Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
A B C. MARTES i.o DE MARZO DE 1910. EDICIÓN 1. PAG. 8. pejo llevan en su alma el culto de la obediencia ala ley. No es posible regenerar un país que no sabe respetar y no respeta las leyes. Yo no me refiero á la fórmula externa de imperio, monarquía, república ó lo que sea, sino al concepto puro del respeto á la autoridad, que sólo se aprende enjla escuela. Cuando me pongo á hacer comparaciones me entran á veces unas tristezas tremendas. Recuerdo que un día mi hija descubrió que el hielo reservado en el parque para que patinasen los niños de la escuela estaba mejor cuidado que el de la familia Real, y con una mirada irresistible y mi sistema de dar todas las alegrías permitidas, me llevó allí y hasta me puse yo también los patines. Cuando estaba en medio, del estanque me entró de repente el miedo y sin poderme contener, grité: Niños, dadme la mano Al momento vi á mi alrededor muchas manitas tendidas, y escogí el apoyo más sólido; me llevaron, sin burlarse de mí, á la orilla, y hasta me ayudaron á quitarme los patines; nadie se rió más que mi hija, que sintió, según luego rae dijo, no tener á mano su máquina de fotografía para reproducir el cuadro. Yo me senté en un banco y contemplaba con alegría la vida de esa juventud, haciendo ejercicio y respirando aire sano, cuando de repente veo cómo, sin que nadie Íes dijera nada, vienen á la orilla, se quitan los patines y recogen sus mochilas con los libros; era que habían tnirado el reloj de la torre y señalaba la hora de la escuela; estuvo en poco que no les dijese bravo pero me acordé no había para qué decirles que era extraordinario lo que les parecía tan natural, y entonces, pensando en lo que en mi tierra se llama hacer novillos me puse tan triste que mi hija penetró mi pensamiento y, para consolarme, sne dijo: Ma! dre, ¿crees tú que ellos irían por su gusto ahora á la escuela sí no supieran que se castiga al que falta? Eso es verdad. Las leyes se respetan cuando el Estado castiga al que no las obedece, y sobre todo cuando se enseña á los niños desde la más tierna edad, juntamente con el sentimiento del deber, la obligación de cumplirlas, t Los fondistas echan de su establecimiento átodo el que pretenda seguir las bromas del Carnaval después de dar las doce de la aoche del martes, y el miércoles, sólo en los pontones de confetti, que por cierto desaparecen también muy de mañana, puede notarse la locura del día anterior. Ya todo el mundo trata de desempeñar lo mejor posible el puesto que oüupa en la sociedad. TJnas horas soñaron con ser otra cosa y se regocijaron con esa ilusión, pero han vuelto á la razón hasta el año que viene. v Hagan mis lectores examen de concieneía y buenas resoluciones á propósito del Miércoles de Ceniza. No digo más. ci J agradecimiento eterno de sus madres por quienes coa tanto amor los cuidaron En cambio yo estoy segura quie, cuando en sus aldeas les pidan que cuenten sus aventuras, ellos empezarán con aquellas palabras que he oído decir á tantos héroes: Pues nada Uno de ellos recibió en el intervalo de hora y media dos balazos en cada brazo; pues nada dirá cuando cuente sus hazañas. Y, sin embargo, con esos sublimes pues nada se ha ido ensanchando Castilla delante de sus caballos, como ha dicho el coronel del regimiento de Lusitania en la entusiasta alocución que dirigió al primer escuadrón que volvía de Melilla: Tal jefe, tal tropa dice el coronel dirigiéndose al capitán Uñarte, que tuvo la suerte de mandar el primer escuadrón; y yo repito al coronel sus propias palabras, porque sé que todo su regimiento hubiese hecho lo mismo si se hubiese presentado ocasión, Su arenga la tengo sobre aii mesa; la he leído con emoción; me la envió mi hija María Teresa, porque está segura que me gustará Bien sabe ella lo que á mí me gusta. El otro día me mandó también un recorte del A B C, en el eual vi que un Dr. Fausto, que es muy amigo mío, y me da prueba, siempre que se le presenta ocasión, aprovechó la qae se le presentaba para contar á sus oyentes en un hermoso díscarso, que pronunció en presencia del Rey, las cosas que yo hacía con los niños españoles que aquí educo. Y lo que dijo es verdad, porque aspiro á empaparlos en patriotismo y les enseño á conocer la España portentosa que esculpió en catedrales su plegaria como dice Blanco Belmonte en su magnífica poesía Fe de vida. Cada español ha de poner de su parte todos los medios que le inspire iiaa buena voluntad para corregir, sin fanatismos ni odios, los defectos individuales ó colectivos que se oponen al progreso del país, y procurar no descorazonarse, sino tener confianza; aun podemos dar fe de yida, que No muere, no, la cuna de gigantes, noble solar de egregios adalides; ¡es inmortal la madre de Cervantess y no acaba la raza de los Cides! La España, toda sol, la que en Granada alzó la cruz sobre el impeno moro, puede ser pobre; pero, siempre honrada, guarda su fe