Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
A B C SÁBADO 5 DEMARZO DE 1910. EDICIÓN s. s PAG. 5. ¡Sultán, que ha cedido un mes de su lista civil, cuyo importe asciende á 1.946 libras turcas (44 758 francos) Los diputados, á su Vez, han suscripto y suscriben individualmente cantidades que varían de 200 á 2.500 francos, y casi todos los empleados dei Estado y de las Administraciones ceden, por lo menos, un mes de sueldo en favor áe la suscripción nacional. En la provincia de Salónica el entusiasmo se manifiesta públicainecie como en los nías que siguieron á la proclamación de la Constitución en Turquía, y seguramente de allí llegarán cantidades crecidas, pues la Sola ciudad de Monastir ya ha remitido 7.000 libras (161.000 francos) E! horizonte político parece despejado; la última Nota de las potencias á ios cretenses ha causado mal humor en Grecia y en Creta, y se ha dieho también que en vista de la actitud irreductible de la Sublime Puerta procuraría aquélla una aproximación de Grecia a la Tríplice Balkánica. Venizelos no se decide, pero tampoeo protesta. a Sublime Puerta, aunque satisfecha de las afirmaciones verbales que recibió el miaistro de Negocios Extranjeros en la visita que le hicieron los embajadores da las cuatro potencias protectoras de Creta, no consentirá que la solución de la cuestión creiense sea aplazada hasta la convocatoria de la Asamblea general helena. Las gestiones del Gobierno tienden auna Solución rápida y definitiva de este asunto, de conformidad con las declaraciones que oportunamente hizo el presidente del Consejo de ministros, S. A. Hakki bajá. POLÍTICA vidad) asistieron á esa especie de romería, los mendigos de Madrid, sus suburbios, sus arrabales y sus agregados se dieron cita en el lugar del suceso, y así el es pectáculo fue más movido, más madrileño, más español; amén de que eittos pedigüeños al aire libre no se conformaron con tres demandas, y, como vulgarmente se dice, cacaron la tripa de buen año. Corramos un tupido velo y pasemos á otro asunto. Término feliz de la odisea de un niño de ocho años que desde hace tiempo desapareció de la casa paterna y tras de muchos días de andar rodando secuestrado apareció ayer, no entre Pinto y Valdemoro, sino en Valdemoro mismo. De política, un. Consejo de ministros en el que según su nota oficiosa, se trabajó de firme; nuevas fantasías sobre el leitmotiv general Weyler y funesto recrudecimiento de la fiebre eruptiva de candidatos en la Presidencia y en Gobernación. Por la noche, debut de la Regnier y su compañía francesa en la Comedia. Gustó muaho la actriz, no disgustó la compañía en general, y en cuanto á la obra representada, como es muy conocida, la entendieron hasta los que no entienden el francés, que son muchos, créanlo ustedes... Su Majestad el Rey se propone regresar esta noche á Sevilla. Acompañarán al Soherano el marqués de Viana y el barón de Casa- Davalillos. En la mañana de hoy se celebrará en Palacio el almuerzo con que S. M. el Rey c bsequia á los generales Marina y Miláns del Bosch Al almuerzo asistirán, además del Rey y de dichos generales, la Reina doña María Cristina, los infantes doña Isabel, doña María Teresa y D. Fernando, los coroneles de Húsares Sres. Zabalza y Lafuente, el jefe del Estado Mayor de la brigada de Húsares, los ayudantes de los generales Marina y Miláns del Bosch y la servidumbre de día, que es muy limitada. EL FIN DE Utí M 1 ST R 1 C EL CONDE DE SEKENDORFF POR TELÉGRAFO BERLÍN, 4 9 M. EL GESTO DE WfiYLER tf- iertos elementos que combatieron ruda mente al general Weyler cuando fue gobernador general de Cuba pretenden ofrecerle ahora como esperanza de las ideas liberales y como encarnación de las aspiraciones progresivas. El enredo se ve claro, y no existen ya en JAUMET este país, que todo lo perdona, pero que no Consta inopia Febrero. olvida nada, quienes comulgan con ruedas de molino. Sabe todo el mundo que el general Weyler, cuyos prestigios militares no vamos á como los discutieron un la caída de la tarde rompieron las nubes discutir, quisieran verle intrigando, día los que hoy no es á llorar con un desconsuelo que conta- político, o, por lo menos, nada ha hecbo que giaba. Era casi una novedad la lluvia, por- le acredite como gobernante insigne, como que habíamos olvidado ya los últimos agua- estadista esclarecido. ceros, y tampoco los echábamos de menos. un tiempo como hombre Pero bueno es que llueva. Así opinan por lo deSe le reputó en de poner en práctica saenergías, capaz inenos los limpiabotas y los industriales al ludables procedimientos de represión que aire libre que en la Puerta del Sol venden las circunstancias exigiesen. Nada justifiá diez céntimos anillos del nibeiungo para caría ur ¡a política de ese carácter en e los ios paraguas. Llegó el Rey, y