Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
A B C SÁBADO 12 D E FEBRERO D E 1910. EDICIÓN i. PAG. 5. D AL DÍA wara. En la solemnidad hubo discursos, demasiados discursos. Ya sabrá Madrid que cuenta en el Concejo con una de Cicerones, Demóstenes y Castelares que mete miedo; pero sabe también, porque se lo dijo RicarGobierno nuevo, í ño nuevo, vida A s alcalde nuevo. nueva; se posesionó de la Ayer EJl presidente del Consejo hizo ayer las siguientes declaraciones ante varios representantes de la Prensa. -He leído muchas versiones acerca ae la El ministro de Portugal en Madrid no recibirá mañana, como había anunciado, con crisis en los periódicos nacionales y extranmotivo del duelo por el fallecimiento del jeros y acabo de hablar con el corresponsal embajador de Alemania, conde de Tatten- del limes, rectificando en la conversación que con él he tenido algunas de las cosas bach. I que por ahí se dicen; pero conviene que los Ha hecho su presentación eu sociedad la periódicos españoles recojan lo que voy á bella señorita Maravillas Pidal y Chico de manifestarles, único modo de poner aquí las NUESTRA Guzmán, hija menor délos marqueses de cosas en claro. No he tenido intervención en ningún acto INDEPENDENCIA Pidal. de la crisis, ni en lo que afecta al Gobierno f i País no se explica nuestra independenEsta tarde, á i as tres, se reunirán los gran- anterior, ni en lo que se relaciona con cier cía periodística. Se comprende. El en- des de España para elegir decano en reem- tos elementos del partido liberal. Mi intercuentra sublime todo lo que sea republica- plazo del ya difunto marqués de Alcañices. vención nació desde el momento en que el Rey me llamó. Desde ese instante soy resno y anticlerical, y detestable todo lo que ponsable de haber aceptado el Gobierno y sea monárquico. considero que tengo el deber de mantenerNosotros censuramos lo que nos parece me en el Poder para justificar la confianza vituperable y aplaudimos lo que encontraEl Rey recibió ayer en audiencia á los que en mí han depositado, rnos bien hecho, hágalo quien lo haga. Y me parece mentira que juaya monárConsecuencia de ello es que se nos haya generales l, uque y Aifau. El primero manifestó á los periodistas quicos que digan que en esta ocasión el llamado liberales, conservadores, moretistas, niauristas, canalejistas, etc. dándose el que era incierto el rumor de que vaya á Me- Rey ha procedido á espaldas de la Constiperegrino caso algunas veces de que nos hlla á substituir al general Marina, y dedi- tución, pues la única responsabilidad que combatan en ua mismo día periódicos de có frases de caluroso elogio al actual co- ha contraído es la que puede resultar de criterio tan opuesto como El Vais y Et Siglo mandante enjefe del ejército de ocupación haberme designado para formar Gabinete. en el Rif. Conviene enterarse de lo que la Prensa íuturo. También recibió D. Alfonso en audiencia dice; pero no he venido aquí, ni para áisY es que somos católicos, pero no clericales; es que somos independientes, y la inde- al coronel Godínez y al marqués de Cervera. cutir contra los periódicos, ni para disparar frases contra ellos, ni me reconozco el derependencia es incompatible con el sectarisEl próximo martes- sa trasladará la Coite cho de juzgar su conducta, con tal de que mo que inspira á periódicos como los cino publ 1 quen- c 9 sj. gjafej 1 siyag. para mi deco á Sevilla, tÜ ue hay que comprimirse Por eso estuvo tnuy bien et nuevo y simpático alcalde, seáor Francofr Rodríguez, diciendo que no ¡leva programa. ¡Ay! los que le llevan y no le dejan en la escalera, como los moros las babuchas á la puerta de la mezquita, le resultan respondones á Madrid. Ojalá llegase el monienta de que los ediles dijesen: -Señores, seamos Francos... Un adiós cariñoso al bueno de D. Alberto. Su reino no es de este mundo político. L, a nota política del día, las declaraciones de D. Pepe, el nuevo presidente del Consejo de ministros, á quien sin duda le habían pedido un cedazo, porque vino á decir aquello de: si lo quiere mas claro Para algunos, esas manifestaciones fueron de P. P. y doble V. Se dioe que Maimón Mohatar exclamó: El presidente estar farruco I os tribunales condenaron á un homicida, echaron á la calle á otro y absolvieron á un terceto, para el cual, sin embargo, se acordó la revisión, El aniversario de la proclamación de la República se celebró en la Huerta con un banquete á pleno sol... y Ortega. Comensales, trescientos, ó treinta mil, ó trescientos mil. Según el color