Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
VIERNES 2 5 Pfi FEBRERO DE 1010. EDICIÓN 3. PAG. -Desde muy joven- -contestó f ons- -me hacerle hablar ni á fuerza de caricias, ni de gunos propietarios de fincas en la Puerta apasioné por los estudios de hipnotismo y insultos, ni quemando el asado, ni echando del Sol se oponen á que en esa plaza se ins- ocultismo. Cuando creí que sabía bastante feal y pimienta en el café. talen evacuatorios subterráneos, como los me titulé yo mismo profesor. I a señora Casemar, porque su marido la hay en las grandes capitales, aunque no en No pareciéndole suficiente al juez esta obliga á leerle por las noches, hasta muy, Calamocha ni en Villarretruque de Abajo. explicación, ordenó á los gendarmes que tarde, historias horribles de crímenes que la (Silbidos prolongados) detuvieran al estafador. dan pesadillas, amenazándola con su revólEn Arganda, captura por la Guardia civer cuando se detiene un instante. vil de unos estafadores que tenían por cam M i mujer, dice Geord Moeller, se levanta po de acción á Madrid. ¡Bien por la beneLA EMOCIÓN siempre muy tarde, se niega á recibir á mis mérita! amigos y lo que guisa no se puede comer. Un robo de alhajas y metálico, en junto DE LA BANDERA El banquero Martín pide el divorcio por- unas cinco mil pesetas, al actor Mariano que su mujer prefiere la conversación de Mendoza. ¡Una lotería! p n la Diputación de Barcelona se ha tralos demás hombres á la suya, á pesar de ser Triple alumbramiento de la mujer de un tado de conceder á la bandera catalaél un hombre instruido. pobre obrero que gana dos pesetas. ¡Otra na la misma significación que á la bandera Por fin, míster Joyeux se queja atnarga- lotería, ésta con tres panecillos debajo del española; y otra vez, con la misma obceca aaente de que su cara mitad se pasa los días brazo! ción de siempre, ha vuelto á surgir la manía y las noches jtígaudo pocker Por la noche Romeo y Ji ieta en el Real, divisoria entre la patria pequeña y la granEn el término de seis minutos la señora ¡una novedad, como quien dice! con gran- de, entre la nación familiar y- la nación poHunt, de Chicago, pidió y obtuvo el divor- des aplausos para Romeo y algunos para lítica, histórica y civilizada. cio, y no es un caso excepcional. Julieta, que sirvieron además para desperNo hay nada mejor que la distancia para I, a señora Mary L, ongton, de Miinonnee, tar á muchos espectadores. comprender ciertos fenómenos abstractos. divorciada á las diez, se volvió á casar á las Iva idea de la nación puede aparecer hasta ¿toce. incomprensible y sin sentido si la consideCREDULIDAD Míster y mislress Taubert de St. Paul se ramos desde dentro mismo de la nación; casaron, se divorciaron, se volvieron á capero alejándonos un poco, si salimos fuera sar, volvieron á divorciarse, contrajeron UNA FABRICA de la órbita nacional, entonces la idea que nupcias por tercera vez, y el marido ha enparecía abstracta se nos ofrece llena de reatablado nueva instancia de divorcio. DE TALISMANES lidad. Toma usted un billete para un concierViajando por el mundo, ¡cómo se aleccio POR TELÉGRAFO to; la música comienza á fastidiarle, y sale na nuestro corazón y nuestra mente! Desde PAMS, 2 4 1 T. usted sin esperar el f mal. Ese es el matrimoA consecuencia de una denuncia por esta- fuera, ¡cómo se levanta la imagen de la panio americano, ni más ni me os, en ciertos fa, ha sido detenido en el Raincy un tria, contorneada, unificada, plena de vida y estados de la Umón, individuo de cuarenta años, llamado Eduar- de lógica! Y cuanto más lejos vamos, la idea de la patria se hace más concreta, y nuestro Entre los malayos- -es verdad que allí son do Pons. anos salvajes- -el matrimonio es indisoSe trata de un seudoprofesor que se respeto crece con la distancia. I, a perspecluble. dedicaba la venta de amuletos y talis- tiva es tan necesaria en el patriotismo como en la pintura. Por eso los españoles que vi ¡He aquí cómo se castiga el adulterio, se- manes. gún el explorador Max Moszkowski, que Ei juez de instrucción verificó en casa de ven en la emigración son los más patriotas acaba de publicar un ¿libro titulado: Por Pons un registro, fijándose principalmente de todos los españoles. ¡Ojalá pudiese Esnuevos senderos: á través de Sumatra. en el despacho donde estaban reunidos nu- paña arrojar todos sus hijos fuera y muy leSospecha un cónyuge de la infidelidad merosos instrumentos de física, crisoles y jos! Cuando volviesen, todos se habrían curado de esta enfermedad antinacional que del otro, lo pone en conocimiento del rad- retortas. jah, que, al convencerse de la exactitud de En otras habitaciones, además de ia ma- corroe al país. la acusación, manda á la parte ofendida una dre del profesor y de una criada, se enconL, a emoción de la bandera no se la siente libra de sal; esto significa que consiente en traban una mecanógrafa y