Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC. JUEVES 3 D E ENERO DE J 9 IO. EDICIÓN i. PAG. 4. las citas en las salas privadas de la Agencia, donde se discuten los pormenores del negocio, digo del amor, mediante el pago de otra cuota de cinco duros, conocida con el nombre de cuota de tercio. Si resulta match (palabra inglesa- -cuya apenas se pronuncia- -y que significa cazar una cosa con otra semejante ó parecida) el marchante se compromete á pagar cierto corretaje, cuyo importe depende del pelo del miembro. Si no hay match, la Agencia se reserva las cuotas á cambio de ciertas prerrogativas. Por supuesto, los chascos y los micos están á la orden del día en esas Agencias; pero como la población flotante de esta ciudad es enorme, siempre hay nuevos aspirantes á miembros, que, por regla general, dejan el pelo allí. Y esta Agencia no es de lo más adelantado. Existen otras Sociedades que dejan tamañitos á tales centros del amor. Por ejemplo, el Centro ie Señoritas Solteras, de Wilmington, cuya representación especial acaba de visitar esta ciudad en busca de solteros con quienes matchear las socias de su Club. En las entrevistas celebradas con los periódicos de aquí han manifestado las señoritas representantes que los soíteros de Chicago y Philadelphia son unos feos y casi cursis, y aun cuando nada quisieron expiesar sobre los solteros neoyorquinos, el público ha leído entre líneas su opinión; porque para feos y cursis, ni Madrid nos lleva la palma, y cuidado que por esa Puerta del Sol los hay que ni de encargo. Bien que me parece oir á ciertos señori tos de por allá escandalizarse de tales prácticas; pero ¿cuánto no darían algunos solterones por que en España existieran tales Agencias y, sobre todo, Sociedades de chicas solteras y con dinero que salieran á matchearse por esos mundos de Dios? E 11 Berlín no hay Carnaval. ¿Para qué? go, sobre todo una de ellas, que sería de kiAquí es Carnaval todo el año, desde que lómetro y medio por uno. amanece el día de San Manuel hasta que Claro está que el valor de estas presas termina la noche de San Silvestre. ¡Y qué había de ser muy reducido, casi nulo, pues Carnaval! Ayer se celebró en el Dresdner no exigen más que el muro, por resultar inCasino uno de los bailes cá layienesa que necesarias la cimentación, las fundacioaquí son frecuentes. Estos bailes son sólo nes, etc. etc. v para honnres; alas señoras les está termiHay, pues, que desechar, y ésta es la connantemente prohibida la entrada, y la Poli- clusión definitiva de los ingenieros que en cía vela para que sea respetada la consigna. su primera expedición reconocieron aqueAllí no hay más que hombres, vamos al de- llos terrenos de tan tristes recuerdos para cir, ricamente vestidos de pajes, de chulas, España, la idea del pantano; pero, en camde aldeanos, de toreros, de merv Ueuses... Abio, ha encontrado la comisión en el barranla una de la madrugada la orquetti se co del Lobo magníficos manantiales de arranca con una marcha solemne, y aparece agua, cuyo caudal no se ha precisado exacla Kaiserin, un joven azul desde los ojos tamente, aunque se supone que sea consihasta las manos, cubiertas de turquesas; de derable, porque la harca, compuesta de ocho los cabellos adornados con cintas celestes, ó diez mil hombres, hacía aguada en aqueá la cola de la toilette, flor delicada; ¡todo él llos sitios, y porque á una y otra ladera está azul! En pecho y cabeza luce doscientos el terreno abancalado y formando huertas, mil marcos de pedrería... Da una vuelta á la lo que hace- creer que los propietarios de sala, sube al estrado, se sienta en un sillón estas parcelas diaponían de agua suficiente y comienza el besamanos... Más de cuatropara el riego. cientos caballeros desfilaron por delante, Es, por tanto, más que probable que con siempre á los acordes de la marcha solemne este caudal pueda hacerse el abastecimieny bajo las protectoras miradas complacien- to de Melilla, porque la tubería de conduc- tes de la Policía berlinesa... ción tendría próximamente ocho ó nueve Terminado el besamano, la Kaiseiin se kilómetros de longitud, que es como se ve retira andando majestuoso, abanicándose una distancia relativamente corta. I O primero, pues, que la comisión ha prosonriente... Dos pajes sostienen la ola del puesto al ministro es que se proceda á pracvestido... ¡Esto es un baile á la vienesa ¿De qué ha servido la campaña de Maxi- ticar trabajos en los alumbramientos exismiliano Harden contra los caballeros de la tentes para precisar con exactitud el caudal de agua de que en definitiva pueda dispo ¡Tabla Redonda? ¿Qué se ha hecho del íanerse para el abastecimiento de la población, xnoso párrafo 174 del Código alemán? y claro está que si de tales trabajos resulta, ¡Oh, ftretchen! Gretchen! la de la blanca túnica y las rubias trenzas, ¿dónde estás? ra que aquélla existía en cantidad grande Tus modernos conquistadores, los guerreros se pensaría en aplicarla á riegos, ya que el de la recia