Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
MARTES 8 DE FEBRERO DE 1910: EDICIÓN js PAG. 5. cfetrás cíe éafia montaña no hubiese un gasthaus (hostería) no existiría una sola Sociedad de- turistas ea todo el imperio. El viaje de Viena á Seebenstein, donde se levanta el castillo del misino nombre, no ofrecería ningún interés si no se viese dibu jar á lo lejos la silueta del castillo de Frohsdorf, residencia de D. Jaime, y si de vez en jcuando, atraídos por ei ruido de la locomotora ó por el calor que ésta despide, no apa meciesen entre las pinedas algunos corzos, zorras y conejos que huyen de las montañas, donde rema un frío intenso, para buspar en la llanura su alimento ó un clima me. nos cruel. Eran las diez de la mañana cuando llegué á Seebenstein, donde bajaron muy pocos (pasajeros, pues la mayor parte iban al Ikhüeeberg, montaña á 2.100 metros de altura sobre el nivel del mar. A las dos de la tarde me hallaba delante vdel Seebenstein, triste y solitario castillo, construido sobre la cima de una montaña y perdido entre los Alpes austríacos, cuyas peñas y rocas sirven de tuaiba á millares de personas, pues es raro el día en que algún excursionista no se despeñe, cayendo á aquellos abismos, donde queda para siempre sepultado entre la nieve. Algunas veces sus cuerpos sirven de pasto á los lobos, y en tales casos no queda más rastro de ellos que unos cuantos huesos esparcidos sobre la nieve manchadade sangre. ...Después de admirar las paredes del exjterior, desprovistas de todo valor arquitectónico, llamé á la puerta, y dos perrazos hicieron oir sus ladridos, que el eco repetía... 3 SFadié me contestó. Volví á llamar, y la puerta de hieno, ala cual conduce un puente lejvadizo sej abrió como por encantamiento. Entré, y los dos perrazos, feroces como tigres, al ver que les alargaba un pedacito de auión, lo único que me quedaba, e tendie ron á mis pies cual dos mansos corderos. Ya estaba en el patio, pero ¿adonde ir? I, as dos únicas puertas qc. e dan acceso al castillo permanecían cerradas... ¿Quién ha abierto la puerta. ¿Qaé mano ha levantaao el puente... Mientras estaba pensando jen esto y observando una inscripción grabada en una de las piedras, y que no pude desairar por hallarse casi borrada por los Siglos y las intemperies, apareció el guardián del castillo, nombre sucio y viejo, con más cara de asesino que de guardián, y me dijo: bitantes del castillo durante la invasión tur- ca en 1683. -El salón situado detrás de la capilla y contiguo á ella está ocupado por infinidad de estatuas de madera de gran valor artístico; representan á Albrecht el Sabio, Federico el Hermoso, Fernando III, José I, Felipe I I de España y Carlos V. Figura también entre ellas la del Emperador Maximiliano II á la edad de dos anos, con la fecha 1529 y la siguiente y bizarra inscripción en viejo alemán: Mafiana no habrá capilla publica en el regio Alcázar. Se dice que en representación del Rey asistirá el infante D. Fernando á las fiestas que han de celebrarse en la Argentina con motivo del primer centenario de la Independencia, La cacería organizada en honor de Su Majestad el Rey por el marqués de SantiDo ich was zwaiyar alt, do eí ich dieie leng llana en su finca de Viñuelas se verificará undgestalt. (A la edad de dos años, tenía yo hoy, y á ella asistirán trece escopetas. esta altura y figura. -Ea el fondo del salón, colocados entre pedestales, se pierden entre las tinieblas las estatuas del príncipe Guillermo de Prusia y del príncipe de SaWo jonia; pero dejémonos de nombres, entre- T T estuvo mal el segundo día de masca ras, no; el mismo hermoso tiempo, la mos en otra sala y echemos una mirada almisma animación, las mismas carrozas, las- dedor nuestro. L, as paredes, de unos tres metros de espe- mismas máscaras, las mismas gansadas. Hubo concurso de estudiantinas y comsor, están cubiertas de terciopelo verde- obscuro. En el techo, un águila conjuna corona parsas, y tras del reparto de premios sursobre la cabeza y un paje arrodillado re- gió, como todos los años, la consiguiente presentan las armas del duque de Pergen. protesta de los postergados. Y eso que los Cubren una alfombra oriental algunas si- jueces hacen más prodigios y habilidades llas muy antiguas, del tiempo de María Ana que los panderetólogos de las respectivas von Orlik, que no estarían mal en uno de corporaciones. No se tiene noticia de bromas pesadas y los grandes museos de Viena; cerca de una ventana que da á un precipicio hay ¡un ar- bien sostenidas más que de la de los enviamario de mármol verdaderamente maravi- dos marroquíes. Empezó en Julio del año pasado y continuó en la tarde de ayer en los lloso. En otro cuarto cubren dos lechos hermo- paseos de Recoletos y de la Castellana. Se sas y ricas cubiertas de seda y oro fabrica- divirtieron mucho los siervos de Alá coa das en España; verdad que para convencer- la mascarada, porque además están convense de que son