mueEl alcalde se encontró arrinconadas, ol- bles aparatosos. todo nos hace desear seo. ciUez, sobriedad y buen gusto. En el minis. Hablase de una visita del rey Eduardo y del Zar de Rusia, é igualmente se afirma que marchará á Antivari la escuadra rusa para visitar á su vuelta los puertos austríacos del Adriático. u DESAFIO DEL DOCTOR DOYEN MADRID AL OÍA LA OBRA DE UN MINISTRO