Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
A B C. MARTES i. DE FEBRERO DE fclót! y luego nos ocuparemos de lo demás, También esto es pereza, pues mientras involucramos la cuestión nos libramos de trabajar fundamentalmente. En España no hay Hada que hacer más que cultura y riqueza) lo demás son deseos de enturbiar y complicar el asunto. Simplificación, he ahí el sistema, Un hombre, un par ido, que supieran simpLf c u los negocios españoles, nos rehabilitaiían. Vida material, cultura, riqueza. Y también es un asunto de moral, porque la pei cza nos ha hecho inmorales, naturalmente, 5 a que la pereza es la madre de todos los Vicios, según precepto cristiano. El picarísimo, la mendicidad, la administración con up sceute, el individualismo egoísta, el Sentimentalismo mal administrado: esto es fruto de la pereza. Y la pereza nace de la pobreza, de la ignorancia. El ignorante es pobre; el pobre es ignoiante, y el ignorante y el pobre son inmorales... x EDICIÓN K 8 PAG. 5. Su Majestad la Reina doña Cristina, qua siente gran afecto puj su camareia mayor, fue ayer, como los días anteriores, á hacerla compañía. El Rey irá hoy á Aranjuez para asistir á la cacería organizada en su honor en La Flamenca. Antes de marchar á Sevilla es probable que el Monarca tome parte en otra cacería organizada por la marquesa de Maazanedo en su f: nca El Rincón. sin hilvanes estuviese sólo prendido con alfileres. Finalmente, tampoco hubo novedad alguna teatral. La baja de Carreras en Apolo. Se va á América, como Titta Ruffo. Y deja un vacío en Apolo, como Titta en el Real. ¡Oh, los divos, EN EL RE 1 CHSTAG UNA SESJOM ESCANDALOSA POR TELÉGRAFO LA REINA VICTORIA I a Presidencia del Consejo de ministros publica en la Gaceta las siguientes comunicaciones: El jefe superior de Palacio me dice coa fecha de ayer lo siguiente: Excelentísimo señor: El decano de los médicos de cámara me comunica con fecha 2 ¡del actual lo siguiente: Excelentísimo señor: Tengo el honor de poner en conocimiento de V. E. que el médico de esta Real Facultad conde de San Diego me dice con esta fecha que- S. M. la Reina doña Victoria Eugenia (q, D. g. se halla en el quinto mes de su embarazo, completamente normal. Lo que de orden de S. M, el Rey (que Dios guarde) me complazco en participar á V. E. para su inteligencia y efectos consiguientes. Dios guarde á V. E. muchos años. Palacio 29 de Enero de 1910. -El jefe superior de Palacio, S ¿marqués de la Torrecilla. Señor presidente del Consejo de ministros. JOSEMAHIASALAVE RIA MADRID AL DÍA t a el rápido descendente de las doce en T puato de la madrugada última marchó Enero; en el ascendente de la misma hora llegó Febrero. Coa cara de frío partió aquél V soplándose las uñas Hegc éste. Los con jsabidijs guardas de) pincho registraron el equipaje del recién llegado, por si traía algo ¡de pago; pero todo lo que había en sus imeletas era de pega: percalinas y cascabeles del Carnaval, que es lo gue ha constituido su exceso de peso. 1 El difunto Enero se despidió con sol; pero, tacaño y rain, no ha querido dejar, ni un en sus últimos momentos, una miserable peseta de la Lotería á la villa y corte. Pero, fuera de eso, ha sido un mes regularcito, 3 no ha habido que pedirle nada. Como guc no le hubiéramos pedido que cantase el O Mari, como á Titta Ruffo. ¿Novedades del último día de Enero? Pocas. Que nuestros- consecuentes huéspedes ios enviados marroquíes celebraron una CO ferencia con el ministro de Estado, reconocerán ustedes que maldito lo que tiene de novedad. Es la muña nuestra de cada día jfle? de hace ocho meses. Y lo eme te rondaré. morena. (En los Tribunales compareció una artista El Rey recibió ayer en audiencia al ex ñel género chico acusada de expender mo- presidente del Congreso Sr. Canalejas, al ne la faifa, como si no tuviese bastante con ex ministro Sr. Dávila, y muchos militares, expeudet el género que cultiva, y el Supre- entre los que figuraban los generales Ríos y iuo vio un incidente sobre la admisión tetn- Ochando, vicealmirante de la Armada don poial de la hoja de Jata. Juan Viniegra, generales de división don Ninguna novedad tampoco en política. Alvaro Anas y Chacón, auditor general de Alba sigue de subsecretario, malgré hd. la Armada D Juan Spottorno, auditores t Un timo del pot tugues, que tampoco es generales del Ejército D. Pedro Baera y don jjiucvo, cierto; pero lo estupendamente ex Francisco Zurbano, generales de bridada traoidinario es que el lusitano y consortes D. Felipe Alfau y D. Víctor Garngó, corocayeron en poder de la Policía, porque la nel