Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
A B C VIERNES 11 DE FEBRERO DE 1910. EDICIÓN 1. PAG. 5 Sr. Canalejas elogios y aplauso como presidente ejemplar de unas Cortes y como político seno y prestigioso. ff orúó el buen tiempo, esto es, la tibia temCombatirle ahora sin más razón que el faf. u tra, porque el sol no ha faltado tta d. 4 A tomarle y á comentar la cri- haber alcanzado el Poder sería inconse. nosBís e: t la gente á la calle. No hubo per- cuencia impropia de quienes, como para otros, can 2 va a constitución definitiva del Mi- alabarnos proclamamos independientes lo plausible y censurar lo reprobable. nisterio. Llegaron los dos ministros que falEso hicimos con Maura y eso haremos laban, yv ¿i- jit, y en. paz, con cuantos políticos diriian la gobernación Dan Albertose despidió- de la Alcaldía. de España. Hoy J ¡rá á Francos Rodríguez: ¡ahí queFinalmente, no estará de más decir, para jfia eso! Y eso quedará en ruanos de un homlas dudas que expone un i re (la quien hay que esperar mucho por- aclarar de si los liberales pueden periódico ser mo ¡que icne inteligencia y energía. De ésta acerca liace íalta una dosis muy grande en aquella nárquicos, que la Corona acaba de resolver esas incertidumbres de una manera clara y casa. terminante, demostrando que no sólo pueSs reanudaron los banquetes á Belisario den serlo, sino que la democracia es compaRoldan. El de ayer se celebró en la Come- tible con la monarquía. dia y resultó muy brillante. Hubo varias ovauones: de agrado para los Sres. Roldan EL COMETA FATÍDICO y López Muñozj de desagrado para los que excusaron su asistencia. Este plato fuerte ao estaba incluido en el nienu de la comida. En los Tribunales comenzó la vista seguida á un individuo que mató de un tiro á Su contricante, después de hacer la corresPOR TELEGHAFO pondiente antesala en una taberna del jau ¡E A, 1O, 6 T. botiig de Vallecas 0 ¡Ab! y la de otros dos ho- p l cometa de Halley, tan traído y llevado micidios, por si era poco uno. en los actuales días, comienza á ser De sucesos, el suicidio de un médico, y y origen va de médicos en la temporada, como si no causa humana. de fieros males entre la es- tuviesen bastante con el paciente prójimo; pecie Budapest, el negociante Cohu lia reEn y un segundo incendio en pocos días en la cibido un anónimo conminándole con una casa de Oñate en la calle Mayor, en la cual muerte inmediata é inevitable si no deposicasa, llamada á desaparecer por la alinea- ta 400.000 francos en cierto lugar. ción de aquella calle, puede decirse que á Estando tan próximo el fin del mundo ese paso el fuego va á poder más que la in- -dice la carta, -nada más natural que profluencia municipal. Por ¡o demás, pocas novedades, fuera de ceder cuanto antes al reparto equitativo de riqueza. la del alto personal político, que es nuevo, la En Goedelle (Hungría) un sereno se ha vivito y ministeriaíando. quejado al juez municipal de que el dichoso Por la noche, dos debuts en el Real para cometa le está haciendo sumamente difícil El ocaso de los dioses. Los dos debutantes, el desempeño de sus funciones. alemanas. Una, la soprano, obtuvo un éxi La aparición del el nocto feliz. El otro, el tenor, Sigfredo, mu- turno guardián- -ha cometa- -declara profunproducido tan lió á manos de Hagen y de! respetable pú- do terror entre el vecindario, que las gentes, blico, que se ensañó. enloquecidas, se pasan la noche recorriendo las calles de la población, lo que dificulta sobre manera la conservación del orden. El sereno se ha dirigido por escrito al ministro del Interior para que suplique al Insos periódicos lian seguido comentando tituto Meteorológico que haga al cometa nuestra información del miércoles so- alejarse del territorio húngaro. mbre el ttesai rollo que iba á tener la crisis del jfiltimo Gobierno libera! Algunos colegas expicsan su extiañeza de que estuviéramos jnejor informados que el piopio Sr. Moret. No es esto rigurosamente exacto; porque Su Majestad el Rey, acompañado del conlas mismas razones, y seguramente otras de de Aybar, estuvo ayer en la Embajada más fundadas que nosotros, tenía el jefe de de Alemania para dar el pésame á la conde aquel Gobierno para suponet que había de sa de Tattenbach. ocurrir lo que efectivamente ocurrió. Con el mismo objeto visitó á la embajaFalta aquella situación del concurso