Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
A B C. SÁBADO 22 DE ENERO DE 1910. EDICIÓN J PAG. 9. tario general del Círculo, y hoy ministro de la Corona, las causas morales y materiales i que á tal petición obligan. El ministro, repetimos, prometió atender tan justos y ra zonados ruegos, y la comisión salió del desipacho del general I, uque fundadamente esperanzada, 13l Consejo Supremo de uerra y Marina i ha aprobado, por unanimidad, la concesión de la Cruz de San Fernando de secunda clase, íaureada, al heroico coronel de Caballería D. José Cavalcanti 1 e Alburquer ue y Padierna. I a opinión, que ya ic había concedido sin jregateos tan merecida recompensa, aplaudirá el fallo del Supremo, y con ella aplaudiremos nosotros tan justa decisión, felicitando al bravo jefe, honra y orgullo de su Arma y del Ejército. cuando en cuando el Emperador. Cierto día del año 1908 convidó al Monarca, y le sirEl representante de la ley pidió para Cas- vió unos platos tan bien condimentados y telví seis meses y Un día de prisión correc- tan de su gusto como los que solía saborear cional por cada uno de los delitos cometi- en casa de Mme. La duquesa había tomado á su servicio la cocinera de ésta dos, y dos meses y un día para Ramos, Muy inteligente, muy instruida, la du- UN PASANTE quesa de Hohenberg es hoy día, hasta cierto punto, la colaboradora del Soberano. Un partido político se ha agrupado alrededor Ft TRONO DE AUSTRIA de esa mujer activa y buena. De manera que los azares de la existenLA DUQUESA cia han determinado al anciano Emperador DE HOHENBERG á desmentir los principios que expuso á su hijo Rodolfo cuando le dijo: POR TEI EGRAFO ¡Todo, antes que una alianza des PARÍS, 2 1, 12 M. I os periódicos publican largas informa- igual! Su hijo ha muerto á consecuencia de ese ciones sobre la presencia de la duquesa de Hohenberg en un baile que se ha principio, y luego el padre ha permitido que celebrado últimamente en la Corte de Vie- su nieta la princesa de Baviera se casara na. Se trata de un acontecimiento de carác- con un teniente de la reserva y que la viuter político, y hasta podría decirse que el da de su hijo contrajera matrimonio con ua hecho tiene el aspecto de un acontecimien- aristócrata de nuevo cuño. Ha autorizado además á un archiduque to histórico. Hasta ahora la duquesa de Hohenberg para que cambiara su título por un apellido no era más- que la esposa morganática del burgués. Ha hecho cuanto de él ha depenarchiduque Francisco Fernando de Austria, dido para que el amor venza á la tradición. Y ahora piensa colocar en el Trono de Ma- heredero de la Corona impenal. Los derechos de una esposa morganática ría. Teresa A una condesa cuyos antepasa- son, ante la religión y ante la ley civil, los dos eran unos burgueses de Praga. mismos de qua- goza la mujer legítima. Pero en lo referente á la sucesión al Trono; sus derechos se haHan sometidos á la Constitu- INFORMACIÓN ción. El imperio de los Hapsburgos tiene vaPOLÍTICA rias Constituciones. La ley austríaca dice lo siguiente: LAS CORTES La unión de un Emperador ó de un he- Centre la gente política fue ayer tema de redero del Trono con una mujer que no sea existe de sangre real no da á ésta derecho al títu- entrecomentarios la discrepancia que de mila larga duración del Consejo lo de emperatriz ó de princesa heredera. Los hijos de un matrimonio morganáti- nistros celebrado el jueves y la escasez de asuntos que aparecen consignados en la co no pueden pretender al Trono imperial. nota oficiosa de esta reunión. De manera que la duquesa de Hohenberg Esta era atiibuida no está en condiciones de ostentar la coro- creencia discrepancia Consejo se habíaá la de que en el trana de Austria. La Constitución húngara es más demo- tado de cuestiones políticas, acerca de las reserva crática. La esposa del Rey de Hungría es cuales acordó el Gobierno guardar desarrola marcha del Reina de Hungría, sea cual fuera su estir- hasta que sucesos hagan tiempo y elsaliendo llo de los que vayan pe; sus hijos tienen los mismos derechos, á la superficie. que los príncipes de sangre real. Uno de los asuntos tratados en ese Con Cuando muera Fraucisco José, su sobrino f aé el de la disolución de Cortes, con toFrancisco Fernando será Emperador de sejo las derivaciones que esta determinación das Austria y Rey de Hungría. Su esposa conti- puede tener. Si hemos de creer á los amigos nuará siendo duquesa de Hohenberg en Gobierno, éste acordó, aunque Viena, pero podrá ceñirse lacorena de Hun- defen principio, ia conveniencia desolamengría. Su hijo mayor, Carlos- M x milano, te decreto á mediados del próximo publicar mes de que úene ocho años, no será ñaua eu Aus- el Febrero, á reserva de que el Sr. Moret siga tria, y tendrá en Budapest la categoría de practicando las gestiones que ha empezado heredero del