Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC. S Á B A D O i5 D E E N E R O D E i 9 i o EDICIÓN i. PAG. 5. rao y oloroso- de estas noches divinas... Ahogfa me vuelvo tranquilo, puesto que he podi do satisfacer uno de mis deseos más grandes é inveterados, JOSÉ MARÍA SALAVCRRJA fcn Alciones, Diciembre, 12 90 c) TION DEL p s soberanamente ridículo pretender que el contemplar á un s cuantos jefes y oficia, la cuestión militar planteada en los ac- les, gala y orgullo üel Ejército, súbitamentuales momentos tiene carácter político y te arrancados del dulce amor familiar y de obedece á inspiraciones ó complots de de- su habitual servicio para sufrir en uu castiterminados partidos. Los militares se indig- llo la nostalgia y las penalidades inherentes ¡j a clausura del Circulo Militar y la deten- nan con semejante patraña, las personas de á la privación de libertad! ¿Y és os son ahora los partidarios, pro ción del capitán de Caballería y dipu- espíritu sereno se ríen de los pequeños tado á Cortes Sr. Pignateih fueron las dos Maquiavelos que así quieren aprovechar pugnadores y apologistas de la disciplino? tootaí, como quien dice, hablando militar- las circunstancias e favor de sus intereses ¡Buenos abogados han salido á esta rigj. d; i y pura deidad! Mente, los dos puntos de atención de lajot- p LOS RELEVADOS ijiada. Tornas de posesión de altos cargos No; la opinión sabe á qué atenerse. Los imilitufes y de mandos, desfiles, doble dere- militares no se han mordido los labios para p l Diario oficial del Ministerio de la Guerra cha, eré! de frente, ¡mar! fueron su com- decir lo que reclaman y lo que es origen de publicó ayer las siguientes disposicioplemento. Siguieron los comentarios 3 las su actitud. nes, que afectan á los jefes relevados del lamentaciones sinceras por el arresto y en Nosotros lo sabemos de manera indu- mando: vio á diversos castillos de algunos manifes- dable y- por conducto fidedigno. Es lo si Vengo en disponer cese en el cargo de tantes, como por la detención anterior de guiente: capitán general de la primera región el teotros rnilitareb por Í U escritos. El senti Son más de dos mil trescientos jefes y niente general D. César de Villar y Villate. jíniento ha de ser igual para todos. Al fin y oficiales de las Armas de Infantería y Ca Dado en Palacio á trece de Enero de mil á la postre, unos y otros han hecho lo mis- ballería que izo quieren ser políticos. Así como novecientos diez. -Alfonso. -El ministro de jtno: exteriorizar lo que piensan. suena: QU NO QUIEREN SER POLÍTICOS. la Guerra, Agustín Luque. Y sin más novedad que se sepa, ó que de ae cumplirán con su deber defendiendo 4 Excelentísimo señor: El Rey (Q D. G. ha jen saber, transcurrió el dia militar. Dios so- en todo momento y sin vacilaciones la inte- tenido á bien disponer que los coroneles de (mbre todo. gridad nacional, las instituciones y el orden Caballería D. Roberto Whíte y Gómez, del El día municipal cumplió con una sesión social. regimiento Lanceros de la Reina, y don jen ja que se- habló del Carnaval- -as el nue Que se sacrificarán cien veces si es nece- Francisco de Ampudía y López, del de Lanfvo juguete con que se entretienen los ediles, sario por la patria y por los más elevados ceros del Príncipe, pasen á situación de ex hay que dejarles, ¡estañen la edad! -De intereses, pidiendo únicamente hombres y cedentes en esta región y ila carne, que además de ser uno de los ene- elementos materiales para no verse preci De Real orden lo digoá V. E. para su comigos del alma, es la amenaza de Madrid; sados á improvisar soldados frente al ene- nocimiento y demás Sectos. Dios guarde ¡jflel Matadero, donde, según un conceja! ¡no- migo á V. E. muchos añus. Madrid, trece de Ene ¡ticia fresca! se cometen muchos abusos, y Que aDorrecen los pactos de los Gobier- ro de mil novecientos diez. -Ltique. -Señor ¡fie otras cosas, entre ellas del abandono en nos con los sectarios que ofenden al Ejérci- capitán general de la primera región. que está el Retiro. ¡Miren los nuevos ediles to en sus Tribunales y propagan el antimiORDEN DE LA PLAZA. con lo que se desayunan! Diríase que están litarismo. ¡desde ayer en Madrid y que han llegado en Que rechazan toda orientación guberna- c n l a orden del día de la plaza de ayer se I el tren corto de Guadalajara. mental que con el favoritismo introduzca dispone que todos los militares en activo vistan de uniforme. El día judicial ofreció tres juicios, en los odiosos dualismos en el Ejército. También se ordenó que las fuerzas de CaCuales compareció un individuo que sustra Y, finalmente, que reputan cornoun aten Jjo una caja de langostinos, pagó 27 pesetas tado á su única propiedad las respectivas balleria de Lanceros de la Reina y del Prín ide derechos de consumes y vendió los lan- escalas, la recompensa del empleo, sistema