armadura y el férreo casco, ¿qué terreno reúne Excelentes condiciones para el cultivo de olivares y viñedos, y aconseja (hicieron del santo imperio del pudor. y de la plantación de pinos, carrascos y encinas ¡las buenas costumbres? en la parte alta de la montaña. José JUAN CADENAS En resumen, el abastecimiento de Meli la considérase probable, pero el riego muy difícil, porque la impresión dominante es que LAS OBRAS PUBLICAS no hay agua para tanto. Y va de cosas americanas, L, a señora Grafl cía Hartrnan, linda viudita de la sociedad de Chicago, vio en un semanario el reMANUEL TERCERO trato del senador por Idaho, Mr. W. E. BaMelilla, 8- 1- 910. rah, y sin paratse en pelillos le dirigió una A delantaba en mi anterior trabajo acerea misiva amorosa, expresándole su admira del plan de obras públicas que los inción en términos que darían envidia á la genieros, por orden del ministro, se encuenDE NUESTRO CORRESPONSAL misma Doña Inés. tran estudiando la impresión de que alguEn una entrevista celebrada con el Woild, nas de aquéllas no podrían realizarse por la ingenua viudita ha dicho que es prefedificultades cuyo vencimiento resultaría rible amar un retrato á no naber amado muy difícil y costoso, ya que no imposible, nunca con lo cual de seguro que estarán y, en efecto, la primera expedición llevada de acuerdo los solterones y solteritos que á cabo por los Sres. Paria, Cervantes y ca se gastan las pesetas en comprar y adorar pitan I a Uave ha venido á confirmar mis retratos de artistas que nunca vieron, o á fundados temores. OSAS AMERICANAS Si el lector oyese quienes jamás hablaron. Salió de Melilla la citada comisión en las hablar de cosas Pero el senador Barah, hombre casado y primeras horas de la mañana del sábado y raras, estupendas, increíbles, no pregunte de grandes recursos diplomáticos, tomó el acompañada por una sección de Caballería por su origen: son cosas de Norte- Amé- rábano por las hojas, ofreciendo la mano de- y dos batallones, de Figueras y Madrid, al rica la señora Harttnan en un diario de Idaho. mando del Sr. Fernández Blanco; dirigióse Acaba de abrase en esta ciudad una I as contestaciones han sido numerosas, y al barranco del Infierno (secundario del del Agencia matrimonial, denominada Club del entre ellas hay algunas dignas de esculpirLobo) donde se halla enclavado el fuerte Amor, que le da raya y punto á todas las se en bronces para fama de sus autores. He de su clase, que, dicho sea de paso, abunde Tyíli, que es de piedra y cemento, de aquí una muestra. dan en este país. construcción muy sólida. Estimada señora Hartinan: Yo soy un I,o de agencia de matrimonios nada tiene alma errante en las inmensidades de un Al pie mismo de este fuerte- -dijo el sede particular; pero llamar Club del Amor inundo cruel. Yo, como usted, he amado sin ñor Cervantes nos indicó el teniente ená una oficina donde se trafica con el ídem, ser amado; yo, como usted, he sentido en el cargado del destacamento que podía hacerse una presa á poco coste, pues cuando llue- como si se tratara de un fardo de cueros, es alma las vibraciones del amor por mi afiniel colino de la libertad de escritura. ye en abundancia las aguas discurren por dad (en inglés, persona predestinada á ser Y no es esto lo mejor; oigan ustedes la allí hasta siete ú ocho días más tarde; pero la amante de otra) ¡Oh, qué dolorosas, qué añadidura. Todo aspirante á miembro debe íla cabida seria tan pequeña que realmente tristes, qué sombrías, son para mí las noches acompañar su solicitud de una cuota de cin- de un amor que no aparece en el Oriente de es cosa de meditar su conveniencia. co duros, denominada qiwta prime (esto es, Continuando por el barranco del Infierno mis esperanzas! I a aparición de a estrehacia el del L, obo, donde aquél tiene su ori- de primo) un retrato de su personita, una lla que me sonreía es todo lo que anhelt y reseña de su edad, estado, color, estatura, esa estrella, ese sol, ese cielo, ere- ú, quegen, llegó la comisión á la divisoria del de dinero, etc. y una descripción de la dama Barraca, haciendo alto á una cota de 615 tneseguida. que, se desea, si rubia ó trigueña, alta ó pe- rube mío. Contéstame en Cranki. Tu at tros sobre el nivel del mar. diente admirador, John I, En el barranco del I,o bo tampoco puede queñita, joven ó jamona, viudita ó soltera Y luego dirán por allá que estos yanquis construirse el pantano cuyo emplazamiento (las casadas, que yo sepa, no pertenecen á sólo saben escribir sobre la manteca y la se buscaba, porque la cabida es tan peque- este Club) en una palabra, la mujer sotocineta. ña que no tendría importancia alguna; pero ñada. Hasta mi próxima. Con el título de miembro se recibirá una á pesar de esto sería factible la fabricación ENRY NOVO A 1 FADE lista de damas, bajo números y sin nombres, de dos presas en dos angosturas, que poNueva York, Enero, drían producir muy buen efecto para el rie- para escoger la que se quiera. I uego vienen EN MEL 1 LLA A B C EN NUEVA YORK