de oro y seda es preciso sacar cidísimos de que no acabamos de conocon el pañuelo los tres centímetros de polvo cerles. Los propios marroquíes estuvieron en el que las cubre. Entre los dos lechos, y al más pequeño roce, se balancea una cuna del si- Observatorio para ver el cometa Drake, qué glo xvi, tan grande y pesada, que de no na- por cierto ha palideoido. ¡Creerá sin duda cer los niños antaño con piernas de un me- que van á ir á ser sus huéspedes! Nada de política. El jefe del obierjjo se tro de largo y gordos como un Sancho Panza, no acierto á adivinar por qué las hacían metió con Coquelin y con Chantecler por de- cir algo y como si fuesen correligionarios de tan grandes dimensiones. Adornan este cuarto cuadros de inapre- de La Cierva. Como el día anterior, iue también el seciable valor representando á Felipe II de España y otros dos que, según los vestidos, gundo de Carnaval pródigo en negruras y en sangre. Tres mujeres muertas: una, á parecen pertenecer á los siglos xiy y xv. Después de visitar el cementerio, situado puñaladas por su amante, un bravo de esos en un subterráneo, donde unos treinta es- que tanto abundan para deshonra de Ma- j queletos están de pie y otros tantos tendi- drid; otra, destrozada por un automóvil, y, 1 dos en el suelo, salí del castillo que tan- otra, en fin, víctima de accidente mortal ea tos objetos artísticos encierra, y cuyas pie- la línea de circunvalación. Un hombre atrodras de poder escribir lo que han visto pellado por un carruaje en el paseo de Rey oído, llenarían centenares de libros de coletos y otra porción de menudencias por el (las más hermosas y emocionantes descrip- estilo en honor de Momo. Otro deshecho por un tren que maniobraba en la estación ciones. -i Was suchen Sie hiet? De regreso á Viena, pasé por comarcas del Mediodía. -Vengo á visitar eí castillo- -contesté yo; Por la noche, un centenar de bailes para, y como al pronunciar estas palabras le ha- tan poéticas como, hermosas, ora subiendo bia ya entregado unos cuantos reales, re- á las cimas ie las más elevadas montañas, matar penas, sobresaliendo de entre todos ora bajando á lo profundo de los valles so- el del Círculo de Bellas Artes, tradicionalplicó: mente animado y brillante. -Ya, ya, mil Vergnugen; y trocando su as- litarios y silenciosos. Y vamos con la tercera jornada carnava Se me había olvidado apuntar que en topecto de asesino por ei de hombre honrado, rae sirvió de guía, abriendo y cerrando las das las aldeas, perdidas entre las montañas, lesea de hoy... puertas con una amabilidad y cortesía dig- por donde pasé, vi caminos muy bien midados, estafetas de correos, siendo en todas nas de un criado de la corte imperial. HORRIBLE DESGRACIA Una escalera estrecha y obscura, de gas- ellas la iglesia y la escuela sus principales tados peldaños, conduce á una antecámara, edificios. En la primera aprenden los homOCHO PERSONAS por cuyas ventanillas redondas se ve á lo bres á ser buenos; en la segunda, á cultivar lejos el Schneeberg, cuya cima parece en- su inteligencia. DESTROZADAS Todos los campesinos aquí, antes de emtrar en el cielo. Del techo de una habitación POR CABLE puñar el azadón, aprender á manejar la cuelga un esqueleto, lo que me produjo un FÉNIX (AK 1 ZONA. ESTADOS UNIDOS) J, 9 N pluma. efecto poco agradable. Pasando por un coJ- S a ocurrido en esta localidad una terrible No; que no me digan mas estos politiqui- desgracia que ha impresionado tristeiredor, y entre dos filas de baíleos de pie dra, se llega á una sala muy célebre desde llos españoles que España no necesita mente al vecindario. que el famoso pintor Gíbert I ehner piutó aprender nada de las otras naciones... En una zanja situada á la orilla de un caen ella las decoraciones para la pieza dramino habíase colocado un cartucho de di DANUBIO 3 nática Goís von Berhchmgen- Un pozo situa- Seebensídn. Febrero. namita con objeto de hacer una experiendo en medio de mn patio interior, que tiene cia con el explosivo, Kna profundidad de 300 metros, me hace I, as personas interesadas en esta maní recordar los que se ven en las casas de Sepulación prendieron fuego á. la mecha, y villa. acto seguido se alejaron á conveniente disEl Rey fue ayer en automóvil á Riofrío tancia. En la capilla- del castillo, de forma trianPero en este preciso momento un autogular y de estiio muy primitivo, vi muchos con el duque de Arión, el marqués de ViaÉ epulcros sobre uno de ellos pude leer la na y el conde de San Román, y pasó allí el móvil á toda velocidad avanzaba por el camino en dirección del lugar en el que estasiguiente inscripción: Karl Gottheb, Stadtra- día cazando, ba colocado el explosivo. tes von Nümberg. -Ea el altar mayor e ve Las personas, que se dieron cuenta de la Está decidido que la Corte salga mañana n cuadro que representa un santo, al que inminencia del peligro, hicieron señas al 6 e atribuye la victoria obtenida por los ha- para Sevilla. MADRID AL DÍA