de Caballería D. Francisco Ampudia, víctima perdió los talones á correr eras ellos coronel de Artillería D. Ricardo Garrido, al percatarse de que le habían tomado su teniente coronel de Cazadores Sr. Burguete, blonda cabellera y su repleto bolsillo. coronel del Arma de Infantería Sr. FernánBanquete á Belisario Roldan en la Lega- dez Blanco, subinspector médico de primeción de la Argentina. El hablará bien, pero, ra D. José Dadín, comandantes de Infante como no digiera lo mismo, se va á divertir ría D, Pedro Fernández de Córdoba y jen Madrid, porque van á llover los banque- Owen, v marqués del Turia. tef, con agrado indudable de todo celoso res amateur La Reina doña Victoria y su hermano el Dos bajas sensibles en las filas de los he- príncipe de Battenberg pasearon ayer por jroicos veteranos de la primitiva guerra de la Casa de Campo. África: los generales marqués de Medina y iEl médico inglés que vino á asistir á Su ¡Montero Hidalgo. Alteza ha regresado a Inglaterra. De sucesos, el más saliente, una pequeña Explosión en la calle de Fuerícairal, resulLas Remas recibieron en audiencia á la tando lesionada una joven, y atribuyéndose condesa de Casa- Valencia, la duquesa de iodo ello á una travesura infantil. ¡Diantre Vistahermosa y la marquesa de Viana. con los chicuelos y qué desagradable es ver que ya no les da por jugar á los soldados, La duquesa de la Conquista, cuyo estado Bino por jugar á los anarquistas. inspiraba ayersf rios temores, recibió por la h De Meliila otra nueva y dolorosa agre- tarde los Santos Sacramentos. sión de nuestros aimgos los rífenos, como si Anoche, sin rmbargo, experimentó alguÍO o aquello que dábamos por rematado y na mejoría la p cíente. 1 a sesión de ayer en el Reichstag fue de de las que hacen época. No se recuerda otra sesión parlamentaria tan borrascosa. Los epítetos nías groseros y tabernarios se han cruzado entre ¡os diputados. Uno de éstos envió al ministro de la Guerra á freír espárragos. Otro solicitó á grandes voces que se trajese un veterinario. El provocador del ruidoso incidente fue el diputado conservador yon Oldenburg. Con ocasión de discutirse el presupuesto de Guerra, hablaba el diputado Müller Meiningeur respecto al trato que se debe dar al soldado, aconsejando que se siguiese el ejemplo de Francia. Al oir esto se levantó von Oldenburg y, con acaloradas frases, trajo á colación el caso de cierto oficial francés que se vio obligado á dar una satisfacción ante todo el regimiento á un soldado á quren se permitió castigar de obra. Este sistema- -gritaba Oldenburg- -será la ruina de Francia, y, en consecuencia, hacemos muy mal en imitarle. La disciplina desaparece pocoá poco, borrándoselas tradiciones prusianas. El Parlamento se mezcla en todo. Es preciso que el Rey de Prusia pueda siempre decir a un teniente cualquiera: Tome usted diez hombres y vaya á disolver el Reichstag. El escándalo que produjeron estas palabras no tiene, por lo colosal, precedentes en los anales parlamentarios de Alemania. 3i, II m. DE PALACIO C u Majestad el Rey firmó ayer los siguien tes decretos: De Giacia y Justicia. -Promoviendo á magistrado de la Audiencia territorial de Cáceres á D. Mariano Mesas y Domenech. ídem á presidente de la provincial de Palencia á D. Martín Perilla y Marcas. ídem id. de la de Cuenca á D. Enrique Robles. ídem á magistrado de la de Salamanca 3 D. Matías Molina y Rama. ídem á ídem de la de Vitoria áD, Mariano González Rothwos. ídem id. á teniente fiscal de la territorial de Las Palmas á D. Miguel Martínez de Córdoba. ídem id. á magistrado de la Audiencia de Badajoz á D. Julián Huerta y Poves. Haciendo merced del título del reino, con la denominación de marqués de Marbais, á D. Adolfo Pérez de Guzmán y Sanjuán, primogénito de los duques de T Serclaes Tilly. Estado. -Concediendo el Toisón de Oro al príncipe Gustavo Adolfo, heredero de Suecia. Nombrando ministro de España en Lisboa al señor marqués de Villalobar. Trasladando al ministerio de Estado al primer secretario de la embajada en el Quírmal, D. Carlos Gassen. Trasladando á este puesto al conde de Ta rata, primer secretario en el ministerio do Estado. Trasladando á Panamá al cónsul en Tánger, Sr. Cubas. Trasladando á Tánger al cónsul en Panamá, Sr. Potones. Confirmando las credenciales del ministro de España en Bruselas, D. Arturo de Baguer. Carta credencial del minisr. ro de España en Río Janeiro, D. Manuel Muntado. Cartas credenciales á favor del ministro de España en Río Janeiro, D. Cristóbal Fernández Vallín. Decretos de condecoraciones ya concedidas. FIRMA DEL REY