Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
Jh B C. SÁBADO 26 DE FEBRERO DE 1910. EDICIÓN PAG. 5, Jel Departamento poético, según) Berner lagblatt, propondrá; que se confíe la pirección de todos los asuntoss políticos á ¡ana delegación de tres miembros, que comprenderá, de derecho, al presidente de la ¡Confederación, como jtfe; al vicepres detite I? al presidente saliente, De este modo cada miembro pertenece tres años al triunvirato, sin que se altere en nada la Constitución y sin que el Gobierno cambie su carácter, obteniéndose cierta continuidad en la dirección de la política extranjera. Aunque la combinación no carece de ingenio y constituye una ventaja sobre la actual, no deja de ofrecer inconvenientes, pues en el momento en que, por particular apreciación de los asuntos, surjan disensiones en el seno áe esta Comisión, los conflictos han de ser inmediatos. Puede que hasta que el problema se resuelva surjan otras fórmulas que satisfagan más. Hasta hoy se duda, y en lo único en que se ponen de acuerdo es en la necesidad áel cambio. Predecir nada es imp sible, porque la epínión sólo ha comenzado á formarse y aun no se ha exteriorizado. Otros aswntos hay pendientes que, auaque menos salients- s, preocupan y se discutirán en breve. Uno de ellos está inspirado en el creciente contigente de critainalidad que están dando los menores, y otro que se refiere á la entrada de las mujeres en los llamados Tribunales ptud hommes, institución creaéa para res lver los conflictos enbe patronos y obreros. Para el primero se pide ana reforma de la Constitución: la del artículo que garantiza la publicidad de las audiencias de las Salas de justicia cuando k s reos sean menores. Se fundan para pedir es to en que, dada la tendencia á la imitación de los jóvenes, los templos de Temis pudieran convertirse en escuelas de delicuencia. Hay quien pide ¡inás, aunque parece que no llegará á discütirsje: la creación de Tribunales para niños, sin Jurado y con jueces especiales. s- Si nosotros, completamente ajenos por nuestro carácter de extranjeros á estos intereses, tuviéramos que dar un comentario, ¡diríamos que esta reforma que se intenta nos parece inútil. Lo de los tribunales esipeciales diríamos que es acertado; pero lo ¡de la publicidad ó no de las vistas, infructuoso; ios niños no van á las Audiencias. I as fuentes áel mal, lo dijimos otro día, están en sus pupitres, en la inocente diversión del domingo, alguna vez también, ¡quién 8 abe! en las estupendas relaciones con que una madre, menos inteligente que llena de buena fe, deposita en sus oídos, y que fermentan luego en los tiernecillos corazones que son tierra virgen y no distinguen en materia de semillas: lo que cae, brota y fructifica diestmés, O MARRADES En el Ayuntamiento hubo sesión amena y parlamentaria. Siguen las oposiciones á oradores de Cámara y á hazmelotodos... mientras en la calle los obreros sin trabajo quieren comerse al alcalde porque tienen hambre. Equivocaron el plato. Si acaso, le constituyen, con salsa á la vinagreta, los concejales que quieren hacer las cosas por sí mismos, incluso el retardar lo que podía estar ya hecho para que los que tienen hambre se rasquen... la palma de la mano. Dos meses y un día de prisión pidió ayer el ministerio público en los Tribunales para una mujer que por tener apetito, pero no dinero, riñó una acalorada reyerta con una ración de sardinas en una taberna, á cuya dueño no pudo hacer efectivos los céntimos importe del consumo. ¡Oh, la tiranía del estómago! En el Ateneo, una conferencia suigenens. Cantaron Stagno, Gayarre, Massim... y hasta el auditorio, como en Gigantes v cabezudos. Todo fue ayer poquita cosa, según puede verse. Poca cosa también el coacierto de Berta Marx en la Comedia. No mayar el de la banda municipal, para público de pago, en el Circo. De sucesos salientes, un robo en una portería. Poca cosa igualmente. No turbó la tranquilidad de la nocheieatral un mal estreao ni un buen gallo. CAPTURA ACCIDENTADA DE PALACIO El Rey recibió ayer en audiencia al almirante de la Armada Sr. Viniegra; á los dos hijos del conde de Tattenbach, que fueron á dar las gracias á S. M. por las pruebas de atención que les ha dispensado con motivo de la muerte de sin padre; al heroico capitán de Artillería Sr. Fernández Herce, que tan bravamente se condujo el 30 de Septiembre en la acción del Zoco el- jemis; al ministro de España en la Argentina, conde áe Cadagua; al coronel de Estado Mayor Sr. Godiner, y al teniente coronel de la Escolta Real, marqués de Villalba. También ofreció sus resp eíbs al Monarca el general Ríos, quien dio cuenta á S. M. de los preparativos realizados para recibir 9 los Húsares. Don Alfonso paseó ayer tarde en