Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
A B C LUNES 28 DE FEBRERO DE 191 o. EDICIÓN s. PAG. 8. Valencia, Santander, San Sebastián y Bilbao en pro y en contra de la reapertura de las escuelas laicas no acusaban novedad. Únicamente en el mitin católico de Bilbao se promovió un ligero incidente y una pequeña colisión, motivada por la interrupción á los oradores por parte de algunos radicales. DESPACHO CON EL REY en Palacio los Estado y Gracia Justicia, que puAyerdeáestuvieron del Reyy algunosministros sieron la firma decretos, L CONFERENCIA l director general de Comunicaciones conferenció ayer tarde con el ministro de la Gobernación para tratar de las reforitnas en Correos. GOBERNADORES f- Ce creía que ayer quedaría firmada la com ¿r binación de gobernadores quese anuncia. ¿y El ministro de la Gobernación dijo, sin tembargo, anoche que hasta dentro de dos días no será firmada tal combinación, que comprenderá varias provincias, entre ellas Canarias y Baleares. INDULTO REO DE MUERTE EN LIBERTAD POR TELÉGRAFO B 1 USELAS, 2 J, I T. A caban de indultar á un individuo condeza 1 nado á muerte hace veintisiete años. En 1882, los hermanos Armando y León Peltzer alquilaron en Bruselas una habitación, donde citaren al abogado Mr. Berheys, á quien mató León disparando contra él varios tiros de revólver. i No se logró descubrir las causas que impulsaron á los hermanos á cometer el crimen. Ambos fueron condenados á muerte. El rey conmutó la pena por la de trabajos forzados á perpetuidad. Armando Peltzei murió al cabo de tres años. La comisión administrativa de la cárcel ha ordenado hoy que pongan en libertad á León Peltzer. sus corceles. Luego, necctón á ia Puerta del Sol, allá á lo lejos, por entre la multitud, sobre la mancha obscura de los paisanos apelotonados, brillaban al sol las espadas, los herrajes, el metal de los clarines, las agudas moharras de los lanceros. Tocaban las músicas; sonaban las cornetas, caía de muchos balcones una lluvia de flores. El espectáculo de ayer producía una impresión de fuerza, de orden y de disciplina. Presenciándolo se pensaba que no puede haber sociedad, ni Estado, ni nación, sin que tengan por fundamento, por base indestructible, estas cualidades y virtudes esencialmente militares. En nuestro país, el pueblo, la masa, es dócil é inconsciente. Si se pretende edificar sobre eila- -y ésta ha de ser la labor del gobernante- -no se podrá lograr sin hacer que desde lo alto afluya y se difunda por todos los ámbitos del pueblo una viva y fuerte autoridad y un respeto profundo al orden y á la jerarquía. El mantenimiento á toda costa de la autoridad es condición indispensable de todo Gobierno, f ara que la sociedad no se deshaga- -ha dicho un fino pensador, Enrique Federico Amiel, en su Diario inümo, -es necesario un principio de cohesión, y, por lo tanto, una creencia común, principios admitidos é inT discutidos, una serie de axiomas, prácticos y de instituciones que no sean menoscabados por los caprichos de la opinión diaria. La lección que nos da un Ejército fuerte é indestructiblemente disciplinado es la de esta cohesión, y esta disciplina, y este respeto á los axiomas prácticos y á las instituciones de que nos habla el poeta. Lo que fervientemente deseamos al ver desfilar un Ejército, como ayer le vimos desfilar, es que estas virtudes militares pasen á la masa de los ciudadanos y en ella se infiltren. Amemos la libertad y la democracia todo cuanto queramos; deseemos eon todo el ansia y todo el fervor de que seamos capaces ei triunfo de las ideas novadoras y el advenimiento de nuevos esta. dos de Derecho. Pero tengamos la convicción profunda de que ningún Gobierno podría realizar su obra, ni de que ninguna sociedad podría marchar sin esta disciplina inexorable, sin este orden perfecto, sin este respeto alas autoridades y á la jerarquía de que los Ejérc os nos dan ejemplo. AZORJN EN CHINA DE SOCIEDAD La condesa de Fuenteblanca ha marchado á Córdoba. Han regieaado de Avila los marqueses de Ferreras. Por el ministerio de Gracia y Justicia se ha dictado una Real orden rehabilitando el título de marqués de Casa- Desbrull á favor de D. José Francisco de Villalonga y, Laforteza. EL MONARCA DJFUNTO LA SUCESIÓN DE LEOPOLDO II POR TELÉGRAFO as personas de L a ventario deencargadas del formar el inlos bienes rey Leopoldo no parecen darse mucha prisa en su tarea. El próximo jueves se tratará esta cues. tión en la Cámara belga, á propósito de la interpelación de los Sresi Vandervelde y Jansou sobre la fundación de Coburgo. BRUSELAS, 27, 3 T. LA LECCIÓN MILITAR i U ice un breve comentario al anterior re, cibimjento de nuestro Ejército de África; no quiero dejar sin escribir dos palabras sobre la entrada que ayer hicieron los Húsares en Madrid. A las onc e ya estaban formadas las tropas en la carrera; dos largas y compactas filas de soldados se extendían á lo largo del reborde de las aceras. De trecho en trecho, delante de la fila, se hallaban colocados los. oficiales. La calle aparecía limpia, bien barrida. La multitud se agolpaba detrás de las extensas filas de los soldados. Brillaba el sol y lucían en los balcones colgaduras de vistosos colores. Pocodespaés 3 c las once y media- pasó el carruaje de la presidencia del Consejo. El presidente venía de dar la bienvenida á las tropas é iba á presenciar el paso de los Húsares á Palacio en compañía del Monarca. Al pasar por delante de las banderas- -las viejas y nobles banderas de la patria, -el presidente, con un gesto elegante y amplio, se quitaba el sombrero empenachado de blanco, y con él en la mano extendía largamente el brazo. Comenzó el desfile. Sonaron á lo lejos los claros clarines. Presenció el paso de las tropas quien esto escribe desde el ministerio de Hacienda. En dirección á la Cibeles se veía avanzar la muchedumbre de los jinetes en confuso y acompasado tropel. Luego se iban destacando los varios colores de los uruíoiuies; pasaban gallardos los jinetes en LA FUGA DEL DALAI- LAMA POR TELÉGRAFO BE ir 27, IO VI. 11 n telegrama, de Pekin da cuenta de la publicación de un decreto imperial destituyendo al Dalai- Latna, á consecuencia de su- fuga, y convocando á una elección para nombrarle sucesor. El decreto de. destitución acusa al DalaiLama de desobediencia, de intrigas y de negativa á pagar el tributo. Por si esto era poco, el decreto añade que es el peor de los lamas conocidos. El destituido llego ayer á Calimpong, y se d. irige á marchas forzadas á Darjeeling. La fuga del Dalai- Lama, cuyos privilegios espirituales son notorios, y que es considerado como la encarnación de Buda, ha causado profunda sensación entre los thibetanos y los lepehas. El fugitivo y sus acompañantes han sufrido penosas fatigas al franquear el desfiladero de Jelap, que está cubierto por la nieve. Fue necesario que les auxiliasen los budistas de Sikkitn, que acudieron con mulos y caballos. La Caballería china ha perseguido al Dalai- Lama hasta el valle de Churubi, donde encontró resistencia por parte de los thibet 1 as reuniones vespertinas que los doinin gos, durante! a cuaresma, se celebran en la Legación de Portugal son el iendezvous del Madrid aristocrático desde hace algunos años. Son para ello motivos fundamentales la exquisita cortesía de los condes de Tovar de Lemos y la suntuosa residencia que habitan, llena de objstos de arte, que atraen y cautivan la curiosidad y el espíritu del visitante. Estas razones aparte, tienen los salones del digno representante de Portugal algo que es su: nota especial: el número extraordinario de juveniles beldades que á ellos acuden para pasar- un rato agradable, de amena expansión, con la gentil Nini Tovar, hija de los dueños de la easa. Y aun podría añadirse á tantos encantos la amabilidad con que la bella señora de Calheiros y su esposo, el primer secretario de la Legación lusitana, ayudaron á hacer los honores á los condes de Tovar de Lenio A saludarles acudieron ayer, entre otras damas, la princesa Pío de Saboya, las daquesas de Valencia, Aliaga. Noblejas y viuda del mismo título, Tovar, Pinoherrnoso y T Serclaes. Marquesas de Caicedo, Prado Ameno, Castellluerte, Somosancho, Jura Real. Almonacid, Riscal, Puebla de Rocamora, Vadillo, Salar, Santa -anoveva, Iyanrey, Kna, viuda de Hoyos, Zornozg, viuda de Acapulco, Valdeiglesias, Coquilla y la Rivera. Co ndesas de Valmaseda, Torrearías, Caudilla, San Luis, viudas de Xiquena y Torrejón, Cataivuturu, Welsersheiinb, Ronianones, Almodóvar, Bernar, Vistaflorida y VíaManuel. Señoras y señoritas de Beistegui, Lázaro Galdiano, Vázquez Barros, Araujo, Beltraoy Potestad, Díaz de Rivera, Ide, Chaves y Lemery, Bermúdez de Castro, Calonge, Ramos Power, Alcalá- Galiano, Pérez de Guzmáu, Osma (María Teresa, Constanza y Fortunata) Pérez del Pulgar, Allendesalazar, García Prieto, Aguilar, Núñez de Prado González de Castejón, Barzanallana, Pérez Caballero, Campuzano, Castro, Pineda, Díaz Martín, Hoces, Leniotheux, Moreno Carbonero; Sanz y Magallón, Ulloa y Fernández- Darán, Ximénez de Sandoval, Prado y Lisboa, Pardo y Manuel de Villena, Mazorra, Car- bone. 1 y Rascón EN LA LEGACIÓN DE PORTUGAL iiiH M I initnnninarmii sini m unraüinin