Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
A B C MIÉRCOLES a 3 DE FEBRERO DE 1,910. EDICIÓN i. a PAG. 7. gs reíerencias que pudimos reco ger, gran parte del Consejo fue empleado poi el presidente en dar cuenta de su viaje á Sevilla, de las visitas que ha hecho en esta capital á diferentes Corporaciones y Sociedades, ea todas las cuales recibió grandes muestras de afecto y muchas adhesiones. También dio cuenta de su conferencia con el Rey, de la cual ha sacado el Sr. Canalejas üiuy favorales impresiones. Se trató después de los preparativos para la entrada en Madrid de los Húsares que regresas de Mehlla. Ya es conocido lo que al efecto se ha acordado eu las reuniones celebtadas por ios ministros de la Guerra, Hacienda y Gobernación, el presidente de la Diputf ón, Cl gobernador y el alcalde. Luego se trató del Congreso sobre la traía de blancas, que se ha de celebrar en Ma ¿liid, con aneglo á lo convenido en Bruvelas. El Consejo se ocupó en el expediente reíativo á la construcción del antedique M arsenal de la Carraca. Quedó acordada la libertad del diputado á Cortes D. Procopio Pignatelh. Fueron aprobados vanos expedientes relativos al servicio de Correos y otros de trámite pertenecientes á distintos depaitainentos. EL PRESIDENTE de anticuado y prehistórico que aquel aplica á su programa. -A mí no me extrañan- -na dicho el señor Montero- -los avances del partido, ni aun me asustan los radicalismos. Dentro de la ortodoxia liberal caben perfectamente todos los progresos, y hasta las innovaciones del socialismo que tierx an á la meiora de las clases obreras. Por eso está el Sr. Montero al lado del Gobierno del Sr. Canalejas, cuyo programa está dentro de las aspiraciones y fie la ortodoxia del partido liberal. Preguntado el Sr. Montero acerca de la actitud del Sr. Moret, manifestó que éste parecía alejado de los temperamentos belicosos de algunos de sus amigos, pues en su visita de anteayer le encontró muy tranquilo y razonable. A última hora de la tarde de ayer couió la versión, avalorada por personas al parecer bien infoimadas, de que el Sr. Moret ha recomendado á sus amigos que apoyen al actual Gobierno. EL ViAJE DEL REY misión del Sr, Groizard, director geueral de Agricultura. declarado El ministro de Fomento haoficial de la qcíe no tenía conocimiento di- p n t r e l o s decretos de Fomento firmados por S. M. figura uno jubilando al ingeniero de Caminos D. Antonio ST- rAre Tureia. arma Los ascensos de los generales Bastefreche y Búlate no fueion firmados por el Rey, como por error telegrafiaron. Su Majestad solamente aprobó la pro- ¡puesta correspondiente. Los decretos por los cuales aquéllos ascenderán serán pues- í los á la firma regia otro w Se han concedido cruces del Mérito Naval, rojas, al duque de Montpensier y al príncipe D. Jenaro de Borbón por su con? portamiento en la campaña de Mehlla I os Cuerpos de la Armada han acogido muy bien la provisión del almirantazgo) y el ascenso del general Viniegra. UN ACCIDENTE ñ yer mañana, á la hora anunciada, regreT só de Sevilla en el expreso el Sr. Ca alejas. A esperarle acudieron a la estación del Mediodía todos los ministros, excepto el de Estado, que no llegó á tiempo. 331 presidente del Consejo se mostraba juuy satisfecho de su viaje. Desde la estación se trasladó á su despacho, donde recibió varias visitas y conferenció con los ministros de Fomento y Guerra y con los representantes de las Compañías ferroviarias acerca del viaje y llegada fie los Húsares, TNespués se puso al habla por teléfono con el capitán general de Cataluña y le comunicó el decreto de indulto. una A: ladistas; ae ía tarde recibió á los Perio- E l Sr. Canalejas 110 recibió anoche á los periodistas porque se retiró muy temprano de la Presidencia, pero sabemos que á algunos de los amigos les manifestó que el viaje del Rey obedece al propósko de Su Majestad de presidir el jueves un Consejo de ministros y de asistir á la entrada de los Húsares. Como en otro lugar decirnos, el viaje del Rey estaba determinado, á falta sólo de fijar la fecha, cosa que no hay necesidad de anunciar con anticipación. Por eso la noticia de 1 a llegada noy no puede extrañar á nadie. CONSEJO DE ESTA 0O DEL SULTÁNPOR TELÉGRAFO CONSTANTIKQPLA, 2 2 j O M. A yer se reunió la Comisión pernidneuie del Consejo de Estado