Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
A B C. LUNES 7 DE FEBRERO DE 1910. EDICIÓN i. PAG. 4. tit. uy. eiiíi Peligro. Con él suelen limpiar toó clase de objetos; lo colocan en el suelo par. i arrodillarse, y sirve, con pretexto de sonarse bien, para congestionar ¡a mucosa n; s; j pudíendo, si con violencia se practic. i ia inyección de aire que por fuerza se pioduce al comprimir la nariz, introducir gérmenes de infección en la trompa de Eustaquio ó en los senos frontal y maxilar. Un médico inglés, el doctor Ricardo Lake (de Londres) ha puesto de relieve esa viciosa costumbre de practicar violentos esfuerzos para desembarazar de moco las fosas nasales. Es lo mismo que si para enjugarlas lágrimas se frotasen brutalmente los ojos. Cita casos de sordera producida por otitis media aguda, originada por el indicado procedimiento. El niño, instintivamente, rehuye el sonarse á trompetazos, y le causa pavor el refregar sin compasión de sus narices por las madres celosas. En esto, como en muchas cosas, tiene razón. Importa, además, enseñarle los peligros de que el pañuelo tenga otros usos que, al. ensuciarle, sirvan de vehículo ala infección. LOS JUEGOS ATLET 1 COS 1 a Sociedad Española de Higiene, que tan tan brillantemente inauguró sus tareas, prepara una gran campaña de popularización. Los más afamados higienistas darán conferencias breves acerca de los asuntos más vitales é importantes. En la primera sesión, además de iniciarse el tema referente á la urbanización futura de Madrid, el doctor Decref presentó unas importantes conclusiones que transcribimos á continuación: i. a Es de capital importancia hacer comprender á cuantos individuos se dedican á la enseñanza que la educación física no se logra sólo por el ejercicio y desarrollo del aparato locomotor, pues esto no sólo es imposible sin el mejoramiento de las demás condiciones que la higiene impone, sino que sin este requisito los deportes son perjudiclalísimos. á la salud individual y pública. Antes de imitar á los pueblos del Norte de Europa en todo, aquello que á los deportes se refiere, debemos copiar su higiene en lo que á su alimentación, habitación y costumbres sociales se refiere, base esencial de su desarroüoi intelectual y físico. 2. a Debe ser clasificada la aplicación de los ejercicios físicos con arreglo al esfuerzo que exigen del individuo y la edad, naturaleza, condiciones de vida y profesión de éste. 3. a Como los conocimientos y el tiempo de que pueden disponer los pedagogos son insuficientes para ocuparse de este complicado problema, sujeto á frecuentes modificaciones por el constante progreso deja Medicina y la Higiene, se hace necesaria la intervención de los. médicos, y entre éstos, dé los especialistas; verdad que es necesario inculcar tanto á los podares públicos en particular como á la clase docente en general, con objeto de obtener satisfactorios resultados en la enseñanza nacional y en el cuidado y mejoramiento de la raza. 4. a Se deduce asimismo de estos estudios que los juegos y ejercicios al aire libre, combinados con una vida privada y pública intachables, constituyen un gran elemento para que un pueblo consiga ciudadanos fuertes, sanos, siempre que la moda ó el interés no conviertan estos ejercicios puramente recreativos é higiénicos- en profesionales, á causa del afán de lu cro ó excesivo amor propio, transformándolos en origen de trastornos graves para el organismo. 5. a La vanidad y amor propio puede servir de estímulo para la ejecución de una buena obra, pero han de ser guiados con SALA DE LA ¡NCLUSA DE CÁDIZ. SANATORIO FUNDADO POR MORENO DE MORA suma discreción y acertado tino; en este sentido, y para el mejor aprovechamiento de estos consejos, importa hacer una activa propaganda de ellos entre todas las clases, sociales, y suplicar á cuantas sociedades particulares ó corporaciones oficiales instituyan premios con semejante objeto exijan como condición indispensable para obte nerlos, no sólo la destreza y fuerza necesarias, sino que se haya llegado á su posesión coa el perfecto conocimiento y aplicación de la higiene privada, señalando como regla primera una edad compatible con et deporte objeto del concurso, para que no se dé el contrasentido de que existiendo una ley protectora sobre el trabajo de los niños no se aplique á los deportistas, dándose el triste espectáculo de que lo que no se consiente en talleres y circos sea tolerado en grandes centros de enseñanza. El doctor Decref propone que cuando la Sociedad Española de Higiene cuente con medios propios ó los reciba de algún generoso donante instituya un premio mayor que los ofrecidos por los Centros y Sociedades deportivas para exigir las condiciones anteriormente expuestas, medio práctico de nrobar la eficacia de estos vitaos consejos. 5. a Las Exposiciones públicas, la vista ó distribución de libros ó estampas que puedan pervertir á la juventud, el figurar los niños en escena y su admisión á ciertos espectáculos sugestivos deben prohibirse r i gurosamente. 6. a Se debe proceder contra ios padre! que voluntariamente ó por abandono han sido causa directa ó indirecta de los delitos cometidos por sus hijos. 7. a El número de instituciones para el mejoramiento de la iufáncia debsrá ser suficiente, y es de desear que exista acuerdo entre todos los cantones y la Confederación conceda su apoyo financiero para la crea- ción de estos establecimientos 1 A LACTANCIA DE LOS Estudiándola distribución NIÑOS EN FKANCiA de medios de alimentación dé los niños en Francia, se obsei va que en la parte meridional predomina la lactancia materna. Los departamentos en que se emplea forman un grupo que comprende en el mapa la región desde SaintNazaire á Lyón, siguiendo el curso del Ródano. En. cambio, en e ¡íNorte áe emplea el Bibírón. Flandes y Picardía, Noroeste (Lorena y Champaña) todavía Nortnandía, el Anjou y una parte de Bretaña. Es posible que sea debida esta diferencia PROTECCIÓN ALA 1 N La Unión de Ins- á que del Norte, como ocurre en España, prima- proceden las nodrizas asalariadas. FNC ¿N SU 1 Z n o s ginebrinos ha discutido y aprobado á fines del año pasado una Memoria cuvas conclusión on las siguientes: por eí P. 1 a El aumento continuo del número de f cuecismo de higiene, O- I M. Frav Feliciano Calvo Bartolomé. delitos cometidos por menores necesita me- Con el fin de procurar, higiene práctica ea didas serias y enérgicas por parte f las el alma y en el cuerpo, combatir la ignoranautoiidades competentes. 2. a Estas medidas deben tender más cia y suciedad, las pasiones y vicios, que despropubien al mejoramiento de los niños culpa- truyen y consumen el organismo, se en forun optiículo bles que á la represión dé los delitos aue co- so escribir el P. Calvoel cual ha sabido rema de catecismo, y en metieron. unir los preceptos de la ciencia con los con 3. a, La institución en Suiza de tribuna- sejos de la religión. Es una obra sumameales de niños, semejantes á los que existen te interesante, que demuestra el claro talen, en los Estados Unidos, es de absoluta nece- to de su autor, publicista de verdadero mésidad. rito y de vasta erudición. 4. a Debe redactarse un reglamento severo para reprimir la vagancia de los menores, causa principal de los delitos y crímenes juveniles. Para ello es de desear la creación de una Policía especial. DICHOS Y HECHOS BIBLIOGRAFÍA OTBIkt i. IIISII ilHirunMim I itinu II