Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
A B C SÁBADO 29 DE ENERO DE 1910, EDICiONf i. PAG. 6. r Alemania comenzará en breve la construcción de cuatro grandes cruceros protegidoí- r 1 segunda clase y numerosos submarinos. La noticia de que el Gobierno ha pedido al Parlamento que se aumente en 5.000 hombres el efectivo de las fuerzas de mar británicas ha sido desmentida. tanto que esto no se haga será baldío y esDisponiendo! que el ingeniero agrónaino téril el hablar de ideas políticas, por gene- D. Gabriel José Geruiáo. cese en el cargo de rosas que éstas sean. Los ciudadanos de tal vocal de la Junta Central de Colon i zación. país se dividirán, no en amigos de la liberAdmitiendo la renuncia del cargo dejeie tad y en amigos de la tradición, sino en par- provincial de Fomento de Albacete á don tidarios de la rectitud, de la administración Gabriel Lozares. recta, del amor á la ley, y en partidarios de ídem í 3. de León á D. Jacinto Sánchez. la corruptela y del desenfreno. ídem id, de delegado regio de ladustria Las ideas liberales en sí mismas no tienen y Comercio de Albacete á D. Joaquín Vaningún valor. Como no existe la belleza en lasco. sí, ni la verdad eti sí (todo ello son ficciones Nombrando jefe provincial de Albacete á escolásticas) 110 exisíe tampoco la libertad D. José Alonso Z ibala. Iden de León á D. Félix Arguelles. p l problema planteado en mi artículo an- en sí. Las ideas liberales son un producto ídem delegado regio de Inda- siria y Co terior es el problema fundamental, no de los hombres y valen en tanto que valen sólo de la política, sino, en genera de la los hombres que las sustentan. Hay un li- mercio de Albacete a D. Maaual Basroso. Aprobando el reglamento provisional da vida. Conviene insistir sobr- él; nunca so- bro capital en la humanidad. Lo dictó uno bre él se insistirá bastante. Hay dos modos de los hombres más grandes que han vivido Policía minera. de ver la vida; del mismo modo existen, por sobre el planeta. Aludo á las Conversaciones lo tanto, dos linajes ó clases de cerebros. de Goethe con su secretario Eckennaun. Ya Unos ven la vida en abstracto, indepen- viejo, lleno de experiencia y de sabiduría, dientemente de la realidad, idealmente. el autor del Fausto expone en ese libro su Cuando estos espíritus llegan á una altura opinión sobre el liberalismo. Cuando yo oigo hablar de ideas liberabastante de idealidad pueden ser como profetas (vate significa profeta) como pre- les- -dice Goethe- -me asombro siempre de patrocinada por muy respetables elemencursores, como adelantadores de un porve- que haya hombres que se paguen de tan tos civiles y militares, cuyo valiosa connir lejano, de un estado, en principio, de- vanas palabras. Una idea no debe ser liberal. curso viene recabando el entusiasta y filán seable y generoso. En el terreno del arte y No tiene esto sentido. Una idea debe ser tropo conde de Esteban Collantes, presiden de la pura especulación intelectual, tales es- precisa, fuerte, fecunda sobre todo; tal es su te general honorario de la Liga Patrió tica, píritus, en tanto que permanecen encerra- misión divina. En los sentimientos es don- esta benéfica institución acordó en sct últidos en él, no pueden ofrecer ningún peli- de hay que buscar el verdadero liberalis- ma junta general abrir una oficina de cologro, ningún trastorno, en la sociedad. El pe- mo; pero los sentimientos son rara vez libe- caciones (del trabajo y de informaciones ci ligro está en que otros espíritus de orden rales, porque los sentimientos son la expre- vico- militares) en cumplimiento de sus Essubalterno, de más bajo vuelo, entiendan sión inmediata de las personas, de sus rela- tatutos, á fin de que todas ¡as clases sociales mal las puras especulaciones, las nobles es- ciones, de sus necesidades y de sus inte- que necesiten los servicios de un personal peculaciones, de los primeros y pretendan, reses. idóneo, laborioso y honrado lo encuentren á trancas y á barrancas, inoportunamente, Léanse detenidamente y vuélvanse- á leer elegido entre los que, habiendo servido á la trasladarlas á la realidad. estas palabras. ¿No es verdad que parecen patria coa las armas en la mano, tengan El otro linaje de espíritus son los concre- escritas ahora y en España? ¿Son liberales, acrisolada conducta y honradez intachable, tistas, los que se ciñen estrecaamente á la verdaderamente liberales, los sentimien- para lo cual sólo necesitarán enviar sus peticiones á las oficinas de la Asociación. realidad, á la realidad de un país determi- tos de los hombres que nos gobiernan? En los Estatutos de la Liga Patriótica, nado y de un determinado momento. Como AZORIN coa loable previsión, se preceptúa el estael fondo de los hombres tiene algo de fijo y blecimiento de dicha oficina del trabajo y de permanente; como en realidad, así como de informaciones cívico- militares, á modo hay una ley de constancia biológica (de tal de complemento de la patriótica ley de io modo que nuestra fisiología no difiereen u Majestad el Rey firmó ayer mañana de Julio de 1885, que da derecho á los que nada de la fisiología del hombre de hace los siguientes decretos de Goberna- juraron exponer su vida por la patria á ocutres mil años, ó más, del hombre que por par ciertos destinos modestísimos al serviprimera vez aparece formado como hombre) ción: Creando la medalla conmemorativa del cio del Estado de la Provincia ó del Municomo existe, repito, esa ley de constancia cipio. psicológica, se puede dar el caso de que lo primer centenario de Gerona. Rehabilitando á D. Modesto Ruiz MartíEsta oficina del trabaj. 