Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
A B C VIERNES 28 DE ENERO DE igíol EDICIÓN 1. PAG. 9, Fortero y sereno pasaron ala presencia judicial, así como el dueño del almacén robado. También le faeron remitidos al juez el correspondiente atestado y los útiles del robo hallados. Presidente, D. Antonio Sacristán y Zavala; vicepresidente, D. -J. Arístides Muñoz; presidente de la Sección de Enseñanza mercantil, D. Federico Rubio y Florín. De asuntos judiciales. D. J. Daniel Kavarro; de asuntos profesionales, D. José Luis de la Vega; secretario general, D. Francisco Carvajal y Martín; secretario de actas, don Federico Peñalver; tesorero, D. Enrique López Mateos; contador D. Fernando de G. Gareía. Comisión consultiva: D. José Rodríguez de Llano, D. Pablo García Becerra, D. Antonio Garzón, D. Pablo Gaseó, D. Manuel Vaca Javier, D. Ramón Cabanna, D. Antonio López Rosso, D. Emilio arcía de Marcos, D. Luis Oltra y D. Ramón Mesonero Romanos. La Asamblea otorgó por unanimidad un expresivo voto de gracias al excelentísimo señor ministro de Hacienda y á la Junta directiva. El general continúa mejorando, confías dose que dentro de ocho días estará rebla blecido. Los médicos le han ordenado reposo. El accidente fue originado por liabsr resbalado el caballo que montaba el general Weyler en los rieles del tranvía. Se han recibido infinidad de telegramas pidiendo noticias. Los médicos han confirmado que no existe fractura, sino una distensión de músculos en el brazo izquierdo y pierna del raismo lado. GRANDEZA DE ESPANA A LA MARQUESA DE SQUJLACHE Dice La Época de anoche: En los momentos en que la marquesa de Squilache se disponía á salir de su casa para ¿asistir á la función religiosa organizada en ia iglesia de Jesús de San Martín por ja Jun a de damas de la Cruz Roja, en acción de gracias por el feliz término de los trabajos de la misma en Melilla, recibió esta tarde ina carta autógrafa de Su Majestad el Rey. E 1 Soberano comunicaba galantemente á ta distinguida señora que había tenido gran satisfacción ea firmar hoy mismo la concesión de la grandeza de España para ella. Como justo premio á sus merecimientos. E 1 acto del Monarca concediendo esta lionrosa merced el mismo día en que la Jun, a de damas de la Cruz Roja, que preside la narquesa de Squilache, daba por terminaba la noble campaña de caridad y patriopismo realizada en favor de los soldados del I- Ejército de África, es una delicada atención fie S. M. inspiradora de profunda gratitud. Bien pronto llegó el acto del Soberano á Noticia de las personas que rodeaban á la marquesa en la solemnidad de Jesús de San Martín, siendo por todas ellas felicitada. y s Sin tiempo más que para recoger la noticia, debemos consignar que la honrosa distinción concedida á la marquesa de Squilai 2 he será acogida con satisfacción y aplauso ÍKO sólo por la sociedad de Madrid, en la que (goza generales simpatías la ilustre dama, %i no por las clases populares, por las gentes humildes, á ¡as que tantas veces llegaron Sos beneficios de la caridad de la generosa dama, toda amor para los desvalidos. I, a merced otorgada por el Rey es recompensa justa á los merecimientos de la organizadora de tantas nobles empresas, de la dama ilustre que siempre puso su inteligencia y su actividad, su generoso desprendimiento y los entusiasmos de su alma al servicio de toda obra de patriotismo v de toda empresa de amor y caridad. Hacemos nuestras las palabras de La Época y felicitamos á la egregia dama por la distinción que recibe, mereeidísima como pocas, y como pocas también aplaudida. ACCIDENTE AL GENERAL WEYLER POR TELEFONO p l capitán general salió esta mañana á dar un paseo á caballo. Cuando marchaba por el paseo de Colón resbaló el caballo que montaba, arrastrando al jinete en su caída. El general Weyler salió despedido, yendo á chocar contra un carro que pasaba en aquel momento. Un guardia municipal y varios transeúntes se apresuraron á socorrerle, trasladándole desvanecido á la inmediata Casa de Socorro, donde le prestaron los auxilios de la ciencia los facultativo de guardia, apreciándole una fuerte contusión en la frente y la luxación del pie derecho Después de hacerle una cura detenida se le condujo á la Capitanía general. En cuanto se tuyo noticia del accidente acudieron al palacio de la Capitanía el alcalde, el gobernador y todas las personalidades de Barcelona, deseosas de conocer el estado del ilustre general, que por fortuna carece de la gravedad que se le atribuyó en los primeros momentos. BARCELONA, 2 J, 6 T. B FCELONA, ij, I1 M. p N EL PRINCIPE ALFONSO Beneficio JL ¿g Benavente, otro estreno de Banavente y jueves