Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
A B C LUNES j DE nes; en segundo grado, el 65 por 100; en teicer grado, el 25 por loo, y en algunas laringitis tuberculosas en sus comienzos, el loo por 100. Compréndese bien cuan beneficioso será este tratamiento para los niños y cómo se explican las grandes ventajas para éstos de los Sanatorios marítimos, donde á la par que la acción del sol experimentan la de la atmósfera marina. BIENHECHORES DE LA INFANCIA DE 19110. EDICIÓN i. PAG. f no de los hombres más entusiastas por L la infancia fue el ilustre doctor Pini, prematuramente arrebatado por la muerte, á poco de fundar la Escuela é Instituto de EL DOCTOR PIN! ir tu Y así se habla de someter á los niños á violentos ejercicios de marcha ó de juego, simultaneando con un excesivo trabajo intelectual, sin tener en cuenta para nada la inevitable fatiga que agota y degenera. L, o mismo acaece con el agua. Dícese que todos los males proceden de no lavarse las gentes, y en tanto que se economiza la cantidad de agua potable y no se proporciona con las suficientes garantías de salubridad, se piensa en establecer la balneación obligatoria, sin educación previa de los organismos- En los niños y en los jóvenes importa mucho armonizar las tareas, evitando que el cerebro se extenúe y que el organismo su fra estímulos inoportunos que en vez de producir ventajosas reacciones orgánicas depriman el sistema nervioso. No es lo mismo ejecutar un movimiento sencillo que uno difícil, ni tampoco son in diferentes las excitaciones y emociones. Mantener el organismo en una perpetua actividad con pretexto de vida higiéuica solamente conduce al desequilibrio. Necesitan el padre yel educador reglamentar los trabajos de todo género y pro curar sobre todo el necesario descanso, que no se obtiene sino merced á una vida or denada. En artículos sucesivos hemos de tratar prácticamente de estas cosas, que parecen nimias y tienen una trascendencia extra ordinaria. EN CLASE ar los escolares cuando escriben para que se eviten. En las figuras i. a y 2. a se observa de perfil y de espaldas el modo con que generalmente se ponen á trabajar los niños. En la figura 3. a, aun cuando la colocación es buena, la mesa está muy baja, y el asieuto muy alto y mal colocado. En números sucesivos, como ya lo hemos hecho anteriormente, continuaremos esta propaganda gráfica á favor de la higiene escolar. J 5- f Oiendo indispensable que el niño tenga una buena colocación en la mesa para evitar los trastornos que suelen presentarse LAS MALAS POSTURAS DICHOS Y HECHOS V raquíticos de Milán, donde tan admirables resultados se obtienen para el tratamiento de todas las enfermedades de huesos. I,o s sucesores de este benemérito profesor han agrandado el primitivo establecimiento y han creado un taller para la confección de aparatos ortopédicos, en el cual trabajan como obreros muchos individuos mutilados: cojos, mancos, etc. que se dedicaban á pedir limosna, y obtienen de este modo un medio de vivir honroso, ayudando á la gran obra de regeneración emprendida en 1883 por nuestro inolvidable compañero y amigo Pini. 1 AS AFICIONES Un profesor alemán, el- -Sr. Lobbieu, ha hache una curiosa investigación respecto á las aficiones de profesores y alumnos. Hizo una información en ochenta y siete colegios, y 3 e ella se deduce que las aficiones respecto á las materias de enseñanza son distintas en unos y otros. Así, por ejemplo, á los alumnos les agrada en primer lugar la gimnasia, los ttabajos manuales, y después e dibujo y la historia; á lo que menoi afición demostraban era por el catecismo, la esen tura al dictado y (cosa curiosa) la historie natural. En cambio á los maestros lo que les agradaba más era la enseñanza de la jbistona, y lo que menos la gimnasia. ACTIVIDAD DE LOS CIEGOS Secreevul garmentc que la esfera de actividad de los ciegos e ¿muy reducida, lo cual es un error. En las escuelas maternales primarias y su periores de Inglaterra, dirigidas por ciegos, como lo está la Escuela normal inglesa, se da una enseñanza variadísima, yJos alumnos salen sabiendo leer, escribir, coser á mano y á máquina, manejando las linotipia? y las máquinas de escribir, llegando, en fin hasta jugar á las damas y ai ajedrez, an dai en bicicleta, remar, nadar y jugar a r C n las últimas sesiones de la Sociedad Es pañola de Higiene se han tratado dos puntos interesantes acerca de los cuales conviene insistir. Aquella Corporación, eminentemente popular, al vulgarizar las ideas científicas, puede hacer un gran beneficio á la sociedad, y así lo han comprendido los médicos que en este curso han tratado te mas aparentemente sencillos, pero de gran trascendencia. Uno de ellos ha sido el peligro de los llamados ejercicios atléticos. El otro, la orga nización de los baños populares. I a rutina hace que se repita en todos tonos las ventajas del trabajo físico y la importancia de la balneación, sin que se diga al propio tiempo ias condiciones en que deben aplicarse ambos elementos po derosos de higiene, que mal aplicados no dejan de ocasionar peligros. LA RUTINA Y LA HIGIENE y en la visión y las deformidades en el esqueleto, publicamos unos dibujos demostrativos de las malas posturas que suelen adop- foot- ball. Ea el número anterior de L, A MADRBY NIÑO se publicaron grabados que represen taban niñas ciegas aprendiendo el corte j confección de prendas, lavado de vajilla, etcétera, en la Escuela especial de Pe rís. En España, en el Centro Instructivo Protector de Ciegos, que preside un msignt profesor, ciego, D. Eugenio Canora, se dat enseñanzas muy variadas, hasta el arte d (tornear, todo lo cual demuestra la prodigio sa actividad que pueden desarrollar núes tros infortunados y queridos hermanos il mi nrminn firnTiiinninir