Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
A B C. VIERNES t 8 P E FEBRERO DE igío. EDICIÓN f. PAG. 6. p compañeros de Gabinete. Así lo hizo, regresando poco tiempo después al Consejo. El ministro de Marina dijo que no llevaba ningún expediente, pero sí varias fotografías en que se puede ver el estado en que se encuentran las construcciones navales que se realizan en El Ferrol. El de Hacienda anunció que haría un resumen sobre la actual situación del Tesoro y daría lectura de una Real orden eacotnenjlando á sus compañeros el estudio urgente üe los presupuestos. El ministro de Gracia y Justicia dijo que levaba las líneas generales para la redacción del decreto de indulto, y además un expediente de obras en el penal de San Miguel de los Reyes, de Valencia. El ministro de la Gobernación sometería á la aprobación del Consejo unos decretos relativos á una combinación de gobernadores, y daría cuenta al mismo de varias cuestiones relacionadas con el Consejo de Sanidad. El último en llegar fue el señor conde de Romanones, quien dijo que KO llevaba nada il Consejo. -1,0 único que traigo- -dijo- -es una absoluta tranquilidad. Con la mayoría de los que piensan dp f e modo y e ¡i esa forma, convendría oue drscutiera el doctor Esquerdo. CANALEJAS Y MONTERO RÍOS Mi entrevista con el Sr. Canalejas no tie p l interés del día estaba ayer en la confe- ne ninguna relación con el actual Gobierno rencia que entre los Sres. Canalejas y ni con la crisis última. Es sólo cuestión de Montero Rios había de celebrarse. partido, que afecta á la unión y al prestigio Desde muy temprano acudieron, al domi- de éste. cilio del jefe del Gobierno muchos periodisI, os que pretenden que Canalejas y yo tas y políticos, atraídos por la expectación tratar de Gobiernos de que había producido el anuncio de la con- podamos ministros, derribar los respetosódecambiar olvidan ferencia. bidos álos Poderes constituidos y á la esen- El Sr. Montero llegó á casa ael Sr. Cana- cia del régimen constitucional. lejas á las once en punto. Empezó la conferencia, que terminó á las doce y cuarto. Cuando salió el Sr. Montero Ríos quisie- 1 o hay qué decir que durante loda la tar de fue grande la animación política. ron conocer los periodistas algo de lo que hubiera ocurrido en la conferencia; pero el Tuvimos ocasión de oir versiones para tocastellano de L Ourizán nada dijo. Por el as- dos los gustos; pero na recogemos aquí ninpecto del ex presidente del Senado tampoco guna. Basta con decir que la agitación no cesó era posible deducir nada, porque sabida es la muralla que á las inquisitivas miradas un solo momento durante toda la tarde. reporteriles ofrece el inalterable semblante p l conde de Romanones, hablando ayet del Sr. Montero Ríos. con periodistas, decía, refiriéndose Se supo que el presidente del Consejo se al asunto los día: del proponía dar cuenta de la conferencia en la- -Dentro de una semana no se hablará de Presidencia, y á este Centro oficial acudieesto. ron los periodistas. ¿Ha recibido usted muchas dimisiones: El Sr. Canalejas llegó á la una y media, -Todos los días, impresionado por lo muy recibió en seguida á los periodistas, á cho que por ahí se alborota, vengo al minisquienes dijo lo siguiente: -He tenido el honor de recibir hoy, á las terio esperando encontrarme la mesa llene I erminó el Consejo á las ocho y cuarto. once, la visita, para mí siempre grata, del de dimisiones, y, nada, no viene ninguna Según las referencias que hasta nos- Todo el mundo está conforme con este Gootros llegaron anoche, la parte principal de ilustre ex presidente del Senado y del Con- bierno. la reunión fue la dedicada á dar cuenta el sejo de ministros Sr. Montero Ríos. RESUMEN DE IMPRESIONE! tleváhale á honrar mi casa el deseo de presidente de su conferencia con el señor Montero Ríos y á examinar las peticiones procurar una plena reconciliación del Goue la actitud del Sr. Monfero Ríos es hechas por éste en dicha entrevista. El bierno con aquellos elementos del partido Q ciertamente la de procurar la concorliberal de él distanciados por incidentes sur- dia de todos los elementos que integran ej Consejo acordó no acceder á ninguna imbosición, toda vez que el partido está al gidos en la crisis ministerial última. partido liberal, lo cual es lógico en quieu A esos deseos y á esas gestiones del señor por su historia y por su posición 110 puede lado del Gobierno, á juzgar por las adheMontero Ríos, que yo agradezco y aplaudo, apetecer otra cosa que la unión de todos siones que diariamente recibe el Sr. Canalejas. Si los ex ministros á quienes parece díjome estaban asociados 26 ex ministros, sus correligionarios. que el Sr. Montero Ríos representa en las según á él se le había dicho, y cuyos nomQue no es, como algunos pretenden con gestiones que realiza quieren ayudar al bres no tuve ocasión de conocer. miras interesadas, la de amenaza y conmiDesde luego tales intentos generosos