Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
JA B C. DOMINGO J 5 DE ENERO Dfi 1910: EDICIÓN 1. PAO. 5. j o, oven neatfi repitió que ¡as leyes de su aís no le permitían tal cosa; pero esta vez la cabeza, le hiÍas autoridades, meneando imposible intercieron comprender que era inarse más, y ao sin pena, á pesar de haber (logrado lo que quería, dio el primer paso ihacia su amada patria, donde fue aclamado ¡Como un soberano por las autoridades y el pueblo de Stockholm. Esta conferencia, al revés de todas las de ste estilo, fue interesantísima, y su poquiso de acento extranjero daba todavía una ota más brillante y poética á su peroración. Hoy el célebre explorador ha sido recibi. 0 en audiencia privada por S. M. el empeado Francisco José, y mañana saldrá para udapest, donde dará su última conferen a Luego regresará á Stockholm y se cupará en seguida de terminar un libro ¡sobre sus viajes, que será traducido á veinte lenguas extranjeras. ¿Qué diría Cristóbal Colón si supiera cómo e trata hoy día á sus imitadores? DANUBIO a, Enero 910. quistó el maestro Vives, siempre inspirado. Ahora ustedes dirán si vamos ó no camino de la creación de la ópera nacional. El público de anoche no nos dijo nada en definitiva... Su Majestad la Reina no ha salido ayer de sus habitaciones por encontraise ligeramente constipada. Su Majestad el Rey ha regalado un retrato suyo, con una afectuosa dedicatoria, al poeta Sr. Marquina. ayer ha llegado á Madrid el duque de Orleáns, alojándose en el palacio de sus augustos hermanos los infantes D. Carlos y doña Luisa. El Rey salió ayer tarde á pie, con el príncipe Mauricio de Battenberg, dirigiéndose por la rampa de Caballerizas para tomar en éstas el automóvil en que paseó por la Casa de Campo. Su Majestad la Reina doña Victoria ha recibido ayer mañana en audiencia una comisión de la Pontificia y Real Congregación de la Purísima, compuesta de las condesas de Altamira y de Albox, de la señora de arcía Prieto y de los académicos de Jurisprudencia señores marqués de Aguilafuente, barón de Hortera y Manzanos. Hoy, por la noche, sa. ura. el principe i lauricio para Inglaterra, á fin de continuar sus estudios. MADRID AL DÍA vía TTví tranquilo. Los militares pasearon. El tiempo se prestaba á ello. Los que no somos militares les envidiamos. Pasear en nos días tan espléndidos es placer de los dioses vedado á muchos mortales, entre los ¡puales nos contamos. Por la Casa de la Villa no hubo ayer más que una sesión de la Junta municipal de asociados, la cual Junta, en menos que se persigna un cura loco, aprobó los asuntos íjue cogió por delante. El buen alcalde está resfriado, ¡hatchis! y la Junta de Fiestas no siuvo ni una mala nota oficiosa acerca del próximo despamoanante Carnaval. ¡Qué ¡dolor! En los Tribunales se vieron unas cuantas laterías de poca monta. Comidilla del día, el crimen cometido durante la madrugada en la calle de Alcalá, con un anciano por matador y una mujer joven como victima. ¡Cómo anda de disparatada la venerable senectud! Por supuesto, í a gente compadece al irreflexivo delincuente, porque, por bien que salga del proceso, el impulsivo octogenario tendrá projbableinente prisión para toda su vida. 1 La política, de paseo tamben. Los ministros se reunieron en Consejo y acudieron á Ja reunión más alegres que unas castañuelas. Les faltó poco para exclamar plagiando la frase de Tan y loros: -No es nada; cuatro militares encerrados. ¡Puede el baile continuar! -Por lo demás, del Consejo salió una nota pficíosa larga, muy larga, casi tan larga como la estancia de los enviados marroquíes en Madrid; pero que dice poco, muy poco, casi tan poco como los supradichos eternos huéspedes. ¡Ni que la hubiese redactado Sánchez de Toca! Sucesos notables, el hallazgo de una víciinia del frío y del hambre en una cueva iniserable del barrio de las Cambroneras, inmundo lugar donde se albergaban siete personas (de esas viviendas hay más en Madrid, aunque sea triste decirlo y se sienta el ¡efecto del rescoldo en las mejillas cuando hablamos de Grandes Vías, de bulevares, Se parques, etc. una desgracia horrible en iin edificio en construcción en la plaza de Santa Ana; expectación ante la acusatión que pesa sobre un matrimonio á quien se atribuye el martirio de una niña hija suya. Hay que esperar á que hable el bisturí sobre la mesa de disección. En el Príncipe Alfonso, estreno de La mtt ¡ermuda, arreglo de un cuento de An atole Frauce. El mudo fue el público. Por la noche, estreno de Colomba, ópera española, en el Reai. Machos aplausos con- Ceñor director de A B C. Mi distinguido amigo: Supongo, que para nadie es un secreto que unos cuantos periódicos cifran su poder y hasta la cotización de sus acciones en la destrucción á toda costa de mi modesta persona políticamente, socialmente y, por lo que se ve, físicamente también, y por suponerlo sigo viendo con tranquilidad cuanto para lograrlo se hace, dócilmente secundados por los elementos oficiales que amparados por ellos me manifiestan de varias maneras sus afee tuosos sentimientos. Pero aun creyendo yo que todo ese rencor es para mí honroso y que no necesito rectificar lo que todo el mundo comprende que en él se inspira, deseo que esta nueva mogiganga de la conspiración político- militar no quede sin respuesta, Confieso que me inclino siempreácomentar con buen ánimo y hasta regocijo las maniobras de estos hombres que de veras creen en el poder irresistible de la ficción y de la mentira; pero no es éste momento oportuno para ello. Ya llegará, jr analizaremos, la comedia y haremos la crítica de los actores; por ahora me limitaré á decir, para los que me suponen conspirando ayer en el Círculo Conservador con el Sr. Piguatelli, que no estuve en todo et día en ese Círculo ni he visto á dicho señor. UNA CARTA DEL SR. LA CIERVA LA SEÑORA DEMORET U oy se cumple un año ae la muerte de la 8 señora doña María Beruete de Moret, esposa que fue del presidente del Conseio de ministros, D. Segismundo Moret. La muerte, oesrridaen Biarritz, dejó triste recuerdo éntrela mucha gente que conoció á aquella bondadosísima dama, cuyas virtudes eran admiración de cuantos la trataron. En toaas partes dejó simpatías y respetos Al rendir este piadoso tributo á la memoria de la finada, reiteramos al Sr. Moret el testimonio de nuestro sincero pesar. DIRIGIBLE DESCONOCÍDC ¿Bastará esta rectificación para que los grandes patriotas que se alarman en esos periódicos y los gobernantes que aborrecen instintivamente la intriga y al suponerla en los demás se conmueven duerman tranquilos y me dejen á mí en paz? Cáadido será quien lo crea. Yo estoy seguro de que no harás contra mí lo que no puedan ó lo que HO sepan, y saben mucho y quieren poderlo todo. Pero confío en que no podrán privarme del buen humor con que les observo. Perdone y mande á su afectísimo amigo, seguro servidor, q. b. s. m. de la Cierva. Madrid, 15 de Enero, 1910. APARICIOÑTDE UN GLOBO- FANTASMA POR TELÉGRAFO SAN PETERSBURGO, i í 5 T. Warios militares de alta graduación han v hecho en la Gaceta de la Bolsauna dezureemos que ei Sr. I i Cierva no ueresita ba en esta ocasión justificarse da los claración de singular interés. cargos que se le han dirigido. Dicen los militares haber visto distinta ¿Quién, que no obedezca á pequeños mó- mente un gran globo dirigible que pasó de viles de pasiones políticas, puede suponer, noche á gran altura, no muy lejos de Sa sia ofender á los militares, que los que se Petersburgo. manifestaron ante La Cotrespondértela MJitar El aeróstato iba iluminado con IUZ elécprocedían inoviáos por uua voiuntad perso- trica y marchaba á contraviento. nal culta, ni que puede haber figura alguSe han pedido informes sobre el uecho a na política, por elevada y prestig. osa que Parque Aerostático de Cronstandt, de donde sea, que disponga de los jefes y oñc aljs del responden que nadie ha observado allí el Ejército como de sumisos y humildes ser- paso del globo ni se tiene la menor noticia vidores? respecto á él, y que, en todo caso, si no se trata de una ilusión de los observadores, el dirigible no puede ser ruso. Este misterios o asunto es tema ae generales comentarios en San Petersburgo, Su Majestad el Rey despachó ayer mañana temprano con el jefe del Gobierno, señor Moret, quien permaneció en la regia estancia cerca de hará y media Después recibió el Menarca en audiencia Los periódicos de París dan cuenta de la, al ex gobernador civil de Valencia Sr. Pérez boáa de D. Fernando Mesía y Fitz James Moso, á quien acompañaba el ex ministro Stuart, conde de Mora, hijo del duque de marqués elel Vadillo. Tamames, y la señorita Solange deLesseps. La ceremonia se celebró en la más estnc También han cumplimentada á S M. los duques áe feanaáa áe Ega, Lécera y T Ser- ta intimidad, con motivo del luto de la con claes; el Príncipe Pío de Sabaya, los mar- trayente, en la iglesia de San Pedro de queses de Aguilafuente y Teverga, el con- Chaillot. de de Esteban Collantes y los Sres. Urzáiz, Los testigos del novio fueron el duque di. doctor Cortejarena, D. Antonio López Ro- Alba, su primo, y el marqués de Campollai berts v D. Antonio Zayas. no, su hermano; por la novia, M, D b DE PALACIO DE SOCIEDAD