Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
H B C JUEYES 3 DE FEBRERO DE 1910- EDICIÓN 1 PAG. 12. dio, con mucha valentía, una estocada torcida ea sentido contrario. Un descabello á la segunda y rnuchas palmas. Al segundo, que era cárdeno bragao, le dio cinco verónicas Paconro, muy buenas las dos que dio por el lado derecho. Muy voluntario y bravito fue este bicho para tomar cinco puyazos y derribar ea ios cinco, matando un caballo. Pacomio, que había sido muy aplaudido en los quites, cogió los palos y dio un buea cambio, dejando sólo un palitroque. Después clavó un par al cuarteo, y cerraron el tercio Fresquito y Zarmi, sin nada de particular. Con la muleta se adornó y trató de hacer cosas. Si ai dar los naturales le hubiera RINCES 4, fioy, jueves, y el viernes y dado ¡a salida para fuera, habría quedado f sábado, se daráa las tres últi- rnu 3 bien, pues el toro tomaba el trapo mas representaciones de la comedia de lacomo un jabato. nares Rivas Laíuente amarga. Al matar dio un pinchazo, y después enEl próximo domingo, por ia noche, se ve tró y saiió á la perfección al dar una estorificará el estreno de ta comedia en cuatro cada hasta la rnauo en todo lo alto. Por que ¿ictos, de les hermanos Alvarez Quintero, dar e! estoque un ñoco torcido tardó en caer. Amo? csy atrxmes, con el reparto siguiente: (Ovación. Isabel, Marta Guerrero; Dolores, María Cuando salió el tercero duraba aún la Cancio; Julia, Cata i a Barcena; Nieves, ovación á Pacomio por lo bien que mató ai Elena Riquelnse; Cecilia, Carmen Jiménez; bravo toro anterior. (Matilde, Concepción Robles; Mercedes, AuEl tercer bicho es negro, grande, largo, rora Le- Biee Juan María, Fernando Díaz cormeorto y de respeto; ñs Mendoa Don Leoncio, Francisco PaMostró mucho poder, pero fue mausurróa lanca; Don Alejandro, Alfredo Cirera; Lauen las cinco entradas que hizo á los cabaro, Manuel Díaz; Jorge, Maüano Díaz de lleros, derribando en todas ellas. Mendoza; Moj ita, Ricardo Vargas; Rafael, Muy quedado pasó el toroá banderillas, y Ramón Gíteirero; Cmtti, José López Alonso. tardardaron un rato en clavarle dos pares y -dos medios Isidoro tíoio y CaramDa. Gran expectación se produjo al salir CeliTRAS NOVHO 4O PS Para m a ñ a n a- -viernes se anun- ta corj los tiasíos. Ai torear de maleta no Y cian: en Apels, la zarzuela en un acto de se vio bueno más que un pase por bajo; ea Ecíiegaray y Tures fuegos malabares; en Es- los demás dudó mucho. Pero cuadró al toSava, El be tek Parts, li ro de dmesio Del- razo y, derecho como u. ia veía, arrancó con gado, inásiea de L eó, y en Price, por la ar- la muleta baja y metió hasta el apeilido materno en todo lo alto. ele, concierto de 5 a banda municipal, con un Dobló el toro y se volvió á levantar, para selecto. programa, en el que figuran, entre que el muchacho descaoellai d á la segunda. otras, ooras de Messager, Wagier, Beelho (Ovación y vuelta al ruedo. ven y Villa ¡Muy bien, Celita! Aquí hay un matador Este concierto, como los anteriores, sera de toros. titi éxito más para los profesores que dirige El cuarto fue un perro de aguas, con los el maestro Vtlia. cuernos broches, ai cual protestó el público ruidosameute. No hay motivo, señores; es un aovillo de desecho, y hay que aceptarlo. Se calmaron los ánimos al ver que el chotillo tomaba con voluntad cinco puyazos, a Eiagíesa madrileña ha abierto ayer la legislativa de 1910 con una novillada derribaba en todas las acometidas y mataba en la que seis papilos de D. Eduardo Olea una jaca. Crispín y Bizoqui clavaron tres pares, y debían in- erir á manos de Audres del Campo (D minguin II Paconiio Penbáñez y Al- al saitar la barrera ei primero por la puerta de Madrid le dio un achuchón el foro y le fonso Cela Cehta) este último, nuevo en hizo chocar violentamente contra la puerta, Madrid, Las tres ea panto era la hora señalada, y como si fuera un balón de foot- ball. Andrés del Campo se con ió con el borreál señalarla e cronómetro del concejal de tanda estafe- a la tarde nublada, fría y des- guillo, que estaba nobie, y paró mucho en algunos pases, sin que la faena en conjunto apacible, y la entrada, de las que aun en un eme resultaste desagradables para 1 a Ern- resultara buena 5 pues paso en ella el espada poco calor. pres? Con los terrenos cambiados, y aproveCuaudo Se hizo el paseo habría, á lo suchando la salida hacia un caballo muerto, mo, 2.500 personas. El primer novillo, que era negro y estaba entró á matar, ayudándole macho el toro á más gord de lo que se puede esperar en que dejase una estocada ea lo