Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
A B C MARTES 8 DE MARZO DE 1 1920, EDICIÓN s. a PAG, ASPECTO DEL FRONTÓN EUSKALDUNA, DE BILBAO, DURANTE EL MITIN CELEBRADO ANTEAYER POR EL PARTIDO NACIONALISTA Fot. Chimbo CAMPAÑA CONTRA LAS- ESCUELAS LAICAS más dinero les da á ganar, ó bien la que esté en armonía con las ambiciones personales de su propietario. Por esto se da el caso de que un periodista no es recibido nunca por el jefe de un partido, por un ministro ó por un ex ministro, y así, los periódicos ingleses, por más que publican columnas y columnas dedica das á la política, no vienen á decir nada en substancia y ¡la mayor parte de las veces las informaciones son por completo erróneas. En España sucede lo contrario: los ministros, y el de Gobernación por lo menos, re ciben á diario á los periodistas, y así el Gobierno habla al pueblo á través de los periódicos. En Inglaterra, la reticencia ministerial es considerada como una gran cualidad política, y la negativa á recibir á los representantes de la Prensa, como una cortesía tradicional. ¿Y sabes, leetor, por qué es considerado con desconfianza el periodista inglés? Pues porque pertenece á una institución cuyas altas y nobles tradiciones han sido bastardeadas por esa palabra repulsiva que se llama sensación y que nos viene del otro lado del Atlántico. ST. ALBANS HARMER Londres 28 Febrero 910. DE NUESTRO CORRESPONSAL AJB C EN NUEVA YORK see riquezas es obtener lo más caro; el hombre que ha adquirido una fortuna se llega á convencer de que á sus propias eualidades de energía, inteligencia y labor se debe esa fortuna, y pierde de vista las circunstancias que han contribuido á formar sus riquezas. I as riquezas nos crean nuevas necesidades de mejoramientos innecesarios, de lujos exagerados y de costumbres superfinas; si este edificio artificioso se limitase á la satisfacción de nuestros sentidos, el hombre no pasaría de ser un animal bello, hermoso y bien presentado; pero el mal más trascendental está en que idéntico proceso invada al espíritu y con las riquezas se vea crecer en el ser humano el deseo de individualizarse y elevarse á algo extraño á lo común de la humanidad que lo rodea. ifiL ansiedad del oro lleva á la avaricia; la saciedad del oro lleva á la vanidad. Vani dad de cuerpo, -de alma y de esencia. En este país, en que todo ha contribuido, durante los últimos diez lustros, á fomentar esas cuantiosas fortunas personales, se ve la plaga del mal más de cerca y se presiente cuan desastrosa sería la invasión de ese cáncer en el sistema social. L, a. vida se ha encarecido á fuerza de tener abundancia del medio de intercambio; se ha encarecido el artículo á merced de te ner que ir pagando más y más la mano de obra; se ha visto crecer su precio al redu 5 A CAKfcSTlA DE LA L, a tendencia de VIDA MODERNA todo aquel que po- 1 A los señores fotógrafos de profesión y á los aficionados que envíen á la Redacción de A S ibtogratXas sobre algún asunto de interés y de palpitante actualidad seles abonará O1 BZ PESETAS por cada prueba que publiquemos, Al pie de cada fotografía se indicará el nombre de su autor. NTERE. S A cirse la cuota de la labor humana, y, sobre todo, se han visto influido 0 Drscios por la creciente demanda. Todo esto es verdad, pero también lo es qae la demanda se ha acrecentado artificialmente por el exceso, el desoilfarro v el lujo. EA mal mayor no está en lo que ya sufri rnos, sino en lo que queda por sufrir, y la peor de todas las causas está en la, persistente tendencia de aglomerarnos- en grandes ciudades, en donde todo llega á ser artificial, donde para descansar se requiere el canapé mullido; para comer, el mantel de hilo fino; para cubrirnos, la seda costosa y rara; para asearnos, el perfumado jabón, y donde el anhelo y el deseo es conseguir satisfacer las ansias ficticias de un refinamiento todo falaz. El senador Elkino, inmenso millonario del Estado de West Virginia, pidió en el Senado que se efectuase una investigación gubernativa, de las causas que han determinado la carestía de nuestra existencia. Aprobada la moción, se ha venido al fin, tras un largo mes, á escoger sus miembros entre sus colegas del Senado; pero con sagacidad administrativa se ha dejado fuera al mismo proponente. El Comité estudiará concienzudamente razones de producción, y demandas de jornales y precio de materia bruta, de cosecha y escasez, seguramente que no dejarán de traer teorías económicas, financieras y mercantiles- pero concluirán por donde está empezado, es decir, que vivimos gastando mucho, pagando cara la vida y caminando por los vientos de nuestras vanidades, artificios y pueriles debilidades. M. F. R. Nueva York, Febrero, n m i n i i m B i n n i l i n n i l HffinWIK irnriiirnnrni iinr un nmunrarn 1