Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
PE TODO EL MUNDO, POR CORREO, CABLE. TELÉGRAFO V TELÉFONO DE TODO HL DO, POR CORREO, CABLE TELÉGRAFO tgl W Y TELEFONO te Jr r 4 fr í- ¿4 t c H ti -f t í t í, t FIESTAS POPULARES EN BARCELONA ASPECTO DE LA ERMITA DE SAN MEDiN DURANTE LA ROMEíilA CELEBRADA EL DÍA 3 Y A LA LLEGADA DE LAS COLLAS (COMPARSAS DE ROMEROS) Fot. Ballell DE NUESTRO ENVIADO ESPECIAL A B C ÍÑ PARÍS C E DICE... SÍ, señores... Se dice que mon sieur Fallieres no acabará su período presidencial. El buen señor está aburrido, cansado, hecho cisco y desea dejar cuanto antes el palacio del Elíseo con todas sus pompas y vanidades... I a noticia ha armado un revuelo tremendo entre la gente política, y, sobre todo, entre aquellos personajes que sueñan con ocupar un día tan brillante posición. Pero ¿por qué quiere dejar la presidencia M. Fallieres? He aquí la pregunta que se hacen los parisienses. Y la contestación no es difícil. Monsieur Falhéres hacía su buena vida de burgués adinerado. Por la mañana, muy tempranito, salía de su palacio y se daba un paseo por el Bosque, á pie y sin meterse con nadie. I os médicos habíanle recomendado el ejercicio corno único remedio capaz de comba- LA SRTA. AMPARO ALCALDE ZABALZA, tir el desarrollo del vientre y el sueño invencible. Porque M. Fallieres se duerme en QUE AYER DEBUTO EN EL TEATRO DE PR 1 CE cualquier parte, en una fiesta, en una función de gala, hasta en pleno Consejo de ministros. El mismo Briand tiene que darle pellizcos para que se despabile, porque á lo mejor da cada ronquido que asusta... Pero una mañana el presidente vióse sorprendido por el brusco ataque del camarero nacionalista Matis, que le tiró de las barbas, y M. Fallieres, desde aquel instante, renunció al ootmgy á los matutinos paseos. Ahora se pa a la vida como una fiera enjaulada, recorriendo los jardines del Elíseo y sin atreverse á salir a la calle por temor á los Matis que puedieran surgir. Monsieur Fallieres se ha convertido voluntariamente en una especie de Papa, y no sale del Elíseo más que cuando no hay otro remedio. Esto no podía continuar, y el presidente se ha cansado. Ya no quiere honores, ni presidencia, y se dice que está resuelto á hacer la renuncia del cargo. Esperará á hacer las elecciones generales en Abril ó Mayo próximos, pasará el verano lo más tranquilo que pueda, y en seguida se irá á su casa... Combes, Clemenceau y Ribot han- cornenzado á trabajar sus candidatu-