Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
A B C VIERNES 14 D E ENERO D E 1910. EDICIÓN 1. PAG. que el cadáver era consecuencia de des de su epílogo. Bta el dentista Sr. Va- éllos ao tuvieron la sagaciiad necesaria nsra un asesinato para llevax á efecto aquél. En lenzuela, quien enterado de la un tanto dis- dictaminar sin distingos, haciéndolo, CJIUO dicho día estaban ausentes el ministro y su cutida identificación, y herido quizá por un nota Amoedo, más bien por sugestión que primer secretario; de los negocios estaba presentimiento, se ofreeió al juez de ins- por convicción. Pero de todos moüos, á encargado el canciller, W. Becker, asistido trucción para determinar de una manera quien no se acudió (pues la presentación por el portero habitual de la- legación; de positiva sobre la autenticidad del supuesto del dentista Valenzuela fue espontánea) fue os dos, ninguno estaba presente para ayu- cadáver de Beckert. Fue autorizado conve- á una rama de la Medicina, que en muchos áar al esclarecimiento del misterio. ¿Era nientemente por el juez para observar loa casos es necesaria y en otros indispensable aquél el cadáver del canciller? ¿T 3 ra el del maxilares superior é inferior y aun para para l a importantísima misión social del portero? llevárselos de la casa mortuoria á su gabi- médico legista. En algunas contadas oca El ministro, von Bodnian, temió que su nete. Su salida fue precedida de un hábil siones sí se acude á ella, pero á. veces tai: cancillei, por un hecho anterior, hubiera sido interrogatorio á la supuesta viuda de Bcc- fuera de lugar, que los procesos se hacen víctima de una represalia, é incendiada la ker, quien le declaró que el canciller había interminables, dispendiosos y sos génesis legación. Pero ea este caso, ¿en dónde es- sufrido divers as operaciones en la boca, de enfermedades morales y físicas que antes que detalló. Entonces era preciso, de con- que terminen dan al traste, coa! a vida de taba el portero? Médicos legistas practicaron la autopsia eluyente necesidad, buscar quién había seres inocentes. de aquel cadáver y no pudieron determinar prestado sus atenciones profesionales á En este paso concreto se salva lo prinei- las causas de la muerte ni la identificación. Beckert. Pronto se encontró; indagóse con pal, una vida de oprobio para una familia; Una segunda autopsia fue más fructífera; el la ansiedad natural en los libros del profe- pero no la triste incongruencia de un funeasesinato había precedido al incendio, ha- sor el inemoiandum gráfico clínico del ope- ral que dio ocasión al ministro para insepbiendo recibido la víctima un golpe en la rado; efectivamente, en diversas fechas bir el más sarcástico epitafio. constaban la clase de operaciones y en qué cabeza y una puñalada en el corazón. Porque el tal Beckert no era, no, un CO Tin dedo del cadáver conservaba una piezas dentarias habían sido hechas. Desen- razón lleno de bondades vuelto el macabro paquete que llevaba el alianza, que en su interior llevaba grabadas Luis SUBIRANA las iniciales N. I, estas iniciales eran las Sr. Valenzuela, se observó que en las piezas del nombre y apellido de la esposa del can- salvadas de la calcinación no había siquiera ciller; era, pues, éste un dato de valor; pero trazas de haberlas tocado un instrumento ONGRESO DE CIENhay más: al lado del cadáver, restos de una dentario, estaban idemnes de las lesiones á camisa llevaban las iniciales W. B. tam- ellas comunes y de los tratamientos indicaCIAS ADMINISTRAbién estaba un lente, -y Willy Beckert usa- dos. Entonces aquellos restos no perteneba rnonoclo. Todo esto era muy convincen- cían á la persona de Beckert; el cadáver en- TIVAS te, pero no bastaba para una concienzuda cerrado en el sarcófago no era, no podía ser Por Real orden déla Presidencia del Conidentificación. ¡Ah! se dijeron, un dato el del canciller. Pero á Beckert hemos dicho sejo de ministros de 8 del actual, dirigida le faltaba un incisivo central, y era muy al Sr. D. Bernabé Dávila, presidente del Comás positivo: el canciller era mellado de un diente, cuya característica todo el mundo raro y casual que este detalle coincidiera mité Español de Propaganda del primer conocía por no haberla ocultado con un con la calaverat Congreso Internacional de Ciencias Admidiente artificial. El examen del cráneo conEl criminal, con una astuta premedita- nistrativas, que se celebrará ea Bruselas ea testó afirmativamente, el incisivo faltaba. No ción que seguramente hará época en la his- Julio del presente año, se ha dispuesto que había, pues, lugar á duda: el canciller había toria de los crímenes, si bien había pensado se otorgue carácter oficial al referido Comisido asesinado en el lugar de sus funciones; en poner una alianza en un dedo, el mono- té y se comunique esta decisióa al ministro la ausencia del portero se consignaba como clo en el suelo, y hasta había arrancado un de Estado para que éste á sia vez lo haga á fuga, después de cometido el delito. diente á la víctima, igual al que á él le fal- nuestro ministro plenipotenciario en BruseFue la nota sensacional de la semana en taba, para que esa particularísima caracte- las y al de S. M. el Rey de los belgas en Mala Prensa y en los Círculos. A los pocos rística desorientase á la justicia, no contó drid, También