Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
A B C. MIÉRCOLES 26 D E E N E R O D E 1910. EDICIÓN i. 4 PAG. 11. Vendrán además los madrileños Juan Cecilio, José Morales, Andrés del Campo (Dominguín II) é Hipólito Lumel (Infante) los cordobeses Enrique Rodríguez y Juan de Dios, y los castellanos Pacomio Peribáñez y Matapozuelos. Además torearán como debutantes Celita, Rubio de Valencia, Gordet y Cortijauo. Esto es lo que se sabe; de Malla no se habla una palabra, y no parece sino eme se lo ha tragado la tierra. Tampoco se trasluce nada del ganado que se ha de lidiar, y por hoy las noticias que damos son las que hay relativas á la próxima temporada de novillos. ERRIBLE TEMPORAL ESPAÑA BILBAO, l 5 I I M. SI piloto del remolcador tiene en el Guú púzcoa á dos hermanos marineros y á una Sorprendido por el temporal, vino buscan- hermana casada con el mayordomo. 13 La otra mujer que se halla á bordo es la do refugio el vapor Guipúzcoa, que antes de llegar al puerto perdió el timón, que- del contramaestre. Este segundo matrimodando á merced de las olas, hasta encallar- nio tiene dos niñas, que se hallan en el barse en las rocas entre el puerto y la playa de co con sus padres. Antes de mediodía, á merced de la baja Ereaga, de Algorta, á quinientos metros de marea, hácense nuevas tentativas de salvala costa. Se ha intentado llegar con botes salvavi- mento. r o m o todos los inviernos, en éste han cir- das, siendo imposible conseguirlo por el esSe disparan cohetes lanzacabos; no lle culado varios infundios relativos á to- tado del mar y por ser peligroso el sitio en gan, y además el viento desvia su direcros y toreros, y uno de los que más han que ha encallado el buque. ción. Treinta ó cuarenta mozuelos brindan agarrado en Sevilla ha sido el que afirma Se supone que el vapor tiene en el fondo se á tripular una trainera para llevar un que el aplaudido espada José García (Aigagrandes averías, pues al subir la marea no cabo. Las autoridades no lo consienten. beño) había decidido retirarse. Todo el mundo clama contra la imprevisión ha quedado á flote, como era de esperar. Con este motivo publica Et Correo de AnEl Guipúzcoa tiene 3.200 toneladas y lle- que ahora se evidencia: Bilbao, puerto de dalucía una crónica, firmada por taco Rome- va 20 hombres de tripulación, al mando del primera, no tiene material para socorrer un ro, en la que se detalla una entrevista con naufragio encima de la costa. capitán D. Carlos Eguía. el célebre matador, y de ella entresacamos Numeroso público sigue estacionado en A mediodía el temporal arrfecia. Llueve los trozos que desmienten el rumor y lo que copiosamente, graniza á ratos, y el viento el puerto á pesar del temporal. se refiere á la plaza de Madrid. El mar está como no se recuerda haberle brama. Intentan los náufragos enviar á tierra barriles vacíos, tablas, latas con cuervisto de imponente. Le manifesté el sentimiento que me haSe teme que hayan ocurrido desgracias. das para establecer comunicación. ¡Todos bía producido la noticia, y me contestó: estos esfuerzos son baldíos! Las cuerdas se Se ha desencadenado una tormenta for- -Es cierto; se ha dicho eso, y mi familia enredan en las rocas; la furia del agua las midable, cayendo vanas exhalaciones lo desea con vehemencia... rompe. Crece la angustia. Los náufragos- -Pero... piden socorro con banderas. BILBAO, l5, 3 T -Pero yo no ine retiro. Torearé la próxiNo se les puede contestar por igual me U an salido dos remolcadores con el proma temporada y quién sabe s 1 la otra tam pósito de prestar aux io á un steamer dio, porque resulta que no hay aqui ¡ni tebién. de bandera alemana que se presenta á la légrafo de banderas ni código de señales! ¿Se siente usted ágil? Toda la gente que está en tierra grita y vista luchando con el oleaje y en trance de- -Como en mis mejores tiempos. Le debo zozobrar. llora. Algunas mujeres, hincadas de rodimucho al toreo; la afición que por él siento llas, con los brazos en alto, rezan. La esceña enardece mi espíritu, y una ovación, hace es indescriptible. p l Guipilzcoa sigue embarrancado. latir mi corazón con verdadero entusiasmo. Seis de sus tripulantes intentaron salvarse en un bote cuando la marea bajaba; I os náufragos que se aventuraron en el- ¿Torea usted este año en Madrid? pero las olas tumbaron el bote y los seis bote, y que lograron llegar á tierra, -No; hasta ahora no me han