Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
A B C. DOMINGO i3 DE FEBRRRCiDE 1910. EDICIÓN í cantaría unánime el- triunfo de Chautechr en tanto que los corresponsales extranjeros aos limitaríamos á decir lealmente nuestra opinión, que podría ser favorable ó desfavorable, según que la obra tuviera ó no tuviera éxito. Y para oir esta profecía, los que fueron á consultar á Mme. de Thebes pudieron dirigirse también á nuestro amigo Gedeón. La gloria de Chanlecier podrá ofrecer dudas á la gente, pero no será porque la familia Rostand no la cante en todos los tonos. Hoy, Mme Rostand, orgullosa del triunfo de su marido, pide su nnconcito de gloria también, y en dos columnas de Le Matin nos dice todas las cosas buenas que piensa de su esposo. Yo le impulsaré á nuevas audacias- -grita- -para que se engrandezca más todavía. 5 Usté título, en letras gordas, creímos que se refería al Sena... v El chico de Rostandj un pollo de diez y ocho años, lindo como un querubín y atrevido como un Faublas, dice a lodo el que le quiere oir su opinión sobre Chanteder: ¡Yo no sét- -exclama. ¡Yo no sé cómo papa ha podido escribir una obra tan hermosa! Y como París no e Cambo, y aquí no hay que pedir el llavín para entrar en casa, Se va á la Abbaye ó á Maxirn s, donde está siendo el sarampión de las mujeres, que se le rifan... A juzgar por la frase profunda con que ha admirado el talento de su papá, se adivina que uno de los mayores encantos que las damas encuentran en este muchacho debe Ser la conversación. ¿Qi é las dirá? como ay er lució, huye positivamente el perro, para dejar bien al refrán castellano. Por la noche, ni aun siendo de sábado, ofreció un estreno teatral. Con Amores y amotíos tiene bastante atractivo la gente para rato. PAG. 5. PAPELES SON PAPELES... Al siguiente día de la caída del Gobierno del Sr. Moret rendíamos á este ilustre hombre público el tributo de admiración y de respeto que por su historia y su prestigio merece. No vamos á rectificar aquella espontánea manifestación de nuestro sentir, pero sí debemos comentar el acto realizado ayer por el propio Sr. Moret al despedir á su amigo del alma D. Alberto Aguilera, alcalde saliente de Madrid, haciéndole saber en letras de molde lo que opina de la Monarquía y del actual Gobierno. Precisa hacer un poco de historia. A la muerte del inolvidable Sagasta, el partido liberal, en votación solemne, erigió en jefe al Sr. Montero Ríos. Tras breve gobierno 8 este hombre político abdicó la jefatura en el Sr. Moret, retirándose de la vida activa de la política. Fue Gobierno el nuevo jefe en las mejores condiciones que puede serlo un político. El Sr. Montero Ríos, en su casa; en la presidencia del Senado, el general López Do mínguez; en la del Congreso, el Sr. Canalejas; la Prensa influyente, al lado de aquella situación, sin excluir á A B C, cuyos artículos de fondo eran una continuada defensa JOSÉ JUAN CADENAS de los actos del Gabinete. De pronto, se le ocurre al Sr. Moret reformar la Constitución, medida que ninguna corriente de opinión demandaba y sobre la cual no ha vuelto á insistir- -prueba de que ñola ha considerado necesaria. -Habla de a nota del día fue un nuevo papelito disolver aquellas Cortes, lanza un prograesta vez público y notorio, Estas cosas ma con el cual se proponía atraer elementos de la alta políticti tienen muchas veces ca- extraños en pugna con los incondicionarácter de menudencias en la vida vulgar y les de su partido, sin lograr otra conquista sencillota, Riñan dos novios y se escriben que la del Sr. Gasset, que le había combarompiendo las relaciones y devolviéndose tido desde el campo conservador; comprotas cfirtas y los retratos. La carta de ruptu- mete á la Corona haciendo decir que él, jefe ra en esta ocasión no es de novia á novio, ó del Gobierno, tiene en un cajón de la mesa de novio á novia, pero como si lo fuera. A el decreto de disolución de las Cortes, sin ti te lo digo Alberto; entiéndelo tú, Pepe, y que existiera tal concesión, y enredado en Alvaro, y Eugenio Son pláticas de familia sus propios errores cae para dar paso al de lab que nunca hizo caso la verdadera tía general López Domínguez, que constituye Javiera, ó sea la opinión. un Gobierno libera) demócrata, francamenLa formación de las tropas para el entie- te reformista... rro del embajador de Alemania dio á MaEl Sr. Moret conspira contra esta situadrid animación extraordinaria por la tarde. ción hasta que la hace sucumbir en aquella ¿Sol en el cielo y soldados en la calle? Ya famosa crisis que pasó á la historia con el tenemos á la víila medio loca de contenta, nombre del papehlo. Torna al Poder para Agregúese al espectáculo carrozas, unifor- caer ruidosamente á las cuarenta y ocho mes, desfile de personajes, y se comprende- horas, entre las airadas protestas de las rá que Madrid haga fiesta con motivo de mayorías, ofendidas, y tras del