Trono. La duquesa de Honenberg está á punto a hacer cerca de los prohombres del partido liberal para conocer la opinión de éstos de vencer estas dificultades. Ha sabido, con en lo que se reñere á la disolución. Estas su gran encanto, conquistar al Eüaperador, gestiones pueden dar lugar, según versioy ha logrado, con su gran piedad, atraerse nes, á algún acontecimiento político antes á las archiduquesas más exigentes. Al pueblo lo ha atraído también con su inagotable de la indicada fecha de mediados de Febondad, y es hoy día muy popular en todo brero. EL PRESIDENTE el imperio. Y es posible que se modifique en su obsequio la Constitución, pL l Sr, Moret recibió ayer en su domicilio La esposa del archiduque no se ha llama- la visita del Sr. -Paraíso, con quien condo siempre duquesa de Hohenberg. Fue ferenció acerca de la. situación política en la provincia de Zaragoza) condesa Chotek de Chotkowa tiasta 190 c Después el jefe del Gobierno fue 3 la PreSe casó rnorganáticaoiente con el heredero del trono en Reichstaat, el 1. de Julio sidencia, donde recibió al gobernador y al de 1900. Poco después, le concedieron el tí- presidente de la Diputación de I ngo y á tulo de Princesa de Hojienberg; en 1905, el varias comisiones 5 e provincias de Durchlaucht, y el ¿de Ootuíjre d ¿1909, 1 A yer ha escaseado la información política, el de duquesa. Desde ayer forma parte ofi No hay nada, fuera de la fiesta de cialmente de la familia Real, pero ocupa en mañana- -nos ha dicho el Sr. Moret cuando ella uno de los últimos puestos. La duquesa es una hermosa mujer, ro- penetramos, en su despacho los periodistas busta, alta, con unos ojos azules sumamen- que le visitamos á diario. Me han visitado el alcalde y el secretate dulces. Es sencilla, modesta y elegante, Se ocupa mucho de la educación de su hija rio del Ayuntamiento de Valencia, que se encuentran ya en Madrid y que prenenciay de sus dos hijos El Emperador no ia lepibía hasta ahora rán el desfile desde el ministerio de la Gobernación. oficialmente, pero la veía en privado. La He puesto los balcones de la Presidenduquesa de Hohenberg se piopuso competí! con Kathanna la arenga deFran- cia á la disposición de los senadores y dicisco José, en cuya casa solía comer de putados, y ios del primer piso del r i m e de Mayo último un periódico titulado La Voz del Cantero. NA PENA DE MUERTE fedro- Buza ra y Ángel Ü. mz, mozos de equipajes de la estación férrea de Logroño, estaban enemistados con Toribio Iiadiño, ordenanza del Distrito Foresta? á causa de las bromas de mal gusto ue aquéllos se habían permitido con el Último. El día de autos, 31 de Octubre de 1908, y á pesar de la tirantez de sus relaciones, los mozos se acercaron á Toribio y le molestaron larga rato con frases y conceptos que el ordenanza toleró, aunque prometiéndose á sí mismo que aquella sería la última vez jue) o aguantaba. En efecto, al separarse de sus enemigos fue Á buscar á su hijo Manuel, á su sobrino Prudencio Espiga y a Victoriano Garrido, novio éste de su hija Strfia, y les rogó que le ayudasen, porque estaba decidido á quiiar. de en medto á los mencionados mozos de equipajes. Puestos de acuerdólos cuatro, pocas notas más tarde escondiéronse en un jardín del paseo central de la estación, y al salir de ésta Pedro Buzarra y Ángel Ruiz arraláronse sobre ellos á uaa señal de Toribio ios tres sujetos que éste buscara para llevar á cabo su criminal propósito, acribillándolos 5. tiras y puñaladas. Pedro murió casi e el acto á consecuen cia de las tremendas heridas que recibió, pero Ángel pado salvarse, sanando de sus lesiones cincuenta y nueve días más tarde, Procesados los autores de este doble asesinato, Toribio fue condenado á muerte por uno de los delitos- -el consumado, -y á catorce años, ocho meses y un día de cadena por el frustrado, A Manuel adiño y Victoriano Garrido Impúsoseles la pena de cadena perpetua, y á Prudencio, doce años y un día, y seis y uno, respectivamente, puesto que en ambos heEhos tuvieron- intervención. Contra esta sentencia interpúsose recurso de casación, y ayer se celebró la vista co rresposidíente en la Sala segunda del Tribunal Supremo, sosteniendo el letrado señor Beaavides que procede la casación del Jallo, porque del veredicto del Jurado no se deduce ia existencia de los elementos integrantes para la inducción legal, ni puede tampoco derivarse la existencia de un acto externo suficiente á fijar la cooperación que tuvo en los hechos Tónbio Ladino. El fiscal se opuso al recurso. f? SCR 1 TORESCONDENADOS W jurado, en ia Sección primera ue la Audiencia, declaró ayer culpables de los delitos de sedición y amenazas, de que el fiscal los- acusaba, á José Castelví y Fernando Ramos, autor el primero de dos artículos, y el Segija 3o- de as p itxa. que oubiicó el día 1 -r e u n i d o u TRIBUNALES