para despachar varios asuntos y preparar los que ha de resolver el pleno. La circunstancia de haber presidido esta reunión el Sr. Santos Guzmán induce á creer que el Sr. Groizard insiste en la dimisión de su alto cargo. Con este motivo se ha vuelto á decir que no tardará en ser nombrado D. Bernabé Dávila presidente del Consejo de Estado. EL GENERAL LÓPEZ DOMÍNGUEZ -Mi viaje- -les dijo- -na si Jo muy feliz. De otras cosas... yo no he de hablar. Supongo tjue no malgastarán ustedes ya el tiempo en recoger cuentos y chismes que hasta aquí circularon acerca de si tenemos ó no decreto de disolución de Cortes. ¿Ha visto usted en El ImpatciaX de hoy la carta de Montero? -preguntó un repórter. -La he leído con todo el respeto y la admiración que me producen todas las cosas suyas. Y nada más tengo que decir. Manifestó el presidente que durante la estancia de la familia Real en Sevilla irá á esta capital alguna otra vez. En la primera excursión que haga á la capital de Audalucía irá también á Huelva. Tdinbiéa piensa hacer alguna visita á Barcelona. -Esta movilidad del presidente del Consejo- -añadió el Sr. Canalejas- -es convemeute para atender á los altos intereses del Estado. Terminó anunciando que! a familia Real terminará su estancia ea Sevilla en las proximidades de Semana Santa. 1 Qegún manifestaciones de algunos amigos del general López Domínguez, éste se encuentra muy satisfecho del actual Gobierno, al cual cree que debe apoyarse. EL SR. NOEL I a piincesa Seniié, hermana del Sultán y madre de los príncipes Lontforlla y Sabaheddin, fue víctima ayer de un grave accidente. Hallábase paseando á caballo por los alrededores de Pendik, cerca del mar de Mármaia, cuando el caballo que montaba dio urt bote y la arrojó al suelo, causándose en la caída graves heridas. La Princesa permaneció desvanecida en e) campó hasta que el lacayo que la escoltaba auxiliado por unos campesinos que fue á buscar, logró instalarla en una casa de la- bradores, donde recobró el sentido. Advertido el Sultán por un telegrama d el accidente ocurrido á su hermana, dio órdenes terminantes para que fueran médicos á asistirla; pero como por la noche no hay comunicación ferroviaria entre Pendik y Constantinopla, la herida estuvo más de veinte horas sin asistencia médica. Se teme que este retraso sea causa de funestas consecuencias. A yer fue puesto en libertad el redactor de España Nueva Sr. Noel. DE PALACIO Ayer cumplimentaron á la Reina doña María Cristina el presidente del ConsejOj Sr. Canalejas; el ex ministro Sr. Barroso, los marqueses de Tavara, el general Molíns y su familia, los señores de García Loygo rri y el marqués de Valle cerrato. No hay nada decidido todavía sobre ¡á habrá ó no jornada regia en La Granja este! año. 1 nstrucción publica, El ministro de Instrucción pública ha dictado una Real orden suspendiendo una disposición que dictó su antecesor, Sr. Barroso, según la cual las oposiciones á las plazas de maestros podían verificarse en las respectivas capitales de provincia. l on dicho ministro han celebrado ayer una conferencia el senador vitalicio señor Camo y el Sr. Aura Boronat, P omento. Para tratar de asuntos de interés para San Sebastián, ha celebrado varias entrevistas con el ministro de Fomento el alcalde de aquella capital, Sr. Tabuyo. O l Sr. Calbetón ha firmado ayer la convo catoria de las oposiciones á las plazas de sobrestantes de Obras públicas, Estas se veriiiearán conforme al progratna antiguo, según habían solicitado los apositores. DE SOCIEDAD De París ha regresado el marqués de Caín pollano, acompañado o yt el duque de San Pedro de Galatino. En breve saldrá para Sevilla, donae presta servicio, en el escuadrón de la Escolta Rea SI día 26, festividad de San Alejandro, celebran sus días el ilustre director déla Academia Española, Sr. Pidal; el ex ministro Sr, Groizard, marqueses de Santa Cristina y Casa- Riera, el Sr, Padilla y el señor Moreno Gil de Borja. D E S P U É S DE LA CARTA f El Sr. Montero Ríos manifestó ayer tarde en el Senado su contrariedad por la publicación de la carta que dirigió al Sr. Moret, pues, en su concepto, no debió darse á tos perirdicos, y así lo aconsejó al señor Moret. Los coaisnííiiíííj l ¿Lnparcíai i- ía cana no han sido del agrado del Sr. Montero Ríos, quien se extrañn de los calificativos-