de dora de Alemania el príncipe Leopoldo de Jos elementos representados por los señores Battenberg. Canalejas, Montero Ríos y conde de Romanones; fijado para un plazo de cuarenta y Su Majestad el Rey recibió ayer en auocho horas el viaje regio á Sevilla, antes del diencia al general Sr. Boado, al coronel secual había de celebrarse un Consejo de mi- ñor Serrano y al capitán de Artillería señor jijstros para formalizar ¡a demanda de la Sangro. disolución de las Cortes y del nombramiento de ministro de la Gobernación á favor de Reyes han dirigido un afectuoso teuna personalidad que representaba la rup- legrama de pésame al emperador de Aletura de la concordia en el partido liberal, mania por la muerte de su embajador en ¿qué había de suceder? Madrid, conde de Tattenbach, asociándose I,o que sucedió, porque era natural que muy de corazón al sentimiento del emperasucediese. No hubo, pues, arte de magia. dor Guillermo por haber perdido un servidor tan leal, del que conservará siempre jHubo lógica en ía deducción, nada más. También algunos periódicos hablan de grata memoria. nuestro caualejpsmo por e! hecho de saludar como á una esperanza á la nueva sitúa El Rey üa enviado un zaguanete de Alación y ofrecer nuestro concurso al Sr. Cana- barderos, con traje de gala, á la Embajada lejas si acierta á hacer compatibles sus idea- de Alemania para que den guardia de holes con ¡os intereses de la patria y de la nor al radáverdel conde de Tattrnbach. Monarquía. L, ss hojas de ios árboles caen, ruedan y Sus Majestades D. A fonso y doña Victose pierden. Las de los periódicos se conser- ria y el príncipe Leopoldo de Battenberg van. Ahí están las de A B C para dar testi- pasearon en automóvil descubierta por la monio de que en estas columnas halló el Casa de Campo. MADRID AL DÍA Mañana celebran sus días Su Alteza la infar. ta doña Eulalia, la duquesa de Soma, marquesas de Bendaña y Santa Eulalia, coadesa de Ciavijo y señoras de Urcola y Mosteiro. El conde de Esteban Collantes, siguiendo la costumbre de años anteriores, obsequiará mañana con un banquete á varios distinguidos periodistas antiguos compañeros suyos. Tambiéa mañana se celebrará en la i, e gación de Méjico el banquete anunciado. El domingo, por la tarde, recibirá por primera vez á sus amigos la condesa de Tovar, esposa del ministro de Portugal También se quedará en casa el domiego, por la tarde, la señora de Bermejillo, El jueves próximo se celebrará un banquete en la Legación del Brasil. La duquesa de Santo Mauro continúa mejorando rápidamente de su enfermedad. Se ha concedido Real licencia a doña Isa bel de la Serna y Retortillo, hija de los barones del Sacro Lirio, para contraer matrimonio con D. José Fernández Macapinlac Ayer celebraron sus días ía condesa da Paredes de Nava, marqueses de Valdefuentes y Casa- Arnao, condes de San Bernardo y Oropesa y señores de Osma y Rolland. Hoy será el santo de la marquesa de Es oinardo. Hoy se cumple el primer aniversario de la muerte del que fue nuestro querido amigo y compañero en la Prensa Santiago López Muguiro A su madre y a sus neunanoi reiteramos íuestro pésame. DRAMA DE FA vllLlA UN SERENO COMPROMETIDO SOBRE POLÍTICA L EL CRIMEN DS UN PADRE POR TELEGKAFO PARÍS, 10, I DE PALACIO p n el pequeño caserío ae ráoes, cerca de Pont TAbbé, desarrollóse ayer un espantoso drama familiar Los esposos Bolloch vivían en dicho pun. to con su hijo Alberto. El padre, que cuenta cincuenta y oeflo años, es marino retirado. Alberto Bolloch era un joven de diez y nueve, empleado como amanuense en casa de un notario de Guingampo. Ayer, á primera hora de la mañana, la se ñora Bolloch se hallaba en la cocina dedicándose á la preparación del desayuno, cuando, de súbito, llegó á sus oídos el estampido de una detonación, seguida al poco rato de otras varias. Presa del terror, salió al pasillo la señora Bolloch y vio con indefinible espanto que su marido bajaba por la escalera tambaleándose y cubierto de sangre. AI llegar al suelo, el desgraciado cayó exánime. Los gritos ae ia poDic mujer atrajeron á algunos vecinos. Mientras se auxiliaba a V herido, alguien subió al piso superior, utía de cuyas estancias ofrecía un terrible espectáculo. El joven Alberto Bolloch yacía muerto sobre su lecho. El cadáver presentaba una herida en el cráneo. Un mar de sangre enrojecía sábanas y almohadas,