Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
A B C VIERNES 4 DE FEBRERO DE icio. EDICIÓN i. PAG. 4. EL GENERAL DE DIVISIÓN 3 R. MUÑOZ COBOS CON SU ESCOLTA Y MOROS PRINCIPALES QUE ASISTIERON A LA JNAUGURACION DEL ZOCO DEL JEMIS, EN MAZUZA Fot. Villegas encendido sus lámparas de acetileno, la Opera Có mica ha instalado un motor en medio de la calle para suministrar la fuerza á sus dínamos, la Gran Opera ha cerrado sus puertas... A la hora de cenar nos encaminamos al Restaurant Español, 14. rué du Helder, en pleno bulevar de los Italianos. No hay luz, pero... hay cocina, y se puede comer caliente. I as mesas están alumbradas con bujías; se teme que el agua llegue á los sótanos de un momento á otro porque las casas inmediatas han sido invadidas ya. Comemos y charlamos... El público se compone de españoles y americanos, que comentan los estragos de la inundación... Como es natural, concluímos por hablar mal del Gobierno... español. Ustedes preguntarán indudablemente qué tiene que ver el Gobierno español con las inundaciones de París, ¿no es verdad? ¡Ah! Pero es que donde yo esté no hay más remedio que hablar mal del Gobierno, sea el que fuere... ¡Yo soy muy español! Dien comidos- -porque se come Dien en el Restaurant Español de la rué du Helder, y conste que no es reclamoi- -nos hundimos en la obscuridad de los bulevares... ¡Pataud reina sobre París! jNo hay luz! En los cafés encienden lámparas de petróleo y bujías... Sentimos que una oleada de tristeza nos invade... Sí; los extranjeros que abandonan París tienen razón... ¡París, la Ville- IiUiniere, no es nada agradable en es CLAUSURA DEL CENtos momentos! Y comenzamos á acariciar la idea de hacer un viaje... ¿Dónde. 1 No impor TRO DEL EJERCITO ta dónde... A cualquier país donde nos acaY DE LA ARMADA ricien los rayos del sol y donde no haya tanta agua, ni nos amenacen los hundivi mientos del suelo... empezamos á escribir estas líneas bajo la Y en este ambiente de tristeza y desolaagradable impresión de que el obierción- -pensamos, ¿hay quien- todavía tenga 110 va á proceder á la reapertura de esta iraganas de divertirse? portante y distinguida Sociedad, y celebraMaxiin s continúa con sua. puertas abier- remos que tan satisfactoria noticia se contas de par en par... Al lado, en la rué Royal, firme. los soldados han construido un muro para- Iva misión de la autoridad no es la de enimpedir que las aguas avancen... Pero ¿es torpecer la marcha de las Sociedades, sino posible? -preguntamos. -Y cuando pene- la de coadyuvar de todos modos á su nortramos en la sala oímos á los músicos tocar mal desenvolvimiento, pues bastantes resisel Canta, vagabundo, y vemos á unas cuan- tencias encuentran en el medio ambiente tas madamas que dirigen miradas ansiosas estos organismos, que de ordinario llevaa á las puertas... ¡Nada! ¡No pasa un alma! vida trabajosa y difícil. Nuestra raza, de I 3 S camareros, en tanto, van y vienen temperamento fieramente individualista, nc intranquilos, pero con una sonrisa dibujada se adapta bien al complejo mecanismo de ia en los labios que quiere ser alegre... Es que asociación, y es muy ruda la labor del aposel agua ha invadido las bodegas, y para im- tolado creyente en la misión de estas Sopedirla que inunde el alón, una bomba re- ciedades, que tan grandes servicios prestan á sus adeptos en países más adelantados. sopla sin descanso... Por esta razón nos parece doblemente Tres extranjeros aburridos beben Champagne, y los músicos disimulan su inquie- censurable la severa medida tomada con tud tocando con estrépito, dando gritos y una colectividad. que, aparte de los elevados jaleándose con una alegría fingida que pone ideales en que siempre se inspira, reúne la circunstancia de estar constituida por perlos pelos de punta... ¡Oh! ¡Sí! Achules tiene razón... Todo esto sonas que, como consecuencia de los estudios de su carrera, tienen ideas propias y es leribk... ¡Teribte! ¡Terible! una gran independencia decriterio. y, dadas JOSÉ JUAM C A D E N A S estas condiciones, es. muy difici! que pueParíe, fcñcra. dan crearse caprichosamente en esa Socie- INAUGURACIÓN DE UN ZOCO EN EL RIF