Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
A B C JUEVES 10 DE FEBRERO DE i9io. EDICIÓN i 8 PAG. gabán antes, y á 7 50 la mensual, que era anteriormente de 15 pesetas. La reforma empezará á regir desde el 15 del corriente. Es seguro qué muchos jefes y oficiales se honrarán inscnbiéndose como socios en un Centro que tan reiteradas pruebas de amor al Ejército na dado siempre. La opinión pública señala al conde de Tattenbach como tnspnador del famoso viaje que Guillermo II hizo á Tánger Asistió como segundo delegado de Alemama á la Conferencia de Algeciras. El conde de Tattenbach (Cnstmo Federi co Luis) nació en Landslurt el 16 de Ene ro de 1846; contaba, por lo tanto, sesenta y cuatro años de edad Era hijo del conde Luis de Tauenbach, difunto, coronel del Ejército bávaro, y de Erama, me condesa de Irsch, y se casó el 16 de Julio de 1885, en Francfort, con la señorita Constanza de Metzler. Deja dos hijos: el conde Francisco de Tattenbacb, teniente en el primer regimiento t EL CONDE DE TATTENBACH madrugada, la una minutos, Estafalleció en el ápalacio y cincoEmbajada de la de Alemania, en el paseo de la Castellana, el embajadorjconde de Tattenbach. Seguramente tan triste noticia será acogida con gran sorpresa por la mayor parte l e la sociedad madrileña. Hace doce días, el penúltimo sábado, obsequiaban los condes de Tattenbach con una de sus brillan tes fiestas á la kigh- hfe de la corte. Tres ó cuatro días después asistió á otra fiesta diplomática, y sólo anteayer fue cuando en la Embajada de Francia se supo que el conde de Tattenbach se hallaba enfermo áe algún cuidado y así lo consignamos ayer en A B C. Pero nadie podía sospechar que el desenlace fuese tan doloroso y tan rápido. A mediodía estuvo ayer en la Embajada un ayudante de S. M. el Rey para enterarse como Seguía el ilustre paciente. Este recibió, en pleno conocimiento, los auxil os espirituales, incluso la Santa Unción. Su esposa, la condesa, no se separaba un momento de su lado, y también le asistía el alto personal de la Embajada: el nuevo primer secretario, príncipe de Reuss (llegado ayer mismo ea el sudexpreso) el príncipe de Ivippe, el agregado militar, Sr. Bronsart; y el secretario del Consulado, capitán Brunstorff Durante todo el día desfiló por la Embajada todo el Cuerpo diplomático y la alta sociedad madrileña, interesándose por la salud del eníermo, cuyo estado, desgraciadamente, se agravaba por momentos. A media noche entró en el periodo agónico, y ala una dejó de existir, el caballeroso, inteligente y culto diplomático, que tan sinceros afectos y simpatías se había captado en Madrid desde que presentó sus cartas credenciales, hace catorce meses. El emperador Guillermo, que íe distinguía muy particularmente, le envió hace pocos días un magnífico retrato con expresiva dedicatoria autógrafa. En la corte española era también íii estimado el conde de Tattenbach, cuya reputación de seriedad 6 ilustración estaba sólidamente cimentada en los centros oficiales. A B C se asocia muy cordialrnente al dolor que producirá su fallecimiento, y envía sinceró pésame á su desconsolada viuda, la condesa de Tattenbach, y al alto personal ¿ela Embajada de Alemania. El difunta embajador de Alemania en Madrid hizo sus estudios universitarios en la de Jena, entrando después á prestar sus servicios en la Administración del Gobierno de la Alsacia- Lorena. Fue en los comienzos de su carrera diplomática secretario de la Legación en Peída, y posteriormente de las de Belgrado y Madrid, y. ascendió en 1888 á cónsul general en Tánger, donde después fue nombrado ministro plenipotenciono. En ese tiempo visitó en Fez al Sultán Abd- el Aziz al frente de una misión extraordinaria enviada por el emperador Guillermo. Destinado en 1896 de ministro en Berna, pasó luego á Lisboa, donde se encontraba cuando después de la visita del Kaiser al Rey de España en Vigo se detuvo en la capnal de Poitugal, con grau dificultad por la aglorne- faciosi del tráfico. Hoy se han cus munido ciiue Naaor y zoco de El- Had dos secciones de la Policía indígena, que prestan servicio de vigilaneia en despoblado. Han llegado CIDLU moros de ia com añú de Tiradores de Ceuta, que forman parte de la Comisión topográfica áel Estado Mayor en Marruecos. TUR TELEGRAMA OFICIAL 4 JWEUU. A, 9 10- omandante en jefe á Ministro Guerra; Con objeto establecer el servicio v: gí lancia en despoblado se ha hecho hoy distribución parte de las fuerzas indígenas, marchando una á Nador y otra á zoco ElHad, donde empezarán desde luego á prestar su peculiar servicio. Han llegado esta pla a un cabo y cinco moros de la compañía de Tiradores del Rif de Ceuta, que forma parte de la Comisión topográfica Estado Mayor de Marruecos. También han venido en el Seofáta 407 reclutas para Cuerpos esta guarnición. No ocurre novedad. P E CbüTA Í 9, K. i os vapores correos Virgen d Atrtca y Apo s ios -tol conducen diariamente a esta plaza los reclutas destinados á los Cuerpos de esta guarnición. ingenieros militares- se ocupan L osactualidad de armar barracones ea la. en la de Laúcelos del reino de Baviera, y el conde Enerardo de Tattenbach, abogado; La casa nobiliaria de Tattenbach es de las más antiguas entre las aristócratas familias de ¡os primeros tiempos del feudalismo alemán, y su tronco principal se remonla al Sr. Otton de Tattenbach, en 1280. En el año 1578, la casa recibió el título de barón de Ganowitz, y en el año de 1637, el de conde de Tattenbach. falda del monte Acho y eu el campo exterior de la plaza, en donde se aloiaráa las nuevas fuerzas que se espera. El sábado llegará de Valencia el vapor Puerto Rico, que conduce 2.500 retintas. I J a llegado el cónsul de España en Te tuán, D. Luciano López, acompañado del ex bajá de aquella ciudad Adelerin Labady. PARA LOS RESERVISTA? a señora marquesa de Squilache, viee presidenta déla Junta encargada de re caudar fondos para los reservistas, ha reci bido la siguiente carta, que suscriben don Jorge Cuesta y D. Manuel Fernández, pre sidente y secretario, respectivamente, de la Sociedad Benéfica Española de Santo Dg mingo: Habiendo llegado á conocimiento deí seno de esta Sociedad Benéfica Española la patriótica suscripción iniciada en buena hora por los filantrópicos sentimientos de V. E. y cuya Junta de socorros tan dig ñámente preside, cuyo fruto aliviará, ett parte, á las desdichadas familias de los re servistas que perecieron por la patria últi- 1 mámente en tierras africanas, ha tenido ár bien dicha Sociedad iniciar para tales fines una suscripción entre los españoles resi dentes en esta ciudad, cuya reeaudadóft voluntaria, unida al óbolo espontáneo de, algunos españoles más de las diferentes! provincias de la república, hace ttn totalL de pesetas 5.749 y 70 céntimos, siendo dicha suma remesada con esta misma fecha al ex celentísiino señor ministro de Estado, de lo. cual se dignara V. E. tomar razón, ordenan do distribuirlo en la forma más provechosa de acuerdo con el programa de esa Junta. La. ilustre dama, que tan patriótica y filan trópica tarea viene realizando desde el ve rano pasado, ha recibido además del Casino Español de Puerto Rico el resto de la te caudación allí obtenida, que importa 19 68 a pesetas. ¡Gratitud eterna merecen de la madre pa tria sus leales hijos que no la olvidan ea, los momentos de tribulación! DE MELILLA DE NUESTRO SERVICIO PARIT 1 CULAK L NOTICIAS DEL DÍA MALILLA, 9 J O N C 1 general Marina ha aplazado hasta den tro de unos días su anunciado viaje á Beni Buifrur para inaugurar el zoco de El Jemis. Los jefes de los poblados que recorrieron las columnas en los reconocimientos de estos días continúan haciendo activas gestiones para averiguar el nombre de los autores de las recientes agresiones aisladas contra nuestros soldados. En el Hospital Militar del Buen Acuerdo ha fallecido el veterinario de onmera ríase D. Manuel García. Sus compañeros le costearán el entierro, que tendrá lugar mañana, v además le dedicarán varias coronas. Ha producido gran estrañeza la noticia de la crisis. Deséase que el nuevo obierno trace una bien definida política marroquí, y, más concretamente aún, rifeña. eme haga fructífera la militar. Hállase gravemente enfermo el teniente del regimiento de Melilla D. Francisco Larrea, hijo del general del mismo apellido. El teniente Larrea distinguióse mucho en la campaña, siendo recompensado con dos cruces roías, pensionadas, del Mérito Militar. En breve comenzará la descarga de mercancías por el muelle de la punta del puerto, ampliado convenientemente para este efecto. Esta medida regularizará los servicios del inuelle, que se hacen actualmente