Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
A B C. JUEVES 27 DE ENERO DE Igíol EDICIÓN i. a PAGl 6. y por la escultura de Benllittre, 600; el señor Gresse, por el de Muñoz Degraía, 200; el Sr. Obeso, por el de Lara, 30; el Sr. Moróte, por la escultura de Blay, 25. Ninguno de ellos había parado mientes ea la parte importantísima que juega el río en la higiene y salubridad de la villa. Dice Fernández de los Ríos en su notable Guía di ü a hí refiriéQdose álos proyectos que hubo p l presidente de Prensa Española y direcpara hacer navegable al Manzanares y para lor de A B C, D. Torcuato Luca de abastecer con sus aguas, tomadas en la sieTena, ha destinado la suma de 898,57 peserra, las fuentes de la villa: Don Casiano tas á la adquisición del paisaje de Vicente del Prado propuso no disminuir sino auLeón, seña 1 con el número 60 del catámentar sus aguas y regularizar su curso en logo. lo posible; el decreto sobre ensanche de Madrid de 3 de Abril de 1857, apunta la Dicha suma tiene el siguiente origen; idea de encauzar el Manzanares, aprove 787,57 pesetas proceden del sobrante de la chando las orillas para paseos. Y luego resuscripción para las esposas é hijos de los cuerda cómo á fines del siglo xvn eí vereservistas de Madrid, que nos fue devuelta cindario de Madrid iba en las noche de vepor la marquesa de Squilache, según dijirano á tomar el fresco en las márgenes del mos en nuestro número del 27 de Diciemrío, llegando á contarse mil carruajes bre próximo pasado; 100 pesetas, del donativo del vicecónsul de Sspaña en San SalLa cuestión vital del saneamiento de las vador, D. Rafael González Villalobos, según ciudades no recibía entonces la atención y se dijo también en el mismo númeio de el estudio que ahora reclama. íf adié parecía nuestro periódico, y 10 pesetas, del donatipercatarse de que el Manzanares es el vervo hecho por D. Daniel Pozos, de Méjico, tedero de las aguas fecales de la villa y de publicado en el número del 20 del actual. que en su corriente infecta se lava é imEl citado cuadro será nuevamente entrepregna de gérmenes patógenos la ropa sugado á la Junta organizadora de la Exposicia de una gran parte de los madrileños ción para que pueda ser de nuevo pujado Afo tunadanienteh. au cambiado les tiemen beneficio de los inválidos. Paseo por Madrid, ó Guía del forastero en ta pos y han venido hombres qae se preocucorte, se dice: Varios han sido los proyectos pan en ¡a solución de estos problemas. Al D asgo plausible. de canales para regar y fertilizar las tierras Sr. González Besada, en primer término, se La señora condesa de Casa- Valencia, circunvecinas de Madrid. En tiempo de don deberá la regularización y saneamiento dé con una esplendidez digna de la mayor pon- Juan II se proyectó traer las aguas del río las aguas del Manzanares, obra de vital imderación, ha ofrecido 5.000 pesetas para esta Jarama al Manzanares, y heeha la nivela- portancia para la capital de la Monarquía, Exposición. ción resultó que podían venir desde Puente que está á punto de acometerse, ya que el Seguramente tan hermoso alarde de filan- de Viberos al pie de la torre de la parroquia concurso para llevarla á cabo f ¡xé el testatropía será elogiadísimo como merece. de San Pedro. En el año de 1662 se renovó mento que legó al país al salir del ministela idea de traer las aguas del Jarama para rio de Fomento, y al Sr. Gasset, el decidido introducirlas al pie de Madrid en el Manza- paladín de la polítiea hidráulica, le cabe la nares y hacerlo navegable. Durante el rei- suerte de darle comienzo inmediato. LA CANALIZACIÓN nado de Don Carlos III se volvió á suscitar En efecto, en la próxima primavera hala idea, y á este DBL MANZANARES misión de nombrando hallaronefecto una co- bránelde empezar las obras que transformaingenieros que las aguas rán río Manzanares, reuniendo su deshir ecía D. Antonio Cánovas con su nativa del Jarama, tomadas desde el confluente de lacliada corriente en un caudal constante gracia malagueña, hablando del Gua- éste con el río Lozoya, podrían venir á la que, enlasinmediaciones de Madrid, cor dalmedina, que es un río que hay que regar puerta de Santa Bárbara, que es el punto por un cauce orillado de anchos pas más alto de Madrid; pero que se necesitaba Aquellas márgenes, afeadas hoy por bancas m invierno para que no levante polvo. ¿Qué no se ha dicho del menguado Man- para verificar este proyecto hacer inmensos y tendederos y chozas inmundas que cons zanares, y á cuantas cuchufletas y epigra- gastos á causa de la desigualdad del terre- tituyen barrios hediondos y malsanos, donmas no ha dado pie su escaso, torpe y des- no y de las montañas que habría que tala- de es mayor la mortandad, según acusa la drar. estadística, que en los demás barrios mamadejado caudal? En diversas épocas se han hecho varios drileños, se convertirán en sombreados páIngenios propios y extraños le han hecho blanco de su satírica agudeza. De él dijo estudios y trazado proyectos más ó menos seos y con el tiempo en hermosas barría realizables para hacer navegable el Manza- das de hoteles rodeados de jardines. uevedo que nares desde Madrid