como el mejor tesoro. PAZ DE BORBON Unceta una consagraéión postuma, para la cual bastó destacar el nombre del admirable aragonés, otra Exposición, no menos interesante, que habrá de llamar y retener la atención de los inteligentes. Consütúyenla treinta obras del pintor y dibujante notabilísimo Máximo De Thonias. A la novedad entre nosotros de sus cuadros, que merecen más detenido estudio que el que en una visita relámpago, por apremios de tiempo, se puede formar, júntase una gran seguridad en la manera de hacer y una rica y gustosa variedad en las escenas y tipos que nos ofrece, tales que en ellos alienta y queda deliciosamente acentuada la psísología y fisonomía de la vida parisiense, en un ambiente de humorismo y 4. través de todas las capas sociales. Todo lo que De Thornas presenta y afirma en sus cuadros está visto y vivido y da la impresión de la realidad social á la luz y al calor del arte en que los dibujantes de Montmartre interesaron al gran público. DE MELILLA DE NUESTRO SERVICIO ESPECIAL EL DÍA DE AYER WEi. au, 28, 9 N. espérase mañana al Menorguín con mucho pasaje y numerosa correspondencia. El general López Herrero, casi restablecido de la caída que sufrió, ¿a abandonado ya por completo el hospital, y marchará á Nador á tomar el mando de su brigada. En el campamento del Hipódromo se ha terminado el primero de los barracones para la tropa. Se han alojado en él 200 soldados de María Cristina TUR TELEGRAMA OFICIAL MELJLLA, 20, 9 N. Comandante en jefe á ministro Guerra: La construcción de barracones para la tropa adelanta con bastante rapidez, y en el Hipódromo ha sido entregado hoy ya el primero completamente terminado, en el que han quedado alojados cómodamente 163 hombres de regimiento María Cristina. No ocurre novedad. j e n cambio, á corazón no nos gana nadie. ir ¡Qué cartas recibo con motivo de mis Impresiones! Una muchacha me escribe, encantada, para decirme que las lee y las relee á su abuelita, que me conoció en España y que se alegra que no los olvido; otra tiene la feliz idea de regalarme el día de mi santo cuatro cartas de soldados que conoció en el hospital de Sevilla, y á los cuales había escrito, porque tanto ella como las bermaüas jde la Caridad deseaban saber cómo llegaron á sus pueblos aquellos va lientes que ellas cuidaron con tanto cariño. Esos recuerdos son para mí de un valor Inmenso. Los cuatro soldados, un andaluz, nn aragonés, un castellano y un catalán, estriben, cada uno por su estilo y reflejando Jsu carácter tan distinto, páginas preciosas, llenas de agradecimiento, de cariño, de amor á la patria, hablando de sus pueblos, de lo que piensan hacer, y al final viene la obligada postdata, imposible que se quedara en el tintero, en la que los cuatro expresan el etratos de Alvear. Un discípulo aventajado de Cecilio Pía, joven de alientos y de vivos entusiasmos por el arte pictórico, ha querido probar sus aptitudes en un género que ofrece grandes dificultades aun para los maestros: los retratos de mujer. Y á esta ansia honrosa ha respondido su Exposición en el Salón Hispania, que estos días ha frecuentado el público, y en la cual, con una docena de obras, ha testimoniado que maneja diestramente los pinceles y que puede llegar áser un buen artista, que haga honor á su maestro. De esos retratos, entre los cuales hay algunos de niños, sobresalen por su expresión y factura el de la arrogante dama del sombrero negro con pluma blanca y una cabeza de joven que resalta de ua fondo agreste. Pero en casi todos ellos es de notar y estimar el acicate de juventud y celoso anhelo con que este pintor, que puede trocar lisonjeras promesas en firmes realidades, acomete esta noble profesión y avanza resueltamente por un camino en que muchos quedaron á la mitad de la estacada. NOTAS Dñ ARTE Y CENTROS A cademia da Jurisprudencia. Esta noche, á las nueve y media, continuará en la Sección primera la discusión. de la memoria del Sr. Gil Mariscal acere a del tema La ausencia y la presunción de muerte en el derecho civil español haciendo uso de la palabra los Sres. Belda, Aragonés, Montojo y Parias. mañana, dará su segunda conferencia el doctor D. Saturnino García Hurtado, sobre el tema Concepto del proceso tuberculoso y su determinación en los huesos y articulaciones R Í nstituto Rubio. Marzo, á las once de laEl jueves 3 de exposición DeThomas. Esta tarde será inaugurada ea el Salón Vilcbes, que recientemente hizo á Marcelino Academia de Ciencias Exactas, Físicas y Naturales ha concedido el premio Echegaray, instituido en 1905, al sabio ingeniero D. Eduardo Saavedra, el cual, por tantas y tan grandes pruebas como de su alto saber ha dado en su meritoria vida, fue adamado como adjudicatario primero, después del titular, digno del extraordinario galardón que lleva el nombre del presidente de la Academia. -Bstacelebrará el i9 de Marzo sesión pú- Academia de Ciencias. de este mes, la Real En sesión general misíiiiü r 3 ¡nrmirainnni 1