0 constituirá, adeque uno de estos espíritus asiente en una más de algo así como un lazo de unión, ó de sus visiones momentáneas, realistas y nez, jefe de Centro de Telégrafos. Promoviendo á igual cargo á D. Onofre de simpatías entre el pueblo y el Ejército, profundas, quede como perdurable, inactual un auxiliar poderoso para el Negociado de y definitivo. Tal es el caso de Nicolás Ma- Caimarin Craimielas. Reformando el reglamento del Cuerpo de destinos civiles del ministerio de la Guerra, quiavelo y de su libro II Principe. Los espíritus concretistas y realistas se Correos en el sentido de someter al Código puesto que á ella han de acudir seguramenatienen, no á la imaginación de las cosas penal á los funcionarios que abandonen su te de todas partes le España cuantos por sino á lo que el misino Maquiavelo llamaba servicio sin avisar con un mes de anticipa- cualquier causa motivada encaentien difiealtades, no sólo en. la tramitación de las la verdad efectuáis (la veñfá effecttuah) No ción. son doctrinarios ni abstraccionistas; en un También firmó S. M. los siguientes de respectivas solicitudes ó adjudicaciones de destinos, sino en su apocamiento ó timidez, país y en un momento dado, verán en la po- Fomento: Reales decretos nombrando, en ascenso de ante el mucho respeto que les inspira el aculítica el juego libre de las pasiones, y desde la gobernación del Estado, al frente de los escala, ingenieros jefes del Cuerpo de Cami- dir en determinados casos á la autondad á negocios públicos, irán poco á poco impo- nos á D. José Torres Vildósola, D, Alfredo oficina militar con sus demaadas de justiniendo una firme y segura reforma de las Mateos, D. José E. Rivera, D. Ignacio Des- cia, ó para protestar contra el egoísta y ancostumbres que permita, á la larga, la for- pujols, D. Julio Pérez Sala y D. Manuel tipatriótico caciquismo. Para facilitar la acción de esta oficina en mación y advenimiento de nuevos estados García Arregui. ídem inspectores generales del Cuerpo de beneficio general, y especialmente de las de derecho y de nuevas fórmulas de moral. España es un país en formación; se puede Ingenieros de Montes, en ascenso de escala, clases procedentes del Ejército y de la Maafirmar más: se puede decir que este país á los Sres. Esquivias, Deleito, Rodríguez rina, de la Guardia vil y de Carabineros, la Liga Patriótica, que cuenta, ya con 121 nunca ha alcanzado un estado de formación (D. Calixto) y Codorníu (D. Ricardo) ídem ingenieros jefes del Cuerpo de Mon- representaciones en las provincias, realiza seria y estable. Un momento único de grandeza ha existido en nuestra historia; aludo tes á D. Aurelio Díaz Rocaf ul, D. Federico trabajos para extenderlas á todas partes, á los comienzos del siglo xvi. Tan breve fue Laviña, D. Carlos Mazarredo, D. Jerónimo hasta á los más despoblados ó apartados este período de esplendor, que Jovellanos, Cid, D, Ángel Fernández Castro, D. Carlos rincones de la Península, asícaara para mediscurriendo sobre él- -con razones profun- Camps, D. Federico Carvajal, D. Segundo jorar ó aumentar los medios de información para las clases interesadas- -que por reprodas- -en su Informe sobre la ley Agraria, lo ca- Cuesta, D. Emilio Caries, D. Joaquín Marlificó de relámpago España no está ni ha tínez, D. José Díaz Pozas, D. ¡Miguel ESDIU- chables negativas de los secretarios de Ayuntamientos poco servicíales, ó pos falestado nunca formada. Comenzamos ahora gas, D. José Rey y D. Juan Gaya. Nombrando, en ascenso de escala, inspec- ta de recursos, no puedan consultar ó adrealmente su elaboración. Y bien, para echar los fundamentos de una nacionalidad pector general del Cuerpo de Minas á don quirir las publicaciones oñciales, -hasta conseguir una información que les tenga al fecunda, poderosa, fuerte, ¿qué hemos de Vicente Ferrer. ídem ingenieros jefes del mismo Cuerpo corriente de cuanto pueda interesar á sus hacer? ¿Nos hemos de perder en divagaciones, fantasías, lirismos y humanitarismos? á los Sres. Buiero, Bentabol, López García derechos, á fin de que reckunea la gestión No; á mi parecer, no puede iniciarse una (D. F. Uhagón, Puig, Barcena y Sánchez de ellos á la oficina del trabajo de la Liga Patriótica reconstrucción nacional seria sin que los Lozana. Con sólo esta exposición se comprende la ídem jefes del Cuerpo de Ingenieros Agráciudadanos colocados en la cúspide- -los gobernantes- -a o comiencen por tener un con- nomos á D. Eduardo Carretero y á D. Fede- grandísima é indiscutible importancia déla oficina que se propone abrir la- Liga Patiiécepto firme de la moral y del derecho. En rico González, INSTITUCIÓN PREVISORA FIRMA DEL REY S