carruajt. con el conde de San Román por el Retiro y la Castellana, y luego presenció los ejercicios de instrucción de los quintos en las imíedi aciones del paseo de Sosales. DE SOCIEDAD Ha regresado á M Irid, después de ha- ber estado dos meses en uso de licencia, el cónsul de Alemania, D. Otto de Gumprecht, 1 quien, por haber estado ausente, no pudo asistir á las fiestas celebradas con ocasión del cumpleaños del Kaiser, ni al entierro y funerales del conde de Tattenbaeh. Mañana serán los días del reputado doc tor D. Baldomeio González Alvarez, y pasaPOR TELÉGRAFO do mañana los de nuestro querido compaPARÍS, 25, 2 T. te 1 día 19 del corriente se cometió un im- ñero en la Prensa D. Román Sánchez AnasMañana, como domingo, recibirá á sui portante robo en Issondun. Los autores, según se pudo averiguar, eran dos su- amistades la amable condesa de Tovar de jetos reclamados por las autoridades judi- J, emos, esposa áel ministro de Portugal. ciales, y llamados Julio Maitrat, apodado Julot, y Mauricio Lelong. El embajador de Inglaterra y lady de Un inspector de la Policía de Tours en- Bansen están pasando unos días en Gracargóse de proceder á la busca y captura nada. de los ladrones, que habían huido hacia Vierzou. Ha marchado á Valladolid, con motivo de Durante dos días el inspector fue siguien- encontrarse gravemente enferma su herdo la pista de los dos cacos. Por último, mana, la señora de Zorrilla, el ex ministro ayer dio con ellos en la estación de Isson- D. Santiago Alba. dun, donde se hallaban esperando un tren. Deseamos vivamente el rápido alivio de El inspector encargó á dos gendarmes la la distinguida enferma. detención de Lelong, reservándose la de Julot, al que consideraba como más peliRestablecido del ataque de gripe que ha groso. sufrido, el ilustre doctor D. José Codina ha Pero los gendarmes desplegaron tan es- reanudado su vida profesional. casa habilidad, que Lelong se les escurrió bonitamente de entre las manos, poniendo pies en polvorosa con increíble rapidez. Entonces, viendo volar á su pajaro, los gendarmes, tras madurada reflexión, acordaron ir á prestar su valioso auxilio al po 14 a fallecido- en Londres, á los sesenta 5 licía. cuatro años de edad, y á consecuencia Nuevo desacierto de la honorable clase gendarmeril. Acercándose por detrás con de ua ataque de mfluenzza, Mr. Arthur Fra suma cautela se arrojaron á un tiempo so- ser Walter, uaa de las personalidades más on un tiempo primaveral, que para Mayo bre... el inspector, á quien sujetaron fuerte- significadas y prestigiosas de la Prensa inpróxirae quisiéramos, transcurrió la mente mientras Julot emprendía la fuga glesa Su hijo, eí ilustraúo corresponsal de 2 ka jornada de ayer, poco fecunda en aconteci- con no menos celeridad que su compadre. Jtmes marchó á Londres hace mientos, ora políticos, ora sociales, ora pro Deshecho el lamentable error, lanzáronse pocos en Madrid, tenido el triste consuelo de días, y ha nobis. todos en persecución del fugitivo, que pro- no separarse de su padre en los últimos días De política, que si Moret, que si Casandra. curaba á toda costa escabullirse. sta vida. Pero Moret ayo ya lo suyo: no se corta la En su vertiginosa carrera, perseguido y áeMíster Arthur Fraser Walter pertenecía Coleta. El ejemplo de Guerrita cortándosela perseguidores llegaron á un terraplén de á la ilustre éiiaastía periodística de proá tiempo es poco imitado en España. Genio bastante altura. pietarios- jefes de Ihe limes, diario que funJy figura, hasta la sepultura. Julot se tiró de cabeza sin vacilar; tras él, v En cuanto á Lasandra, el drama de Gal- el inspector, y después de pensarlo un mo- dó su bisabuelo en 1785, y cuya autoridad y circulación son desde hace años univerbos, próximo á estrenarse, no hay más mento, los gendarmes. (Sino que los amigos políticos de D, Benito El ladrón tuvo la desgracia de fracturarse sales Educado en el famoso colegio de Eton, ¿uieren prepararle un éxito también polítr- una pierna en la caída. Gracias á lo cual Mr. Walter un sportsman ao, por lo cual nunca mejor qué ahora ten- pudo ser detenido y conducido á la enfer- fue en. su juventuddescolló especialmente en notabilísimo, que drá aplicación la frase de: ¡Qué amigos tie- mería de la cárcel. nes, Benito! En cuanto al otro ladrón, no ha sido ha- el cricket entre los más distinguidos cam. Se vio en el Consejo Supremo de Guerra bido todavía, aunque se ha tenido la pre- peones del Reino Unido. Doctorado en la Universidad de Oxford y 1 proceso instruido a Macías, pero la sen- caución de no encomendar su captura á la asociado antes délos treinta años de edad es aún conocida. mencioneda pareja de gendarmes. LA HABILIDAD DE LOS GENDARMES UN PERIODISTA ILUSTRE D AL DÍA C