ha- nación, y mucho menos la de proponer un Gobierno, éste lo verá con mucho gusto, pero sin admitir ninguna clase de imposi- llaron en mí, que supe tantas veces resig- cambio de cosas á gusto de los que rinden narme y someterme para no perturbar aX culto á la cizaña. ciones ni tutorías. Así parece que se lo comunicará el señor partido liberal, una calurosa acogida. Que el Sr. Canalejas se mantiene fintíe eü Pero me obligaron á interrumpir la con- su actitud de gobernar sin abdicaciones y Canalejas al Sr. Montero Ríos en la confeversación deberes de Gobierno, y ahora de no dar satisfacciones á quienes no ha rencia que hoy por la mañana celebrarán. El ministro do Hacienda expuso algunos digo como tantas veces escriben ustedes al agraviado. de sus proyectos, especialmentesen lo que se pie de trabajos que no se pueden publicar Y que contando, como cuenta, con la con refiere al impulso que se ha de dar á la re- enteros en un número: fianza de la Corona fía el fallo del pleito, si- -Se continuará. caudación, aumentando los ingresos en las éste existe, al cuerpo electoral. contribuciones urbana y territorial, por lo Efn vista de que esta nota, dictada por el Y la prueba de que esto es así y de que que se debe proceder á la investigación de presidente del Consejo, no entraba en en las informaciones de ayer hay mucha las ocultaciones. el fondo de lo tratado en la conferencia, fantasía está en que se concede una imporDio cuenta también el Sr. Cobiáa de la acudieron numerosos üeriodistas al domi- tancia muy grande á la segunda conferenReal orden á sus compañeros, pidiéndoles cilio del Sr. Montero Río pero éste se negó cia de los Sres. Canalejas y Montero Ríos, mn avance de los presupuestos de sus res- á hacer ninguna manifestación. y una trascendencia más decisiva todavía é. pectivos departamentos. A todos recomendó Por ía tarde, en su tertulia del salón de un Consejo de ministros qx; e el Rey presiel Sr. Cobián que procuren no recargar los conferencias del Senado, fue más explícito. dirá el lunes próximo. gastos. Se expresó en los siguientes términos: Y, en efecto, ni habrá tal Consejo ni el Se trató de las obras que hay que realizar- -La conferencia- -ha dicho el Sr. Monte- Monarca se moverá de Sevilla. en los cuarteles. ro- -ha sido de una media hora, y durante Si acaso, irá el Sr. Canalejas á ía capital 1 Quedó aprobado el decreto de indulto, ella el Sr. Canalejas ha hablado más que yo. andaluza á llevar á la sanción regia el deque será firmado uno de estos días por I e expuse los deseos que me. animan de creto de disolución de las Cortes, que, naal Rey. llegar á la concordia y unión del partido li- turalmente, hade preceder al de convocatoEl decreto está, redactado por los señores beral, para hacer desaparecer recelos y sus- ria de las nuevas. Canalejas, García Prieto, Ruiz Valarino y picacias entre todos sus elementos. NOMBRAMIENTOS Cobián, y es amplísimo. En él se incluyen i El Sr. Canalejas oyó con agrado mis matambién todos los delitos de Prensa, los nifestaciones, y ofreció secundarme en este I oy llegarán á Madrid, firmados por e! Rey, varios decretos nombrando senaelectorales y los de infracción de las con- sentido. denas de destierro. Deberes ineludibles de gobierno impidie- dores vitalicios y gobernadores civiles. Entre éstos figura D. Fernando Weyler- Se dejó á salvo en el indulto los delitos ron al Sr. Canalejas prolongar por más tiem del Ejército y de la Iglesia, exceptuándose po su conversación, conviniendo con el se- para el Gobierno de Zaragoza, no para el de la gracia los delitos cometidos contra lá ñor Montero Ríos en que hoy, -á las diez de de Sevilla, según se dijo ayer fuerza armada y las profanaciones religio- t la mañana, irá á su casa para reanudar la LAS SENADURÍAS VITALICIAS sas. Tampoco están comprendidos en el in- conferencia. A noche se aseguraba que el presidente del dulto los delitos comunes cometidos con Interrogado después el distinguido canoocasión del movimiento evolucionario. w- nista acerca de las proposiciones que, según Consejo, siguiendo el mismo criterio- I, a cuestión municipal de Madrid ocupó El Liberal le atribuye, había de, hacer al se- en que recientemente se inspiró al proveer dos de las senadurías vitalicias que había largamente la atención de los ministros. vacantes en un representante de la milicia Fue examinado el acuerdo del Ayuntay en otro de la ciencia, se propone conceder miento relativo al nombramiento del pérso menté? r, nal, y se convino en que, aun lamentando; í- -Yo no Jia. blo más que dé lo que pienso. muy en b eve otras dos á personas que osib, el estado legal del acuerdóriojiefmi 0 ai De lo 1 u ¿r dicen, otros, atribuyéndomelo tenten la representaciónjáe la Iglesia y d. el Arte gobierno ja sugpénsión de éste, de distiatos departamentos. esté actúen tanto que llegaban sus f Quedaron aprobados varios expedientes I ÜHIOIÉHÜI ¡3I i r 17 SnilllHWI l! ii: iT 1 ¡r iTM ¡ll! i; a: l un