Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
Á B C. JUEVES 20 DE ENERO DE 1910. EDICIÓN 1 PAG, 5. resco procuro llegar hasta el fin, para cobrar jornal entero. Toáoslos días me empe 5o en seguir la fila, resisto, resisto... ¿Y consigue usted llegar hasta el final puchos días? -Cada vez r euos, señor. Estoy muy Viejo. -Seiá bien interesante su vida, amigo knío; le habrán ocurrido muchas peripecias ¡én esos treinta años... ¡Ay, señor! Si yo le contase mi vida... JOSÉ MARÍA SALA. VÜRRIA. trttad del Jornal. Pero si el tiempo está algo Sania Fa. Diciembre, 17 1909, I a política, con esto del entusiasmo que nos domina con motivo del regreso de las tropas, tranquila, ¡encantada de haber nacido! Sucesos salientes: vuelco de un automóvil en la carretera de El Pardo, dos heridos; conocimiento de un robo en el tren, entre Almansa y Albacete, á una señora que venía á Madrid; detención de un ladrón acreditado, autor de varios recientes despojos de importancia y apodado el Moreno. ¿No le conocían ustedes? Moreno, rubio, alto, bajo, que solía pasar por la Puerta del Sol... Y nada más. El tiempo, decidido á no amargarnos las alegrías del día 23. DOS CRUCES ROJAS pfn la propuesta de recompensas por mé ritos contraídos en la campaña de Me 1111 a firmada ayer por S. M. el Rey figuran dos queridos amigos nuestros y compañsros de redacción: Francisco Sánchez- Ocaña y Ramón Alba, cronistas de A B C en la guerra, literario el uno y artístico el otro. Ambos han merecido esa distinción; bien lo saben nuestros lectores, que saborearon las interesantes crónicas de Sánchez- Ocaña, inspiradas y hasta escritas muchas de ellas en el propio campo de batalla, pudiera decirse que bajo el fuego del enemigo, y que siguieron paso á paso los azares de la guerra, viéndolos reproducidos en las fotografías que hacía Alba en los sitios de combate, desde la primera línea en muchas ocasiones, ¡y la máquina fotográfica es de lo que no deja mentir! Al felicitar á ambos queridos compañeros nos felicitamos á nosotros mismos, porque sus satisfacciones son nuestras y porque la merced que reciben es también testimonio de que supieron corresponder al favor que á todos nos hace el público con la preferencia que dedica á nuestros periódicos. f Ayer recibió el Rey en audiencia á los señores siguientes: duque de San Pedro de Galatino, conde de Valmaseda, marqués de Pasan de 23000 las cartas que hemos re- Vallecerrato, vizconde del Pontón, general ibido de lectores de A B C remitiéndonos Tovar é hijo, capitán Sr. Marina, coronel de ales para poder tomar parte en el sorteo Artillería Sr. Garrido. e la casa que ofrecemos. Capitán de Cazadores Sr. Nuestros cálculos más optimistas han sido domo de semana Sr. Aguirre, Padín, mayorsuperados por la realidad, pues nunca pu- nel de Estado Mayor D. Julioteniente coroArdanaz, lirnos figurarnos que entre nuestros lecto- neral Balseiro y capellán Sr. Montoya, geres diarios figurasen más de veintitrés mü olimos. Sabíamos, sí, que A B C es uno de El Sr. Dato, presidiendo los penódicos preferidos por las clases más diputados y senadores que la comisión de ocuacomodadas de la sociedad española, pero pándose de allegar recursos ha venidovíctipara las rmuca supusimos, como dejamos dicho, que mas de las inundaciones, ha cumplimentado á dierio pensase con nosotros tan nume- á S. M. dándole cuenta de los trabajos rearoso núcleo de trabajadores. El notario del ilustre Colegio de Madrid lizados en este sentido. D. Juan Ocampo hará el recuento de todos También ha cumplimentado á SS. MM. la ¡los vales que hemos recibido, para que queconjjde así justificada la cantidad de papeletas comisión de señoras, formada por lasla sedesas de Pardo Bazán y Peñalver y estregadas que deban entrar en el sorteo, ñora de Pidal, encargada de la erección de jque se celebrará en nuestra casa el día 30 una estatua al cabo Noval. ¡del actual, á las doce del día. Podrán presenciar el acto del sorteo todos El banquete de gala que con motivo del ios tenedores de billetes que lo deseen, pre- santo del Rey había de celebrarse en Palasentando á la entrada del local la papeleta cio el domingo se ha adelantado un día, cede qui son poseedores. lebrándose, por tanto, el sábado. AS DE VEINTITRÉS MIL CARTAS RECIBIDAS DE PALACIO EPiLOGO Y PRECEDENTE MADRID AL DÍA Qigue la romeiía bulliciosa é interminable a los Carabancheles y á L, eganés. Allí reside por ahora la alegría. Pasado mañana se trasladará á Madrid. El ansia por espectáculos sinceramente emocionantes lleva al púbhco á aquellas localidades. A Leganés van los locos. En esta ocasión, hasta los cuerdos que van son locos. De alegría por lómenos. El Rey visitó ayer á las tropas allí acampadas. La fiesta fue, pues, doblemente solemne y grande: tunción regia sin papeleta, fett