Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
TODO EL DO, POR CORRfaQ, GABLE. TELÉGRAFO Y TELÉFONO DE TODO EL MÜR DO, POR CORREO, CABLE TELÉGRAFO TELEFONO LAS OBRAS DEL METROPOLITANO DE PARÍS ESTADO ACTUAL DE LOS TRABAJOS DE LA NUEVA LINEA QUE PASA POR LA PLAZA DE LA CONCORDIA Fot. Delius disolución, base sobre la cual tendría que edificar su Gobierno. A buen seguro que si al Sr. Moret no le hubiesen dado la certeza susodicho deL HIGUI DEL DECRETO A la hora de que podía contar con el de formar Gaen que se creto, no se habría encargado publiquen estas cuartillas, ustedes sabrá 1 binete. Esto es de sentido común... Surgió la crisis, que habrá sido todo lo ya si hay decreto ó no hay decreto... Me refiero al de disolución de las actuales Cor- constitucional que ustedes quieran... La tes... En Parí desde hace muchísimo tiem- Constitución española es completamente po, no preocupaban á nadie las cosas de la elástica... El Sr. Moret se vio arrojado del política española tanto como ha llegado á Poder cuando menos lo podía sospechar, y preocuparnos ahora esta importantísima se encargó el Sr. Canalejas de formar Gacuestión del decreto de disolución. bierno. Está fuera de toda duda que el se Hay que reconocer que las simpatías to- ñor Moret, ó contaba con el decreto y se le das del extranjero están al lado del señor birló quien se figura que puede jugar con Canalejas... No; no se puede quejar el joven una nación de 18 millone. de lanudos- -y presidente del Consejo... Ha tenido una me valgo de la expresión de Costa, -ó se le Prensa que ni soñada... olvidó poner los puntos sob ¡e las ¿es antes Pero ahora nos preguntamos todos: ¿Ten- de encargarse del Gobierno. Pero, en fin, esto ya está liquidado... El drá ó no tendrá el decreto? Porque el señor Moret, cuando formó Gabinete también Sr. Canalejas ha substituido al Sr. Moret, y dijo que le tenía, y era natural que así fue- sabe que éste ha muerto del dial del decreto... se. Estas cosas no suceden más que en Es El cronista se limita á reflejar el estado paña, el país donde más se abusa de la pa- de la opinión extranjera, sLi poner ni quilabra Constitución y donde menos se la tar. Mis simpatías no están del lado- del serespeta. ñor Moret ni del Sr. Montero Ríos, para los Al formar Gabinete el Sr. Moret, todo el cuales creo que sonó la hora de retirarse mundo- -me refiero á la opinión extranje- hace muchos años. Más esperanzas tengo i- a- -pensó que contaba con el decreto de en la labor del Sr. Canalejas; pero el señor DE NUESTRO ENVIADO ESPECIAL ABCEN PARÍS F Canalejas es un sincero y á los hombres sinceros se los engaña con facilidad... Toda la historia política del Sr. Canalejas ha sido eso: una sucesión de engaños, sufridos por él con resignación verdaderamente evangélica. ¡Y le llaman anticlerical! No hay otro político más sumiso á las doctrinas de Cristo. ¡A ver si encuentran ustedes otro que con más frecuencia haya ofrecido la mejilla izquierda después de sufrir el bofetón en la derecha! Pero si triunfa al fin, y para él no puede haber más triunfo que la publicación del decreto, entonces el viejo partido liberal habrá existido... Yo no puedo creer que sea verdad tanta belleza... Aquí, en París, no queremos regocijarnos antes de tiempo porque la decepción sería mucho más dolorosa... ¿No volver á sufrir el espantoso caúchenla? de los Mor. et, de los Montero Ríos, de los Gasset, de los Navarro Reverter- ¡todojunto! -de esa colección interminable de nulidades consagradas... ¿Será verdad, Dios mío? Pero ¿para cuándo guardan ustedes las colgaduras, las iluminaciones, los fuegos de artificio. 1 ¡Si esto sería mucho más trascendental aue la toma del Gurugú! JOSÉ JUAN CADENAS