se ordena que se ponga á días se celebraron los funerales con la pom- que cuando ésta acude á las correspondien- disposición del Comité ua local adecuado pa que requería la calidad de la víctima y tes fuentes para que la ilustren es muy di- en el ministerio de la Gobernación y los aupor las circunstancias q ue habían rodeado fícil engañarla. Efectivamente; el dentista xiliares precisos para sus itagertantes traexperto puede determinar muy aproxima- bajos. su desaparición del mundo de los vivos. Véase cómo lo relata el ilustre doctor damente de qué tiempo data una extracOsear Amoedo en su comunicación leída ea ción, y aquélla era reciente; no había la rela sección de Medicina 1 egal del 15.0 Con- constitución álveohuesosa, que nunca falta greso de Medicina celebrado en Septiembre á las efectuadas varios meses ó años antes. LOS MOROS PIRATAS pasado en Budapest: No había tiempo que perder; era necesaPOR TELÉGRAFO CKJTft, ¡3, 3 T. Después de un servicio en la Deutsche rio restituir aquellos restos á la familia, J- Evangelische Kirche, el cortejo fúnebre se como estaba convenido, para no interrum- 1 8 ace cerca de tres meses, dos jóvenes de veinte y diez y ocho años, llamados puso en marcha hacia el cementerio. El co- pir el postrer homenaje acordado y próxiche fúnebre estaba, tirado por cuatro caba- mo á celebrarse. Por otra parte, había que Bienvenido y Bernardino Prieto, hijos de ua llos ornados de penachos de plumas; seguía redactar el informe para dar carácter legal industrial de esta plaza Cándido Prieto, establecido en la calle deLCamoeas, núm. 3) toda la colonia alemana, dos representantes á aquella revelación. del presidente de la República, el alto coSe celebraron en seguida los funerales decidieron ir á Tánsrer para asuntos mer mercio de la ciudad, todo el Cuerpo diplo- como queda indicado y con las palabras cantiles relacionados con la importación de pieles y huevos. mático y consular, y, en una palabra, todo transcriptas del ministro. Fueron, en efecto, á Tánger; pero- tuvie lo que había de más distinguido en SantiaAl día siguiente los periódicos de la capiron la necesidad de trasladarse luego á Lago. En el cementerio, numerosas y ricas co- tal chilena daban esta noticia: ronas cubrían la tumba donde fueron depo Elcadáver encontrado en la Legación de Ale- rache, y como no hallasen otro medio de hacerlo prontamente, ya que SOE contados y sitados los restos del canciller, y el minis- maniaino es el de Bechert. -D tro barón Bodman pronunció un discurso Días después era arrestado en la frontera eu días fijos los viajes de vapor que ea Lamuy sentido y del que damos aquí extracto: argentina W. Beckert, confesándose autor rache hace escala, resolviéronse á efectuar La patria se acordará con tierna gratitud del robo de las sumas que contenía la caja el viaje en una barca, juntamente can otros del que murió en el ejercicio de sus funcio- de caudales, del asesinato del portero y del tres comerciantes y un moro, Este moro, apodado el Francés, se hamaba nes, víctima del traidor puñal de un asesino incendio de las oficinas de la Legación. cobarde. Fue condenado á muerte, y ahora se aca- Sadi Guari, y como auxiliar llevaba otro tripulante, José Jiménez Ríos (a) Petana, El difunto era un nombre dotado de no- ba de confirmar la sentancia. bles cualidades y de un corazón lleno de ¿Es necesario hacer comentarios de orden marino de Ceuta. Al siguiente día de nafter z- arpado ía barbondades. Era un hombre que no podía ver sentimental sobre la horrenda situación en sufrir una criatura humana, y todos los que que quedaban la mujer é hijos del desgra- ca de Tánger presentóse á las autoridades le conocían le queríaa y le apreciaban. ciado portero, de la tremenda bofetada á la de dicho puerto el moro, deciéndoles que En este momento solemne debo decla- sociedad con la sangrienta máscara con que había regresado y que en la embarcador rar, señores, que este amigo idealista y en- estuvo á punto de estar cubierta la VER- halló monedas de plata españolas, sin duda tusiasta no era capaz de cometer una acción DAD? No, ni siquiera serían pertinentes; perdidas por los comerciantes, Pasaron los días, y de los hermanos Fríe indigna, y lo declaro una vez más con la cada cual los hará á la altura de su facultad to no se tuvo noticia alguna. Practicáronse más firme convicción, puesto que tuve oca- razonadora. sión de conocer y de profundizar la bondad Pero no deben dejarse pasar por altó los indagaciones y fueron baldías. Entonces se de su alma... que se desprenden del servicio prestado por suscitó la sospecha de que los jóvenes hu- ¿Sí? Pues sigamos leyendo. Los funerales la odontología á esa suprema conquista del bieran sido robados y asesinados en alta mar. La sospecha se robusteció al saberse estaban fijados para las cuatro de la tarde. 1 bien á que aspira la humanidad. A la una de aquel mismo día surgió una, Las autoridades judiciales acudieron, como que horas después de zarpar la barca salió nueva figura que había de adquirir gran es de rigor, á los ¡médicos legistas y á otros un cárabo tripulado por moros, el cual prontelie- er. san el drama, que está en las lin- médicos 9l emí ass- sabsigiiienteiaente; todos to pudo alcanzar á la en b? reacio n primera Dimri lIlHIHBIIiJ ¡ui nrii 8i Tiiinm- i uumimnnm