tres empleados, bien sino en la guerra y en la emigración. el castigo. En el acto se ata al delincuente ocupados en contestar á cartas y en enviar Por más cerril y topo que sea un soldado, i un árbol ¿de una lanzada en el corazón se folletos. entre el ruido de la batalla siente la inmené da muerte, y los asistentes se lo coAllí había cinco ó seis mil alhajas de pa- sa significación de aquel paño que ondea men crudo. cotilla, anillos y medallas, colocados en unos por encima de las armas; es para él un sím iNo, en Sumatra no se anclan con guasas! estantes. bolo supremo que resume todas las ideas, Pons utilizaba el seudónimo de Profesor desde la madre y los dioses hasta los comEDUARDO H A H N Arianys. Protestó contra el registro, alegan- pañeros y los muertos; el amor, el culto, la 8 evlin, hcbrero. do que no se dedicaba á ningún comercio amistad, la venganza, el deber, el valor, todo está compendiado en el paño flameanilícito. Confesó que su industria le producía unos te. Y en aquel instante trascendental en que CMADRID AL DÍA doscientos cincuenta francos por día. De to- el soldado marcha hacia la muerte, cuanto a nove dad del día puede decirse que fue dos los puntos del mundo le dirigían pedi- es idea y cuerpo, recuerdo y esperanza, se la lluvia, Acostumbrados á pasarnos dos, desde hace cuatro años, numerosos afirma en la bandera, como una suma de trascendencias y de síntesis. No es la famisin ella, es la verdad que no la echábamos clientes. de menos, y su presencia, ahora que nos I,o s objetos que vendía Pons se fabrica- lia, ni el pueblo natal, ni la agrupación de disponemos á tirar la casa por la ventana ban según ritos especiales, y constituían, los pueblos vecinos, lo que vive en aquella para recibir á los Húsares, nos molesta bas- según los prospectos, cuatro series de alha- bandera; no es la patria familiar; es la natante. Pero el barómetro está alto; no se ha jas que contenían, gracias á radioactivida- ción, la solidaridad nacional, el conjunto de vuelto á hafetar de manifestación moretista des Jneoelectroides, todo el dinamismo hu- aspiraciones y deberes, el todo nacional... para el domingo. Son dos razones podero- mano. Es esa idea y ese sentimiento de nacióti sas para confiar en que prevalecerá el buen Estas alhajas magnetizadas procuran á que no existía antes y que se debe casi extiempo. sus poseedores las mayores alegrías y una clusiyamente á los tiempos- más modernos. i Hubo Consejo de ministros en Palacio, y felicidad completa. Por ser tan moderna, es por lo que la idea en él habló el presidente de planes de goL, a sortija que su autor llama sortija po- de nación no quieren admitirla ó entenderbierno, de disolución de las Cortes y de sitiva era la alhaja que más se vendía. Es la los espíritus íntimamente reaccionarios ó convocatoria de las nuevas... y ni tembla- de estaño, y tiene una piedra brillante en- incultos. Hay gente en España que no quie. ron las esferas ni se hundió el firmamento. garzada en una estrella de cobre con cinco re salir del fondo del siglo xv. Y conio feSin embargo, seguirán murmurando los ramas. Costaba 15 francos. nómeno bien reciente de la incompresión que no creen ni en la paz de los sepulcros Otra sortija, llamada la sortija negativa, de la idea nacional tenemos el de los rife cíel bloque. tenía por objeto causar daños. En vez de ños, luchando solos con los españoles, sin Nada más de política, y es bastante. Así una estrella tiene una serpiente enrollada que las demás provincias marroquíes interda gusto. sobre sí misma. Valía nueve francos. vengan ó siquiera se emocionen. El concepA juzgar po. r la voluminosa corresponden- to de la nación es una de las grandes apor Por los Tribunales menudencias de poca taiga. Compareció un acusado de sustraer cia de Pons, éste tenía clientes en las cinco taciones de nuestra civilización europea. corderos de un redil. El teatro aplicado á partes del mundo. Tal es la credulidad de Todo lo demás es reacción hacia los tiemla zoología está en auge. Auteayer, con el las gentes, que se han encontrado cartas pos bárbaros, hacia la época que pudiérarobo de gallinas, Chantechr; ayer, con el de dando las gracias por la eficacidad de esos mos llamar de los egoísmos I a tribu de talismanes. corderos, El caballero Lobo. la selva no se ocupaba sino de ella misma; Por la Casa de la Villa, dos noticias inteEl juez preguntó al Profesor Arianys: el conjunto de las otras tribus le tenía sin resantes: una, que el alcalde ha nombrado- -Pretende usted que es profesor. ¿Dónde cuidado. Cuando se unía con sus compañeordenanza al cabo de Cazadores Hierro, que ha estudiado usted? ¿Dónde están sus tí- ras era para realizar algún pillaje en gran í se distinguió en la carga de Taxdirt tulos? escala. Ese es el distintivo de la barbarie: el feompleto mutismo, s! n que baya logrado (Aplausos calurosos. y anuncio de que al- Í L