Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
A B C SÁBADO 12 DE FEBRERO DE 1910. ED 3 CJON 1 PAG. 12. cabllas Iisnítroíes, que se niegan á seguir r- i nteniendo la alianza que acordaron con ías tribus vecinas. Los moros han manifestado que, no obstante estas deferencias, España puede contar siempre con el apoyo de la región eom; rendida entre los ríos Ckor y Bourieur y ÍÍÍ estensaiaja de terreno que alcanza desde Vélez hasta cérea del cabo Kúates. Los cabileños del interior persisten en su idea de entablar relaciones amistosas con 1 spaña. Ésta noche llegará el vapor Sevilla, que transporta á esta plaza 108 reclutas petter. ¿cientes á la guarnición. Isabel está enamorada de Juan María, un muchacho realmente digno de inspirar un romántico sentimiento. Joven, guapo, rico y poeta. ¿Hay quien dé más? La breve estancia de Don Alejandro é Isabel en la quinta de los Rosales, de la que es dueño el padre de Juan María, Don t, eoncio, gran persona, gran señor y con un ojo clínico admirable para diagnosticar en amores y amoríos, precipita los acontecimientos. Juan María, por primera vez, sintió ante la hija de Don Alejandro algo más que el entretenimiento de unos amoies de verano; Isabel llegó á interesarle, á metérsele en el alma y á espantar sus otros recuerdos. procedente áel Peñón de la Gomera, ha Y mientras Don Alejandro y Don Leoncio, entrado ayer tarde en esta bahía el ca- en perpetua controversia, paseaban su diaí onero Alvaro de Kazan, que fondeó algo re- logar moratunano por los jardines, Isabel y tirado de la playa á causa del temporal de Juan María se amaban en aquellas noches í. evante. de Mayo, apadrinados por una luna comUn bote déla compañía de mar fuá á co- placiente, jurando sus amores inquebrantar. Hxnicar con el buque, y ha traído varios bles y eternos por las flores, por el cielo, por la tierra, por sus vidas, por cuantos tesperiódicos para el comandante militar. tigos incondicionales se ponen en estos moAl anochecer, partió para Ceuta. mentos. DE CEUTA Pero á los pocos meses, y yá en Madrid, Juan María é Isabel riñeron, al parecer, por- A I I I I N. una causa insignificante; en realidad, porp n el santuario de la Virgen de África se que al veleidoso poeta faltábale quizá para ha. celebrado una función religiosa el culto de su amor el espectáculo de las ra conmemorar el voto que hizo este pue- noches de Mayo, el rimar de as ñores, el b o en el año 1051 por haberse librado de la encanto del jardín rusiñolesco. peste bubónica, epidemia que azotó á casi Y Juan María volvió á su vagar de casitoda Aírica. nos, teatros, salones y á nuevos amoríos. Al acto han asjstido representaciones miEn estas sus correrías conocemos al inlitares. signe Moyita, espejo, norte y heraldo de la El beneficiado de la catedral, Sr. Nogue- clase de maridos incorruptibles; una verdarol, hizo el panegírico de la Virgen. dera mosca bianca, que sólo suspira por ver Se cantó la misa de Zubiaurre por da ñas su efigie prontamente acuñada en carne de de esta localidad. su carne; pero. ay! que su mujer no colabora en el deseo con su mismo aían y el espef- Ta salido para Aigeciras y Madrid el cón- rado no viene nunca, lo que le proporciona a suí de España en Tetuán, acompaña- algunas puyitas y cuchufletas poco piado del inoro Leoadey, gobernador qae fue dosas. de la ciudad, y de otro llamado Selague, El contraste de Moyita es Jorge, que posee una cuantiosa fortuna, la mayor pát. co fresco que va al matrimonio un sirnpor inquizá del imperio. esar en una cuenta corriente respetable Se proponen visitar las principales capí- y muy esperanzado de que su suegro le tales andaluzas y ofrecer sus respetos al haga el obsequio de morirse cuanto antes, Rey D. Alfonso. aunque no sea más que en consideración á sus acreedores, los exigentes como los llama el ci lado de Jorge, admirablemente amaestrado para ios lances y aventuras de la trampa. Juan María no puede permanecer indiRJNCESA. AMORES Ene una función 1 u á beneficio ferente á este desertar de sus amigos, y de las víctimas Moyita, con su felicidad, proclamada á tamde Mesina se en el teatro de la Co- bor batiente, y Jorge, con sus proyectos mamedia leyó Serafín Alvarez Quintero el trimoniales más ó menos interesados, le primer acto de Amores y amoríos, que próxi- conducen á pensar en que él también podría mamente por aquellos días se acababa de ser dichoso. Y de nuevo va contorneándose en su reestrenar en Buenos Aires coa. éxito satiscuerdo la amada figura de Isabel. ¿Por qué factoiio en extremo. 