alto, algo teneste Uerapet, no fue un porleato de bravura dida. (Pahuas. Ai quinto, que era negro y de buen tipo, para llegar cuatro veces á los picadores y le dio Pacomio unos lances que no lucieron. dernbir dos y matar na cabalio. Como todos los de esta corrida, resultó Antes quiso Dommgiúa II torear de capa bravo, para tomar seis puyazos, derribar y no le salió bien. Crispía Gatcía y Bizoqui llenaron el se- cuatro veces y incitar dos caballos. Zurini y Fresquito trataron de ver cuál gundo tercio, sobresaliendo uu yi. t del priquedaba peor con los palos, y ganaron mero. los dos. Encontró Doaiiuguin loro ea las tablas, Pacomio se encontró con el toro bravo y y el muchdcflo, ayudado por todos, hizo acudiendo bien, y no pasó de regular en lo (una faena desconfiad illa y sin que lograra L ahormar ia cabeza ua tanto suelta que te- que hizo con el trapo. A matar volvió á su jma el de Oiea. Al hilo de los tableros del 9 antiguo estilo, y arqueó el brazo m ay mar ¡acometió el espada yéndose un poquito, que cadamente las dos veces primeras, pinchando perpendicular en una y atravesado la Jtfabía que irse algo, y pinchó hondo ea otra. buen sitio. En el misino sit o entró mejor Ea la tercera acometida, a xa ¿as UQ bies sos otro pinchazo hondo, á. la tercera vez Mañana, viernes de moda, se estrenará la comedia famosa de Velez de G- uevara La luna déla sierra redundida en tres actos por D. Cristóbal de Castro, con el siguiente programa: Pascuala, Carmen Cobeña; Bartola, Rafaela Lasheras; La Reina Doña Isabel, Julia ¡girera; Antón, Enrique Borras; El Príncipe pDon Juan, Rafael Cobeña; El Maestre de Calatrava, Leovigildo R, Tatay; Mengo, jS. afae! Ramírez; Don Gutierre, Benito Copeñ Gil, Manuel Perrín; El Cura, Rafael Requería; Ortan, Abelardo Infante, Precederá á la representación una conía reucia sobre dicha obra, escrita expresamente por el ilustre académico y erudito escritor D. Francisco Rodríguez Marín. del todo, entró mejor, y de- ¡ó el sable h? sí a la- mano, algo torcido eu lo Uo. (Pocas palmas. El sexto fue pequeño, cardeao, bragpo, salpicao por la cara y por detras y cornicorto. Menos bravo, y saliéndose suelto, tomó este último bicho cinco puyazos con poder, derr bando cuatro veces. Murió un cabello. Un torero espontáneo quit- o lucir sus habilidades, y fue dernb- ido, haciéndole un gran quite Pacomio. (Muchas palmas. Negrón puso un gjan par, y su compañero Isidoro Soto, otro, cerrando Kegróa cen otro baeno. Celiía sale á terminar la fiesta y encuentra incierto al torillo. Torea puramente de defensa ciaco ó seis pases, y entra derecho también á dar una estocada buena, 110 tanta como! a del primero, y cayó á ia salida, metiéndole la eabeza la res en el suelo, sin de tomento de la personalidad. Un descabello y ovación, á más de salida en hombros. ¿Ya tenemos otro? O a parecen en el número de esta admhable revista ilustrada correspondiente á la semana actual artículos muy interesantes, biográficos ó anecdóticos relacionados codos ellos con la lidia de reses bravas, informaciones de las corridas verificadas en Montevideo y Madrid, numerosos retiatos, tina caricatura del ganadero D. Dionisio Pélaez, fotografías del Club Taurino de Barbastro y de la conferencia taurina de moasieur de Cardailhac en Pan, y otros oitginales de indiscutible interés para los aficionados á la f esta nacional. El número es digno de todo genere da elogios. EFECTOS DEL TEMPORAL POR TELÉGRAFO PABJS, 2 4 5 EN MADRID L ontinúa el lento descenso del Sena. Las mensuras hechas en las primeras horas d e la mañana acusaban una baja de un metro 45 centímetros del máximum de altura que llegó á alcanzar. La circulación en botes y canoas por la. calles se ha suspendido, pues ninguna tiene ya el agua suficiente para navegar. En su lugar se construye pequeños puea tes de madera y pasadizos sobre soportes de hierro. ECIÍÍJN, 2 4 T p i emperador Guillermo ha hecho un do nativo de 20.000 marcos para engrosar las listas de socorros á los damnificados por las inundaciones en Francia. DE MBL 1 LL DE NUESTRO SERVICIO ESPECIAL ALARMAS Y RUMORES H oy, durante todo el día, circuló con grandísima insistencia un rumor gravísimo. Decíase que ea una de las barrancadas de Beai- Sicar habían aparecido los cadáveres de tres oficiales españoles, y que la noticia se había sabido por la confidencia de un inoro al jefe del destacamento de Tres Forcas. El rumor liego á adquirir tal fuerza y tas enorme sensación, que se ordenó qixfi itn escuadrón saliera á recorrer todas ¡as postsiones de Bsai- Sioar, El escuadrón regre, 5 á