del ctistal con que se miren. Discursos, otros tantos. Nota saliente de ellos, que ya habrá venido la República tal día como ayer en un año, por la mañana tempranito. Oradores para traerla no faltan. Nuestros inmutables huéspedes los marroquíes visitaron la Casa de la Moneda. Un poco cara puede resultar esa complacencia, porque observando lo fácilmente que se fabrica la moneda con que se paga todo, ¿quiéa pieusa en abreviar? De Palma comunicaron la noticia de haber naufragado el General Chanzy. L, uque y Concas dirán que ya no son sólo ellos. El naufragio de aquel barco constituye una verdadera catástrofe, porque son muchos los pasajeros que han perecido. El tiempo, más alegre que un canalejista. Por la soche, estreno de Amores y amoríos, de les hermanos Qjintero, en la Princesa. La obra gi stó muchísimo al respetable público. Puede que al escalpelo dogmatice un poco; ¡pero buenos eitáa los tiempos para los dogmasí I, a gente cree ó dtja de creer 0 que le viene en gana, y en paz. do de la Vega en La verbena de la Paloma, Respecto de las campañas de Prensa, las hemos prestado nuestro modesto concurso; pero nos hemos apartado de ellas cuando en ellas se defendían, no intereses de colectividad profesional, sino de política con la cual no estábamos conformes, y nuestra labor frente á las leyes del terrorismo y jurisdicciones militares no nos dejarán mentir. De aquella campaña originada por el telegrama de nuestro director á la Prensa extranjera, después de los sucesos de Barcelona, no tenemos que arrepentimos. Estamos cada día más orgullosos de ella, porque al fin se ha hecho justicia á España en el extranjero, y algunos periódicos de los que más la combatieron han rectificado nobleblemeníe, como lo demuestra el último número recibido de ElImparaal, de Méjico. Por último, creemos, como El País, que nuestro director le ha hecho un favor al Sr, Canalejas no aceptando una cartera, de no haber previamente renunciado á la independencia de A B C, que ha ido hasta ahora lo que ha constituido nuestro galardón y orgullo. ESCENA TERRIBLE I, a cacería regia en el coto de I, as Palomillas, propiedad del marqués de la Torrecilla, se verificará mañana. El viaje lo hará el Monarca hasta Toieao en tren especial, que saldrá de Aíadiid á las ocho de la mañana, continuando después en automóvil hasta Las Palomillas, donde pasará el Monarca todo el día, regresando á Palacio por la noche. XSR 3 ESCÁNDALO EN LONDRES LA FUGA DE UNA SEÑORA POR TELÉGRAFO 1.0 ND r s ii 2 r UNA JOVEM RABIOSA. POR TELÉGRAFO ü n Xivry Circourt (Meurthe et Moselle) ha ocurrido un horrible suceso. Una joven de veinte años, llamada María Hulin, encontrándose en casa de sus padres, fue súbitamente atacada de rabia. I a infeliz, presa del espantoso acceso, se arrojó sobre una hermana suya, á quien mordió furiosamente vanas veces. A. continuación mordió también á una criada. No obstante su estado, la joven dábase perfecta cuenta de lo que la sucedía. Como viese aproximarse á sus padres, les rogó que se aleja en, pues no podía resistir el de ¿eo de morderles. Porfm se consígió encerrarla en un aposento, doñee murió antes de que pudiese llegar el médico, al que se fue á buscar á toda prisa. El facultativo certificó que la desgraciada joven había fallecido á consecuencia de un tremendo ataque de rabia. PAP 3 S, I I 6 T. C l asunto de la fuga de una anstocrátira señora inglesa es tratado por la Prensa del día, negando la veracidad de la aofción. Algunos periódicos aseguran que la Policía de Scotland Yard no ha íecibido encargo de perseguir á ninguna paieja fugitiva. Otros afirman que es falsa la noticia de la fuga. El Evem ng Standatd dice lo siguiente: Una información practicada por tmestros redactores ha demostrado que existe un error respecto al nombre de la dama fugada. No se trata de la hija de lord Knolivs. L a persona en cuestión no tiene el meror parentesco con el secretario del Rsy. Parece cierto, sin embargo, que la señora es conocidísima en la alta sociedad británica, no sólo por su ilustre apellido, sino también por su fortuna cuantiosa. El caballero que la acompaña es un militar, igualmente muy conocido, el teniente Ashtou, que pertenece ai mismo regimiento que lord G... hermano de la fugada Es notorio que la Policía ingiesa ha dac o aviso á la Policía suiza de vigilar el paso ae todos los trenes, por suponerse que los fugitivos intentan refugiarse en el territorio de ¡a Confederación. DECL 4. RAC 0 NES IMPOSTANTES LO QUE DICE CANALEJAS DE SOCIEDAD DE PALACIO