Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
c. D: 3 E D I C I O V f. P A C 5, ral, es, por fin y postre, un nuevo éxito ieliz. -Es preciso- -dije- -combatir al clerica. Todos han estado bien, muy bien, perfec- lismo. La pérdida de las colonias nos trajo más KTo es verdad lo de que el que fue á Sevl- tamente bien. Se acabó el pleito. A guisa x j lia perdió su silla. Fue Canalejas, vol- de otrosí de sus diligencias aparece un de- frailes. Durante tres años, desde 1899 hasta vió ayer y se la encontró más firme que creto de amplio indulto que pacifique los Marzo de 1902, combatí, ayudado por alga cuando la dejó, porque, si renqueaba algo, espíritus y haga germinar las esperanzas. HOS amigos más personales que políticos. Nadie dudará ya de que eT gobernante Obligamos á Sagasta, jefe de los liberales, á quedó calzada con una carta hecha dobleces para afirmarla. Aquí no ha pasado nada; que halló esas facilidades para disposición que constituyera un Ministerio basado en ponqué, lo de fray Luis de León: Decíamos de tanta trascendencia, como las halló antes este programa: Unión de todos los liberapara nombrar seuadores vitalicios, cuenta les, no para disolver, sino para reglamentar ¡ayer... ¡Viva el rumbo y quien lo trujo! La Comi- con la confianza plena del Poder Real, y las Ordenes religiosas y limitarlas para una sión municipal del ramo acordó ayer que tiene en el bolsillo, como quien dice, el de- ley dé Asociaciones. El proyeeto fracasó dos veces. haya concurso internacional de músicas en creto de disolución de las Cortes. Y ahora, puesto que todos están bien, La primera, en 1902. El proyecto haBía Mayo próximo, con premios de 30.000 pesetas para abajo. Así se hacen las cosas. El ¿por qué no seguir estándolo? ¿Por qué no sido aprobado en el Consejo de ministros; concurso, con tales alicientes, puede resultar hacer partido liberal, dando de lado peque- pero me negaron la reunión inmediata de digno déla capital y corte de España. Aho- ñas diferencias que nada significan ante la las Cortes para presentarlo, discutirlo y vora que 1 si se enteran los mendigos üe otras magnitud de los intereses generales del tarlo. Consecuente conmigo mismo, presenté la provincias van á venir á engrosar las filas país? ¿Por qué no hacer algo más grande y de los que invaden nuestras calles, conven- consolador que hacer política: hacer patria? dimisión Estar bien para contemporizar por el moEn 1906, eí debate sobre el proyecto de cidos de que para ser recogidos no tienen mento sería una discutible convención. Es- Bernabé Dávila estaba bastante adelantalas arcas municipales dos pesetas. Para todo espera encontrar remedio el tar bien para trabajar por siempre sería una do, cuando la escisión producida en la mayoría liberal por un documento famoso en simpático alcalde, que ayer hizo declaracio- admirable virtud. la historia de las crisis inexplicables, más nes muy interesantes, anunciando lo que se bien que las amenazas délos clericales, fue propone hacer en favor de Madrid. Dios le CRIMEN HORRIBLE causa de que fracasara todo nuestro orooiga, le asista y le ayude. grama. Los Tribunales siguieron la vista del proAhora, jefe del obierao, debo cumplir ceso por falsificación de los pergaminos de UN MUERTO todos mis compromisos, la Diputación; pero hubo que dar la voz de A ESTACAZOS En aquella jornada histórica del 19 dt jalto el fuego! Resultó que un acusado acuPOR TELEGRAFu Marzo de 1902, en la que se constituyó el só á su vez á un funcionario de la Diputa 8 ANTAND 3 H, It, I T. V Ministerio Sagasta, hicimos cuatro promeción y... que las cerezas, ya se sabe, salen de enredadas y tirando una de otras. Ha habi- pfn Melnero, pueblo del partido judicial te- sas. El tiempo, que todo lo transforma, ha Santoña, se ha cometido un crimen hecho inútil la referente á la ejecución del do, pues, sorpresas; esto es, cerezas. rrible que ha impresionado profundamente decreto de Alfonso González; pero las otras No hay tifosa volvió á decirse ayer con á todo el vecindario de la comarca. tres subsisten en toda su integridad. insistencia oficial que no había para qué Un joven llamado Avelino Menero. que reNo es necesario que me las reduerden. poner en duda si no diese la maldita casua- gresaba de la estación de Urango, á las ocho lidad de que lo digan ahora los que decían ó las nueve de la noche, fue atacado á esta- Las recuerdo por mí mismo Primera. Las autoridades provinciales y que lo había hace un año cuando otras au- cazos por varios h ombres que le acometieel ministerio de Justicia deberán informarse toridades decían que no. (ron en el camino de Melnero. De sucesos, un suicidio en el Viaducto y El cadáver estaba completamente destro- de los títulos de existencia legal de las Asoconocimiento de un hecho que de confir- zado, con la cabeza triturada, y á tal extre- ciaciones, teniendo en cuenta, para las dimarse levantaría unánime indignación: un mo llevaron su crueldad los asesinos, que versas Ordenes religiosas, el Concordato y padre que golpea bárbaramente á una niña le dejaron una estaca metida en la cabeza y las negociaciones entabladas con el Vaticano. Segunda. El derecho de asociación para de veinte meses, hija suya, hasta dejarla 1 otra en la boca y magullado todo el cuerpo. de derecho degravisimamente herida. Si es así, ese monsSe hacen activas gestiones para descubrir las agrupaciones de carácter público, de deeeonómico truo ha querido desautorizar al Sr. Canale- á los autores de tan horroroso crimen, y se recho privado y jas, que en las declaraciones que ha hecho sospecha de un individuo con quien cues- berá ser reglamentado por la ley. Tercera. Las negociaciones necesarias en L Ilumanité habla de ir pensando en la tionó hace días con motivo de la testamenabolición de la pena de muerte. taría de su padre político, en que intervenía para transformar el presupuesto de cultos serán continuadas ó, si hace falta, recomen- El tiempo, magnífico; má claro que la el citado individuo zadas. carta de Montero Ríos. Tales son, sin olvidar una palabra, las j Por la noche, estreno de La princesa de los PROGRAMA POLÍTICO promesas del pacto- programa de 1902. Tales doUaies en Price, la opereta vienesa que ya son las que sostendrá mi Gobierno. conocíamos prensada en un acto. El públijCO celebró la música y se pitorreó de la EL PROBLEMA SOCIAL interpretación. Saben ustedes que hay por emócrata convencido, creo en la necesi aquí tan pocas princesas de dollares que dai de la intervención del Estado. sirvan de patrón, ¡Y tan pocos dol! ares que El socialismo, en mi opinión, no es sólo es lo peor! I Humaiñíé, en el número llegado ayer S Madrid, publica unas declaraciones que una doctrina, un sistema, un método. Es el presidente del Consejo, Sr. Canalejas, ha todo esto y algo más: es una civilización. No querer comprenderle ni preparar jurihecho al distinguido periodista D. Luis Modicamente las soluciones necesarias sería róte. 4 a carta del Sr. Montero Ríos al Sr. Moatraer el rayo de la revolución social, que He aquí su traducción: ret dándole cuenta de sus gestiones se producirá bajo una ú otra forma, ó oor la EL PROBLEMA RELIGIOSO cerca del presidente del Consejo de minis- i a campaña comenzada bajo el impulso de fuerza ó por el derecho. tros á propósito del pleito sobre la jefatura Gambetta y de Ferry ha hecho que la Mi programa será el mismo en el Gobierdel partido liberal y ofreciéndole su juicio Francia republicana se libre poco á poco no que en la oposición: alentar las Asociaacerca de la actitud de los elementos libe- del que Anatolio France ha llamado justa- ciones obreras por medio de una ley sobre rales, está muy bien. Hace honor al firman- mente partido negro. los Sindicatos y otras reformas que prepate, confirma su temperamento siempre conEl fracaso de la hábil táctica del gran ren el arbitraje obligatorio; reglamentar el ciliador y se amolda perfectamente á la his- Papa León XIII, unido á la acción de los contrato del trabajo por una ley orgánica, á toria política del ilustre castellano de Lou- republicanos franeeses, ha dado por resul- la que se incorporarán otras leyes existenlizán. tado que nos veamos inundados de Ordenes tes; la ley sobre el trabajo de mujeres y niLa conducta aei or. Moret sometiendo á monásticas francesas. Ya teníamos una in- ños, la ley sobre los accidentes, etc. reforla deliberación de sus amigos y sus compa- finidad. Han aumentado en proporciones mar la inspección dal trabajo, ampliándola ñeros de Gabinete aquella epístola para alarmantes cuando Waldeeii- Rousseau, que y haciéndola más eficaz; reglamentar la joratemperar á ella su actitud, está asimismo quería transigir, y Combes, que cortó por lo nada de trabajo para suprimir la fatiga y Jnuy bien. sano, nos enviaron, una detrás de otra, tan- defender la vida del obrero. El acuerdo- de los consultados, de esperar, tas Congregaciones. Hacer respetar leyes de justicia, como h fiando á los hechos del porvenir, ¡a resoluEn 1899, en el Parlamento, en las Asam- del descanso semanal; organizar el seguro ción final d sus pasos, es igualmente un bleas, llamé la atención de España sobre obligatorio y los retiros para la vejez; alenacierto. tar las Sociedades cooperativas obreras; reeste peligro formidable. Fue en vano. Y el ademán de respeto con que el jefe Liberales, monárquicos, republicanos y formar los impuestos que pesan soh las del Gobierno ha acogido la lectura de aque- socialistas se negaron á qirme. El 15 de Di- clases pobres, particularmente los impueslla carta, punto final de la discusión de fa- ciembre de 1900 pronuncié un discurso que tos de consumos; reprimir el alcoholismo; milia habida en el seno de la familia libe- definía para siempre mi posición, y v extender la instrucción en el pueblo; m u l o RID AL DÍA DECLARACIONES DEL SR. CANALEJAS D TODOS BIEN -J: