Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
A B C. SÁBADO ía DE FEBRERO DE 3 1910, EB CION PAG. 9 Para confirmar este aserto y dar todo el relieve que tiene el hecho de la alianza entre Portugal y España durante las luchas de 1808 á 1812, comenzó por estudiar el papel que en las relaciones internacionales representaron ambos países. Toma como punto de partida la paz de Basilea de 1795, y á grandes rasgos presenta ia finalidad y alcance de los Tratados de San Ildefonso (1796 y 1800) los de Aranjuez y Badajoz (I8 I) la paz de Acniéns (18 12) el (Se continuara- bloqueo continental (1806) la paz de Tilsit (1807) y el Tratado de Fontainebleau. TUMULTO BN UN TEATRO Sienta como consecuencia de estos antecedentes que España y Portugal siguieron una conducta opuesta y de constante hostiÉL FEMINISMO lidad, ayudando la primera á Francia y EN ALEMANIA siendo la segunda fiel aliada de Inglaterra. Expone después las campañas de Junot, POS TELÉGRAFO Souit y Massena, hasta llegar ai momento BERLÍN, I I 10 M. Telegrafían de i, emberg qne ayer ocurrió de la evacuación de Portugal por el Ejércifrancés. rv an grave tumulto en ei teatro de aque- to Al terminar su hermosa conierencia fue i5 a población, donde se representaba la co- muy aplaudido y calurosamente felicitado inedia titulada Las sti ragistas. En él segundo acto de ¡a obra, el autor el joven orador Sr. Barcia. fca puesto en boca de uno de los personajes las palabras sigaientes: Si las sufragistas inglesas consiguiesen eacontrar marido, la cuestión feminista terp N DEFENSA PRO ÍA En la Sección minaría radicalmente en Inglaterra. primera terminó Al oír esto, ferias las adeptas del feminismo sa pusieron eu p e y protestaron ruido- ayer rivde la vsta de ia causa seguida consamente, pi odfcienrt un formidable escán- tra S cun Uno Jiménez por muerte de Magdaletio lorenzo Rodríguez. dajo. En primar tér. nino informó el fiscal, señor Los gritos, silbidos y golpazos eran en- Salvador, qu. en ea ua elocuente discurso sordecedores. La representación fue inte- sostuvo que E O S trataba de un caso de lerrumpirla ante la magnitud del conflicto. co. no el abogado de Secun La señora de an magistrado comenzó á gítima áefe iba, sino de una riña, en la cual- pronunciar un fogoso discurso desde un pal- dino sostenía, habíanse mutuamente golco; pero ao pnAo terminar su arenga por- agresor y víctima 1 ffae la fuerza pública intervino y expulsó pea o. Analizó la prueba practicada, examinandel teatro á la oradora. El tumulto arreció cuando una parte del do detsmda- iente la declaración que en el público acordó realizar una contramanifes- sumario prestó el procesado, y después de ¿cf i: ar los requisitos integran; ei de ia exentado: ción alegada en contrario terminó pidienHubo moineatoc en que el griterío y la do un veredicto de culpabilidad. confusión fueron verdaderamente espanA continuación informó el defensor, nuestosos. el Sr. Tercero, quien La calma no se restableció hasta que to- tro querido compañeroel estado de opinión comenzó por exponer das las íeraüiistas abandonaron et local. que á raíz del crimen existía, opinión favorable en absoluto á la causa de Secundino Jiménez, pues se consideraba unánimemente que éste obró en legítima defensa al matar á su enemigo. Y CENTROS Presentó, valiéndose de las declaraciones de los testigos, ias figuras del procesado y uventud Conservadora. A las seis de la tarde de hoy tendrá lu- su víctima; examinó la prueba muy detenigar en este Centra ía conferencia de D. Luis da y háblmente; negó que Secundino y rMartínez de Galinsoga sobre el tema Los Magdaleno hubieran quedado citados pa; a pelear, pues no resulta explicable ni lógico partidos políticos y sus jefes que para ello acudieran á la Puerta del Sol; refutó las declaraciones de los escasos plaustro de doctores. Anteayer dio una conferencia el repu- testigos que citó al juicio el fiscal, y destado doctor D. Eduardo Masip Budesca, del pués de argumentar con gran fortuna en Claustro de doctores de la Universidad Cen- demostración de la concurrencia de los tres tral, en el aula nú n. 19, sobre el tema La requisitos que integran la circunstancia de higiene escolar en sus diferentes aspectos legitima derensa, pidió elocuentemente al El doator Masip pronunció un interesan- Jurado un veredicto en armonía con sus tísimo discurso, desarrollando el tema en pretensiones. Terminado el informe del letrado Sr. Tertodos sus aspectos, y fue muy aplaudido. cero, el presidente del Tribunal de Derecho, Sr. Tisera, hizo algunas consideraciones A teneo. Anteayer ocupó la cátedra de la Sec- acerca de lo que ya se había tratado por