etiqueta y con hermoso sol. Por Madrid, la noticia de que el Ayuntamiento desiste del baile goyesco para Carnaval, con seguro disgusto de las majas y fuscos de Goya que se proponían concurrir. Bn cambio se echará el resto en el entierro ¡de la said na- ¡lo mismo da! -y hasta puede que si se t u minan los capotes que se confeccionan para la primavera amenice la banda municipal. -Se verificó la toma de posesión del nuevo presidente del Tribunal Supremo con discursos, lunch y, para cumplimiento del decreto ordenando la exactitud en la hora de la celebración de los actos déla justicia, las istas señaladas para la una se celebraron las dos. Terminado el acto, el presidente se marchó á su casa y el ex presidente se quedó en la suj a, que sigue allí. ¡TMeau! H El Tribunal inferior juzgó á un individuo que quiso saber la hora qu- era en el reloj que llevaba en el bols llo un magistrado, jceloso defensor de la propiedad individual, r y á un prójimo qi e, segúa manifestó, se de claró autor del robo de unas gallinas por que le dio siete duros el que las robó. Por cantar la gallina tarde no mereció piedad. f I fn breve epílogo á los comentarios sobre la detención y prisión del Sr. Pignatelli. Han pasado varios días desde que el hecho se realizó. Durante estos días han quedado definidos claramente las posiciones y el criterio de cuantos han comentado la decisión. D e todos los espectadores y comentaristas, unos se han puesto enfrente de la detención del Sr. Pignatelli y han votado contra el Gobierno; han sido éstos los menos. Otros han aprobado el hecho y han justificado y aplaudido al Gobierno; han tomado esta actitud todos los liberales y toda la- Prensa liberal. Conviene, pues, dejar sentada, Dien senAyer juró en Palacio el cargo da gentilhombre de S. M. el teniente de la Guardia tada, esta actitud de aprobación y aplauso civil D. José Osuna, redactor de nuestro de la Prensa liberal. Y ahora, mirando hacia el porvenir, hagamos uca breve recapicolega La Conespondencia Militar tulación de los hechos. Un diputado de la nación, el Sr. Pignatelli, tomó parte en una manifestación. A consecuencia de ello se INCIDENTE DE CORTE dictó contra él una orden de detención. El diputado Sr. Pignatelli es militar. Pero ¿no UN PRINCIPE alcanza la inmunidad parlamentaria á los CASTIGADO diputados militares? Los militares diputados on, antes que militares, diputados. Si POR TELÉGRAFO la inmunidad parlan estaría no alcanza á BELGRADO, 19, 5 T. los militares, ¿para qué serviría la inmuniFVurante el baile de corte celebrado según dad? ¿Qué objeto tendría la tal prerrogativa costumbre servia para solemnizar la parlamentaria? Un diputado militar, si la entrada del año ocurrió un grave ineidente inmunidad se anulara en él, no podría en entre el principe Jorge y el gobernador de muchísimas ocasiones desarrollar el ejercí Belgrado. ció de su cargo de diputado. Supongamos, A consecuencia de lo ocurrido, el gober- por ejemplo, que en el Parlamento se entaf nador, Alimptisch, ha pres fio la dimi- bla un debate sobre actos del ministro de la 4 sión. Guerra; supongamos que existe un diputaEl Consejo de ministros deliberó ayer so- do cuya intervención en el debate puede bre el asunto, acordando en definitiva, no ser peligrosa para dicho ministro. Pues sólo no admitir la dimisión del gobernador, el ministro puede mandar fuera de Masino darle además una satisfacción, obli- drid con una comisión á dicho áiputado, y gando al Príncipe á salir del territorio na- si el representante de la nación desobedece, cional, sin que pueda regresar del extranje- puede mandarlo detener por desobediencia. ro hasta cierta fecha. De este modo el ministro anula radicalmenPosteriormente se ha sabido que esta re- te la acción de dicho diputado solución ha sido reformada á última hora Pero no es necesario que se trate de hepor convenio entre el Gobierno y el Monar- chos que se realizan ó van á realizarse en ca, conforme al cual el príncipe Jorge, en el Parlamento. Estando las Cortes cerradas, lugar de marchar al extranjero, será desti- un diputado militar puede emprender una nado á un regimiento y sufrirá una impor- campaña en la Prensa contra actos ó dispotante rebaja en la pensión que percibe. siciones del ministro de la Guerra. En este Los dos periódicos ministeriales Samon caso, el ministro procede lo mismo que en Prava y Odjek insertan severos artículos de el caso anterior, y el diputado se ve obligacritica respecto al ineidente de Palacio, de- do á callar y á someterse á la voluntad del clarando que el Gobierno no cumplirá sus ministro. ¿Para qué habrá servido la inmudeberes, manteniendo con energía la auto- nidad parlamentaria. Para nada; para no. la ridad de los poderes públicos. servirá si no se considera que en el diputa-