cipe que guarnecen Madrid verificaran pa gostinos, ¡negocio redondo! por 23 pesetas, que se opone á su vehemente deseo de as- seos de instrucción, habiendo llegado hasta ¡y rio se le condena por tonto! otro que es- cender por rigurosa antigüedad, como en el Campamento de Carabanchel. tafó siete pesetas á un sacamuelas de pla- las demás Armas. UNA ORDEN DEL DÍA Za pública, ¡y no se le absolvió por listo! y, No pue 4 e darse mayor claridad y precip l nuevo coronel del regimiento ae Lan finalmente, otro sujeto que pegó á un pró sión. Eso, y nada más que eso, defienden y ceros de la Reina dirigió ayer esta or imo que en una reyerta sostenida por el piden los nüitares. Afirmar otra cosa y acusado con un tercer ciutjadano se metió á atribuirles miras políticas ó suponerles ins- den del día al Cuerpo de que es jeíe: Al hacerme cargo del mando de este re amigable componedor de tamisa de once trumentos de intereses mezquinos de polígimiento, que S. M. el Rey se ha dignado ívaras. tica, es injusto y es imprudente. conferirme, envío oficiales, El día crirmuai, con una denuncia grave Injusto, porque se adultera la exactitud clases é individuos á todos, jefes, más afecde tropa, mi contra unos padtres á quienes se acusa de de los hechos. tuoso saludo. knartirizar, hasta darla muerte, á una hija Imprudente, porque se arroja leni al Y pagado este tributo á la cortesía, que ¡de siete años; la captura por la Guardia ci- fuego. tan bien se aviene con los deberes milita, vil de las Peñuelas de el Gordo, un indiviPara mantener el principio üe autoridad res, conste á todos, para que á todos sirva duo que robó 68 rieles del tranvía, casi una tampoco es cauto ni conveniente tergiver- de norina, que guiará mi conducta el cumJínea completa. De todos modos, ¡vaya una sar la historia de los acontecimientos plimiento de esos deberes, cumpliéndolos y suerte la de la benemérita, coger el Gordo! cumplir con la alteza de El día político, consagrado á Marte. No ceñios oportuno reproducir estas lineas haciéndolos militar que previenen las miras y severidad OideBe sacó ánima de un ariícuio que publica La Corres- nanzas. i Y el día teatral, unalmente, La magia de la pondencia MU íar: Si el gobierno de los hombres pide reglas vida, música postuma del insigne y malo t erose hdb. a también de la disciplina. de justicia, esta grado Chapí, y libro de lanares Rtvas, y ¡Ah, sí, la santa disciplina! Nadie la defen- estricta y tanto justicia ha de ser tanto más más severa cuanto más se plausos del respetable público derá jamás con tanta constancia y tanta veros y más estrictos sean los deberes que Y, señores, no va más energía como nosotros, y no coa fervor aco- haya necesidad de cumplir. Por eso nuestras modaticio y con ojos divergentes de ca- leyes lo prevén todo, y todo lo regulan, maleón, como hacen algunos á quienes su para qae todo revista el carácter digno de especial situación tiene colocados entre la la profesión, el carácter ordenado del homespada y la pared, sino lealrnente, franca- bre entero y fuerte. Ello nos obliga ineludiOS DIABLOS AZULES N o v e l a de Blanca de los mente, sin que nada nos quede por dentro. blemente á ser ante tado y sobre todo hom 3 RÍ 0 F, editada estos días por una publica- Mas ahora, ¿quiénes son los apóstoles y los bres de ley. O vivimos, pues, dentro de la ción periódica, es una obra primorosa, que paladines de la disciplina, de una discipli- ey, honrándola y honrándonos, ó fuera de obtendrá gran éxito entre los miles de lec- na que no se ha quebrantado y que ojalá la ley, escarneciéndola y escarneciéndonos, tores qne acuden siempre á toda producción nunca sea quebrantada? Pues son ios que porque nuestra ley refleja y, á la vez proyecjüe tan notable escritora. La novela, escrita jamás han sentido hacia ella sino tolal in- ta el concepto mismo que de ella tienen y en brillante y sugestivo estilo, muy moral diferencia, y quienes en todo momento han en ella ponen los llamados á ser sus obserpor su fondo y por su forma, tiene un prin- procurado minarla con sus propagandas y vadores. cipio de limaba filosofía; de la narración predicaciones. Y ahora la defienden: unos, Y entre ias exigencias que ios deberes brota como uu apotegma la verdad de que cot doctorales pedanterías; otros, cou exci- militares llevan en si es la primera de toaun los glandes caracieres vacilan y luchan taciones á severos castigos. ¿Y cómo no? das la disciplina, sin la cual resu) la un imantes de lograr entregarse, como sacerdotes ¡Piacer de dioses es el ver á unos cuantos posible, moral y material, la Institución mi, hrn- coroneles, laureados y prestigiosos, releva- litar. con dos de un mando que ejercían cou- dignidad Sea, pues, nuestro annelo, como indiviv acierto insuperables, y manjar txquisilo duos de este regimiento, formar parte di ¿üas MADRID AL DÍA tL: