Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
UC. MIÉRCOLES 2 DE MARZO DE 1910. EDICIÓN i. PAG. 7: Su autor, D. Juan Morlesín, ofrece con estas páginas á Mérida la mejor ofrenda mística que puede llevarse al culto predilecto y fervo roso de aquel pueblo: la pintura veraz, documentada, históricamente auténtica de la Patrona de la ciudad, Santa Eulalia, la doncellita de los trece martirios, que sucumbió con otros santos cristianos en gloria á la fe de Jesús divino. Ello fue en Emérita Augusta, la colonia cesariana del imperio romano, instalada y engrandecida en el lugar de la Lusitania donde luego nació Mérida. El Sr. Morlesín reconstruye aquella época con sus hábitos públicos, sus costumbres políticas, su fus padre del Derecho civil. La narración, por tanto, es de sabor y de color. Santa Eulalia y las demás figuras que surgen en las páginas respiran su propio ambiente, reviven con sus días y su lugar. Es una obra muy erudita, amena é interesante la de D. Juan Morlesín; puede citirse en su género como maestra. EN UN MITIN El Sr. La Cierva es un trabajador infatigable. Posee e) espíritu de o ¡den y de clasificación. Imponía este espíritu en su ministerio, desde el mismo edificio en que él trabajaba- -renovado y decorado por é -hasta las más lejanas materias de su incum bencia. Cuando un hombre así se halla al frente de uua gran colectividad- -ministerio ó empresa industrial, -rápidamente y de una manera eficaz todos los hombres y todas las cosas que de ét dependen van plagándose y amoldándose á su manera de ser. No basta en un gobernante tener una visión intelectual, clara y definida de las cosas; es preciso que las disposiciones de él emanadas, que la obra legislativa y reglamentista vaya acompañada de una poderosa acción personal. Durante los treinta y tres lüeses que el Sr. La Cierva ha permanecido en el ministerio, no ha faltado de. él un solo día. Durante las primeras horas de la mañana hasta la media noche, el Sr. La Cierva permanecía atento y vigilante en su despacho. Personalmente comunicaba á todas horas con todos los gobernadores de la nación; recibía tres veces diarias á los representantes de la Prensa; despachaba numerosa correspondencia; conferenciaba con comisiones y políticos que acudían á su despacho; estudiaba detenidamente todos los asuntos de gobierno; preparaba su labor en las Cámaras; clasificaba y ordenaba, eu suma, cuidadosamente, todos los papeles, antecedentes, legislación. jurisprudencia, de cuantas cuestiones se relacionaban con su gestión ministerial. Costumbre es moderna- -y de la que se va abusando- -el que los ministros salgan en frecuentes excursiones á provincias; durante los treinta y tres meses de su gestión, el Sr. La Cierva sólo realizó un rápido viaje de unas horas. Para viajar por Europa en tráfago continuo hace tres siglos- -como Saavedra Fajardo- -se necesitaba una gran resistencia física. Para realizar la obra llevada á cabo por el Sr. La Cierva se requiere el mismo- vigor físico. Posee una gran fortaleza física el ministro conservador. Sin ella, este impelió, esta escrupulosidad, este espíritu de orden que lé caracterizan no hubieran podido ser impuestos Esta misma pasión por el orden y esta misma claridad, esta misma rectilinidad- -puramente levantinas, sentadas por los críticos literarios al hablar de escritores levantinor, -han hecho que el Sr. La Cierva sea hoy uno de los primeros polemistas parlamentarios. Su palabra es seca, seguida, diafana, cortante. Inmutable, sereno, el señor La Cierva espera el ataque del adversario; luego, lentamente, dueño de sí, va replicando coa frase aguda é incisiva. Quien haya leído con cuidado á Saavedra Fajardo habrá visto la finura y la sagacidad con que, bajo apariencias de lamas pura ortodoxia, va diciendo las cosas más libres y más atrevidas; se ve en él como un juego, como un perfecto dotnkiio y habilidad suprema, en decir, en un medio social y en un momento histórico difíciles, cosas que no pueden ser dichas ostensible y abiertamente. Esta habilidad y este dominio de la persona y de 3 a expresión es lo que constituyen el polemista parlamentario. Ha llegado á tal grado de flexibilidad el ex ministro conservador, y de este modo su personalidad queda completada y la acción que se inicia en el despacho ministerial sigue lógica é inexorablemente hasta encontrar su fin, su últiiño efecto, en la palabra que se pronuncia desde el banco del Parlamento. AZORIN AL 14. EM. ER ¡TENSE, He aquí u n libro que á su doble mérito literario é histórico une el in- de un Juzgado de uadalajara, en la que se reconoce la propiedad de unas fincas que radican en el término de Cogolludo á í ivor de la señora condesa de Santiago. Las fincas en cuestión se hallan inscriptas en el Registro de la propiedad á nombre de