á Toledo, y aun hasta Por lo que tiene de embellecimiento, y -más agua trae en un jarro Lisboa. Muchos escritores han creído ver sobre todo de saneamiento de esta villa, la cualquier cuartillo de vino reflejado en esos proyectos un vivísimo de- obra que se proyecta es mucho más impor- de la taberna, que lleva seo del pueblo de Madrid, y algunos se han tante para Madrid que la Gran Vía. Pero con todo su argamandijo quédese para enumeración Y Lope de Vega, en un festivo soneto, echado á discurrir sobre las inmensas ven- y examen de otro artículo la finalidad cíe tajas que traería á esta villa la navegación los detalles y ínofándose de lo grande que le viene al río por el río Manzanares. gran proyecto. lapuente segoviana, p- de á los regidores de la Dice Ricardo Sepúlveda en sus AntiguaA CUYAS villa: llas: No pretendo que vuelvan las mañanas tráiganle sus mere- des otro río de Abril y Mayo del Manzanares, porque la que le sirva de huésped de aposento gente ya no madruga y tiene florestas en ir Tirso y Calderón, y poetas y escritores otra parte; pero, en cambio, si el río tuviese de todas las épocas, y chisperos y manólas agua en invierno y en verano, la vega sería La condesa de Tattenback ha hecho ciry chulas han derrochado tanta sal en sus un vergel, el horizonte un emporio de jar- cular sus invitaciones para la recepción qtaa chistes sobre el Manzanares, que éste ha de- dines, Madrid podría llegar á ser puerto y se celebrará en la Embajada de Alemania el bido llevar aguas saladas por mucho tiempo. los poetas no maltratarían á ese pobre arro- sábado próximo, á las diez de la noche- -J Hasta los extranjeros han metido su cuar- yo, como ¡o hizo Tirso de Molina cusjíido to á espadas, pues se cuenta de un diplomá- pidió alimentos para su cauce... Hace algún Mistress Grant Duff, la distingiíida esposa tico alemán que prefería el Manzanares á tiempo se publicó una Memoria proponien- del consejero de la Embajada de la Gran otros ríos, por ser el único en Europa que es do la limpia de unq trayectoria parcial del Bretaña, pasa por la pena de haber perdido navegable... en coche y á caballo. Y cuando río para salubridad y embellecimiento de á un hermano suyo que resiáía en Ingla Alejandro Dumas vino á España á despo- Madrid y navegación á vapor. Ahora sólo fal- térra. tricar, también quiso hacer un bon mot, bus- ta que el Ayuntamiento otorgue la concecando, á fuer de parisiense, la imprescindi- sión y que podamos darnos un paseíto á El entierro de la respetable señora doña ble pose, cuando pidió un vaso de agua, y bordo de un steamer y burlarnos de los que LuisajVargas- Machuca, fallecida el martes, después de beber la mitad lo devolvió al desde que Madrid es corte han estado bur- se verificará hoy, á las once de la mañana. enmarero, diciéndole que llevase el resto al lándose de nosotros. Si esto llegara á realiManzanares, que estaba muerto de sed. Hoy, á las cinco de la tarde, Se celebrara zarse; si por bajo ds- lss arcos del puente de Cierto es que el modesto río desmiéntela los Franceses atravesara en rápida carrera la anunciada función religiosa en la artísti- i afirmación del que observó que la Provi- un vaporcito como los que surcan el Sena, ca capilla del Asilo de Jesús de San Martín. El Nuncio de Su Santidad, monseñori, dencia, con sabia previsión, ha colocado los mientras por encima del puente cruzara á 1 grandes ríos al lado de las grandes ciuda- toda velocidad un tren expreso, ¿qué dirían Vico, dará la bendición otorgada por Su des; pero sin duda el Manzanares pensará nuestros clásicos poetas del siglo de oro. Santidad el Papa Pío X á la marquesa de allá en sus adentros que era su corriente Hasta ahora, monarcas y validos, inge- Squilache, con motivo de la feliz terminaasaz caudalosa para una población tan re- nieros y poetas y escritores han soñado úni- ción que la Junta de Damas de la Crnz ducida como lo era la Mantua Carpetana, y caniente- en hacer navegable el Manzanares. Roja, presidida por dicha ilustre dania, íia que no es culpa suya si el Mageñl de los moros, desbordándose de sus murallas de fuego ha ido creciendo hasta convertirse en el Madrid que llega á rebasar el antiguo arroyo Valnegral, ó Abroñigral, como ahora se le llama. Tal vez por esta razón, porque tanto se han apartado de él, hace muchos años, casi un siglo, que los madrileños tienen abandonado su Manzanares. Ya el río no presencia fiestas, verbenas, ni romerías, ni es testigo de galantes escenas y expansiones cortesanas como durante los reinados de los Felipes y los Carlos. Ya no hay justas en la Tela; ya no bajan las damas encopetadas á chapinear el día i. de Mayo por el Sotillo de Saatiago el Verde, ni acuden emperejiladas á la pradera del Corregidor, ni á la romería de San Isidro, ni á la verbena de San Antonio de la Florida, á recibir los galanteos de almibarados galanes. No es extraño, pues. que en aquellas épocas, más familiarizados los madrileños con el Manzanares, cuyas márgenes frecuentaban, se intentase embellecerlo y utilizarlo haciéndolo navegable. En una obrita publicada en 1815, titulada DE SOCIEDAD IIIWíHlll JriBB íiillíiirTTOTJT