Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
A B C. MIÉRCOLES DE. FEBRERO DE i 9 í o EDICIÓN i. PAG. 5. Ha vestido el regimiento de la Guardia de la Emperatriz con uniforme pintoresco del tiempo de Federico el Grande; ha creado infinitos uniformes vistosos de oficiales, y desde el castillo de Wartburg dictó un decreto que comienza con las palabras siguientes: Es mi voluntad que en la vida de la Corte se adopten en lo posible los trajes y be. 1 as costumbres de pasados tiempos, Las personas civiles usarán calzón corto y escarpines ¡etc. etc. Falta saber si esta última disposición, en la mayor parte de los casos, contribuirá á smbellecer el aspecto de la fiesta. A pesar de todos sus esfuerzos, no ha lo grado el Kaiser que las fiestas en la Corte de Berlín igualen la brillantez, el lujo y la Suntuosidad de las Cortes de Petersburgo, Viena, Madrid y Londres; pero en cambio, en ninguna parte en el mundo es igual el Orden y. la disciplina. ¡Nalürhch! lo que Significa en español ¡naturalmente! Claro, el espíritu militar prusia no se pin ta hasta en el rigodón, y el mayordomo mayor de Palacio lleva uniforme de general. Cuando el año pasado el rey Eduardo de Inglaterra estuvo en Berlín y se dio un baile en la Corte en honor suyo, visiblemente cansado de estar de pie, tomó asiento en una de las sillas que allí estaban. En el acto se adelantó el conde de Eutenburg para hacerle observar que era en la silla de al lado la que S. M. podía ocupar. Diz que Eduardo VII se quedó estupe facto, pero que, obedeciendo dócilmente, cambió de silla. El largo de las colas está sometido á un Severo reglamento, como generalmente en todas las Cortes, con la diferencia de que aquí se cumple estrictamente. Mientras las princesas pueden usarlas de 4 metros de largo, las señoras casadas no tienen derecho áfliás de 3,75, y las jóvenes solteras á inás de 3 50. ¡Y cuidadito si se exceden en una pulgada! I a cola es la gran preocupación de las que han de asistir á la Defihercour. Deseando informarme acerca de tan palpitante cueatión, me fui á ver á uno de los principales mod stos de Berlín, y he aquí el resultado de mi información, por lo que pueda interesar á mis lectoras elegantes... y á sus maridos, -Este año, me dijo el arbitro de las elegancias, ha sido la moda usarlas con bordados de oro y plata según dibujos originales de verdaderos artistas. La tela se ha de escoger en armonía con el color del cabello y del cutis, y según el cuerpo sea pequeño ó grande, ha de ser ligera ó pesada, y la cola ancha ó estrecha, en forma de mantéate de cour ó de drarving room ornament. Para la confección de tina cola regular, necesitan cinco obreras ocho ó nueve dias días de trabajo, y diez horas cada una. ¡Deberán costar un caudal! -exclamé yo. -No tanto- -me contestó con dulce sonrisa; -la cola del traje de la señora de Bittenfeld, una de las más admiradas este año, y para la cual se emplearon 16 metros de encajes, á 400 marcos el metro, no costó más que 6.000 marcos. Las hay muchísimo más caras. Algunas americanas que fueron presentadas este año hicieron verdaderas locuras. Una, deellas viuo á verme la víspera de la fiesta. Cueste lo que cueste- -me dijo- -ha- íde hacerme para mañana un traje de cola según este dibujo. Veinticinco obreras de las mejores trabajaron día y noche sin descanso, y la americana que ló satisfecha, Yo también... ¡Cobié 20.000 marcos! EDUARDO HAHN li n, Enere los espectáculos fastuosos y algo teatrales. MADRID AL DÍA f aliente frescales es el Febrero cuya so lemne presentación se verificó ayer! Hasta nos brindó un puñado de conffetti blanco del que trae para Carnaval en las pf ím eras horas de la tarde: cuatro vergonzantes gotas de agua disfrazadas de copo de nieve. Pero eso sí, la temperatura fue de las de nevada de verdad. No surgió ningún nuevo banquete en honor del ilustre argentino Belisario Roldan; pero sí un proyecto de homenaje industrial y gremial, en el que no tenga que intervenir el Sáinz de Carlos. Si como fin y postre de todo llegásemos á un Convenio comercial con la Argentina, en virtud del cual pudiésemos comer sus riquísimas y baratísimas carnes, ¡poquito que nos alegraríamos y poquito que daríamos que rascar al gremio de carniceros, que fragua el complot de encarecer las piltrafas que nos sirve con el pompos o nombre de solomillo, chuletas, etcétera! Por la Casa de la Villa no hubo novedad alguna. El alcalde no estuvo visible. La firma definitiva de lo de la Gran Vía, taniposo. ¡Calma, Frascuelo! -Asuntos fotografiables del día: Jura de la bandera por los nuevos alumnos veterinarios militares en el cuartel de la Montaña y banquete en los Viveros de los estudiantes de Farmacia á un compañero que ha hecho la campaña de