Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
A B G. VIERNES iSJ E FEBRERO DE 1910. EDICIÓN! PAG. 5 Stephan Bibrouski, que éste es el verdadero nombre del fenómeno, habla además de su idioma el inglés y el alemán, y toca perfectamente el piano y la lira. curioso: el tíe la mayoría aprobando 10 qua diga tal parlamentario conservador. He dejado este corro y me he encaminada hacia otro. Uno de los contertulios se ha seI as luchas políticas de estos días dan pre- parado del grupo y me ha llevado al extre texto al periódico El País para decir en mo de un diván. Nos hemos sentado. su número de ayer que el Sr. Canalejas no- -Yo creo- -me ha dicho mi amigo- -qut. obtendrá el decreto de disolución de las hoy el problema para Canalejas es el de doCortes. minarse á sí mismo, el de no despilfarrar ¡Qué más quisieran los radicales, para te- inútilmente su energía. El cargo de presiner el derecho de decir que los demócratas dente, tal como hoy se ha puesto, exige ua no pueden gobernar con la monarquía! En esfuerzo constante y una gran ecuanimiplazo próximo, tan próximo que se cumpli- dad. Si se desparraman y se malgastan las rá dentro de la próxima semana, se conven- energías en tráfagos inútiles, esas energías c era El País y cuantos con él piensan de pueden hacer falta para otros asuntos ver que el Sr. Canalejas dirigirá como jefe del daderamente interesantes y de gobierno. Gobierno las primeras elecciones de sena- Además, es preciso mantenerse siempre en dores y diputados. una productividad cerebral prudente, equilibrada, sin altos y bajos y sin tensiones extremadas. Si se fuerza la máquina nerviosa excesivamente, si se la pone en todo momento á una alta tensión, puede resultar ¡J e entrado en el Congreso ayer, á las cin- que durante una temporada, durante un co de la tarde. Había una gran ani- tiempo indefinido, se sostenga tal tensión nerviosa, pero que forzosamente habrá de mación. Me he acercado á un grupo. ¿Qué opina usted de la conferencia de venir la depresión, el desmayo y el aniquiihoy? -le he preguntado á un parlamentario. lamiento. Yo creo que con toda esta agita- -No se sabe nada en concreto- -me ha ción y estos manejos de los ex ministros y contestado; -los periodistas que llegan no personajes liberales se tira en parte á esto: saben n- ada; dicen que la conferencia con- á excitar, enardecer y apasionar excesivatinuará otro día... Mi opinión es que Cana- mente al presidente del Consejo, para que lejas no se dejará alucinar; él tiene la pre- luego venga el desaliento y poder dar con sidencia del Consejo, es decir, el Poder. él en tierra. Canalejas debe estar sobre sí y Quiea tiene el poder es el que manda. Si no comenzar á tomar ya las cosas con. calma, transige, si tiene entereza, dentro de un con mucha calma mes, ó antes, todos esos ex ministros que He dejado á mi amigo y me he encamina tratan de imponérsele vendrán sumisos do hacia la puerta. hacia él. ¿Se va usted? -me ha preguntaao un He continuado avanzando por el pasillo conocido. -Esta tarde está esto animado. central de la Cámara. Un compañero me ha ¿No es verdad que Maura se reirá de todo llamado, y hemos comenzado á dar un corto este movimiento de los liberales? ¡Qué despaseo. dén más profundo debe sentir hacia, todo- -Dicen que si Canalejas transige ó no esto! Después, cuando venga, tratará á todos transige. ¿Ha oído usted eso de que Canale- estos señores con la superioridad de quien jas debe dejar la presidencia para que la está en un plano más elevado que todos ocupe Weyler? Es totalmente absurdo; ellos, y el país verá que tiene mucha razón. Weyler no es político, no entiende el arte Yo soy liberal, liberal convencido, liberal de la política, ni sabría desenvolverse en el de toda la vidad; pero se lo confieso á usted Poder. ¿Qué resolvería? Nada. Además, se con claridad: aquí no hay más hombre que podría apelar á esa solución, á una solución D. Antonio. Su sobriedad, su alteza moral, semejante, en tiempos anormales; pero en su entereza, su rectitud y su desdén me enplena marcha constitucional eso sería un cantan. ¡Ah, si tuviéramos nosotros un homdisparate. Yo creo que hoy el problema po- bre como ése! lítico de que hablan no existe para Canale- -Como ése... no hay más que él- -he di jas. Si se pusieran frente á él quince ó vein- cho yo. te ex ministros liberales, Canalejas, contanY me puesto en la puerta, dejando atrás do con el apoyo y el aplauso de la opinión, la muchedumbre dejos comentadores. podría seguir gobernando como si no pasaAZ 0 R 1 N ra nada. Daban grandes voces en un corro; discutían la cuestión de actualidad. Nos hemos INFORMACIÓN acercado. -Desengáñense ustedes, señores- -decía POLÍTICA uno de los conversadores, -dentro de una semana no se hablará ni una palahra de CONSEJO DE MINISTROS todo