1,03 que recordaban la buena impresión no verla? ¿por qué no hablarla? Ello ai fin sucede, después de una escena que les csu ó su lectura y ios que conocían, por referencias de la Prensa, el buen éxito de reproches, de recriminaciones y de tímiobtenido en América por Amores y amoríos dos propósitos por parte de Isabel, que al esperaban con interés el estreno en Madri d, fin. vencida por el amor sincero, aunque más que ea calidad de revisores del juicio siempre en poeta, de Juan, le tiende sus ajeno, seguros de que el ingenio, siempre á ansiosos brazos de paz y de ventura; que victoriosa prueba, délos escritores sevilla- estos son los amores: sosiego y reposo, y no nos les proporcionaría la honesta expan- ios amoríos, continuo batallar del espíritu que vaga inquieto y receloso. sión de una agradabilísima velada. A es ta ñijalxdad y consideración nos lleLa coinedia, pues, tenía de antemano todos los pronunciamientos favorables. Y se van los Quintero en su obra Amores y amoalzó la cortina, pioiuciéndose en el público ríos, bañada en luz, entrelazada con guirnaldas de rosas, bequeriana en su aliento de un simpático movimiento de curiosidad. El rumor de una copla andaluza trae al poesía. Como siempre, en la pintura de lo jardín de ¡os Rosales, donde nos encontra- episódico y sainetesco tienen rasgos de felimos, añoranzas de amores. Es una volup- císima observación, y saltan en el diálogo tuosa noche de Mayo, y la luna asoma en- chispazos de su lina gracia y humorismo, La pintura de Lauro es un acierto indistre las celosías del ramaje. ¿Coplas, flores y luna? nos decinos. Las señas son morta- cutible; todo en este carácter tiene color y naturalidad. Por cieito que Manolo Díaz lo les: el amor acecha. Y, efectivamente: el corazón ingenuo, sirvió á maravilla, dándole admirable entoconfiado, de Isab- hija del formalísimo y nación. cronométrico Di Alejandro, L. oa lo revela María Guerrero pu o ea la ingenua y noen su ci mera coafjt. ión. ble lüabei leraura y nudosidad apropiadas, pasión, ceios, solicitud; cuaulos sentimientos conmueven su alma supo traducirlos con ía soberanía áe su arte y con el encanto de su voz acariciadora. Fernando Díaz de Mendoza infundió á sa personaje calor y poesía, acertando á interpretarle con ía distinción y el buen gusto á que nos tiene habituados ei insigue comediante. La señora Cancio y la señorita B? rcena se distinguieron notablemente, así como los Sres. Palanca, que hizo una creación del D. Leoncio; Mariano Díaz de Mendoza, con naturalidad y simpática desenvo tura; Cirera, Vargas, muy gracioso Moyita, y Guerrero. La o ora, como es tradicional en este teatro, exquisitamente puesta. Los hermanos Quintero salieron á escena varias veces al final de los actos, siendo muy aplaudidos FLQR DOH. D E A L Anoche comenzaron los. ensayos ¿e conjunto de Salomé, la ópera, de Strauss, que tanto interés despierta En el extranjero sigue haciend furor. En la Scaía, de Milán, se ha pagauo lio liras por butaca para oir Salomé, á palo seco; esio es, sin otro programa, porque su autor no consiente ni bailes ni actos de otras obras. La audición comenzaba á las nueve, y a las diez y media estaba el público en la caitv. En Venecia ha costado 90 liras la butaca, Sn ambos teatros, ía intérprete principal ha sido ¡a Bellincione, que lo será también en nuestro Real. El ilustre Anselmí va mejoranao de su dolencia. Se confía en qae cantará mañana. Indudablemente hay una epidemia para ¡os cantantes, lia haívdo día de contarse once bajas entre ios del Real. Se ha telegrafiado á Italia y á Á e manía pidiendo un nuevo tenor para Sigfredo y El ocaso de los dioses. NOTAS TEATRALES Para contratar al que aeoutó el jueves cou tanta desgracia hubo necesidad de cambiar sesenta telegramas. ¡Así andan de tenores por Alemania 1 RiíFFO Con la Hidal como Rosina, Chaüapine como Don Basilio y Smirnoff como Aitnaviva, ha cantado Trtta Ruffo El baibero de Sevilla ea Montecarlo. El éxito alcanzado por el gran barítono ha sido enorme. Los periódicos que vemos dicen que ei entusiasmo del público con Titta Ruffo ha rayado en dehrio. Milán, h a n c a n t a d o Sansón y Dahla. la P a r s i y P a o l i L a A CONOCIÓOS- En la Scala, de primera tuvo un éxito desgraciado. Paoli fue aplaudido. La Storchio lleva cantadas siete veces SonambiAa con gran éxito y sin ninguna protesta por taata audición de la misma ópera, Es verdad que tampoco se ha cansado e! público de la Scala de Sansón y Daala, coe cuya octava audición debutaron los mencionados artistas. PRINCESA. Para la función de hoy, en Sr -q Ue s e verificará la segunda representación de la comedia de los hermanos Quintero titulada Amores y asiónos, podran disponer de sus respectivas localidades los abonados de viernes que han contestado eligiendo los sábados á la consulta que le ¿ha dirigido la E. upresa. Para la función del d ¡mingo poi la nocl: e (coirespondiente al décimo, viernes denui y cuarta representad ón de A itoicsy ai ¡n d i d á i l d d Himran i tnnnuaiira u