Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
A B C. SÁBADO 26 DE FEBRERO DE Í 910. EDICIÓN i. PAG. S la labor de Ihe limes, desde entonces Mr. Walter dedicó por entero su actividad y su inteligencia al gran diario vinculado en flu familia. 1 Hace algunos años, al constituirse la Sociedad publicadora de The Itmes con un capital de 750.000 libras esterlinas, fue elegido presidente del Consejo de administración. I Había tenido también altos cargos en la Administración pública y era desde hace tiempo director de la Compañía ferroviaria fondón and South. -Western. -Casó en 1872 y deja su viuda y cuatro hijos, dos de ellos varones, al mayor de los cuales, Mr John Walter, querido amigo nuestro, enviamos sincero pésame. -Me deja usted admirado. Para mí, hasta y Fernández de la Somera, teSoectívaaiea ahora, la lectura de un artículo da fondo era te, pasen á situación de reemplazos algo como un pasatiempo, como un esparLos referidos regimientos están de guarcimiento que se proporciona de tarde en nicióri en Sevilla, habiendo fmnado ayes tarde al espíritu. Consideraba yo que no Su Majestad el Rey los decretos concedienhabía lectura tan divertida como la de un do los mandos de los referidos regimiento artículo de fondo. Los viejos tópicos, las fra- á los coroneles de Artillería D. José Belses huecas, las pirotecnias retóricas, que ea monte, y de Ingenieros D. Ramón Arizcum ellos se hallan eran para mí como un des: capitán general de la primera región canso en ía labor diana. Leía yo un artículo 1 de fondo- como otros van aun cineinatógia ha dispuesto que los Cuerpos de Infanfo, ó como los niños suben en los caballi- tería de la guarnición de Madrid que ten. tos del tzo- vzvo. ¡La cosa para mí no tenía gan individuos de tropa prestando servicio importancia ninguna. Y, sin embargo, usted fuera de filas, comprendidos en el próximo me revela. que la lectura de un artículo de licénciamiento, envíen sus relevos con la fondo es algo importante, grave, trascen- anticipación suficiente para qne ¡os destidental. Yo pensaba que si los artículos de nos no queden desatendidos, dándole cuenfondo no pueden causar ningún trastorno ta nominalmente de Jos individuos desigV- -r. aaBZte- en un simple lector, en cambio un gober- nados. K nante que esté de continuo con la vista fija forzosamente habrá de u Majestad el R. ey firmó ayer los siguien- en tales artículos el juicio. acabar por perder tes decretos: I XInstrucción pública. -Concediendo la gran- ¡Al contrario, al contrario! Los artículos ae fondo, largos, solemnes, interminacruz de Alfonso XII á D. Amalio Gimeno. -Otro sobre la provisión de fas vacantes de bles, son la fuente de toda sabiduría y de POS CONFERENCIAS cuarto grado en el Cuerpo de archiveros, toda doctrina política. Ya sabe usted que reflejan la opinión del país. Sin conocer la bibliotecarios y arqueólogos. A yer, á última ñora de la tarde, llegó a? -Promoviendo á jefe de primer grado del opinión condensada todas las mañanas y k Congreso el Sr. Moret, y pasó inmeCuerpo de archiveros á D. José Ramón Mé- todas las noches en esos artículos de fondo, diatamente al despacho del presidente de ¿cómo podrá orientarse un gobernante? íida. la Cámara. -Me hace usted dudar. En los articule i Nombrando a L) Saturnino Santos Ruiz La noticia de hallarse allí el último es, Zorrilla vocal de la Comisión permanente de fondo se dtee y se proclama cada día una presidente del Consejo circulé rápidamente cosa; lo que el lunes pareció blanco, el por el salón de conferencias. Los comentade pesas y medidas. ídem consejero de Instrucción publica á martes aparece como rojo, sin perjuicio de rios á que los concurrentes se entregaron D. Luciano Clemente Guerra, catedrático de que el jueves se nos muestre como azu! Las fueron muchos y muy animados. fruslerías más triviales son elevadas á la la Universidad de Valladolid. -Viene á despedirse del Sr. Dato- -de ¡Fomento. -Decretos concediendo grandes categoría de hechos extraordinarios; en cían algunos, -porque ha decidido retirarse cambio, lo realmente impértante y directo, de la vida política y marcharse durante una cruces del Mérito Agrícola al ex ministro X Juaa Navarro Reverter, y al obrero de se juzga como nimiedad desdeñable. Se dice larga temporada al extranjero. en ellos que tal hecho va á tener consecuen, Coreila D. Camilo Castilla. -No lo crean ustedes- -replicaba un rnoI Otro disponiendo continúen por adminis- cias incalculables, tremendas; luego resulta retista, -no se retira; hoy mismo, hablando tración las obV 5 s del pantano de la Grajera que no pasa absolutamente nada. De los de este rumor, recordaba la frase de Posada Gobiernos, se anuncia cada semana el que (Logroño) política es branto y la muerte; transcurren los ocho Herrera: La la tumba. una novia que se de días y el Gobierno sigue