en el mismo tren el gene- momentos. Y Weyler es éss, el ral Marina, vencedor en Melilta. Realizado res yside ias represiones, hombre délos rigo ¿aónio se explica su viaje sin previos anuncios, auuque, eso que los que se dicen amantes defensores de sí, pagando mucho por exceso de equipaje, las doctrinas liberales y de las prácticas deen el que entió una gran cantidad de mo- mocráticas alienten un plan que está en destia, no se le hizo el recibimiento solemne que el ilustre caudillo merecía. Mas no pugna con sus convicciones? El juego queda al descubierto. Los que lo por eso dejará de ser quien es ni contar con esperan todo del gesto de Weyler no cuenCl aplauso caluroso de España entéra. La matinée del Concejo no ofreció grandes tan con otro gesto: con el de la opinión. atractivos. Se habió de la crisis obrera, de abusos y defraudaciones, de empleados que cobran pero que no trabajan, con permiso de algunos concejales, etc. jnada! ¡bagateDespués del Consejo de ministros recibió las... Se abrirá una información. y se ce- S. M. el Rey al primer introductor de embaTrará con muelle automático, jadores, con quien estuvo conversando acer Primer viernes de Marzo, petición de tres- ca de la próxima visita de los Príncipes jacosas al Niño Jesús para que conceda ura... poneses. ¿Habrá necesidad de decir que los alredeEstos llegarán á Madrid mañana, domindores de la capilla de Medinaceli ofrecieron go, guardando el más riguroso incógnito, y un aspecto animadísimo, pintoresco, cierta- Se alojarán en el Hotel de París. mente original, en el que se confundían las El lunes serán obsequiados con un aljfiauias elegantes- -algunas llegaban en ca- muerzo, de carácter íntimo, por S. M. la Reirruaje y tenían el privilegio de una papele- na doña María Cristina, y en la noche del ta para entrar á hacer la triple petición, sin mismo día marcharán á Sevilla, donde senecesidad de formar cola -con las muje- rán recibidos oficialmente por los Reyes. res del pueblo, que se atropellabart, obliganEn honor de SS. A A. se celebrarán algu do á ios guardias casi á nacer uso de las ar ¿ñas fiestas en la capital de Andalucía. SJias para mantener el orden? Fuera de las personas que, como un nuesSu Majestad el Rey estuvo por la tarde tro amigo qué va todos los años á pedir las jugando al polo en el Hipódromo de la Cas (tres cosas que más desea (el premio mayor, tellana, regresando temprano á Palacio á lél segundo ó el tercero de la- lotería de Na- causa de la- Uuvia. MADRL: -AL OÍA. A A consecuencia de una neumonía falleció ayer en esta capital, á los sesenta y y p, ñ d dd l d Gl d S ocho años de edad, el conde Golz de St k dorff, antiguo jefe de la casa de la emperatriz Federico H bíase hablado mucho haca años de este aristócrata porque se dijo que había contraído matrimonio morganático con la Emperatriz viuda, y la noticia, á pesar de ser desmentida oficialmente, siguió circulando cada día con mayor insistencia. La última salida á la calle del ilustre an ciano fue hace ocho días, para asistir á la inauguración de una Exposición de arte del siglo XVIII, organizada por iniciativa suya y en la cual pronunció un discurso en francés. Ei emperador Guillermo ha tenido un rasgo, homenaje delicado, de enviar una corona para que se depositase sobre el féretro del finado. LA OBRA D 5 UN MINISTRO IV J CC 1O N SOCIAL Y LEYSS No mer. os ac i OBÜni- -tivayexceasa órdenes fue en estas mdteuasque labor del la en otros Sr. La Cierva. En primer término, por lo que respecta á lo que ea términos generales pudiéramos llaoiar acción s jcial, recordaremos las gestiones del rmtiibtro conservador con relación á la Guardia civil. Se adeudaban á este benemérito Cuerpo atrasos escanda osos, de 1902 á 19) 7, cen r otivo de los premios du enganche y ngvnclie. Se v otó para satisf Csr. os un crédito Je 2 664.503 pesetan. Propo úase también el ministro- iatroducir algunas reformas y mejoras en la Guardia civil. Merecedora de ellas es esta Institución, que tan eficace serv cios presta en el mantenimiento del orden social y en la persecución y represión de los delitos. Ayudado por ella llevó á cabo el Sr. La Cierva una activa campaña, que todo el mundo recuerda, contra el bandolerismo. En otro orden de cosas, se reglamentó estrechamente el funcionamiento de las casas de préstamos. Se hizo imposible la usura en estos establecimientos. Con la medida desaparecieron la mayoría de ellos. Aumentaron considerablemente las operaciones en los Montes de Piedad. Así como antes los préstamos realizados por los Montes recaían sobre efectos de alto valor, ahora casi desaparecieron éstos y los reemplazaron las pignoraciones pequeñas, con módico interés, á las clases necesitadas. Se estableció el descanso dominical, reclamado desde hacía mucho tiempo por obreros y depeadieu