discurso del Solemnidad tan poco frecuente, general López Domínguez negándole hasta i Otro de los asuntos de las murmuracio- sa amistad personal, según puede verse en nes del día: la dichosa fotografía hecha en el Dtaño de las sesiones. ka Flamenca, y en la cual aparecen juntas Sigue el Gobierno Vega de Armijo, tamños figuras que no lo estuvieron. ¿Aberra- bién liberal histórico, que no alcanza la miciones del objetivo? ¡Cal ¡Habilidades de la sericordia del Sr. Moret, y sucumbe para tijera y del laboratonol ¡Buena, pero buena, que los conservadores sean Poder... estamos poniendo á la verdad fotográfica La caída de éstos es muy reciente para reSon tales licencias cordarla. Basta consignar que el Sr. Moret f Los ediles republicanos visitaron al alcal- amenazó hasta con retirarse del Parlamende saliente para protestar contra el hecho de to si el Sr. Maura no hacía lo que ningún ue no ocupe ya la presidencia del Munici- hombre de gobierno podía hacer en aquellas pio. ¡Sincerísimas lágrimas de cocodrilo! circunstancias. Y esas amenazas, y esas imPoquito que lamentan ellos que no siga pre- posiciones, y esos conflictos los suscitaba el sidiendo D. Alberto. Los disgustos que le Sr. Moret cuando allende las fronteras se faabían dado eran tortas y pan pintado para insultaba á España, se la deshonraba en el! os que se proponían darle. interior con crímenes que se hubieran coNota sangrienta; una mujer acuchillada metido con cualquier Gobierno, porque sus érx un solar de ¡a calle de Mariano Fernán- autores son enemigos de todo lo existente, dez. El agresor, nn pollo de setenta y cuatro y en Melilla ardía la guerra... primaveras. La victima, de más de cincuen ¿A qué seguir? El origen de la última crita. ¡Cosas de niños! J sis se lo sabe de memoria todo el mundo. El tiempo sigue portándose á las mlí ina- La Corona dio poderes al representante de íavillas. Del- sei de Febrero, cuasdo luce todos los elementos del partido liberal, Es- tos elementos habían manifestado claramente que no estaban conformes ron la marcha del Gobierno. Lo sabia el Sr. Moieti ¿Podía seriamente demandar á la Corona el decreto de disolución de las actuales Covtes en nombre y representación de un paitado que no representaba, toda vez que Montero Ríos y López Domínguez, y Canalejas y Romanones condenaban la conducta política del Sr. Moret? Lo último que puede suceclerle a un hotii bre que ocupa un puesto en la historia de su país es perder la serenidad, olvidar lo pasado é incurrir en ese pecado que la gente define con el dicho vulgar de ver la paja en el ojo ajeno y no ver ía viga en el propio DE PALACIO La Corte vistió ayer de media gala por ser el santo de la infanta doña Eulalia. Las Reinas doña Victoria y doña Ciistina, acompañadas de la duquesa de San Carlos y la marquesa de Peñaflonda, estuvieron ayer por la mañana en la Embajada de Alemania y oyeron misas por el ahr del conde de Tattenbach. Asistieron también al acto las infantas doña Isabel y doña Teresa y todas las damas de las Reinas. Los Reyes y el príncipe Leopoldo pasearon ayer por la Casa de Campo Parece decidido que la Corte salga mañana para Sevilla. El Rey recibió ayer en audiencia á lo duques de Alba y de Baena y al Sr. Seoane, y la Reina doña Victoria á la señora de García Prieto y á doña Eustaquia Castellano. D AL DÍA L EL REY Y MAURA Cigue siendo objeto de muenos comenta ríos el grabado que publicó nuestro querido colega Nuevo Mundo, y que ayer reproduce otro periódico, en el cual grabado aparecen S. M. el Rey y D. Antonio Maura paseando juntos, del brazo, por una aven da de la finca La Flamenca. i Ayer lo dijimos y hoy lo repetiremos con la autoridad que habrá de reconocérsenos en materia de artes gráfica j El objetivo fotográfico sorprendió á arn bas figuras muy distanciadas. Un hábil reto eador las recortó en la prueba de la placa, las juntó y las reprodujo para hacer más interesante el asunto. Esto se hace con la fotografía como se hace con un dibujo, porque el arte no es sólo la verdad, es tambié la bslleza. Cae por su base consiguientemente toda la leyenda que la pasión política ha puesto en esa información, como comprenderán las personas menos versadas en esa clase de trabajos y de composiciones gráficas, ni 11 r onfirma lo que anteriormente decimos la siguiente carta que anoche nos entregó el Sr. Muñoz Baena: Señor director de Á B C: Muy distinguido señor mío y amigo: Contando de antemano con su reconocida be 1 nevolencia me permito rogarle haga constar en su ilustrado periódico, de la manera más clara y expresiva, que yo fui el único repórter fotográfico que asistió á la cacería regia celebrada en La Flamenca el día 1. del corriente; que tuve el gusto de enviar algunas pruebas fotográficas á las revistas Blanco y Negro y Nuevo Mundo, y por último, y esto es io que tengo mayor interés en hacer constar, sin que quede el más remoto