Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
A B C M A R T E S 22 D E FEBRERO D E i to. EDICIÓN 1 1 PAG. 11. TÁSfiER, 4 1 4 T. Raíz y Vila, á propuesta de la Asamblea de A yer, después de notificar M. Regnault á la Orden. todas las Legaciones que iba á presenDe Marina. -Nombrando almirante de la tar el ultimátum, entregó éste á El uebbas. Armada al vicealmirante D. Juan Bautista Inmediatamente salieron para Fez un co- Viniegra. rreo francés y otro marroquí, que deben lleConcediendo la gran cruz del Mérito Nagar á su destino el martes por la noche. val, con distintivo rojo, al capitán general El jueves terminará el plazo fijado, y has- D- Valeriano Weyler. ta el domingo por la noche no se conocerá ídem la gran cruz blanca al ingeniero la resolución del Hafid. n val D. Guillermo Brockman. Persistela, impresiónde que, seacualfueAscendiendo á los generales de la Arma. e la respuesta del Sultán, no se llegará al da Sres. Auñón, Bastarreche y Eulate. casus belH, sino que Muley Haíid, por no te- Nombrando director general de Naveganer poderío militar, tendrá que resignarse á ción al general Barrasa. qae Francia se incaute de alguna Aduana. ídem vocal del Consejo Supremo de GueHa sido elegida la Comisión de Higiene, rra y Marina al general Extrañ. Siendo designados para formar parte de ídem jefe del apostadero de Cartagena al ella cuatro españoles, cuatro franceses y los general Eulate. restantes de diversas nacionalidades. ídem segundo jefe del Estado Mayor CenHa llegado el nuevo cónsul, Sr, Ponts. tral de la Armada al general Hédiger. Y otros ascensos de menor importancia. De Fomento. Nombrando jefe de Fomento de la provincia de Salamanca á D. EsteFIRMA DEL REY C u Majestad firmó ayer en Sevilla los si- ban Santo. con carácter Declarando la Cámara guientes decretos que ha llevado en car- Agrícola de San Bartoloméoficialde la Proy la tera el jefe del Gobierno: De la Presidencia y Gobernación. Conce- piedad de Granada. Concediendo la gran cruz Mérito diendo indulto total ó conmutación de pena Agrícola á D. I uis Frangilán, ádel Manuel D. á los autores de delitos cometidos con fines Vázquez Rodríguez, á D. Manuel Lasala y políticos y otros conexos en todas las provincias de España hasta la fecha, y orde- á D. lorenzo arcía Páramo. misma Orden ídem la encomienda nando al ministerio fisc? i los oportunos so- á D. Enrique Baena, D. de la Puset y don Julián breseimientos. Diego Salcedo. Nombrando gobernadores: De Ciudad Real, á D. Purificación Cora. De IyUgo, á D. Cesáreo Dueñas. DE LA CORTE De Badajoz, á D. Mariano Martínez del Rincón. De Cáceres, á D. Jaime Aparicio. EL SR. CANALEJAS De Albacete, á D. Pablo Plaza. De Jaén, al general García Arguelles. De Teruel, á D. Emilio Higuerón Paz. EN SEVILLA De Patencia á D. Ricardo Pérez Girones. POR TELÉGRAFO De Almería, á D. Manuel JRuiz Díaz. SEVILLA, II, 9 N. ídem secretarios de los Gobiernos civiles 14 an llegado el Sr. Canalejas y sus acomde Valencia y Málaga, respectivamente, á D. José Cánovas del Castillo y á D. Rafael EnApañantes. esperaban las autoridades la estación Pérez, actual alcalde de Murcia. diputados y senadores Concediendo honores de jefe de Adminis- y numeroso público, tenientes de alcalde liliberales, todos los tración á D. Isidoro Monzón, ex alcalde de berales y algunos concejales. I a Carolina. Al descender del tren le saludaron las auídem título de excelencia al Ayuntamien- toridades y diputados, cambiando con todos to de Caravaca (Murcia) ídem id. de villa al poblado de Alza íGui- frases de cortesía. Dijo que no debía indicar nada respecto púzcoa) De Estado. Aprobando el convenio rete- á programa hasta que no hablase con el Rey. Mientras conversaba con las autoridarente á la circulación de automóviles. Plenipotenciaria á favor del señor mar- des dijo á sus acompañantes que tuvierad qués del Muni para depositar en París las cuidado con la cutera, pues contenía firma ratificaciones concernientes al anterior Con- importante. A la salida de la estación, un grnoo vitovenio. Credenciales al ministro de España en reó al presidente del Consejo. Este, en el coche del gobernador, se diriRumania, Sr. Multedo, para que ostente igual representación en las Cortes de Bul- gió al Gobierno civil. Ha sido muy significativa la presencia de garia y Servia. Decretos de condecoraciones cuyas pro- los elementos moretistas, y el que espontápuestas formulara el Gobierno anterior, en- neamente hayan concurrido muchos militre ellas la concesión de la gran cruz de tares. Carlos III á los ex ministros D. Juan NavaA las diez de la mañana, después de rectrro