convenido hombres fueron al agua. siendo recogidos por cuatro marineros, son las proposiciones de Mosquera; pero voy á Todos comenzaron á nadar con esfuerzo cuatro, como antes dije. San Sebastián, á Valencia, á Santander, á desesperado. Se les recogió extenuados, sin habla. Dou Lisboa y otras plaza? A poco, tres lograban aproximarse á Ja médicos se hicieron cargo de ellos y consicosta y hacer pie en la playa, en tanto que guieron reanimarlos. parece que por fin se ha convencido la otro llegaba hasta el vapor y se halaba en Son los salvados Enrique Cortadí, ayu Empresa de Sevilla de que debe defe- un cabo; mas los dos restantes, después de dante de maquinista; Rogelio Zuzaeta, serir á los deseos de las autoridades, que son aparecer dando brazadas sobre la espuma gundo maquinista; Nicolás Bilbao, calderelos del público, y ha accedido á organizar de las olas, se hundieron. ro. Los ahogados son Camilo Sottto y Riotra corrida el 17 de Abril. Fue el momento trágico. Desde la playa cardo González. Aun no se sabe qué toros se lidiarán ni presenciábanlo varías familias, alguna de Los nombres de los heroicos salvadores qué toreros tomarán parte en ella. ellas de los propios náufragos. Y se produson Manolo Hormasa, piloto; Manuel Lasa, jeron escenas desgarradoras. carpintero, y Domingo Aguilaga, carpinPor ahora no hay medio de acercarse al tero. Hay otro cuvo nombre no pude aveGuipúzcoa. Sus tripulantes no intentan nue- riguar. vo desembarco. Deben de estar pasando Logré hablar con Cortadi; los otros náupeligro, los se encuentran po I EY HIPOTECARIA El director general amargas horas, pues, aparte del desde hace fragos noche pasada fueairadísimos. Díjome que la horrorosa y que el de los Registios, se- desdichados carecen de agua dos días. barco estaba anegando, esperándose á cada, ñor Gómez de la Serna, ha tenido la bondad momento que se rompan las planchas de remitirnos un ejemplar de la edición ofi Nosotros- -continuó- -nos refugiamos en BILBAO, 2 5 8 V. cial de la nueva ley Hipotecaria, que se haR n la playa permanecen todo el día ceate- la proa, transidos de frío, empapados ea lla de venta en la Habilitación de la misma nares de personas en aguda expecta- agua, sin fuerzas ya, pues llevábamos muDilección. chas horas luchando y no habíamos comición, muchas de ellas acongojadas y lloroI A CASA DEL RfcY Se ha puesto á la sas, aguantando el temnoral. Es un cuadro do ni bebido- desde el día anterior por la mañana. que emociona. MURO EN KONDA v e n t a fn l a s pñnci Los hombres teníamos que hacer esfuer 1 Un grupo de marineros, que han estado- -pales librerías una zos heroicos para animar á las mujeres y en vela toda la noche, dícenme que no ce primorosa edición de lujo, compuesta de las niñas. cien ejemplares, del interesante y notable saron de escucharse los gritos de los náu Esta mañana, en vista de que no se nos fragos pidiendo socorro. Informe presentado á la Real Academia de Hay á bordo- -me dicen- -20 hombres, prestaba auxilio, cinco compañeros y yo dela Historia por el académico D. Juan Pérez cidimos jugarnos la vida intentando traes dos mujeres y dos niñas. de Guzmán acerca de la célebre Casa del En el momento de levantarse la galerna, á tierra, en un bate, un chicote. Rey Moro de Ronda, á la que ha dadowre Volcó el bote; me cogió debajo; nade un tripulante, que deseaba telegrafiar á su ciente actualidad la odisea del famoso moacomo pude; me moría de frío, y eí agua me 1 familia, logró desembarcar. Sieur Perin. Está bien atendido en la caseta de la So- golpeaba. No sé cómo pude llegar cerca dé El folleto del Sr. Pérez de Guzmán conla playa, donde unos brazos me recogieron ciedad de Salvamento. tiene interesantes descripciones y buen acóEn aquellos momentos salió con ánimo de y me transportaron hasta la areüa pio de datos históricos, muchos de ellos oritraer al Gtdptízcoa un remolcador; pero ya ginales y todos de valor. A las tres de la tarde el KjQw jjftea sigue La lujosa ¡edición va ilustrada con primo- no pudo avanzar, y retrocedió después de encallado. El temporal tío eede. No instantes de inminente peligro. rosos fotograbados de vistas de Ronda y de Un buque que venía d e arribada forzosa hay más esperanza sino la a qqe 5 varíe el del célebre palacio moro. Se vende 1 ejemplar al precio áe tres pe- llegó á tiempo de presenciar cómo el Gm- viento, yéndose al Nfí CQ o o e caí- BIBLIOGRAFÍA fJ CI fÚZLOa