de gala, dedicado á los niños... ¡Miel sobre hojuelas! El liúdo salón del teatrito del Príncipe Alfonso estaba animado, aunque no totalmente lleno, como hubiera sido de desear. Las plateas mostrábanse como canastillas de flores. Los pequeñuelos no refrenaban su impaciencia por ver iluminada la escena. Y así palmotearon contentos y á su sabor, volviendo á ver encantados las comedias Entre una y otra fue dada á conocer la novedad. Hubp aplausos repetidos para ti poeta Marquina, que leyó una deliciosa composición del portugués Guerra Junqueiro, traducida muy bien al castellano y adecuada á aquel ambiente; para Rubén Darío, cuya Marcha triunfal declamó Nílo Fabra; para Fernández. Shaw, por su entonada y vibrante poesía Los expresos y, por último, para Benavente, que dio á conocer su traducción de un breve y hermoso cuento de Paul Delair, que dejó en el público impresión honda. Pero lo que más conmovió a los espectadores, grandes y pequeños, ayer tarde, fue la obra estrenada: el cuento en acción nietecito, evocación del popularísimo de la manta del padre é inspirado- -según honradamente declara en los programas el autor Griinrn. La sencillez de la acción y los personajes, la sobriedad del ambiente, el lenguaje apropiado á la condición de cuantos en aquel hogar pobre se mueven y á la vez no desdicen de la pluma del ilustre literato que da á un proverbio corriente un relieve noble y, agudo, clavando en la memoria y en el alma con la saeta de la emoción la verdad de la moraleja, eran sobrados elementos para el éxito con un desenlace rápido y tierno. Si acaso algunos espectadores pensaban: ¡Qué triste se va poniendo Benavente! en el público, que, conmovido, aplaudía podían hallar la mejor contestación: ¡Qué humano y qué conocedor de los fines de ese teatro que, en noble empeño, ha fundado y alienta para los niños! A cada cual lo suyo. La interpretación, excelente. La ovación á Benavente alcanzó á todos los artistas. Lo merecían. -R. G. ARA. M O N E D A La Moneda corriente de Los intereses cteados- -sn otro cuento de Ganarse la vida y El príncipe que iodo lo a jiendio en hs libros. LOS ESTRENOS I í na conferencia. Mañana sábado, á las seis de la tarde, dará una conferencia en el Círculo Conservador San Jerónimo, 28, el Sr. D. Domingo Tejera, desarrollando ei tema La juventud conservadora y la clase obrera A teueo. Esta tard- e, á las seis y media, el senador y catedrático D. Antonio López Muñoz Jará su anunciada conferencia sobre Quintana poeta, periodista, funcionario público y político ACADEMIAS Y CENTROS p l capitán general estaba esta tarde bas tante aliviado de los golpes que ha sufrido en la cabeza. Mucha gente distinguida ha desfilado por la Capitanía general para interesarse por la salud del Sr. Weyler El parte facultativo que se ha lijado en el zaguán del palacio de Capitanía dice así: Por haber resbalado y caído del caballo que montaba el general Weyler, ha sufrido éste una contusión con hermatoma en la protuberancia frontal izquierda, distensión y consiguiente artritis traumática de la articulación radio- humeral y tibio- tarsiana del propio lado. El estado del paciente es relativamente satisfactorio Firman dos médicos militares y el de la Casa de Socorro que prestó los primeros auxilios. BARCELONA, 5 7 9 N. os proiesores mercantiles. La Junta general de esta Corporación se reunió el día 24 del corriente, y después 3 e aprobar estado de situación y la bien 1 BA 1 CSL 0 NA, 2 y, 1 2 Ñ. escrita Memoria, redactada por el secretario Sr. Carvajal, dando cuenta de la vida 1 as listas colocadas en la Capitanía geuedel Colegio duraste e! año, se procedió á la ral se llenan rápidamente de firmas, elección de Junta directivaJ que quedó cons- entre las que figurau conocidas. personalitituida así: dad es. p l general Weyler se queja de agudos do loi es en la pierna. Cree, sin embargo, que mañana podrá levantarse. El Sr. Suárez Inclán supone que el general tendrá que guardar cama unos ocho días. Por la Capitanía general desfilan numerosas personas interesándose por el estado del geueral Weyler. CORRIENTE es la ingratitud el injusto pago a los beneficios que recibimos. Gracias á que una confortadora máxima nos enseña que debemos hacer el bien sin fijarnos en la persona á quien se lo hacemos, cosa que á los bizcos les cuesta algún trabajo por lo de colocar la mirada oportunamente. Pero, en fin, aceptada esta moneda de curso forzoso é inevitable en la vida, ya podía- ¡mos darnos por archisatisfechos con que al final tuviéramos un premio tan goloso como la mano de una criatura tan linda como la señorita Pardo, que aaoche estuvo sencilla mente adorable.