viviendo. ¿Cree us- deja al pie conferencia uiaa hora, y cuando Duró la ted que quien lea durante un mes tan sólo dijeron los Sres. Moret y ios artículos de fondo podrá mantenerse fir- terminó había sido devolución deDato que la visita la que el me en su equilibrio menta segundo hizo al primero cuaado dejó la pre- ¡Horror, abominación! Sospecho que sidencia del Consejo. n opinión de usted, ¿para qué sirven los está usted tocado de obscurantismo. Aseguró el Sr. Dato que en la entrevista artículos de fondo? -Déjese usted que siga; w f- -Me hace usted una pregunta que me más. A mi entender, un un momento nada no se había hablado ni una palabra de pogobernante debe lítica. deja un poco estupefacto y perplejo. -Recapacite usted. ¿No lee usted los ar- ser muy parco en la lectura de la Prensa tículos de fondo? Ea las preceptivas y ma- diaria. En principio debe bastarle con una ipn cuanto terminó la anterior conferennuales de literatura habrá que añadir un escueta y sucinta relación diaria de los he- cia se dirigió el Sr. Dato á la Presiden chos, sólo de los hechos, más salientes de la nuevo género. Drama, novela, poema... artículo vida nacional. En cuanto á comentarios, su cia del Consejo, donde estaba el Sr. Canade fondo. Los artículos de fondo son la esen- buen juicio habrá de dictarle el atender lejas. La gente se dio á sospechar si ambas concia de nuestro periodismo, del periodismo aquellos que é! crea más sensatos y más contemporáneo. Su estudio debe ser hecho rectamente inspirados en el desinterés. di- ferencias estarían relacionadas coa algún La fin político; pero esta sospecha fue rectiüfiaeon un gran detenimiento y una gran es- norma de un gobernante debe ser la acción, da, tanto por el Sr. Dato como por el Sr. Cacrupulosidad. la lectura. La lectura copiosa- -Perdone usted; está usted en estos mo- no la Prensa diaria, forzosamente y profusa nalejas, quienes afirmaron que su entrevisde llevaría á ta no había tenido más objeto que particimentos destruyendo y saqueando toda una su ánimo la irresolución, la perplejidad. El región de mis ideas, de mi ideología parti- gobernante debe meditar antes bien sus re- par el segundo al primero qne el Ssy ha cular. Yo, se lo confieso ingenuamente, creía soluciones; pero tomada alguna, su deber es firmado el decreto nombrándole presidente 1 que los artículos de fondo no servían para llevarla firmemente hasta al cabo. Mi se- de! a Junta del monumento á Alfonso XII. Ambos señores hablaron extensamente del oada ni los leía nadie. gunda máxima- -dice Descartes en él Discurv- -Está usted en el más profundo y craso so del método- -es de ser lo más firme y re- estado en que se encuentran los trabajos del monumento. de los errores. No puede haber Estado sin suelto posible en mis A las preguntas de les periodistas con- s política; no puede haber, consecuentemen- resoluciones dudosas, actos, y de seguir las te, política sin artículos de fondo. El artícu- á ellas, como si fueranuna vez determinado testó el Sr. Dato que Isftfios conferencias las más seguras. Y que acababa de celebrar no se relacionaban lo de fondo es uno de los fundamentos del nuestro Gracián Estado y de la Nación. Sin ellos no podrían nos dañosa que ha dicho también que bíne- para cada con la política, y que él EO tiene 1 la irresolución es la mala que intervenir en asuntos que no se reía pensar los hombres políticos. cionen con el partido- coaservadoT -De modo ¿que usted cree que un nom- ejecución ¡Descartes, Gracián! Mis dudas se conbre político, que un gobernante, no podría firman. ¡Reaccionario, clerical, obscuranE 3- PRESIDENTE darse cabal cuenta de lo que le rodea, de tista! f epués de despacaar coa él Rey, faé el los fenómenos sociales, de los problemas ¿Ü 5O RIN Sr. Canalejas á la JPresidenciaj donde políticos, sin la lectura de los artículos de recibió á los periodistas. lío puso á la firma íondo? de S. M. ningún decreto, Í -Evidentemente; rodo nombre político debe tener como el primero de sus cuida KTada tengo que decirles hoy- -manifestó dos el leer por la noche y por la mañana los artículos de fondo que publique la Prensa. p l Diario Oficial del Ministerio de la Guerra el jefe del Gobierno á las periodistas Según lo que se diga en tales artículos, el publicó ayer dos Reales órdenes dis- al recibirlos. ¿Ustedes tienen sue pregungobernante procederá á ajustar á ellos su poniendo que los coroneles del primer regi- tarme igo? del tercer- -Lo de la dimisión del capitán general conducta. De otro modo su gestión de los miento montado de Artillería y D. Ricardo regimiento mis co de Ingenieros, de Sevilla á que se refiere na penódicode negocios públicos será un cúmulo de del Pozo y de la Cueva y D. Ignacio Baypns la mañana. res, de torpezas y de inadvertencias. E S r FIRMA DEL REY E ARTÍCULOS DE FONDO ECOS lITinmi mmiiiHjnruir- -n