esto. ¿No ven ustedes lo que están haA ¡las cinco de la tarde se reunió en la Preciendo ya ios liberales de provincias? Pues sidencia el Consejo de ministros. van poco á poco y prudentemente haciendo El Sr. Canalejas, que fue el primero ea declaraciones canalejistas. I, a desbandada llegar, dijo á los periodistas que no tenía del campo moretista irá creciendo en días nada que agregar á lo manifestado sobre la sucesivos. conferencia entre él y el Sr. Montero Ríos. -Pero ¿usted cree -se le ha objetado- -Anunció que daría cuenta de esta conferenque Canalejas podrá ir í las Cortes hacien- cia á los ministros. do unas elecciones en pugna con ese grupo Añadió que había terminado su visita rá de ex ministros? los embajadores, y que el tiempo que le hat -No sea usted candido- -ha replicado el bía quedado libre lo había empleado en prepreopinante, Canalejas hará las elecciones parar varios decretos que deben salir oara come- ¿ieia, y luego, en las Cortes y desde la firma de S. M. el b ¡co azul, veremos quién es ei que griEl Sr. Calbetón dijo que hablaría soore ta. Porque fíjese usted en que en la Cámara un expediente de crédito para extinción de Canalejas contará con el apoyo tácito, pero la langosta, y al mismo tiempo cambiaría decidido, de la minoría conservadora. Y si impresiones respecto al apoyo que el Gohay debate sobre la crisis, como lo habrá, bierno ha de prestar á la futura Exposición será de ver al presidente del Consejo contes- de Bilbao. tando al Sr. Moret. Y cuando algún persoComo al -ministro de Fomento esperaba naje conservador hable de los atropellos eü ei despacito de la Presidencia el Sr. Meenormes que contra él ha cometido el Go- llado para acordar la forma de tomar posebierno del Sr. Moret, como es seguro que sión del cargo de comisario del Canal de hablará, verá usted otro espectáculo más Isabel II, el Sr, Calbetón decidió marchar á EL DECRETO DE DISOLUCIÓN MADRID AL DÍA 1 a nota dominante de la jornada fue la misma de los días pasados: la política. El pleito de los liberales sigue sobre el tapete. Hoy por hoy interesa más que Salomé. Sin embargo, existe una gran analogía entre ambos poemas. Don Segismundo persiste ea la danza de los siete velos para que D. Eugenio le ofrende la cabeza de Canalejas en una bandeja de plata. Herodes visitó ayer la cisterna y tanteó el cuello del profeta. Hoy volverá á la carga. Entre tanto, el asunto aparece más complicado que la partitura de Strauss. Se disiparon nuevamente las nieblas que caían sobre la Gran Vía. Mañana se firma la escritura; el día i. de Marzo empezará la demolición de las casas, y ¡hala, hala! hasta terminar. Así lo dijo a 3 er el alcalde. Y ahora, que los madrileños se las compon gan. con él. Buenos vientos por la propia Casa üe xa Villa para la concordia entre la presidencia y las tremebundas oposiciones. Y malos por los Tribunales para el policía acusado de homicidio. El Jurado le declaró asesino y los magistrados le condenaron á unos cuantos años de reclusión. De un accidente ocurrido en la calle de Alberto Aguilera se pretendió hacer misterio, y dar aire á un crimen novelesco. Nada Üe eso. Fue un día desgraciado para el sexo bello: la mujer en cuestión fue atropellada por un tranvía. Otra lo fue por el coche del ministro de Estado en la calle del Arena! El tiempo, complaciente Insta la exageración. Nos falta poco á los vecinos de Madrid para salir á la calle entonando el canto 5 la primavera de Wagner. Por la noche, la popúlarísima Bohéme en el Real, y con Anselmi por añadidura. ¡Todo 3 ¿os loco! EXPEDICIÓN ANTARTICA PANORAMA LO QUE DICE CHARCOT POR CABLE NU A YOÜK, ij, i T. l New Fbrk Ilefald publica las siguientes declaraciones del doctor Charcot, obreñidas en una interviú con el explorador: llegarnos á la isla de la Decepción el día 2 ¡de Diciembre; allí repusimos el combustible y reanudamos nuestro viaje hacia si Sur. A 1 llegar á la región de los hielos perpetuos, el Pourquoi Fas? varó sobre la costa de a Tierra de Graham. La tripulación trabajó arduamente durante tres días para poner á Jote el buque. Desde este momento, la napeg pións fué interrumpida con frecuencia porf enormes tcewgs, con los que tuvimos peligrosas colisiones. os resultadosprácticos del viaje pueden 5o ndensarse en el descubrimiento de 120 millas de tierra. Nosotros hemos sido los primeros visitantes de la Tierra de AlejanJro I. Hemos invernado en la isla Peter Saann, donde fuimos sorprendidos por vioentas tempestades de nieve y donde sólo sudimos ver el sol durante cuatro días. Turimos varios casos de escorbuto. Nuestro buque perdió el timón, pero esta ívería fue reparada prontamente. Hemos realizado numerosos reconoci Bientcy; jobre el hielo, valiéndonos de trileos axSionióviles. El punto más avanzado H e tocamos fue el grado 71, i E