Melilla. Por los Tribunales, vientos de benevolencia para un acusado de estafa por haber mediado en un espectáculo de teatro que se anunció con mucho bombo y platillo y luego resultó nada entre dos platillos, y para una niñera que por hablar con un vecino dejó que una criatura se cayese por el pozo de una escalera. Y vientos revueltos para la política. Si ustedes quieren, vendaval; porque se murmuró mucho y se anunciaron próximos y gordos acontecimientos. Pero hubo su nota cómica, dada por la Gaceta, publicando con fecha 31 de Enero la concesión de un collar que se decía aceptado y hasta pagados los derechos que la Hacienda exige por esas cosas. De modo que más que de un collar se trata de una plancha. La Policía detuvo ádos sujetos, presuntos autores del intento de robo verificado días pasados en el Banco de España. Por la noche, una rica niebla para adorno de la coronada villa. En el Real, El ocaso de los dioses. Muchos aplausos, pero también algunos reparos. La ilustre enferma se hallaba ayer algo mejor. La Reina doña Victoria, con su hermano el príncipe Leopoldo, paseó en coche por la Casa de Campo! Al regresar la augusta dama recibió en audiencia á doña María Bernar de Ajlen desalazar, condesa de San Luis, D. José Aldecoa y D. Gustavo Baüer y señora. Hoy saldrán para Sevilla, donde pertnaueceráu durante la estancia de la Corte en aquella ciudad, la oficialidad y escuadrón de la Escolta Real. La fecha fijada para el viaje regio á Se villa es la del próximo viernes, por la noche. Con SS. MM. los Reyes y sus augustos hijos irán, además del príncipe Leopoldo de Battenberg, la camarera mayor de Palacio, duquesa de San Carlos; la condesa viuda de los Llanos, ay a de SS. AA, los ayudantes de S. M. tenientes coroneles- D. Francisco Echagüe y barón de Casa- Davalillo, un caballerizo de campo, el doctor Grinda, el farmacéutico de la Real Casa, Sr. Bayod; el caballerizo mayor, marqués de Viana, y el comandante general de Alabarderos, conde del Serrallo. Del gabinete telegráfico de Palacio irá el Sr. Larrainzar, y del personal de la niayordomía mayor, el Sr. Canale. UN ASESINO DE DIEZ TELÉGRAFO AÑOS Y SEIS POR PARÍS, 1, 1 0 N na U 1 unaviuda, llamada Urrutia, que tenía posada en Pau, y que gozaba fama de poseer algunas economías, ha sido asesinada en Yespoure. El asesino se introdujo en la casa por una ventana de la parte posterior, y sorprendió á la desgraciada en pleno día dándole tres puñaladas en el cuello. Las voces lanzadas por la víctima se perdieron entre el ruido del 1 huracán que reinaba. El asesino no pudo encontrar más que una insignificante cantidad en plata y calderilla, sin que cayesen en su poder 3.700 francos que había en un cajón en oro y billetes. El criminal ha sido detenido. Se llama Pedro Uhart, natural de Saint Etienne de Baygorry, v tiene diez y seis años DE PALACIO A las ocho y veintieinco minutos salieron ayer por la mañana, en tren especial, para Aranjuez, el Rey y los cazadores invitados á la cacería organizada por el marqués de la Mina en honor de S. M. en su finca La Flamenca. Las escopetas eráSi quince; las siguientes: Su Majestad el Rey, D. Antonio Maura, marqués de la Torrecilla, marqués de Viana, duque de Santo Mauro, duque de Medinaceli, marqués de Ivanrey, conde del Puerto, D. José Caro, duque de Santoña, duque de Bivona, príncipe Pío de Saboya, conde de San Román, marqués de la Romana y marqués de la Mina. Los expedicionarios regresaron á Madrid á las siete y media de la tarde, muy satisfechos de la excursión realizada, en la que se cobraron gran número de perdices y conejos. Su Majestad la Reina doña María Cristina, siguiendo su diaria costumbre, visitó ayer tarde, á primera hora, á su camarera mayor, duquesa de la Conquista, á cuyo lado permaneció bastante tiempo. LA MENTIRA MATARÁ LA PRENSA p l periódico La Discusión, de la Habana, publica en su último número llegado á Madrid el siguiente telegrama fechado en París: Desde Madrid han remitido al Gil Blas de esta ciudad un despacho oficial dando cuenta de la ansiedad que reina en la corte española á causa de la salud del Rey. Créese que es indispensable que al Rey Alfonso se le practique una nueva operación. Al efecto, éste, pretextando una cacería, irá á Sanlúcar de Barrameda, donde le será practicada la operación referida. Así informan ciertos corresponsales de esta corte á los periódicos extranjeros. De esta manera quieren algunos llamados periodistas que la Prensa sea respetable y que merezca la consideración de las gentes Pública y notoria es la falsedad en que está inspirado el telegrama transcripto. Su Majestad el Rey no ha sufrido operación de ninguna clase. Fue al coto de Doñana, en Sanlúcar, como todos saben, con el solo objeto de cazar,