Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
A B C. MIÉRCOLES a DEJfjgBRERO DE 1910. EDICIÓN a. PAG. 9 las de Administración Militar Sres. Palacios Meléndez y Fernández de la Rota; á los méiSicos militares Sres. Gómez Ulla, Herrero, l Bru, Sánchez, Fumagallo, Palanca y Bastos; al capellán segundo Sr. Recio Pérez; á Jos veterinarios; Sres. Muro, García Neira, ¡Cosmen y Gómez Cardosa, y al músico mayor Sr. Mambrado. Se concede el emplea inmediato álospriíaeros tenientes de Infantería Sres. Jiménez Figueras, Torres, Piñal y González Ortega, y al capitán de Caballería Sr. Artalejo. También se conceden cruces rojas del Mérito Militar á varios sargentos, cabos y soldados que formaban las columnas que toaaaron oarte en la ocupación de Nador. El público respondió al reclamo, adquiriendo todas las loealidades del hoy incendado coliseo. levantado el telón, presentóse un señor que, vestido de frac, comenzó á hacer varios juegos de manos, que si llamaron la atención lo fue por la poca novedad, que tenían. Con la natural expectación, el público esperó nuevos trabajos del artista. Este empezó otros juegos de prestidigitación; pero ninguno le salió bien. En vista de esto, convencidos los especta dores de que habían sido engañados, comenzaron á armaraun 5 escándalo de los que no se olvidan, protestando ruidosamente y pidiendo á voces la devolución del importe de las localidades. or los servicios y méritos contraidos en el Para calmarlos ánimos, un representan combate de Hidum el 22 de Septiembre te de la Empresa salió al escenario, mani ¡último, se asciende á los siguientes sargen- festando que aquella era la primera engatos al empleo de segundos tenientes e la ñada, pues no eran los artistas que debuta 3 ¿escala de reserva: ban los que había contratado, por lo que Señores García Barcina y ü a i z Rivero, de procedería contra ellos y al público se le deInfantería; Carso Ramos, de Artillería, y Ca- volvería el importe de las localidades, xrillo Alvares! de Ingenieros. Esta declaración calmó los ánimos, y los asistentes al espectáculo salieron, sin que ocurriese otro incidente, que desde luego esperábase habría de revestir suma gravedad, á juzgar por su principio. Denunciado En la casa de los condes de Esteban Co- por la Empresa el agente de teatros Eulorlantes se ha celebrado un banquete en ho- gio Rubio I ópez, que propuso el contrato de la troupe, quedando ultimado por la can nor de la marquesa de Squilache, tidad de 7.500 pesetas por quince funciones, Pasado mañana recibirá á sus amigos, de cuya cantidad la Empresa de la Zarzuela giró al representante en París de ios arpor la tarde. ía marquesa de la Coquilla. tistas 3.000 pesetas, ayer compareció aquél Ha marchado á Hornacfauelos (Córdoba) en una de las secciones de la Audiencia. Tanto ese representante de París como los la marquesa de Viana. individuos que componían la troupe no han sido habidos. COSAS DE PARÍS El representante de ia ley, terminada la prueba, retiró la acusación que tenía formulada contra el procesado, al que consideraba en un principio autor de una estafa. El distinguido letrado Sr. Aragón defendía al acusado. Silvestra, que estaba presa, fue íeita m libertad. Su defensor, que lo fue el Joven letiado Sr. Macías, pronunció un buen info. me A RT 1 STA EN EL También fue absuelta, -en virtud del veredicto BANQUILLO d a d 0 p 0 r el Jurado de la Sección segunda, la aitista del género chieo que aparecía procesada por expendición de moneda falsa, según decíamos en nuestro número anterior. UN PASANTE EL TERRORISMO SUICIDIO DE UN CONDENADO POR TELÉGRAFO SAN PETERSBU G 3 I 1 T DE SOCIEDAD omunican de V- ilna que un joven desco aocido, condenado á muerte por haber disparado un tiro de revólver contra el general Pengo, á quien hirió de gravedad, se ha dado muerte en la celda donde estaba feoluído. Para realizar sus funestos propósitos, eí condenado discurrió un espantoso procedimiento. Al efecto empapó un pañuelo en petróleo, y, rodeándose la cabeza con él, le prendió fuego. Cuando los empleados de la cárcel se apercibieron de lo sucedido, el infeliz suicida tenía la cabeza carbonizada. El terrorista cometió su criman por equivocación, tomando al general Pengo por el general Herschelmann, gobernador militar de Vilna. UNA- MUJER APUÑALADA POR TELÉGRAFO ÍAR 1 B, I 9 V ENGANZA FEMENIL Jesús Rodríguez I a famosa I uisa Delarue, vulgarmente cov -Arribas, emplea nocida- por la gran