Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
DE TODO EL MUNDO, POR CORREO, CABLE. TELEGRAFO Y TELÉFONO m DE TODO EL M U NI DO, POR CORREO, CABLE TELÉGRAFO m Y TELEFONO t A 1 U- LOS PRIMEROS EXPERIMENTOS DE AVIACIÓN EN ESPAÑA M. MANET TRIPULANDO EL AEROPLANO BLER 1O T, QUE HA REALIZADO EN BARCELONA EL VW 5 LO EFECTUADO EN ESPAÑA Fot. fiallell de la Porte- Saint- Martin, naturalmente- que tiene ya en su caja el importe de treinta llenos por adelantado, -y en los tesf. aurants donde la gente se divierte no se ve un alma entra un L PRESFNTE INVIERNO El Sena vuel- clientepor las noches... Cuandoasaltan ande paso, diez damas le ve á subir lenlamente, pero con una persisten cía que asus- siosas... ¡Hay hambre! ta. 151 Sena uos va á dar un disgusto. Pare- ¿Me da usted dos francos? ¡No he comicía que se había calmado, porque sin duda do nada todavía! tso quiso que sufriera más dilaciones el estreEsto me lo decía ayer de madrugada una no de Chanteckr, pero ahora, satisfecha la muchacha en el Royal... Llevaba un somcuriosidad, vuelve á llenar los ojos de los brero de ciento cincuenta francos, un traje puentes, desbordándose en los, sótanos de de trescientos, y las pieles del cuello y del las casas. manguito valdrían otros quinientos... ¡Y no A todo esto, los hundimientos continúan había cenado! La di los dos francos y se y muchas casas hay que desalojarlas á toda marchó escapada... Bs posible que no cenaprisa. El París adinerado y brillauteha ra y se los gastara en éter para consolarse tendido el vuelo y se ha marchado en bus- de lo malos que están los tiempos, divaca de regiones más hospitalarias y donde gando Pero si no cenó, por lo menos tenla vida no sea tan insoportable y molesta dría la compensación soñando con un soucomo está resultando el presente invierno ber exquisito, un millonario dadivoso y un en París. Unos por miedo al diluvio otros collar de perlas... ¡Todo por dos francos de por comodidad simplemente, los que tienen cocaína! fortuna se van... Y hacen bien... Niza, CanLas calles están intransitables... Por unas nes, Monaco, toda la Costa Azul, en esta no se puede pasar por temor á que se hunépoca, deben ser una delicia con sus días de da el piso; otras están interceptadas con sol y sus noches tibias... En París, en tanto, cuerdas y empalizadas, y otras, en fin, opoaparte los peligros de la inundación, tene- nen al paso la luaralla de autos, coches, camos la molestia de una temperatura infame rros y camiones, que se agolpan en procey chapoteamos al andar por las calles sobre sión interminable. un asqueroso barrizal... Y la lluvia, en tanto, cae, cae siempre, Los teatros están desiertos- -á excepción persisíente, monótona, intolerable... De vez DE NUESTRO ENVIADO ESPECIAL A B C EN PARÍS E en cuando deja de llover, y lanzamos un suspiro... ¡Vaya! -pensamos. -Esto va á canv biar... Y, en efecto, media hora después el cielo se obscurece de nuevo y las nubes comienzan á lacrimear. ¡Oh! Les aseguró a ustedes que en Paría estamos pasando un invierno verdaderamente encantador... losé JUAN CADENAS POLÍTICA DE OBRAS I os sucesos de estos días han venido á afirmarme en la idea de que aquí no hacemos política, sino que jugamos á la política. Tomamos de la política la parte externa, la menos penosa, la parte superficial, ó sea lo que tiene la política de juego y entretenimiento, y esto obedece á un vicio, a. de la pereza. Las crisis repetidas, el bullebulle de los partidos, las conspiraciones ca marinescas, los artículos de periódico dedicados á asuntos huecos, la expectación de las gentes ociosas por un mero cambio de personas, todo eso es infinitamente desagradable y vano. Permítame el Sr. Maeztu ratificarme en mi opinión de la ineficacia de la política española. Yo no creo en es ¿resurgimiento de la conciencia nacional.