Reverter v D. Vicente Santamaría de bir el Sr. Canalejas á las autoridades Paredes. en el Gobierno civil, salió para el Alcázar. De Graaa y Justicia. Exceptuando de las Como tardaran en bajarle la cartera, se imformalidades de subasta las obras urgentes pacientó diciendo: Tienen poca actividad; yo cuento los minutos y tenso que aproveproyectadas en el penal de Valencia. char el tiempo. Dos decretos de conmutación de pena. El gobernador le acompañó al Alcázar, De Hacienda. Designando la Comisión que ha de estudiar y proponer la forma en donde el Sr. Canalejas conferenció con el que se ha de aplicar, eon beneficio de los in- Rey, durando la entrevista dos horas y tereses generales, el Real decreto relativo á cuarto. la defraudación de los derechos reales me Después de las doce bajó en unión de Su diante los depósitos indistintos. Majestad, ocupando ambos un carruaje y Guerra. -Otorgando recompensas á va- yendo juntos á pasear. Pudo notarse que la conversación que rios jefes y oficiales del Eército, de la Guardia civil y del Cuerpo de Seguridad, por la cruzaban prorlucía agradable impresión en represión de la rebelión y atentados en B? r- ambos. Al circular la noticia de que el tír. canacelona. lejas ocupaba el mismo coche que el Rey, Combinación de destinos militares. Concediendo la gran cruz de San Herme- se ha producido aquí gran expectación por negildo á los generales de brigada señores no ser práctica acostumbrada, A cumplimentar al Rey ha acudido el ntíé vo gobernador de Zaragoza, D. Ferv aando Weyler. R l Rey y el Sr. Canalejas nan ido á Tabla da á ver los trabajos que allí se realizan. El presidente del Consejo ha sacado la impresión de que los trabajos podrán terminar antes del plazo calculado. El jefe del Gobierno almorzó en Palacio, y cuando terminó el almuerzo presentó á la firma del Rey varios decretos. A las tres marchó al Gobiern civil, don de recibió muchas visitas. p l presidente del Consejo se dirigió al Ayuntamiento á las tres de la tarde, pasando al despacho del alcalde, donde le esperaba la comisión organizadora de la Exposición Hispano- Americana. Ante el Sr. Canalejas manifestaron los comisionados la conveniencia de que dicha Exposición no tenga carácter nacional, concediendo á Sevilla la primacía en esta ocasión. Contestó el jefe del Gobierno que la Exposición se celebraría desde luego fuera de Madrid por considerar que es un deber político repartir los beneficios que estos certámenes reportan entre todas las provincias de España, huyendo de un centralismo exagerado que llegaría hasta producir en Madrid una verdadera congestión de concesiones. ¡El Sr. Canalejas propuso que se haga el nombramiento de un representante de la Junta organizadora para que se aviste coa el gobernador del Banco de España y busquen, por medio de una operación financiera, la forma de arbitrar recursos para que Itx, Exposción se realice. I os concurrentes acogieron con gran en tusiasmo las promesas y consejos del señor Canalejas, saliendo altamente satisfechos de la entrevista. p n el Ayuntamiento también recibió eí presidente del Consejo á una numerosa comisión de Huelva, en la que figura ban representantes de todos los organismos y fuerzas vivas de la vecina capital. I,o s comisionados rogaron al Sr. Canale jas que el Gobierno impida la construccióa en la Rábida del muelle proyectado por lg Compañía minera Álcali, cuya construcción causaría enormes daños á Huelva. El Sr. Canalejas se mostró afectuoso cot los comisionados, ofreciendo estudiar el asunte para resolver en justicia. jefe del Gobierno á la Universidad, re cibiendo al salir de aquél una calurosa ovación del numeroso público que aguardaba su salida. En la Universidad esperaban al ilustre visitante el rector, el secretario, varios profesores y gran número de estudiantes, que le aclamaron al llegar. Visitó el Sr. Canalejas algunas dependencias del centro docente, la capilla y la sala del claustro de profesores, donde recibía una comisión de estudiantes de Ciencia que solicitaron se completaran en esta Universidad los estudios de dicha Facultad. Enterado el Sr. Canalejas de que el aumento de gastos para acceder á la petición sólo importaba 13.000 pesetas anuales contestó que dieran por hecha la concesión. En breves y elocuentes palabras saludó á los estudiantes el Sr. Canalejas, llamándolos compañeros y recomendándoles la mayor disciplina. IÍOS estudiantes despidieron al Sr. Cana lejas con una entusiasta ovación y con vivas á la libertad, á la enseñanza, al jefe del Gobierno y al rector de la Universidad e pve sde el Palacio del Ayuntamiento fue el