Marcela y es do en un almacén de materiales eléctricos, amante de I,i abeuf, el asesino del guardia Deray, fue agredida anoche en la calle Quin- púsose de acuerdo con Francisco García del Val para sustraer efectos, como lo hicieron, camjjoix por vanos individuos que se diedel establecimiento. ron á la fuga después de inferir á su víctiI a novia de Jesús, enterada de ello, y ma cinco puñaladas. para vengarse de él porque la había abanI, uisa Delarae, que sufrió un aíresto recientemente, acababa de ser puesta en li- donado, dio cuenta á las autoridades de lo que hacía su ex novio, y éste y el amigo bertad. -Encontrándose anoche en una taberna de fueron detenidos, Ayer el fiscal solicitó se le impusiera al xa talle Aubry le Boucher, tuvo un altercado con el dueño, que la echaba en cara el Jesús cuatro años, dos meses y un día de iiaberle detiacciado al juez de instrucción. presidio correccional, como autor de un hur 1 Entonces aparecieron los agresores, que, to doméstico, y al otro procesado, cuatro poniéndose de parte del tabernero, maitra- meses de arresto. Ivos letrados Sres. Atienza y Nieto abo. taron á Luisa. Huyó ésta, sieado perseguida y apuñala- garon por la absolución de sus patrocinados. Iva vista de esta causa celebróse en la Secda por aquellos sujetos al llegar á la calle ción cuarta. referida. Policía ha realizado cuatro deten a ciones. ERR 1 BLE DESGRACIA El Jurado, re Todos los detenidos estaban armados de unido en la Seccuchillo y revólver. ción primera, emitió un veredicto de inculpabilidad á favor de la sirvienta Silvestra Mámela Guzmán, procesada como autora de un delito de homicidio por imprudencia. I a acusada subía las escaleras del domiALSOS COMEDIANTES Hace dos años cilio de sus amos con dos hijos de éstos Al ir á acercar á uno de ellos para que le la Empresa del diese un beso á una vecina que se encontró teatro de la Zarzuela anunció con, gran bombo e l debut áe la troupe comediantes de Me- en la escalera, soltó al más pequeño, dejánpfasfo, que, precedida de gran fama, por el dole en uno de los descansillos. I a criaturita sacó entre los barrotes la caextraordinario éxito que había obtenido en l los principales teatros del extranjero, lla- besia y, perdiendo el equilibrio, fuese á caer al suelo por el hueco de la escalera, quedanmaría poderosamente la atención del públido muerta en el acto co madrileño, Convencidos los jueces populares ae que El 13: de Enero de 1908, día señalado para en el suceso no hubo la menor culpa por la presentación de ios tan renombrados arparte de la sirvienta, como hemos dicho, tistas, el teatro ele la Zaizuela hallábase emitieron un veredicto de inculpabilidad, jcprupíetauionie ocupado. T JF UL OCASO DE LOS DIOSES Ivas ándito clones de la última parte de la tetralogía de Wagner el año pasado la conquistaron muchos devotos. No es, pues, extraño, que anoche estuviese el Real completamente lleno. Cuando no son los divos es solamente Wagner quien realiza ese milagro. I,o que prueba quezal través de tradiciones, rutinas y vicios crónicos de oido, lo bueno, legítimamente bueno, se abre camino. Quizá montada entre pedrería falsa es donde más se destaca la piedra de ley. Aquélla lace por su artificio; ésta, por su propia virtud. Si piedra como la exhibida anoche viene rodeada de Giocondas, Iraviatas, Rigolettos, Lucías, etc. sus luces resaltan más. Ante ella se extasió el auditorio, el que va por el arte, no el que va por la moda, y aun éste hubo de sucumbir á la hermosa y consoladora tiranía del que por devoción á la música impone silencio al que profana con su charla la solemnidad del acto, como es justo y natural que se expulse de un tem pío al que perturba con su actitud la maiestad del culto. El primer acto, con sus siete cuartos de hora de duración, fue escuchado atentamente, y al final los aplausos del público Ilama- r ron á escena á los cantantes y al maestro Rabí, cuya colosal labor admira todo el mundo En el segundo acto hubo algin tropiezo por parte del tenor, que siente poco el inmenso papel á su cargo (las deficiencias de voz ya se sabe que las perdona el apúblico, como se las perdonó á Remond el ciño pa- sado, cuando encuentra arte que las com- pense) y aunque los adoradores de los gorgoritos de las tiples ligeras y los chantillys donizettianos quisieron imponer silencio, triunfó el sentido artístico y hasta el cotaún, haciendo salir á escena, para rendirle LAS NOCHES DEL REAL