Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
A B C. D O M I N G O 37 DE FEBRERO DE 1910. EDICIÓN i. PAG. 4, HOMENAJE AL GENERAL WEYLER EN BARCELONA BANQUETE DADO AL GENERAL WEYLER (X) POR EL CIRCUcO DEL LICEO CON MOTIVO DE SU ASCENSO Y PARA REGALARLE EL BASTÓN DE MANDO Fot. Ballell descripciones poéticas; no siéndome posiLos períodos de mayor esplendor artístico emoción que la noticia le produjera, cuando en Portugal coinciden con los descubri- del centro de África llega otro oficial, otro ble hablaros de todo, os xelataré algunos mientos, principalmente el del Brasil, que héroe, cuyos descubrimientos científicos es- de sus principales pasajes, empezando por el del rey Msinga llamado el gigante fue para la nación fuente abundante de ri- tán ocupando á 38 sabios de Alemania. queza; pero tal esplendor fue poco duradeEste oficial no es otro que el célebre ex- soberano de una de las provincias del Áfriro, y la decadencia de la nacionalidad arras- plorador africano Adolfo Friedrích, duque ca Central, poblada por los mitussis tró, como no podía menos de ser, todas las de Mekienburg- Schwerin, quien dio anteEste mide 2,15 metros y tiene un aspecto Iniciativas y especulaciones mentales. ayer una conferencia interesantísima en la simpático. Viste el traje nacional del país, De toda la concepción artística portugue- sala de fiestas del Rathaus (Ayuntamiento) que consiste en an sombrero de flores y persa quedó el lirismo, porque la poesía es la á la que asistieron, además de los miembros las blancas. Lleva una especie de delantal tejido con forma del arte que mejor denuncia el esta- de la Sociedad Geográfica, muchos minisdo de aspiración de un pueblo y porque exi- tros y embajadores y casi toda la aristocra- pelos de nutria, y sus tobillos desaparecen ge mencs preparación para manifestarse. cia vienesa, los siguientes pefsonajcs de la Isajo infinidad de hilos de hierro y anillos, Si ese iírismo se hubiese objetivado, en- Corte: los archiduques Leopold Salvator, el adorno favorito de los mitussis. El duque cuenta que el rey Msinga le reeontrándose con los conflictos del medio, ha- Rainer Cari, Leopold, Fratiz Salvator, Friebría aparecido el drama, que es la integra- drich, Rainer, el duque de Cumberland y galó 20 vacas, 1.000 cabras y gran cantidad ción ó Ja síntesis de esas luchas. No ocurrió las archiduquesas María Inmakulata, Mar- de harina, miel, manteca y leña. En cambio el duque le ofreció un despertador, que las asi, y, por tanto, la poesía dramática ó la guerita y María Valeria. fábula teatral no pudo arraigar en nuestro El duque Adolfo Friedrieh deMeklenburg manos reales rompieron en un santiamén á suelo, porque, siendo la más compleja y opu lucía el uniforme de gala de comandante de fuerza de examinarlo, y una sierra, con la lenta de todas, requería más en este am- la Guardia Prusiana y habló dos horas con- cual el ingenioso rey africano se puso asebiente desmedrado el concurso de todas las secutivas, siendo al final de su discurso vi- rrar los mejores muebles que adornab. an su demás artes, que á su vez eran balbucientes vamente aplaudido por el numeroso audito- residencia real... y primitivas. En la parte central de África fue descurio que llenaba la grandiosa sala del Rabierta un lago llamado Monas! que mide De aquí que nuestro teatro esté todavía thaus. por hacer. AFFONSO GAYO El vicealcalde, doctor Neumayer, dio las 108 kilómetros de largo; un volcán conocigracias al duque en nombre del Consejo do con el nombre de Namlagira y en contiDE NUESTRO CORRESPONSAL Municipal y terminó su discurso dando un nua erupción, cuya columna de humóse eleva á una altura de nueve kilómetros y viva á los miembros de la familia imperial se extiende á 18 kilómetros alrededor del y al célebre explorador, viva que fue repe- cráter. Los oficiales Peary tido estruendosamente por todos los concuAl Este de otro lago muy pintoresco, y en H UESPED ILUSTRE y Shackleton, ha- rrentes. El discurso que el duque pronunció fue medio de bosques vírgenes, viven infinidad ciendo frente á toda clase de peligros, conde enanos. Los hombres no miden más de siguieron llegar á las dos extremidades del como una cadena interminable de notas 1,25 metros, y las mujeres, que son de una científicas, narraciones emocionantes y orbe. No se había rehecho el mundo de la A B C EN V 1 ENA