la mencionada aristócrata; pero el apelante entiende que á ¡pesar de ello pertenecen á los pueblos que como suyas las han tenido siempre y las reclaman. Se opuso á la apelación en un elocuente informe el distinguido letrado Sr. Pórtela. p N EL, SUPREMO En la Sala segunda del Supremo vióse ayer el recurso interpuesto contra una sentencia de la Audiencia de Madrid, que condenó como autor de un robo á Eugenio Martín. El letrado recurrente, Sr. Cacho, sostuvo que debía casarse aquel fallo, porque su representado había intervenido en los hechos que originaron la causa, pero únicamente como cómplice. El Sr. Trassierra se opuso ai recursu, haciendo cuatro ligeras consideraciones acerca de la sentencia recurrida. UN PASANTE PERIODISTAS Y ANARQUISTAS POR TELÉGRAFO MILÁN, 1, l O M BIBLIOGRAFÍA E leié- ente urante la celebración de un mitin anar POLÍTICA quista, en que se conmemoraba la muerte de Giordano Bruno, ha ocurride EL PRESIDENTE ayer un deplorable incidente. g u a n d o el Sr. Canalejas recibió á los peUn orador se. hallaba pronunciando un riodistas ayer por la mañana hizo las fogoso discurso, en que abundaban los ana- siguientes manifestaciones: temas contra la sociedad actual. -El Sr. Cobián- -dijo- -se halla aigo inDe improviso, un oyente se permitió ob- dispuesto, en sama, según acaba de comujetar al orador, dirigiéndole varias chanzas nicarme su hijo, y como por tal causa no con voz de falsete. podrá asistir al Consejo de esta tarde, -será Unos cuantos exaltados creyeron que la éste más breve, pues habremos de aplazar burla era obra de los periodistas, y se lan- alguna cuestión, como es la relativa á la dizaron contra ellos como energúmenos. solución de las Cortes, y algunos asuntos El corresponsal de La Iribuna recibió una dé Hacienda para un nuevo Consejo, que puñalada eu la espalda, el del Messagüro per- celebraremos antes del viernes, cuando el sedió tres dientes á consecuencia de un for- ñor Cobián esté restablecido. midable puñetazo, y el representante de la He tratado de averiguar qué es lo que haAgencia Stefani quedó con la cara cubierta bía de cierto en esa noticia de un supuesto de sangre. alijo de armas en Marruecos; pero por muLos desgraciados periodistas tuvieroSi chos que han sido mis trabajos, desde hace que batirse eu retirada ante la superioridad dos días, ningún rastro resulta, ni aquí ni de número y armamento de sus agresores. en Francia, ni en ninguna parte. Se trata, La fuerza pública llegó en su auxilio cea pues, de un error absoluto. un retraso lamentable, lo que ha sido causal I Los Reyes están bien, en Sevilla, y nada de una protesta general eu la Prensa. S ocurre, como he dicho. 4 Mi visita al Instituio Nacional de Previsión, que tenía anunciada para hoy, la he aplazado para mañana, á las seis de la tarde, con objeto DAVA, CONDENADO El Jurado, reuni- mentó obrero. de que pueda asistir el ele do en la Sección Antes recibiré aquí á la comisión de la tercera de la Audiencia para juzgar al señor Pava, emitió un veredicto de culpabilidad, Constructora Naval, y con el ministro de la y en virtud del mismo la Sala impuso al Gobernación iré después al Instituto. procesado, considerándole autor de un de- j De provincias, nada nuevo. Ya habrán vislito de detención ilegal, la pena de 125 pe- to ustedes el entusiasmo despertado eu Huelva por la resolución adoptada- respecsetas de multa. to á las obras del puerto. Me han nombrado hijo adoptivo. PARRICIDIO Ayer continuó la vista de CONSEJO DE MINISTROS la causa seguida contra Eleuterio Sánchez Esteban por muerte de fí 1 celebrad ayer en la Presidencia empesu esposa, Concepción Ves. zó á las cuatro y media y terminó dos El fiscal, Sr. Medina, elevó á definitivas horas después. sus conclusiones provisionales, con una liAl llegar á la reunión no dijeron los migera modificación en el relato de los hechos, nistros nada de interés. Aseguraron que el y acto continuo informó para defender la Consejo sería puramente administrativo, calificación del delito. dedicado al despacho de expedientes de diCuando terminó su elocuente discurso el versos departamentos. Sr. Medina, hizo uso de la palabra el joven Se había dicho que en este Consejo no se letrado Sr. Cabrera, alegando en favor de trataría de la fecha de la disolución y consu patrocinado la eximente de fuerza irre- vocatoria de Cortes, porque no pudiendo sistible. asistir el ministro de Hacienda, á causa de Hoy terminará el juicio. la enfermedad que sufre, quedarla aplazado F J NCAS EN L 3 TJG! O Enj la Sala segunda este asunto. j jj ¿jJ No obstante estos anuncios, en el Con. soel senacior Sr Sol y Ortega la apelación Jin- jo se tomó el acuerdo referente á la feraa f tefouesta Coutra i -i? ncia otocedente déla publicación del decreto de nibCMciou, INFORMACIÓN TRIBUNALES