el ción de Ciencias Históricas de Ateneo el fiscal y por la defensa, afirmando, entre vicepresidente de ia Sección, D. Augusto otras cosas, que, á pesar de lo que se sostuBarcia y Trelles, estudiando detenidamente vo en el debate, no obraban en autos anel terna La intimidad híspano lusitana en tecedentes de Ja conducta de Magdaleno la guerra de la Independencia en los co- Lorenzo, aparte- -añadió- -de esos dos certificados del Juzgado municipal que acredimienzos del siglo xix La intimidad hispano- portuguesa en la tan qae aquél celebró otros tantos juicios. Llamó la atención del Jurado acerca del guerra de la Independencia- -comenzó diciendo el confei saciante- es la expresión hecho inaeíble de que Magdaleno pasara perfecta dei suuremo sentimiento, que por por la Puerta del Sol coa el cuchillo en la cima ce todas las diferencias históricas de mano, y, sin detenerse en otros extremos de ambos países les une en ur, o caerte común importancia, hizo las advertencias legales y y traza ese paralelismo perfecto que existe dio lectura á las preguntas del veredicto. El Jurado, que estaba por cierto compuest a la vida y ei desenvolvimiento de IJspafia to de personas ilustradas y de gran cultura, y PoííugaL conferencia citada, 3.0 Que la propaganda sea de las más acdvas en las Seriedades de socorro á los heridos, y que los esperantistas de cada nacionalidad, miembros de la Cruz Roja, médicos, cirujanos, fartnacéuticoo y militares de todas las graduacicr. ies empleen todos los medios para organizar conferencias y cursos de esperanto. presentar y sostener, esta cuestión en xa retiróse á deliberar, y tras largo y examen de los hechos emitió un veieJileo de acuerdo en un todo con las conclusiones del defensor, Sr. Tercero; es decir, negando la primera pregunta, que envolvía la culpabilidad; negando igualmente la riña, que el fiscal alegaba, y afirmando la existencia de la circunstancia 4. a dei art. 8.0 del Código; esto es, la legítima defensa. El fiscal, Sr. Salvador, en vista de ía in culpabilidad, solicitó de la Sala que pasara la causa á revisión por nuevo Jurado. Y el Tribunal, con gran asombro de muchos de los que presenciaban el juicio y habían oído el veredicto del Turado, accedió á tal petición. El abogado defensor, Sr. Tercero, recibió muchas y merecidas felicitaciones por su brillante triunfo! En la Sección segunda t e r m i n ó también la vista de la causa que por delito de homicidio se seguía contra el apodado Chalo el tequesonero. OTROS VHREDiCTOS El Jurado emitió un veredicto de culpabilidad, pero reconociendo la eximente de legítima defensa y dos atenuantes que en forma alternativa había alegado el distinguido defensor del procesado, Sr. Díaz Valero. La Sala dicto sentencia absolutorio SUSPENSIÓN La vista que comenzó e V -jueves ea la Sección tercera se suspeudió ayer tarde por indisposición del distinguido magistrado Sr. Martí Correa. potabilísimo es el numero que hoy publi. ca la popular revista, en cuyo suruatic figuran firmas artísticas tan prestigiosas como ¡as de Huertas, Méndez JBr. nga, Medina Vera, Martínez Abades, Sancha, Regillo, Xaudaró, Estevan, Francés y Cnia. LO J trabajos literarios son de la condesa de Pardo Bazán, L orcate, Carlos Miranda, Martín de Salazar, Castel! Palomero y Anselmo Mauin. Avaloran el número cuatro plauas diodo color, unas curiosas Kotas del Extranjero y la Crónica gráfica, profusa, mente ilustrada con fotografías. J NOTAS MUNICIPALES jp ¡I nuevo alcalde. Poco después de las diez reunióse ayet mañana el Ayuntamiento en sesión extraordinaria- -sin perjuicio de la ordinaria ya convocada para el mismo día, y que se verificó después. Don Alberto Aguilera, no obstante hallarse visiblemente indispuesto, acudió desde primera hora para evitar el que se interpretase como falta de consideración persona? su ausencia. El secretario leyó el traslado de la Real orden nombrando al nuevo alcalde, y el señor Aguilera propuso que una comisión de concejales saliera á recibir al Sr. Francos Rodríguez, como así se efectuó. Tomó asiento el Sr. Francos en el estrado, á la derecha de D. Alberto Aguilera, y éste pronunció un breve discurso de despedida. Declaró que dejaba el puesto por motivos políticos, y no sin pena y que le resarcia da la contrariedad el acierto de la designacióji del sucesor, pues de las alta? dotes del señor Francos Rodríguez puede esperar mucho el vecíndano madrileño. Vxpresó su confianza de que se lleven adelante las re formas iniciadas, y formuló un vivo elogio del Ayuntamiento, haciendo constar que, á su juicio, es una fComor cic Jtio Ji. o y heme todos los alerce a 0 nu; le ctiiíj. -JUCO I