Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
DE TODO EL MUNDO, POR CORREO, CABLE. TELEGRAFO Y TELÉFONO DE TODO L MUNDO, POR CORREO, CABLE TELÉGRAFO Y TELEFONO EN EL CUARTEL DEL CONDE- DUQUE DE NUESTRO ENVIADO ESPECIAL PRESENTACIÓN AL REGIMIENTO DE CABALLERÍA. DEL PRINCIPE DE SU NUEVO CORONEL, SR. HERRERO (X) EN PRESENCIA DEL CAPITÁN GENERAL Y GOBERNADOR M 1 LÍTAR Fot. Goñi llina, porque, en el mismo París, son conta- chinchilla... Un abrigo corto ó un Figaro de dísimas las criaturas que pueden proporcio- chinchilla. no cuestan masque 2. J 00 frannarse el lujo de abrigar sus perfecciones con cos, y. ¿qué marido se resiste si su mujer el suave pellejo de estos rarísimos animales. tiene el capricho de cualquiera de ambas AS PIELES Aprieta el invierno... El Xa capa de la Lantelmé, lá adorable actriz prendas? ¡Hay que pensar que pudo encamejor testimonio de la he- de Varietés, ha costado 100.000 francos; pero pricharse de una capa de zibellina! lada estación es la irregularidad de los co- es única, y París entero se ha ocupado de la Sin embargo, las pieles más solicitadas. rreos españoles... En cuanto los fríos empie: capa en cuestión. Después de todo, nadie este invierno son la nutria- -y sus derivazan, ya se sabe que la mayor parte de los más que la I, antelme podía permitirse éste dos- -y el astracán. ¿Quién no tiene una nu; días los correos de España no enlazan con lujo, porque la Lantelme, que es una mujer tria? Una capa ó un abrigo valen de 1.500 á los de Francia. y nos quedamos sin corres- muy chiquitita, con unos ojos muy grandes, 3.000 francos, y las imitaciones se cotizan á pondencia. quiere que nos enteremos de que su multi- 400, 600 y 900 francos. Y en cuanto al asEn París este año todo el mundo debía millonario no la niega ningún capricho. Ya tracán; no hablemos; por 350 francos oá estar deseando que se presentaran los fríos, poseía las perlas más gordas, los automóvi- vestís de astracán de pies á cabeza. porque apenas descendió la temperatura les más grandes y el hotel más suntuoso... Pero las cocoltes desprecian estas pieles... las gentes se echaron á la calle cargadas de Ahora quiere tener la piel más cara, y satis- mientras las modistillas se arr opán con pepieles como borregos. Y una de dos: ó aquí fecho este natural deseo, en la actualidad sé llejos de gato salvaje, de perro y de conejo, todos tienen mucho dinero, ó las pieles son propone comprar un teatro para bautizarle las cocottes sueñan con la capa de zibellina de muy baratas. con su nombre... París cuenta con un teatro la Lantelme... Y ha habido un industrial de I as mujeres, sobretodo, abusan este in- Antoine, un teatro Saíah- Bernhardt y un L, eipzig- ¡alemán tenía que ser! -que ha vierno de lá piel, y entre la toca, la estola teatro Rejane... Hace falta dotarle del teatro descubierto un bicho en el Canadá cuya y el descomúual manguito resulta absoluta- L, antelme... piel es muy parecida á la zibellina, sólo que mente imposible verlas la cara. No, no senPero volvamos á las pieles... Este año la mucho más barata, l fouine del Canadá tirán el frío, porque ¡vaya si tienen que su- capa celebérrima de la Lantelme ha puesto cuesta tres ó cuatro mil francos, cantidad dar para arrastrar el peso que se echan en- en moda la zibellina, y no hay dama que se que está al alcance áe todos los portamonecima! respete un poco, ni grulla que quiera presu- das que se pasean por el Paláis de G- lace... Este derroche de pieles excitó mi curio- mir, que no sueñe con un abrigo hasta los Pero es un bichejo muy pequeñito, y, natusidad y me propuse averiguar los precios pies... Por económicas que sean, una capa ó ralmente, se necesitan dos pellejos para comcorrientes á que suelen venderse las pieles un abrigo cuestan 50.000 francos... ¡Una poner una estola, un bicho para cada lado corrientes... Claro que no creeréis que las miseria! de la espalda... ¿os manguitos se estilan pieles más en uso son la chinchilla ó la zibeLas personas más modestas cultivan la grandes, muy grandes... Es preciso, por lo A B C EN PARÍS L