Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
A B C MIÉRCOLES 9 D E FEBRERO D E 1910. EDICIÓN i. PAG. 1 fr 1, y al alimentar la competencia da los tribunales municipales se nos privó de una o pequeña parte de nuestros ingresos; se dicta la nueva ley Hipotecaria, y con ella reciben golpe de muerte las informaciones posesorias, que, aun cuando en corta cantidad, nos ayudaban á sostenernos, y, por último, anunciase como propósito del actual ministro el de rebajar nuestros derechos con un 50 por 100, esto es, reducir nuestros ya exiguos emolumentos á la mitad, sincompensación alguna y sin aisininución de trabajo. No lo orejaos; no es pasible que tal ocuira, porque, ele ocurrir, se habría producido un gran daño, sin ventaja alguna positiva para nadie. No lo creemos, porque no es posible busque la ruina de tales funcionarios quien en ocasión solemne expuso como orientación que debe tener la ley el hacer fácil y grata la permanencia en su oficio de los secréstanos judiciales, ajustando su número y scalidad á las necesidades de cada residen cia, graduando por ella la dotación de los j que la reciben del Estado y reservando las aplazas superiores de su clase ala antigtia dad sin defectos. (Discurso de apertura de los Tribunales de 1908. Lo repetimos: no lo creemos. UN ESCRIBANO El Círculo Mercantil, Instalado en el edificio, ha perdido también iodo el ruool je, muchos fondos y documentos de importancia. Continúa el incendio. VJGO, 8, 4 T. donde hará su presentaciñtj el próximo Marzo en el teatro Nacional. Buen viaje y muchos aplattgos al simpático artisüa. -F. LA NAVAJA EN P 4 R 1 S lar, oyó ayer, á las cinco y media de la tarde, un grito desgarrador, y salió apresuradamente á la escalera para enterarse de lo que sucedí. Una joven halláoase, en uno de los últimos tramos, agarrada á la barandilla. Esta ba lívida. En la madera de los peldaños había grandes manchas de sangre. Madame Gustave reconoció á una inqullina de la casa, Mlle. María Magnaude, de diez y nueve años de edad, que vivía en el quinto piso. E 1 belga me ha mauuu; -exclamó la pobre muchacha. ¡Me ha dado una cuchillada en la espalda! En efecto, la desgraciada lenía una navaja hundida hasta la empuñadura- entre- dos hombros. DESASTRE Pidió socorro Mine. Gustase, y acudieron algunos vecinos. Uno de ellos arrancó el arma de la herida, y María cayó entone al suelo sin sentido. El comisario de Policía del barrio llega ppcos momentos después, y- de sus indagnPOR TELÉGRAFO cianes resultó lo siguiente: VIGO, 8 1 1 M. El asesino es un joven de diez y nueve p s t á ardiendo el teatro Rosalía de Castro. años, llamado Prusner, de origen belga, que Las llamas amena zan destruir el edificio. habita con su madre calle de Auron. Había En el lugar del siniestro se encuentran intentado matar á María porque ésta se netodas las autoridades, las dotaciones de los gaba á concederle la mano de su hermana buques franceses surtos en la bahía, los maLucía, que tiene diez y siete aüos. rinos españoles y fuerzas del Ejército. El belga había aguardado á su víctima en. Anoche se había celebrado un baile de la calle. La pobre joven llegó á su casa- á las máscaras que terminó á las seis y media de cinco y media, y el asesinó le tomó, al verla madrugada. la, la delantera y se ocultó en el portal, hiriéndola en el momento en que empezaba á YJGO, 8, I T. subir la escalera. l fuego se descubrió á las ocho y media Luego huyó, pero es probable que no tarde la mañana. Se supone que comende en detenerle la Policía. zó en el- cuarto de los electricistas, corriénEl estado de la desgraciada María, que dose rápidamente al telar y propagándose fue trasladada al desde allí á todo el edificio. D EAL Anoche hubo de suspenderse la pu es se teme que hospital, es desesperado, la herida, que tiene una Inmediatamente llegaron las autoridades función anunciada, por indisposiprofundidad de 12 centímetros, haya lesioy los bomberos, y poco después, á las nue- ción repentina del tenor Sr. Anselmi. ve, las fuerzas de marinería de la escuadra Esta noche, en la representación de Ei nado el pulmón. francesa coa todo el material de incendios ocaso de ¿os dioses, se presentará la tiple señode los buques, mandadas personalmente ra Kdsckowska, que viene á cantar, hasta por el vicealmirante Aubert. ei final de la temporada, las obras de Wagner, en las que ha adquirido excelente reLos marinos franceses trabajaron maravillosamente, con un orden, una inteligen- putación, como lo demuestra ios grandes cia y un valor verdaderamente dignos de éxitos que ha alcanzado en París, Roma, encomio. Oficiales y marineros, sin distin- Berlín, San Petersburgo y Viena, donde r ecíamos ayer. que el juez de guaráis, ción de clases ui graduaciones, ocuparon está considerada como una de las mejores Sr. Moreno, no haoia visto claro en el Sesde el primer momento los puestos de intérpretes de Elamilo de Nibelungo. hallazgo del cadáver de Victoriana Morillo alamor peligro. en la línea de circunvalación, y en su conTambién debutará esta noche el tenor También acudieron las secciones de ma- Barron Berthald, que viene á Madrid á canl secuencia había ordenado la detención de Leandro Arcos, su marido. rinería del Urania y del Hernán Cortes y sol- tar las óperas de Wagner, repertorio en e dados del regimiento de Infantería de que ha alcanzado envidiab e fama. Y el juez no se equivocó. Lo que en los primeros momentos parecía un accidente, Murcia. Un marinero francés del acorazado Saint PACO MbANA Una ovación ca- resultó ser un parricidio con todas las de loáis sufrió una herida en una mano, que le -riñosa y entu- la ley. fue curada en tierra por el médico de la es- siasta tributó anoche el público al celebraAyer mañana, y antes de terminar la hora de la guardia, el inteligente juez de la Unicuadra. do artista Paco Meaua con motivo de su versidad, Sr. Moreno, hizo comparecer á despedida. Las llamas alcanzaron á dos casas contiLeandro para que éste ampliara la declaraMeana, que es un cantante de conecta guas; pero gracias á los esfuerzos de los ción prestada sobre el terreno, es decir, en marinos franceses no llegaron a prender en dicción y de exquisito gusto, fue extraordiel lugar del suceso. nariamente aplaudido durante la represenellas. Leandro comenzó ratiíicáiKlose en sus El teatro lia quedado destruido. Sólo per- tación de La mña mimada y ovacionado coa primitivas manifestaciones; pero hábilmenmanecen en pie los paredones, Era el mejor justicia en las canciones asturianas, sobre te estrechado por el juez, que para el caso de Galicia y estaba asegurado en 240.000 todo en Lapaxanna, melodía que ha instrumentado muy graciosamente el joven maesaprovecho las- contradicciones en que el de pesetas. tro Paisa, inspirándose en la añorante poetenido incurría, consiguió íue Leandro di La Sociedad La Oliva, organizadora del sía de Martínez Abades. jese: baile que esta madrugada se dio en él, ha- ¡Señor juez, ias mujeres son muy aalas! Meana sale mañana para Buenos Aires, perdido todo el mobiliario que l! vó. UN TEATRO INCENDIADO TJuede considerarse extiuguido el fuego de lo que fue teatro Rosalía de Castro. Ea este momento acaban de retirárselos marineros franceses y españoles y las fuerzas del regimiento de Murcia que han contribuido ásu extinción. En estos trabjjos se ha distinguido notablemeute el comandante del acorazado Bonoet, capitán de la fragata Isabel. El teatro pertenecía á los herederos del filántropo Sr. Barbón, quien lo adquirió hará próximamente seis años de los primitivos propietarios, míe pretendían venderlo para almaceues. La noticia produjo eatoncesun movimiento de protesta en todo el pueblo de Vigo, que no se resignaba á perder tan hermoso coliseo. El siniestro ha producido ahora consternación enorme. En los fosos del teatro estaban instalados los almacenes de D. Calixto Barrio. Todas las existencias han quedado destruidas. Estaban aseguradas en cien mil pesetas. Los muebles de la. Sociedad La Oliva y del Círculo Mercantil, que, como ya he dicho, también quedaron destruidos por las llamas, no estaban asegurados. El alcalde ha áirigiáo un expresivo oficio al almirante Auber dándole gracias en nombre del pueblo de Vigo por los valiosos auxilios prestados por las dotaciones de los buques franceses, y iue evitaron que el fuego se propagara á las casas contiguas al teatro. También envió un extenso telegrama al alcalde participándole ei admirable comportamiento de los marinos franceses. Hasta ahora se ignoran las causas del siniestro. El gobernador civil de Pontevedra, en cuanto tuvo noticia del siniestro, se trasladó á Vigo en automóvil. Las pérdidas se calculan en medio minou de pesetas. CONTRA LA HERMANA DE SU NOVIA POR TELÉGRAFO PARÍS, 8, 2 T. Gustave, que el segundo M aadame de la casa núm. habita la calle Mapiso 19 de E NOTAS TEATRALES ¿CRIMEN O ACCIDENTE?